EL PORTAL DE LAS CIENCIAS CLIMATICAS AL SERVICIO DE LA INVESTIGACION, LA SOSTENIBILIDAD DEL PLANETA, LA VIDA Y LA TECNOLOGIA.

viernes, 31 de enero de 2020

CCBio-LAB. Cámaras climáticas de experimentación animal.


En términos de sostenibilidad, la investigación del comportamiento de los seres vivos frente a escenarios adversos para garantizar la supervivencia humana sobre el planeta, abarca, no solo al reino animal en su conjunto, sino también, por extensión, al reino vegetal. Esto se consigue con las cámaras climáticas de experimentación laboratorio CCBio-LAB.
Dentro del reino animal podemos asegurar que los insectos pueden suponer una importante expectativa de vida biológica sobre la Tierra, y una fuente de supervivencia para el hombre, especialmente en un escenario tan conflictivo como el cambio climático. No solo los insectos polinizadores garantizan la vida vegetal de nuestros agros, sino que incluso están comenzando a suponer una fuente de proteínas alimentarias para paliar el hambre en el mundo.
Ante el actual cambio climático observamos enormes desequilibrios, no solo en cuanto a deslocalización geográfica de especies, tales como la proliferación de especies invasoras foráneas, como la avispa africana, que extermina la abeja melífera, etc.
En el campo de la entomología, podemos decir que los insectos sin lugar a dudas, son los animales más diversos y abundantes de la tierra hasta el momento hay aproximadamente unas 700.000 especies descritas, y aún quedan muchas por descubrir.
En todo el mundo podemos encontrar muchos insectos beneficiosos para el hombre, el más conocido son las abejas, pero también podemos encontrar insectos dañinos para el hombre, ya que los insectos se adaptan a todos los medios, en algunas ocasiones puede aumentar tanto su número que se convierten en plagas. Hoy en día en hombre busca optimizar y aumentar su producción de cultivos, esto nos lleva a grandes extensiones de tierra con un solo tipo de cultivo (monocultivos), lo cual provoca desequilibrios del ecosistema. Además, algunos también pueden afectar a la salud humana, como es el caso de los mosquitos, chinches, piojos, etc., capaces de transmitir enfermedades.
Este desequilibrio en muchos casos es usado a favor de los insectos los cuales logran reproducirse rápidamente y a gran escala provocando daños a la agricultura, por otro lado, el hombre en su afán de controlar a los insectos crea insecticidas o plaguicidas para eliminar estas pestes, los que no son una buena solución ya que estos también eliminan a otros insectos y animales beneficiosos desequilibrando una vez más el medio y provocando un círculo vicioso.
Para estudiar su reproducción, sus ciclos de vida bajo diversas condiciones ambientales y los medios de exterminio, se emplean las cámaras climáticas de laboratorio, las cuales permiten simular diversas condiciones de: temperatura (frío/calor), humedad (clima seco/clima húmedo), fotoperiodo lumínico, contaminación atmosférica, etc.
CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras insectario con control de humedad relativa y de simulación climática para investigación. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

jueves, 30 de enero de 2020

ELab-n. Estufas de laboratorio a medida.


Las estufas de laboratorio desarrolladas a medida están concebidas, tanto para tratamientos industriales, como para realizar ensayos térmicos de altas exigencias a muy altas temperaturas en una gran variedad de sectores industriales y en investigación aplicada de materiales diversos, sistemas de automoción, espaciales, etc.
Su construcción puede ser adaptada a cualquier tamaño y forma, y bajo proyecto personalizado, tanto en lo que a compartimento de ensayo se refiere, como a estructura exterior, dotación, conectividad, etc.
Tanto los equipos de ejecución especial, como los de serie, pueden ser dotados de un amplio listado de elementos opcionales y ejecuciones originales CCI.
Aplicaciones:
Tratamientos térmicos.
Control de calidad.
Investigación de materiales bajo condiciones térmicas extremas.
Características exigibles:
Aislamiento térmico eficiente.
Programación automática de temperatura y conectividad con sistemas externos.
Puerta de acceso de accionamiento rápido.
Rangos posibles: Adaptación a normativas sin limitación.
Presentación digital de temperatura con apreciación de 0,1ºC.
Desde el año 1967, CCI desarrolla bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de ensayos térmicos, estufas, hornos y muflas para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas, Empresa Nacional Siderúrgica, INDRA, centros tecnológicos, CSIC, etc.

martes, 28 de enero de 2020

CCTox-n. Cámaras climáticas con control de gases tóxicos contaminantes.


Las cámaras climáticas de la serie CCTox-n permiten simular en el laboratorio, las condiciones ambientales contaminantes existentes en las zonas urbanas e industriales. La sigla “n” es representativa de la fabricación multiformato y multidimensional, pudiéndose diseñar en tamaños compactos y en grandes dimensiones visitables.
Aunque desde el punto de vista generalista las cámaras climáticas están destinadas a la generación de climas para propósitos de laboratorio, en diversas ocasiones es de gran interés el poder controlar simultáneamente composiciones de gases contaminantes o corrosivos, tales como concentraciones variables de CO2, responsable del fenómeno de la carbonatación.
Si tuviéramos que ponderar por orden de importancia los diversos ensayos que es posible realizar a escala de laboratorio, tanto para conocer el comportamiento de las especias animales y vegetales bajo diversas condiciones ambientales, como para evaluar el grado de resistencia de los materiales, automatismos y sistemas en condiciones adversas, determinar fechas de caducidad de productos, ensayar el cultivo de especies vegetales, etc., etc., situaríamos sin duda en primer lugar las cámaras de ensayos climáticos y de simulación ambiental.
Sin restar importancia a otra multitud de aspectos relacionados con la naturaleza de los especímenes y su interacción con las variables físicas y químicas del entorno en que se encuentren, la simulación de condiciones climáticas naturales o artificiales, a escala de laboratorio, representa la prueba más concluyente e importante en torno a la cual giran el resto de los aspectos relacionados con el control de calidad y la investigación aplicable.
En el interior de las cámaras de ensayos climáticos y de envejecimiento ambiental acelerado desarrolladas por CCI, no solo es posible simular condiciones de frío, calor, humedad, sino también regular concentraciones variables de gases diversos, tales como el CO2.
CCI viene desarrollando desde el año 1967 cámaras de ensayos climáticos y de simulación ambiental para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha suministrado este tipo de cámaras climáticas a las entidades y centros de investigación más prestigiosas existentes en la actualidad.

domingo, 19 de enero de 2020

CCLAB-n. Cámaras climáticas de laboratorio.


Las cámaras climáticas CCLAB-n de laboratorio son un instrumento imprescindible para investigación, control de calidad y toda clase de ensayos en los que las condiciones ambientales se encuentren presentes.
No existe ninguna condición climática que pueda llegar a existir en cualquier lugar del universo accesible, por adversa que esta sea, que no pueda ser reproducida a escala de laboratorio. De ahí su importancia en la investigación multidisciplinar y el control de calidad.
Dicha afirmación no significa que sea válido cualquier recinto cerrado donde se ponga a hervir agua para producir calor y temperatura, sino que se requieren bases científicas contrastadas. Para poder aseverar esta cuestión, es necesario un equipo técnico altamente cualificado y bien dirigido, vocación investigadora y una larga experiencia en el desarrollo de sistemas de ensayos y control de calidad de materiales: El personal directivo de CCI empezó a diseñar y desarrollar sistemas de ensayos climáticos en el año 1967, ¡¡HACE MAS DE MEDIO SIGLO!! y no ha cesado hasta el momento.
En el caso de CCI, se cumplen los requisitos básicos esenciales para garantizar la solvencia de una organización capaz de afrontar el desarrollo de equipos complejos de alta tecnología.
En la actualidad CCI diseña, desarrolla y produce el programa de fabricación de cámaras climáticas y de ensayos de simulación de alto nivel más extenso a nivel internacional, destacando las siguientes cámaras de ensayos singulares:
** Cámaras de ensayos de envejecimiento ambiental acelerado, mediante radiaciones solares UVA, UVB, UVC, IR combinadas con frío, calor, humedad, lluvia, choque térmico y gases contaminantes: Modelos METEOTRON, SOLATRON, XENON TESTER, CLIMATRON, XENONLAB. Controles piranométricos y espectrorradiométricos. Carruseles portamuestras giratorios y grandes superficies radiantes para paneles y sistemas fotovoltaicos. Potencias hasta 40.000 W. y filtros selectivos de radiación.
** Cámaras de ozono para ensayos de envejecimiento de cauchos y tratamientos específicos, combinadas con frío, calor, humedad, tracción, torsión y compresión dinámicas. OZOTEST. Autocalibración por espectrofotometría UV o mediante cromatografía.
** Cámaras climobáricas para ensayos espaciales de altitud por vacío, combinadas con choques térmicos de alto impacto, entre -196ºC y +700ºC.
** Cámaras de ensayos con gases controlados: Argón, nitrógeno, anhídrido carbónico, anhídrido sulfuroso, cloruro de hidrógeno, amoniaco, monóxido de carbono, etc., para ensayos de niebla ácida, carbonatación, corrosión, genética vegetal, tratamientos biocidas, degradación de materiales, estudios de la influencia de la contaminación ambiental en el comportamiento animal, fisiología del deporte, etc.
** Cámaras termocriogénicas de ensayos para ciclados en simulación aeroespacial satelitaria, temple ultracriogénico, calor/ultracongelación hasta -196ºC mediante nitrógeno líquido y estudio de sistemas, combinados con rotura dinámica y vibración.
** Cámaras de ultracriogenización extrema para temperaturas próximas al cero absoluto, mediante vacío y helio líquido, con alto blindaje, para el estudio de semiconductores y tecnología aeroespacial.
** Cámaras de choque de alto impacto térmico controlado: Súbito (salto térmico de 396ºC. en dos segundos) y de rampas controladas hasta 60ºC/min para el estudio de sistemas y fatiga de materiales.
** Cámaras de ensayos de estanqueidad y resistencia a la intemperie: Lluvia, polvo, arena, granizo, hielo, nieve, viento. ** Cámaras climáticas especiales para la reproducción de climas árticos y desérticos severos. Estas cámaras investigadas y desarrolladas por CCI permiten controlar humedades en rangos de alto secado o alta humedad, a temperaturas de congelación por debajo de 0ºC y reproducir las condiciones más extremas que se dan en determinadas circunstancias y que ninguna otra cámara, de tipo convencional, es capaz de realizar.
** Cámaras de ensayos de corrosión compleja, (ácida, climosalina, etc.).
** Cámaras de ensayos de alta presión en tecnología submarina.
** Cámaras para medidas láser, de alta precisión climática y térmica, mediante flujo laminar, horizontal y laminar vertical, con control automático de velocidad de aire y caudal.
** Fabricación de cámaras de ensayos bajo pedido, estudios y proyectos de investigación por encargo.
** Además CCI desarrolla todo tipo de cámaras climáticas y de ensayos convencionales, frío, calor, humedad, grandes cámaras climáticas modulares, visitables, walk-in, panelables, bancos de pruebas, etc., etc., de uso común y de gran simplicidad, las cuales están en el programa de fabricación de CCI desde 1979 cualquiera que sea su exigencia.
Por otra parte, y dado que el personal de servicio técnico de CCI conoce la mayoría de las marcas de cámaras de ensayos existentes en la actualidad, los clientes pueden contar con el servicio de mantenimiento y tutela de cualquier tipo, modelo, marca y nacionalidad de cámaras climáticas, aunque no sean de fabricación propia. También está a disposición de sus clientes el laboratorio de ensayos y calibración CCILAB.

sábado, 18 de enero de 2020

CCHD. Ensayos de resistencia a la helada en la edificación.


Las cámaras CCHD, de ensayos de resistencia a la helada en la edificación y obra pública son un instrumento imprescindible de control de calidad.
Definimos como ensayo de heladicidad a la prueba de resistencia termomecánica de los materiales de construcción frente a los ciclos repetitivos de hielo y deshielo a los que se ven sometidos en épocas invernales en las cuales bajan las temperaturas con intervalos de lluvia y puntos de rocío bajos; específicamente durante los ciclos nocturno/diurno.

Los materiales de construcción expuestos a la intemperie tales como tejas, ladrillos, baldosas, pavimentos cerámicos, prefabricados de hormigón, etc., cuando se impregnan de agua de lluvia y bajan las temperaturas, se produce la congelación del agua intersticial absorbida, la cual al aumentar de volumen por efecto de la dilatación producida por el cambio de estado de líquido a sólido, genera una serie de fuerzas expansivas en el interior del material que llevan como consecuencia a la fatiga interna y a la disminución de la resistencia estructural.
Para evitar este problema es necesario modificar la composición de los materiales con el fin de dotarlos de las características de calidad adecuadas para soportar la climatología invernal. El grado de resistencia mencionado lo denominamos heladicidad.
Para conocer la heladicidad, o el grado de resistencia al hielo de los materiales de construcción, es necesario simular a escala de laboratorio condiciones de inmersión en agua, hielo y deshielo, de forma cíclica repetitiva, bajo las normas de homologación preestablecidas en cada país.
Estos ensayos normalizados se llevan a cabo en las cámaras denominadas de heladicidad o de ensayos de resistencia a la helada, en las cuales se pueden programar las diferentes condiciones climáticas exigidas en cada caso. Un software de adquisición de datos permite visualizar todos los valores almacenados en la memoria y procesarlos informáticamente con el fin de establecer los protocolos documentales de ensayo, y presentar informes y certificaciones ante terceros.
CCI viene desarrollando desde el año 1967 cámaras de ensayos de hielo - deshielo, y de simulación ambiental para investigación y control de calidad de materiales de construcción. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras climáticas para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

viernes, 17 de enero de 2020

Cámaras climáticas de alquiler. Opción precio de compra.


CCI dispone siempre en stock de cámaras climáticas de laboratorio con características universales, las cuales, no solo se pueden alquilar ocasionalmente, sino también comprarlas a precio interesante; lo cual es una muy buena opción.
Y es que, cuando surge esta alternativa, representa una gran oportunidad, y especialmente en los momentos de desaceleración económica, o en casos puntuales en los que solo se necesita realizar ensayos climáticos por espacios de tiempo cortos, bien sea por una homologación de producto, o para validar un proyecto concreto; una buena solución, alternativa a la adquisición de cámaras climáticas nuevas, es escuchar las escasas ofertas de comprar equipos usados. En estos casos, CCI dispone de soluciones para sus clientes.
Como es notoriamente reconocido por todos los sectores de la investigación tecnológica de laboratorio y el control de calidad industrial a nivel internacional, en materia de cámaras climáticas de ensayos, CCI tiene la experiencia más acreditada que ninguna otra entidad europea, gozando de la más alta reputación internacional en todas las especializadas de la simulación ambiental natural y artificial acelerada.
Como novedades, y tras una experiencia tan extensa, y a la vista de momentos de recesión, CCI es consciente de los esfuerzos económicos que supone la adquisición de equipos nuevos, debido a lo cual, ha desarrollado una sección dedicada, no solo a dar servicio técnico cualificado a cualquier tipo de marcas de cámaras climáticas y equipos de laboratorio, independientemente de su antigüedad o procedencia, sino también a la recuperación, reciclaje y puesta en servicio de equipos que, o bien están en precario, o bien, desahuciados por su deficiente funcionamiento, recuperándolos con todas las garantías y adecuándolos a las normativas vigentes de seguridad en las máquinas.
Así mismo se compromete a retirar cámaras en desuso y presupuestar gratuitamente la transformación, a precio de coste, para su puesta en servicio con todas las garantías de certificación y funcionamiento normativo. También ofrece descuentos por renovación (Operación Renove), e incluso el alquiler.
Consideramos que es una importante noticia en materia de cámaras climáticas.
También CCI presenta como novedad para el año 2020 servicios complementarios de pruebas, mantenimiento preventivo, certificación, alquiler de cámaras climáticas y servicio técnico para reparación, ajustes, puesta en marcha, formación, etc., de cualquier tipo de cámara climática, independientemente de la marca y país de fabricación.
También se ha implementado un servicio de venta de cámaras climáticas de segunda mano y de oferta especial de cámaras climáticas procedentes de exposición o restauración. A partir del próximo mes de enero 2020, ya se podrá comenzar a formalizar las reservas de los equipos que poseemos en stock.
Esta noticia es muy importante para todos aquellos laboratorios, entidades de ensayos y centros tecnológicos, que venían demandando este tipo de servicios y que hasta la fecha no se habían podido prestar por no estar instrumentados los procedimientos complementarios a la fabricación de cámaras climáticas propiamente dicha.
CCI viene desarrollando desde 1967 cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de simulación ambiental capaces de reproducir de forma artificial los efectos de la erosión atmosférica. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), entre otras entidades relevantes, universidades y centros tecnológicos diversos en todos los sectores multidisciplinares de la investigación y el control de calidad.

jueves, 16 de enero de 2020

CFT/CH2-3. Cámara de fatiga térmica: Ciclado de choques bruscos frío/calor.


Definimos como fatiga térmica al sufrimiento estructural, o fatiga mecánica, provocada por los cambios térmicos bruscos repetitivos a los que se ven sometidos los materiales, los mecanismos y los sistemas en general, cuando están sometidos a condiciones ambientales cambiantes severas.
Decimos “fatiga mecánica provocada por cambios térmicos”, porque en realidad está generada por variaciones dimensionales sistemáticas de las estructuras constituyentes de los materiales, tanto inorgánicas como orgánicas, metalográficas, macromoleculares, etc., así como también de cualesquiera mecanismos, sean simples (coexistencia de materiales con coeficientes de dilatación homogéneos), o complejos (como en el caso de elementos constituidos por materiales cuyos coeficientes de dilatación son claramente diferenciados).
La magnitud de la fatiga térmica sobrevenida depende de muy diversos factores:
- Valor absoluto de la diferencia térmica comprendida entre la temperatura más baja y la más alta.
- Límite de temperatura frigorífica.
- Límite de temperatura calorífica.
- Velocidad de cambio térmico en ascenso y en descenso (gradientes térmicos de calentamiento y enfriamiento).
- Tiempo de permanencia en cada nivel térmico.
- Numero de ciclos repetitivos.
- Esfuerzos dinámicos adicionales en condiciones de uso.
- Composición y naturaleza de los especímenes:
Materiales simples o compuestos, su masa relativa, conductividad térmica, coeficientes de dilatación lineal, punto de reblandecimiento vicat, punto de fusión, punto de congelación, límite elástico, grados de dureza, resistencia al desgaste, resistencia al impacto en frió y en caliente, límite de rotura y deformación a tracción, compresión, flexión, torsión, etc., etc.
- Sistemas y mecanismos formados por materiales de respuesta térmica diferenciada.
Entre otros.
Como resumen, podríamos decir que el efecto repetitivo de la deformación de la variación dimensional de los materiales, por acción de contracciones y dilataciones sistemáticas, es la que provoca la fatiga estructural de los mismos, con la consecuencia de una disminución de la resistencia a las condiciones de uso.
Lo mismo es aplicable a mecanismos complejos, automatismos y sistemas en general, con la agravante de que en estos casos las consecuencias son de efecto multiplicativo.
Del conocimiento exhaustivo del comportamiento de los productos, dependerá la determinación de la fiabilidad de los mismos y de su vida útil.
Para llevar a cabo los ensayos de fatiga térmica a escala de laboratorio, se emplean las cámaras CFT/CH2-3 y los bancos de ensayos.
Cámaras de ensayos:
Pueden ser de un solo recinto, en el cual se programan los gradientes de enfriamiento y calentamiento, los límites mínimo y máximo frío/calor, y el número de ciclos repetitivos, y de dos recintos, en cuyo caso las muestras pasan de las altas a bajas temperaturas, y viceversa, de forma instantánea.
En la imagen se ofrece una cámara de choque térmico súbito de tres compartimentos, según MIL STD 810-D con cámara intermedia ambiental.
Bancos de ensayos:
Los bancos de ensayos están formados por las cámaras anteriormente descritas, a las cuales se les adicionan sistemas dinámicos para la realización de esfuerzos mecánicos en condiciones aceleradas de uso.
CCI viene desarrollando desde el año 1967 cámaras de ensayos climáticos y de simulación ambiental para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras climáticas para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, INTA, AIRBUS, CASA, etc.

CCO3. Cámaras climáticas de corrosión por ozono hiperoxidante.


El carácter hiperoxidante del ozono hace que, por ejemplo, en las proximidades de las estaciones eléctricas transformadoras, en las cuales las cargas electrostáticas llevan el oxígeno a su valencia tres, los aceros puedan ser afectados por fenómenos oxidativos desencadenantes de la corrosión. Y es que el ozono puede ser un estimulante corrosivo en lugar de un inhibidor, y esto puede ser un factor desencadenante en determinadas circunstancias, especialmente en presencia de humedad o ambiente marino.
La evaluación de la resistencia al ozono se determina con las cámaras climáticas de ensayos de laboratorio.
Definición:
Se define como cámara de ensayos de ozono a un sistema capaz de reproducir en su interior concentraciones precisas de ozono, en condiciones estables controladas de temperatura y humedad.
Aplicaciones:
Envejecimiento ambiental acelerado de cauchos, elastómeros y derivados.
Ensayos de corrosión de metales y sus recubrimientos.
Conservación y tratamiento de productos en condiciones atmosféricas modificadas.
Evaluación en laboratorio de la resistencia de los materiales frente a las atmósferas agresivas sensibles al gas ozono.
Realización de ensayos simultáneos, combinando esfuerzos mecánicos con concentraciones variables de ozono, temperatura y humedad.
Tratamientos y ozonoterapia.
Características técnicas:
Autocalibración mediante espectrofotometría Lamber-Beer de longitud de onda en el espectro ultravioleta.
Programación automática y precisa de cualquier concentración exigible por la normativa internacional.
Registro gráfico y almacenamiento de datos transferibles a PC con software para la evaluación de los protocolos documentales de ensayo vía informática.
Fiabilidad de programación, lectura y apreciación, mediante sistema.
Dotación de sistema de seguridad intrínseco y extrínseco mediante cromatografía de columna.
Construcción interior totalmente resistente y garantizada a las atmósferas altamente oxidantes del O3.
Versatilidad en el dimensionamiento interno: forma y tamaño.
Una vez sometidos los materiales a la acción ambiental del ozono, se realizan ensayos complementarios y de evaluación visual.
CCI viene desarrollando desde el año 1967 cabinas de ozono y cámaras combinadas de ozono y de ensayos climáticos destinadas a la simulación ambiental y la investigación de productos, materiales elastoméricos y tratamientos diversos. A este respecto es de destacar que CCI ha suministrado este tipo de cámaras de ozono a los laboratorios públicos y privados más prestigiosos de nuestro país.

miércoles, 15 de enero de 2020

CCPF/Solar-Test. Cámaras climáticas con acelerador solar.


Las cámaras climáticas CCPF/Solar-Test, dotadas de aceleradores solares, se definen por su capacidad de simular en su interior la existencia de un efecto de radiación solar de potencia variable, simultaneado con variaciones climáticas diversas, con el fin de recrear coordenadas geográficas a latitudes variables, los hemisferios y las estaciones del año.
Este tipo de pruebas se realiza con las cámaras de ensayos de laboratorio, de las cuales, las más comunes son las cámaras climáticas de ensayos ambientales y de simulación solar acelerada, las cuales permiten reproducir fielmente, a escala de laboratorio, las diversas climatologías que pueden sufrir los materiales expuestos a la intemperie.
Funciones tales como la corrosión, lluvia, hielo, nieve, granizo, polvo y arena, contaminación atmosférica, humedad, frío y calor, choques térmicos y radiaciones intensas, pueden ser aceleradas para extrapolar los valores a la vida esperada de uso y también investigar nuevos productos más eficaces y duraderos.
Las cámaras SOLATRON, XENOLAB Y METEOTRON desarrolladas por CCI están fabricadas bajo procedimientos AENOR, cumplen con todas las normativas vigentes de homologación y se acompañan de los correspondientes certificados de calibración de las variables de ensayo seleccionadas, cuestión por la cual permiten certificar los productos.
Estos equipos se pueden fabricar sin límite de tamaño, en función del tipo de componentes a ensayar, desde las pequeñas cámaras compactas, hasta las grandes cámaras de construcción modular, capaces de albergar gran número de paneles fotovoltaicos.
CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos solares acelerados y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), CENER (CIEMAT), Ministerio de Ciencia y Tecnología, Universidades, Centros tecnológicos de la red ENAC, laboratorios privados y compañías multinacionales diversas.

CCFCH2.0. Cámaras climáticas interactivas.


Las cámaras climáticas interactivas CCFCH2.0, también denominadas cámaras climáticas 2.0, se diseñan, desarrollan y fabrican bajo proyecto con el propio cliente, de forma que éste participa para conseguir soluciones personalizadas. Además, en virtud de sus sistemas avanzados de programación, el usuario puede interactuar totalmente con las variables climáticas implicadas, tanto en lo que respecta a la programación y control, como en la adquisición de datos y su manejo.
A este respecto, CCI ofrece el programa de fabricación de cámaras climáticas y de ensayos de simulación de alto nivel más extenso a nivel internacional. No existe ninguna condición climática que pueda llegar a existir en cualquier lugar del universo accesible, por adversa que esta sea, que no pueda ser reproducida a escala de laboratorio. De ahí su importancia en la investigación multidisciplinar y el control de calidad.
En su diversificación, destacan las siguientes familias de cámaras de ensayos:
** Cámaras de ensayos de envejecimiento ambiental acelerado, mediante radiaciones solares UVA, UVB, UVC, IR combinadas con frío, calor, humedad, lluvia, choque térmico y gases contaminantes: Modelos METEOTRON, SOLATRON, XENON TESTER, CLIMATRON, XENONLAB. Controles piranométricos y espectrorradiométricos. Carruseles portamuestras giratorios y grandes superficies radiantes para paneles y sistemas fotovoltaicos. Potencias hasta 40.000 W. y filtros selectivos de radiación.
** Cámaras de ozono para ensayos de envejecimiento de cauchos y tratamientos específicos, combinadas con frío, calor, humedad, tracción, torsión y compresión dinámicas. OZOTEST. Autocalibración por espectrofotometría UV o mediante cromatografía.
** Cámaras climobáricas para ensayos espaciales de altitud por vacío, combinadas con choques térmicos de alto impacto, entre -196ºC y +700ºC.
** Cámaras de ensayos con gases controlados: Argón, nitrógeno, anhídrido carbónico, anhídrido sulfuroso, cloruro de hidrógeno, amoniaco, monóxido de carbono, etc., para ensayos de niebla ácida, carbonatación, corrosión, genética vegetal, tratamientos biocidas, degradación de materiales, estudios de la influencia de la contaminación ambiental en el comportamiento animal, fisiología del deporte, etc.
** Cámaras termocriogénicas de ensayos para ciclados en simulación aeroespacial satelitaria, temple ultracriogénico, calor/ultracongelación hasta -196ºC mediante nitrógeno líquido y estudio de sistemas, combinados con rotura dinámica y vibración.
** Cámaras de ultracriogenización extrema para temperaturas próximas al cero absoluto, mediante vacío y helio líquido, con alto blindaje, para el estudio de semiconductores y tecnología aeroespacial.
** Cámaras de choque de alto impacto térmico controlado: Súbito (salto térmico de 396ºC. en dos segundos) y de rampas controladas hasta 60ºC/min para el estudio de sistemas y fatiga de materiales.
** Cámaras de ensayos de estanqueidad y resistencia a la intemperie: Lluvia, polvo, arena, granizo, hielo, nieve, viento. ** Cámaras climáticas especiales para la reproducción de climas árticos y desérticos severos. Estas cámaras investigadas y desarrolladas por CCI permiten controlar humedades en rangos de alto secado o alta humedad, a temperaturas de congelación por debajo de 0ºC y reproducir las condiciones más extremas que se dan en determinadas circunstancias y que ninguna otra cámara, de tipo convencional, es capaz de realizar.
** Cámaras de ensayos de corrosión compleja, (ácida, climosalina, etc.).
** Cámaras de ensayos de alta presión en tecnología submarina.
** Cámaras para medidas láser, de alta precisión climática y térmica, mediante flujo laminar, horizontal y laminar vertical, con control automático de velocidad de aire y caudal.
** Fabricación de cámaras de ensayos bajo pedido, estudios y proyectos de investigación por encargo.
** Además CCI desarrolla todo tipo de cámaras climáticas y de ensayos convencionales, frío, calor, humedad, grandes cámaras climáticas modulares, visitables, walk-in, panelables, bancos de pruebas, etc., etc., de uso común y de gran simplicidad, las cuales están en el programa de fabricación de CCI desde 1979 cualquiera que sea su exigencia.
Por otra parte, y dado que el personal de servicio técnico de CCI conoce la mayoría de las marcas de cámaras de ensayos existentes en la actualidad, los clientes pueden contar con el servicio de mantenimiento y tutela de cualquier tipo, modelo, marca y nacionalidad de cámaras climáticas, aunque no sean de fabricación propia. También está a disposición de sus clientes el laboratorio de ensayos y calibración CCILAB.

martes, 14 de enero de 2020

Corro-test 2.0. Cámaras de corrosión interactivas.


Las cámaras de corrosión Corro-test 2.0, se diseñan, desarrollan y fabrican, interactuando con el propio cliente, de forma que éste participa para conseguir soluciones personalizadas; a medida, sin límite de tamaño y con cualquier formato.  A su vez, los sistemas de control interactivo y de adquisición de datos, pueden ser utilizados por el usuario de forma multifuncional.
Los ensayos universales de corrosión por niebla salina, son simulaciones de laboratorio capaces de reproducir las condiciones reales atmosféricas que se producen en las áreas marítimas durante los periodos nocturnos y diurnos, de forma cíclica y repetitiva, en base a cualquier normativa internacional.
Las condiciones climatológicas típicas que se encuentran en las zonas del litoral marítimo son las siguientes:
- Alta humedad y condensación nocturna con descenso de temperatura.
- Elevación de temperatura y descenso de la humedad a partir de la salida del sol.
- Deposición de niebla salina procedente de la dispersión por el oleaje y el viento.
Dado que los materiales que prestan sus funciones en dichas zonas, se verán necesariamente expuestos a tales cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica serie CCA desarrolladas por CCI.
CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

CRIO-WALK 2.0. Cámaras criogénicas de construcción modular.


Las cámaras criogénicas de construcción modular, CRIO-WALK 2.0, se caracterizan por su capacidad de reproducir temperaturas criogénicas extremas y con velocidades de hasta 100ºC/min, y todo ello, a la medida del usuario, sin límite de tamaño y formato.
El método de enfriamiento criogénico hace referencia al proceso de refrigeración generado mediante el empleo de gases licuados cuyos puntos de ebullición son extremadamente bajos.
Los sistemas de enfriamiento pueden ser mixtos, mediante compresores frigoríficos combinados con gases licuados.
Al contrario que con el enfriamiento mecánico, la refrigeración criogénica no requiere ninguna maquinaria de compresión/expansión termodinámica.
El vehículo criogénico más comúnmente utilizado para la congelación criogénica es el nitrógeno líquido, cuyo punto de ebullición a una atmósfera de presión es de -195,79ºC, lo cual le confiere una capacidad de enfriamiento extremo, de forma controlada y con capacidad para el establecimiento de diversos programas térmicos, en función de las exigencias de aplicación.
Hay que añadir que, mediante la técnica de vacío, combinada con helio líquido es posible alcanzar temperaturas próximas al cero absoluto.
CCI ha desarrollado, desde hace casi medio siglo, cámaras de investigación criogénica de diversos formatos y dimensiones; desde las cámaras tipo armario, hasta las de grandes formatos, construidas mediante paneles modulares desmontables de nueva generación. Estas cámaras también denominadas cámaras visitables, cámaras transitables, o cámaras walk-in, están diseñadas para el desarrollo de recintos isotérmicos e isoclimáticos de grandes capacidades, las cuales no pueden ser fabricadas de forma compacta, bien por razón de sus dimensiones, o bien por la existencia de impedimentos de acceso hasta el lugar definitivo de ubicación.
Por tanto, las ventajas de este tipo de construcción son su versatilidad y multiplicidad de configuraciones; pueden ser adaptadas a huecos y rincones, no existen limitaciones de tamaño, pueden ser desmontadas, ampliadas, reducidas, trasladadas fácilmente a otros lugares, etc., y no existe problema para accesos a través de puertas pequeñas, cuestión bastante común en aquellos laboratorios y empresas en las cuales escasea el espacio.
CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de criogénicas y de resistencia a las temperaturas extremas para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Construcciones Aeronáuticas (CASA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, universidades diversas, etc.

lunes, 13 de enero de 2020

Cámaras climáticas 2.0. Fabricación bajo proyecto.


Las cámaras climáticas 2.0, se diseñan, desarrollan y fabrican, interactuando con el propio cliente, de forma que éste participa para conseguir soluciones personalizadas.
A este respecto, CCI ofrece el programa de fabricación de cámaras climáticas y de ensayos de simulación de alto nivel más extenso a nivel internacional. No existe ninguna condición climática que pueda llegar a existir en cualquier lugar del universo accesible, por adversa que esta sea, que no pueda ser reproducida a escala de laboratorio. De ahí su importancia en la investigación multidisciplinar y el control de calidad.

En su diversificación, destacan las siguientes familias de cámaras de ensayos:
** Cámaras de ensayos de envejecimiento ambiental acelerado, mediante radiaciones solares UVA, UVB, UVC, IR combinadas con frío, calor, humedad, lluvia, choque térmico y gases contaminantes: Modelos METEOTRON, SOLATRON, XENON TESTER, CLIMATRON, XENONLAB. Controles piranométricos y espectrorradiométricos. Carruseles portamuestras giratorios y grandes superficies radiantes para paneles y sistemas fotovoltaicos. Potencias hasta 40.000 W. y filtros selectivos de radiación.
** Cámaras de ozono para ensayos de envejecimiento de cauchos y tratamientos específicos, combinadas con frío, calor, humedad, tracción, torsión y compresión dinámicas. OZOTEST. Autocalibración por espectrofotometría UV o mediante cromatografía.
** Cámaras climobáricas para ensayos espaciales de altitud por vacío, combinadas con choques térmicos de alto impacto, entre -196ºC y +700ºC.
** Cámaras de ensayos con gases controlados: Argón, nitrógeno, anhídrido carbónico, anhídrido sulfuroso, cloruro de hidrógeno, amoniaco, monóxido de carbono, etc., para ensayos de niebla ácida, carbonatación, corrosión, genética vegetal, tratamientos biocidas, degradación de materiales, estudios de la influencia de la contaminación ambiental en el comportamiento animal, fisiología del deporte, etc.
** Cámaras termocriogénicas de ensayos para ciclados en simulación aeroespacial satelitaria, temple ultracriogénico, calor/ultracongelación hasta -196ºC mediante nitrógeno líquido y estudio de sistemas, combinados con rotura dinámica y vibración.
** Cámaras de ultracriogenización extrema para temperaturas próximas al cero absoluto, mediante vacío y helio líquido, con alto blindaje, para el estudio de semiconductores y tecnología aeroespacial.
** Cámaras de choque de alto impacto térmico controlado: Súbito (salto térmico de 396ºC. en dos segundos) y de rampas controladas hasta 60ºC/min para el estudio de sistemas y fatiga de materiales.
** Cámaras de ensayos de estanqueidad y resistencia a la intemperie: Lluvia, polvo, arena, granizo, hielo, nieve, viento. ** Cámaras climáticas especiales para la reproducción de climas árticos y desérticos severos. Estas cámaras investigadas y desarrolladas por CCI permiten controlar humedades en rangos de alto secado o alta humedad, a temperaturas de congelación por debajo de 0ºC y reproducir las condiciones más extremas que se dan en determinadas circunstancias y que ninguna otra cámara, de tipo convencional, es capaz de realizar.
** Cámaras de ensayos de corrosión compleja, (ácida, climosalina, etc.).
** Cámaras de ensayos de alta presión en tecnología submarina.
** Cámaras para medidas láser, de alta precisión climática y térmica, mediante flujo laminar, horizontal y laminar vertical, con control automático de velocidad de aire y caudal.
** Fabricación de cámaras de ensayos bajo pedido, estudios y proyectos de investigación por encargo.
** Además CCI desarrolla todo tipo de cámaras climáticas y de ensayos convencionales, frío, calor, humedad, grandes cámaras climáticas modulares, visitables, walk-in, panelables, bancos de pruebas, etc., etc., de uso común y de gran simplicidad, las cuales están en el programa de fabricación de CCI desde 1979 cualquiera que sea su exigencia.
Por otra parte, y dado que el personal de servicio técnico de CCI conoce la mayoría de las marcas de cámaras de ensayos existentes en la actualidad, los clientes pueden contar con el servicio de mantenimiento y tutela de cualquier tipo, modelo, marca y nacionalidad de cámaras climáticas, aunque no sean de fabricación propia. También está a disposición de sus clientes el laboratorio de ensayos y calibración CCILAB.

CCW-FARM: Cámaras climáticas para ensayos universales de estabilidad (ICH, FDA, etc.,)

Las cámaras climáticas CCW-FARM, para ensayos universales de estabilidad normalizada (ICH,FDA,....), son construidas mediante paneles modulares desmontables de nueva generación. Estas cámaras también denominadas cámaras visitables, cámaras transitables, o cámaras walk-in, están diseñadas para el desarrollo de recintos isotérmicos e isoclimáticos de grandes capacidades, las cuales no pueden ser fabricadas de forma compacta, bien por razón de sus dimensiones, o bien por la existencia de impedimentos de acceso hasta el lugar definitivo de ubicación.
Por tanto, las ventajas de este tipo de construcción son su versatilidad y multiplicidad de configuraciones; pueden ser adaptadas a huecos y rincones, no existen limitaciones de tamaño, pueden ser desmontadas, ampliadas, reducidas, trasladadas fácilmente a otros lugares, etc., y no existe problema para accesos a través de puertas pequeñas, cuestión bastante común en aquellos laboratorios y empresas en las cuales escasea el espacio.
Los paneles se construyen con diversos materiales (acero inoxidable, PVC, acero galvanizado y lacado, etc.,), espesores diferentes en función de las temperaturas previstas, variados tipos de aislantes y diversos sistemas de estanqueidad en función de la aplicación.
En cuanto a los accesorios, existen posibilidades de instalación de puertas y ventanales de diferentes dimensiones, pasamuros de comunicación de diversos diámetros, soleras de rodadura múltiples, etc., etc.
En el interior de estas cámaras se pueden simular condiciones climatológicas múltiples, tales como temperaturas ultra bajas mediante gases criogénicos o con maquinaria autónoma, altas temperaturas, programas climáticos con humedades diversas, concentraciones de gases tales como Ozono, CO2, Nitrógeno, Argón y otros gases inertes, etc., etc. Todo ello controlado mediante sistemas inteligentes interactivos por pantalla táctil, adquisición de datos y exportación informática mediante pen drive.
Sus aplicaciones son múltiples en todos los sectores de la industria y la investigación.
CCI viene desarrollando desde el año 1967 cámaras de ensayos climáticos y de simulación ambiental para investigación y control de calidad en colaboración con la compañía TAVER de Barcelona; el referente europeo más importante de fabricación de paneles ensamblables certificados, con el cual mantiene una estrecha colaboración. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras climáticas con sistemas modulares TAVER para las industrias y entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

domingo, 12 de enero de 2020

Cámaras climáticas limpias para saturación húmeda de plásticos.


En la industria mecánica, y especialmente en la industria de automoción y aeronáutica, donde se tienen que emplear piezas de plástico acopladas a presión, (como es el caso de las poliamidas), estas corren el riesgo de quebrarse por tracción o compresión mecánica, especialmente si, tras el proceso de extrusión, inyección, o moldeo, estas tienen un contenido de agua muy bajo. La solución es hidratarlas de forma controlada; es decir, hacer que alcancen un contenido en peso de agua comprendido entre un 2,5% y un 5%, (en función del tipo de pieza), garantizando al mismo tiempo una temperatura estable y que las piezas salgan limpias y secas, sin necesidad de más manipulaciones, y listas para su empaque o uso, (cosa que no sucede cuando se utiliza el método de inmersión en agua).
Y es que, uno de los principales problemas de los fabricantes que tienen que ensamblar por presión piezas de plástico en sus sistemas, es el del quebrado por fragilidad. De ahí la importancia de conseguir que los elementos plásticos gocen de unas características de elasticidad adecuadas para evitar la rotura. Ello se logra con los procesos de elastificación por incremento del contenido en peso de agua.
Y es que, la reducción de la fragilidad está en relación directa al contenido de humedad de las piezas acabadas, de tal manera que, si logramos que el índice de humedad contenido en la estructura intersticial de las mismas, se mantenga en torno al 2,5% de contenido en peso de agua, la elasticidad será tal, que se evitará su rotura durante los procesos de acoplamiento. Esto se logra con las cámaras de acondicionamiento en húmedo. 
Las nuevas cámaras de acondicionamiento de poliamidas desarrolladas por CCI son fruto de una larga experiencia acumulada en el acondicionamiento de plásticos.
Efectivamente, después de escuchar a centenares de transformadores de plástico y fabricantes de piezas técnicas de elevadas prestaciones, se han desarrollado nuevos sistemas avanzados, con muy importantes sistemas innovadores capaces de lograr una extraordinaria eficacia, traducida en: economía, rapidez en los procesos de acondicionamiento, optimización de los procesos de carga y descarga, y lo que es muy importante, la obtención de unos productos limpios, secos, perfectamente humidificados, y disponibles para embalaje y expedición a los clientes finales.
Evidentemente, las respuestas son muy variables en función del peso, el formato y su inclusión o interacción con otro tipo de materiales presentes (incrustaciones metálicas, cauchos, etc., caso típico de juntas homocinéticas, u otros elementos empleados en automoción, por ejemplo).
Para ello, el laboratorio CCILAB, de CCI Control de Calidad, ha puesto a disposición de sus clientes el servicio de investigación y estudios personalizados, para la obtención de la curva característica incremento humedad/tiempo de cada tipo de pieza y aplicación, con la cual podrán establecer sus ciclos productivos para adaptarlos a la demanda puntual de producción.
Las nuevas cámaras ofrecen las siguientes características:
- Construcción modular mediante paneles ensamblados estancos.
- Configuraciones diversas, sin límite de tamaño y forma.
- Portones de acceso y rampas para facilitar las operaciones de carga y descarga.
- Diagrama de acondicionamiento IP/t, específico para cada tipo de pieza.
- Garantía de trabajo las 24 horas del día sin interrupción.
- Sistema de identificación de averías a distancia.
- Unidades autónomas de alimentación de agua con medidor de conductividad.
- Curva de proceso personalizada acompañada de certificación.
CCI viene desarrollando desde el año 1967 cámaras de ensayos climáticos y de simulación ambiental para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras climáticas para las industrias manufactureras de plástico más importantes de Europa.

sábado, 11 de enero de 2020

Cámaras de ensayos de hermeticidad al vacío.


Definimos como ensayos de hermeticidad al vacío. a la realización de pruebas de envolventes, equipamientos y sistemas, bajo condiciones climáticas y de presión atmosférica variables. Sus aplicaciones son diversas; desde las aplicaciones aeroespaciales, instrumentos ubicados a la intemperie, prueba de amortiguadores de automoción, sistemas robóticos basados en hidráulica, etc., al ensayo de estanqueidad de cualquier clase de mecanismos y sistemas encapsulados.
Este tipo de ensayos se realiza en cámaras de ensayos de laboratorio denominadas cámaras climobáricas o cámaras barométricas de clima variable.
En el interior de estas cámaras se simulan presiones barométricas diversas, humedades y temperaturas variables, todo ello para reproducir las condiciones climatológicas existentes a diferentes altitudes.
Bajo estas condiciones se comprueba el funcionamiento de equipos electrónicos, se realizan experimentos químicos y se determina el comportamiento de materiales, productos y sistemas diversos.
Entre las diversas aplicaciones de las cámaras climobáricas se encuentra la calibración de instrumentos de medición afectables por la presión, e investigaciones tales como la transmisión de sonido en el espacio.
CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras barométricas, climobáricas y de simulación ambiental para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras climáticas para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, entre los que cabe destacar el Centro Nacional de metrología y el Instituto de Acústica, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

viernes, 10 de enero de 2020

Ensayo de fotodegradación solar con cámaras climáticas.


La fotodegradación solar es un problema que preocupa seriamente a todos los sectores industriales y de salud humana.
De las radiaciones solares que llegan a la superficie de la tierra, las de longitud de onda corta más significativas se encuentran en el pico de los 360 nm. 
Las radiaciones de longitud de onda inferior son absorbidas fundamentalmente por la capa de ozono de la estratosfera.
El espectro de la radiación UV se divide en tres zonas, en función de la longitud de onda, como sigue:
UVA: 320-400 nm
UVB: 290-320 nm
UVC: <290 nm
Los preparados farmacéuticos conocidos como filtros solares buscan mantener los efectos beneficiosos de la radiación solar, disminuyendo el componente nocivo para las personas. La base consiste en la reducción de la intensidad de la radiación UV que puede afectar a la piel.
La mayor parte de los filtros solares se diseñaron en principio para proteger de la radiación UVB, puesto que sus efectos perjudiciales inmediatos son mayores que los de la radiación UVA, ya que son responsables de la mayor parte de los eritemas. En cuanto a los efectos mutagénicos y carcinogénicos parece que también puede ser importante el efecto a largo plazo de la radiación UVA que, aunque de menor energía que la UVB, penetra más profundamente en la piel, llegando hasta la dermis e incluso a capas inferiores. Por ello, se consigue una protección más segura con los llamados preparados antisolares de amplio espectro que actúan tanto contra la radiación UVB como contra la UVA.
De estos filtros, algunos actúan por reflexión de la radiación incidente, como los preparados a base de óxido de zinc, óxido de titanio, mica, etc., mientras que la mayor parte actúa por absorción: derivados de ácido cinámico, ácido salicílico, ácido gálico, benzimidazol, cumarina, para radiación UVB y derivados de benzofenonas o dibenzoilmetano, para radiación UVA.
También las radiaciones solares pueden afectar a la conservación de las características intrínsecas de los medicamentos.
La mayor parte de los principios activos usados en la preparación de productos farmacéuticos absorben radiación solar en el rango de longitud de onda correspondiente al espectro ultravioleta, lo cual hace que sean considerados fotoquímicamente inestables.
Ante tal reconocida vulnerabilidad, las farmacopeas aconsejan conservar la mayoría de los productos farmacéuticos alejados de la luz solar.
A título de ejemplo se han clasificado algunos tipos de medicamentos fotolábiles , entre los que cabe destacar los siguientes:
Benzodiazepinas (Diazepam…)
Catecolaminas (Adrenalina…)
Corticoesteroides (Dexametasona…)
Fenotiacina (Clorpromacina…)
Sulfonamidas (Sulfacetamida…)
Tetraciclinas (Doxiciclina…)
Entre otros.
La complejidad del estudio cinético completo de una reacción fotoquímica hace que, si bien existen numerosas referencias a la inestabilidad de medicamentos frente a la luz, solo se hayan realizado escasos estudios completos sobre los procesos de fotodegradación.
De todos ellos, el estudio más conocido es el de la degradación de la cianocobalamina, en virtud del cual, una solución acuosa neutra de dicha sustancia, expuesta a luz solar difusa de 100 a 3000 lm/m2, no presenta alteración apreciable de la vitamina. Mientras que la exposición directa a los rayos solares con un flujo de 80000 lm/m2 produce una pérdida vitamínica del 10 % cada 30 minutos de exposición, y a longitudes de onda mayores (600-700 nm) no se evidencia degradación.
La alteración de un principio activo por acción de la luz es a veces detectable por un cambio de color o de otra característica física tal como la viscosidad, textura, etc., pero en otras ocasiones, solo es posible de ponerla de manifiesto mediante valoración cuantitativa.
La acción fotoquímica de la radiación no plantea excesivos problemas prácticos en relación con la estabilidad de los medicamentos, puesto que puede evitarse utilizando envases opacos como el cartón, aluminio, etc., o mediante vidrio color ámbar, el cual tiene la capacidad de absorber las radiaciones ultravioleta responsables del deterioro fotoquímico. También se puede utilizar vidrio transparente dotado de algún recubrimiento añadido o envoltura opaca, en cuyo caso la etiqueta debe indicar que esta envoltura es necesaria hasta la utilización o la administración del medicamento.
La farmacopea de Estados Unidos (USP XXII) establece que, a efectos de protección de la luz, un recipiente de vidrio o de plástico para medicamentos de uso tópico u orales no debe transmitir más del 10 % de la radiación incidente a cualquier longitud de onda comprendida en el intervalo entre 290 y 450 nm. Para medicamentos de uso parenteral los límites de transmitancia admitidos para el material del envase dependen de si están sellados o no y del volumen de muestra que contienen.
La fotosensibilidad de los medicamentos debe ser evaluada y cuantificada científicamente, fundamentalmente para ser tenida en cuenta durante los procesos de fabricación y utilización. En todo caso, y de forma general, la mayoría de los envases deben especificar la indicación «Protéjase de la luz».
Se entiende por fotoestabilidad la cualidad que tiene un producto para permanecer inalterable en el tiempo bajo la exposición a las radiaciones solares.
Cuatro son los tipos de productos cuya fotoestabilidad debe ser determinada, entre otras razones para determinar el periodo de caducidad. Tales productos son: Medicamentos y sustancias farmacológicas activas, cosméticos, alimentos y fitosanitarios.
La determinación de la fotoestabilidad de medicamentos se rige por la normativa ICH, mientras que el resto de los productos mencionados todavía no disponen de estándares normativos.
Por estabilidad se entiende la inalterabilidad de composición, aspecto, textura, color, etc., y en especial la permanencia de sus cualidades iniciales, tras determinados periodos de exposición solar en condiciones térmicas, energéticas y lumínicas controladas. Tras los periodos de exposición controlados mediante la espectrorradiometría selectiva, se llevan a cabo las pruebas actinométricas preceptivas.
Para llevar a cabo estas pruebas se utilizan las cámaras de ensayos de fotoestabilidad. Este tipo de cámaras pueden ser de pequeño tamaño, para laboratorio experimental, o de gran tamaño para grandes cantidades de productos.
CCI viene desarrollando desde 1967 cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de fotoestabilidad capaces de reproducir las dosis de exposición solar más representativas de la diversa climatología existente en nuestro planeta. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), industrias farmacéuticas, alimentarias, cosméticas y fitosanitarias, entre otras entidades relevantes y universidades diversas.

CCFM-n. Nueva serie de cámaras de niebla salina.

La nueva serie de cámaras de niebla salina CCFM-n, se caracterizan por la fabricación personalizada, a medida, sin límite de tamaño y formato.
Los ensayos universales de corrosión por niebla salina, son simulaciones de laboratorio capaces de reproducir las condiciones reales atmosféricas que se producen en las áreas marítimas durante los periodos nocturnos y diurnos, de forma cíclica y repetitiva, en base a cualquier normativa internacional.
Las condiciones climatológicas típicas que se encuentran en las zonas del litoral marítimo son las siguientes:
- Alta humedad y condensación nocturna con descenso de temperatura.
- Elevación de temperatura y descenso de la humedad a partir de la salida del sol.
- Deposición de niebla salina procedente de la dispersión por el oleaje y el viento.
Dado que los materiales que prestan sus funciones en dichas zonas, se verán necesariamente expuestos a tales cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica serie CCA desarrolladas por CCI.
CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Cámaras de ensayos de corrosión personalizadas serie CCFM-n.


La mayoría de los fabricantes de cámaras de ensayos de corrosión, se limitan a fabricar modelos de tamaños fijos, para abaratar precios, para lo cual utilizan moldes de fibra de vidrio para un máximo de tres tamaños; de hecho, CCI también dispone de esta fórmula de fabricación.
Pero en muchos casos, es necesario ensayar piezas de gran formato, o incluso grandes cantidades de muestras, como suele suceder en el caso de los centros tecnológicos de certificación de la red ENAC.
Para estos casos, CCI, que es pionero fabricante de cámaras de ensayos de corrosión en Europa, con una experiencia de más de medio siglo, desarrolla en la actualidad la serie de cámaras CCFM-n, (cámaras de corrosión fabricadas a medida con tamaños múltiples), altamente valorada por la industria y los laboratorios de ensayos e investigación.
Las entregas son rápidas, los precios son muy interesantes y la satisfacción de los clientes está garantizada por la alta calidad, fiabilidad y versatilidad de diseño.
La ejecución, independientemente del tamaño y formato, es la denominada multinorma, por su característica de cumplir rigurosamente todas las normativas exigibles a nivel mundial, tanto en los casos sencillos de niebla salina convencional, como en los combinados de tipo Kesternich con gases corrosivos disociados, o en los tipos más avanzados de tipo climosalinos, donde se simultanean las funciones climáticas múltiples con las diversas variables corrosivas.
Soliciten sus ofertas de cámaras de ensayos de corrosión a medida, personalizadas, sin compromiso.