CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Corrosion metales isotropicos. Camaras de niebla salina.

El aluminio, junto con la mayoría de sus aleaciones, es un metal con comportamiento isotrópico altamente apreciado por sus características físicas y químicas: es fácil de mecanizar, su baja densidad le hace muy ligero, es bastante resistente a las inclemencias ambientales, etc., y admite una gran diversidad de tipos de recubrimientos, incluidos los anodizados.

Por ello, sus aplicaciones son múltiples: aleaciones ligeras para construcciones aeronáuticas, militares y aeroespaciales, carpintería de aluminio para la edificación, náutica deportiva, etc., etc. De todas las aplicaciones existentes, las que requieren una mayor atención desde el punto de vista del control de calidad, son la edificación y la náutica, debido a su permanente exposición a la intemperie.

En la industria naval, el metal está en constante contacto con el ambiente salino del mar, salpicaduras, inmersiones alternativas, etc., etc. y en la construcción los edificios pueden estar situados próximos al mar, en núcleos urbanos, o zonas industriales.
A su vez, el aluminio puede ser tratado electroquímicamente, se le puede dotar de diversos recubrimientos (lacados, etc.), puede ser afectado por el contacto con otros metales, estar sometido a esfuerzos mecánicos, etc., etc.
Por todo lo anteriormente dicho, centrándonos en la resistencia a la corrosión, y sin entrar a considerar la diversidad de normativa existente aplicable a los ensayos de control de calidad, podemos decir que los ensayos más comunes son los siguientes:
Corrosión por niebla salina neutra (NSS).
Corrosión por niebla ácida (AASS).
Corrosión por niebla salina cuproacética (CASS).
Corrosión bajo tensión mecánica.
Corrosión galvánica (flujo electroquímico entre metales diferentes).
Corrosión por niebla sulfúrica (ensayo Kesternich).
Corrosión por inmersión cíclica mediante baños de soluciones activas.
Acción corrosiva de la humedad mediante cámara de difusores (INTA).
CCI fabrica desde el año 1967 cámaras climáticas de ensayos para el cumplimiento de todo tipo de normas relacionadas con el control de calidad del aluminio, sus aleaciones y sus recubrimientos.
En su larga trayectoria, CCI ha suministrado cámaras de ensayos a los más prestigiosos centros de investigación, universidades, laboratorios diversos, empresas públicas y privadas, etc., entre los cuales destaca por su relevancia el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), perteneciente al Consejo Superior de investigaciones científicas (CSIC), Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), Airbus España, etc.

Satelite SMAP: Monitorización climatica desde el espacio.

La NASA no solo tiene como objetivos la búsqueda de otros mundos más allá del nuestro, sino que también se ocupa de cuidar de nuestro planeta, monitoreando los signos vitales de la Tierra desde el espacio con una flota de satélites y campañas de observación climática y del suelo. 

La NASA desarrolla nuevas formas de observar y estudiar los sistemas naturales interconectados de la Tierra con los registros de datos a largo plazo y herramientas de análisis de computadora para ver mejor cómo nuestro planeta está cambiando. Las acciones de la agencia comparten  este conocimiento único con la comunidad mundial y con instituciones en los Estados Unidos y en todo el mundo que contribuyen a la comprensión y la protección de nuestro planeta. 
 
Programado para ser lanzado el 29 de enero2015, el satélite SMAP (Soil Moisture Active Passive) de la NASA, medirá la humedad existente en la Tierra con una precisión y resolución sin precedentes. Las tres partes principales del instrumento son un radar, un radiómetro y la antena más grande de malla rotativa jamás desplegada en el espacio.  
Dibujo del instrumento SMAP. Crédito de la imagen: NASA.
Los instrumentos de teledetección son llamados "activos" cuando emiten sus propias señales y "pasivo" cuando registran señales que ya existen. Una pequeña fracción de agua de la Tierra tiene un efecto desproporcionadamente grande sobre el tiempo y la agricultura. 
Un grupo de ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, diseñó y construyó la más grande antena giratoria que podría ser estibada en un espacio de solo 30 por 120 centímetro, para el lanzamiento, pese a desplegar un plato de 6 metros de diámetro en el espacio. 
Fuente:NASA
Actividades científicas de la Tierra por NASA: http://www.nasa.gov/earthrightnow

martes, 30 de diciembre de 2014

La I+D y la dolorosa experimentacion de las misiones Apolo.

El Apolo 1 (originalmente llamado Apolo/Saturno-204) había sido planificado  para ser la primera misión tripulada del Programa Apolo con destino a la Luna. Sin embargo, el 27 de enero de 1967, una serie de fallos constructivos en cadena, ocasionaron el fracaso de la misión y el fallecimiento de la totalidad de su tripulación.
 
El comandante Virgil Grissom (Gus) y los pilotos Edward White y Roger Chaffee iban a ser la tripulación de la primera misión del programa Apolo prevista para ser lanzada al espacio el 21 de febrero de 1967. Tras el desastre y a petición de sus viudas, la NASA bautizó la misión con el nombre de  Apolo 1.
Imagen: NASA. (La tripulación del Apolo 1).

Ahora que ya estamos camino de viajar a Marte, parece justo intentar trasladar  nuestra memoria hacía aquellos comienzos de la dura batalla científica iniciada por la NASA, en plena guerra fría, por conseguir la primacía de la conquista del espacio.
Trasladémonos al año 1962, cuando el presidente número 35 de la historia de los Estados Unidos de América, John F. Kennedy, en un discurso memorable, aseguraba que los norteamericanos serían los primeros seres humanos que llegarían a la Luna sin deparar en medios: "He tomado la decisión de que nuestra nación llegue a la Luna en esta década. No será una misión sencilla, pero lograrlo nos servirá para demostrar al mundo nuestras capacidades científicas y nuestro tesón".
Lástima que no lo pudiera ver hecho realidad, porque solo unos meses después de pronunciar este discurso, caía asesinado en Dallas; pero el camino ya estaba marcado: Siete años después, en julio de 1969, la tripulación del Apolo 11 hizo realidad el pequeño paso para el hombre y la gran proeza para la humanidad.
Pero para que el Apolo 11 pudiera llegar a la Luna, otras 10 misiones Apolo tuvieron que ser experimentadas. De todas ellos quedará grabada en la memoria, para siempre, la misión Apolo 1, por su fugaz y terrible desenlace: En 17 segundos un incendio arruinó la misión, condenando a una muerte horrible a sus tres astronautas, pero dejando a cambio una valiosísima experiencia de lo que no se tenía que hacer, y qué era lo que se tenía que mejorar. 
El desastre fue fruto de una serie de errores, destacando los siguientes: 
1) Una chispa generada en un circuito eléctrico mal diseñado, provocó el incendio en un tanque de oxígeno puro que abastecía al sistema de mantenimiento del aire respirable del módulo.
2) La escotilla estaba diseñada para abrirse hacia dentro, en lugar de hacia fuera, con lo cual, al generarse el incendio y su consecuente sobrepresión interior, fue imposible su apertura.
3) Los trajes de los astronautas eran altamente inflamables, con lo cual, lejos de proteger a los astronautas, los condenaron a una muerte terrible. 
Imagen: NASA. (El apolo 1 tras el incendio).

Gus Grissom, Edward White y Roger Chafee, pagaron con sus vidas el inicio de la conquista de la Luna, dado que sin su sacrificio hubiese sido imposible la consecución de las siguientes misiones, imprescindibles para desembocar finalmente en la proeza del “gigantesco paso de la humanidad” protagonizado por Neil Amstrong, comandante de la misión Apolo 11 y primer ser humano que pisó nuestro satélite.
Efectivamente, tal como predijo J.F.K., el camino no fue fácil, pero si nos hacemos eco de la famosa frase de Cervantes “la experiencia es fruto de una acumulación de fracasos”, el precio de los errores acumulados y los enormes costos en recursos económicos y humanos, tuvieron finalmente su recompensa.
Hoy en día, medio siglo después, siendo testigos de un sinfín de desgracias aéreas, no nos cansamos de reiterar la importancia de la investigación, del control de calidad y de los programas de ensayos funcionales bajo condiciones climáticas extremas a los que es necesario someter a todos los materiales, mecanismos y sistemas aeroespaciales, con el fin de asegurarse de su correcto funcionamiento en condiciones reales y evaluar su  resistencia y fiabilidad previamente a los lanzamientos, con el fin de evitar costos innecesarios y la pérdida de vidas humanas.

La Ciudad Perdida. El origen de la vida bajo condiciones climaticas especificas.

La vida comenzó hace más de cuatro mil millones de años en el planeta Tierra, un lugar más adverso que ahora, con mucha agua y con actividad volcánica hidrotermal, bañado por la elevada energía de las  radiaciones ultravioleta que emitía un tórrido Sol. Lo que en principio fueron unas simples células orgánicas, finalmente se transformó en mohos del fango, ranas, elefantes, seres humanos y el resto de los reinos vivos de nuestro planeta actual. Pero, ¿cómo empezó todo?

Un nuevo estudio de investigadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro y el Instituto de Astrobiología de la NASA describe cómo la energía eléctrica producida de forma natural en el fondo del mar pudo haber dado origen a la vida en la Tierra hace 4.000 millones de años. Aunque los científicos ya habían propuesto esta hipótesis, llamada "aparición de vida hidrotermal alcalina submarina", el nuevo estudio reúne décadas de trabajo de campo, de laboratorio e investigación teórica en una gran imagen unificada.
Según los resultados, sustentados en la teoría del "mundo de agua", la vida pudo haber comenzado en el interior de fondos marinos cálidos, en un tiempo remoto cuando los océanos se extendían por todo el planeta. Esta idea de las fuentes hidrotermales como posibles lugares para el origen de la vida fue propuesta por primera vez en 1980 tras estudiarse en el fondo del mar cerca de Cabo San Lucas, México. Llamadas "fumarolas negras" son respiraderos de burbujas con agua hirviendo y fluidos ácidos calientes. Por el contrario, los respiraderos de ventilación en el nuevo estudio, la hipótesis del científico Michael Russell del JPL en 1989, son más suaves y se filtran con líquidos alcalinos. Uno de estos complejos de estos respiraderos alcalinos se encontró casualmente en el Océano Atlántico Norte en 2000, y fue apodada la Ciudad Perdida.
"La vida se aprovecha de los estados de desequilibrio en el planeta, como puede haber sido el caso hace miles de millones de años en los respiraderos hidrotermales alcalinos", dijo Russell. "La vida es el proceso que resuelve estos desequilibrios".
Imagen del fondo del océano Atlántico que muestra una colección de torres calcáreas conocidas como la "Ciudad Perdida". Se ha sugerido que las chimeneas alcalinas hidrotermales de este tipo son el lugar de nacimiento de los primeros organismos vivos de la Tierra antigua. Image Credit: NASA/JPL-Caltech.

La teoría del mundo de agua de Russell y su equipo dice que las cálidas fuentes hidrotermales alcalinas mantienen un estado de desequilibrio con respecto al antiguo entorno ácido de los alrededores en el océano, que podría haber proporcionado la llamada energía libre para impulsar el surgimiento de la vida. De hecho, los respiraderos de ventilación podrían haber creado dos desequilibrios químicos. El primero fue un gradiente de protones, donde los protones, los iones de hidrógeno, se concentraron más en el exterior de las chimeneas de ventilación. El gradiente de protones podría haber sido aprovechado para la energía, algo que nuestros propios cuerpos hacen todo el tiempo en las estructuras celulares llamadas mitocondrias.
El segundo desequilibrio podría haber implicado un gradiente eléctrico entre los fluidos hidrotermales y el océano. Hace miles de millones de años, cuando la Tierra era joven, sus océanos eran ricos en dióxido de carbono. Cuando el dióxido de carbono del océano y de los combustibles de la ventilación -hidrógeno y metano- surgió a través de la pared de los respiraderos, los electrones pudieron haber sido transferidos. Estas reacciones podrían haber producido los compuestos de carbono, u otros orgánicos más complejos, que contienen ingredientes esenciales de la vida tal como la conocemos. Al igual que los gradientes de protones, los procesos de transferencia de electrones se producen regularmente en las mitocondrias.
Como pasa con todas las formas de vida avanzadas, las enzimas son la clave para que las reacciones químicas ocurran. En nuestros antiguos océanos, los minerales pueden haber actuado como enzimas, interactuando con los productos químicos alrededor y conducir reacciones. En la teoría del mundo de agua, dos tipos diferentes de "motores" de minerales podrían haber delineado las paredes de las estructuras del respiradero.
Uno de los pequeños motores se cree que ha utilizado un mineral conocido como óxido verde, lo que le permite aprovechar las ventajas del gradiente de protones para producir una molécula que contiene fosfato que almacena energía. El otro motor se cree que ha dependido de un metal raro llamado molibdeno.
"La teoría de Michael Russell se originó hace 25 años y, desde ese momento, las misiones espaciales de JPL han encontrado una fuerte evidencia de océanos de agua líquida y fondos rocosos en Europa y Encelado", dijo Laurie Barge, investigadora del JPL. "Hemos aprendido mucho sobre la historia del agua en Marte, y pronto podemos encontrar planetas similares a la Tierra alrededor de estrellas lejanas. Al probar esta hipótesis del origen de la vida en el laboratorio de JPL, podemos explicar cómo la vida podría haber surgido en otros lugares de nuestro Sistema Solar o más allá, y también tener una idea de cómo buscarla".

Hoy en día podemos decir que las condiciones específicas favorables a la creación de la vida se pueden recrear en el interior de una cámara climática.

Fuente: NASA

sábado, 27 de diciembre de 2014

Un "tsunami" espacial desplaza la nave Voyager de la NASA.

Desde el año 2012, la nave espacial Voyager 1 ha experimentado tres “ondas de tsunami” en el espacio interestelar. Según los nuevos datos, la más reciente, que llegó a la nave espacial a principios de este año, se está propagando hacia el exterior. De todas las ondas de choque que han visto los investigadores en el espacio interestelar, esta es la que más ha durado. 

“La mayoría de las personas pensarían que el medio interestelar es tranquilo y silencioso. Pero estas ondas de choque parecen ser más comunes de lo que pensamos”, dijo Don Gurnett, profesor de física de la Universidad de Iowa. Gurnett presentó los nuevos datos el lunes 15 de diciembre en la reunión de la Unión Geofísica Estadounidense, que tuvo lugar en San Francisco. 

La nave espacial Voyager 1 ha experimentado tres “ondas de tsunami” en el espacio interestelar. Estas ondas hacen que la materia ionizada circundante suene como una campana. 

La “onda de tsunami” se produce cuando el Sol emite una eyección de masa coronal, arrojando así una nube de plasma magnética desde su superficie. Esto genera una onda de presión. Cuando la onda ingresa al plasma interestelar (las partículas cargadas que se hallan en el espacio que hay entre las estrellas), se produce una onda de choque que altera el plasma. 
“El tsunami hace que el gas ionizado que está allí afuera resuene; que “cante” o vibre como una campana”, dijo Ed Stone, científico del proyecto de la misión Voyager, con base en el Instituto de Tecnología de California. 
Esta es la tercera onda de choque que ha experimentado la nave espacial Voyager 1. El primer evento se produjo entre octubre y noviembre de 2012, y la segunda onda, entre abril y mayo de 2013, reveló una densidad del plasma incluso mayor. Voyager 1 detectó el evento más reciente, en febrero, el cual todavía se está produciendo, desde que se reunieron los datos en noviembre. La nave espacial se ha movido hacia afuera 400 millones de kilómetros durante el tercer evento. 
“Este destacable encuentro provoca preguntas que estimularán nuevos estudios sobre la naturaleza de los choques en el medio interestelar”, expresó Leonard Burlaga, un astrofísico emérito del Centro Goddard para Vuelos Espaciales de la NASA, que analizó los datos vinculados con el campo magnético, los cuales fueron la clave para llegar a estos resultados.
La segunda onda del tsunami ayudó a los investigadores a determinar, en el año 2013, que la nave espacial Voyager 1 había abandonado la heliosfera, la burbuja que creó el viento solar y que incluye al Sol y a los planetas de nuestro sistema solar. Los “anillos” de plasma denso, a una frecuencia mayor, y el medio a través del cual voló Voyager, resultaron ser 40 veces más densos que lo que se había medido previamente. Esto fue clave para llegar a la conclusión de que Voyager había ingresado a una frontera en la cual ninguna nave espacial había estado antes: el espacio interestelar. 
“La densidad del plasma es mayor a medida que Voyager se aleja más”, dijo Stone. “¿Eso se debe a que el medio interestelar es más denso a medida que Voyager se aleja de la heliosfera, o se debe a la onda de choque misma? Todavía no lo sabemos”. 
Gurnett, principal investigador del instrumento para las ondas de plasma en Voyager, espera que dichas ondas de choque se propaguen más lejos en el espacio, quizás incluso al doble de la distancia que hay entre el Sol y el sitio donde la nave espacial se encuentra justo ahora. 
Voyager 1 y su gemela, Voyager 2, fueron lanzadas con 16 días de diferencia, en el año 1977. Ambas naves espaciales sobrevolaron Júpiter y Saturno. Asimismo, Voyager 2 sobrevoló Urano y Neptuno. Voyager 2 fue lanzada antes que Voyager 1, y es la nave espacial que más tiempo ha estado en funcionamiento. Se espera que ingrese al espacio interestelar dentro de pocos años.
Fuente: NASA
science.nasa.gov

Nuevo procedimiento de fabricacion de dispositivos de grafeno.

Un equipo internacional con participación de científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha ideado un método que permite la fabricación directa de dispositivos basados en grafeno. El nuevo procedimiento evita manipular este material, un paso que introduce defectos e impurezas que acaban mermando la calidad del dispositivo. Los resultados aparecen publicados en la revista Nature Communications.

El grafeno, a caballo entre un metal y un semiconductor, se caracteriza por tener una sola capa de átomos de carbono colocados en una red hexagonal. La fabricación de dispositivos basados en grafeno no está exenta de problemas. Se lleva a cabo mediante la síntesis de una monocapa de grafeno sobre la superficie de un catalizador por descomposición química de un gas de etileno. Después se manipula la lámina resultante para separarla del catalizador y depositarla sobre el óxido deseado.

Imagen: Esquema de la metodología del equipo de Alessandro Baraldi.

“Esta manipulación, debido a las dimensiones del grafeno, es costosa y complicada. Además, resulta en su contaminación con defectos e impurezas, las cuales, a su vez, ocasionan un deterioro de las propiedades que hacen a este material tan interesante”, explica el investigador del CSIC Eduardo R. Hernández, del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid. 
El método que proponen los investigadores consiste en obtener una capa de grafeno por descomposición de etileno sobre una aleación de níquel y aluminio. Una vez obtenida la monocapa, el sistema resultante es expuesto a oxígeno, lo que provoca la oxidación selectiva de la aleación metálica, o más concretamente, del aluminio. El resultado es la formación de una capa de óxido de aluminio entre el metal y la lámina de grafeno, que aísla a esta del primero.
El equipo investigador, liderado por la Universidad de Trieste (Italia) y que cuenta con la participación de científicos italianos, daneses y británicos, ha demostrado la viabilidad del procedimiento y la calidad de los dispositivos que se obtienen  caracterizando sus propiedades mediante técnicas experimentales y teóricas. “Cabe esperar, pues, que nuestro trabajo tenga una gran repercusión entre los muchos grupos de investigación que actualmente buscan sacar partido a las múltiples posibilidades tecnológicas que ofrece este material”, recalca el investigador del CSIC.
Fuente: CSIC 01/12/2014
Luca Omiciuolo, Eduardo R. Hernández, Elisa Miniussi, Fabrizio Orlando, Paolo Lacovig, Silvano Lizzit, Tevfik Onur Mentes, Andrea Locatelli, Rosanna Larciprete, Marco Bianchi, Søren Ulstrup, Philip Hofmann5, Dario Alfe, y Alessandro Baraldi. Bottom-up approach for the low-cost synthesis of graphene-alumina nanosheet interfaces using bimetallic alloys. Nature Communications. DOI: 10.1038/ncomms6062.

viernes, 26 de diciembre de 2014

Modalidades de corrosion industrial. Camaras de niebla salina.

Definimos como corrosión, al "proceso de destrucción de los metales como consecuencia de factores ambientales externos químicamente incompatibles con su composición o estabilidad estructural”.

A continuación vamos a establecer un compendio de las más comunes clases de corrosión existentes, las terminologías empleadas, sus definiciones y los medios de investigación existentes, como sigue:
 
Corrosión húmeda:
Cuando el medio externo se encuentra en fase líquida (agua de mar, por ejemplo).

Corrosión seca: 
Cuando el agente externo desencadenante no requiere específicamente la presencia de un agente líquido (par galvánico por contacto con otro metal, por ejemplo).

Corrosión uniforme:
Cuando se produce con igual intensidad en la totalidad de las piezas.

Corrosión Localizada:
Cuando solo se produce en un área concreta de las piezas.

Corrosión por inmersión contínua:
Cuando los materiales se sumergen en medios líquidos.

Corrosión urbana:
La generada por la contaminación procedente de los combustibles de los automóviles y las de las calefacciones en presencia de humedad.

Corrosión industrial:
La producida por la contaminación procedente de las emisiones de los procesos industriales en presencia de humedad (niebla ácida).

Corrosión salina neutra:
La producida por el ambiente marino sin presencia de componentes ácidos, (pH alrededor de 7).

Corrosión salina ácida:
La producida por ambientes activos en los cuales, además de la presencia de sales diversas tales como el ClNa, SO4Cu, etc., pueden existir concentraciones de ácidos, tales como el ácido acético procedente de las siliconas empleadas en la carpintería metálica del aluminio, ácido úrico en granjas, etc., por ejemplo.

Acción corrosiva de la humedad:
Producida por vapor de agua hiperoxigenado por microburbujeo de aire, y por aguas con exceso de catión H+ residual como consecuencia del empleo de sistemas de tratamiento iónico.

Corrosión a altas temperaturas:
Producida en los hornos como consecuencia de la emanación de gases oxidantes, hidrógeno procedente de moléculas de agua en estado de vapor, sulfatación, carburización, etc., a altas temperaturas.

Corrosión microbiológica:
Provocada por la contaminación de bacterias aerobias y anaerobias existentes en aguas con altas concentraciones salinas, típicas de los mares y océanos, lagos salados y fosas salinas. Las más significativas son las denominadas ferrobacterias.

Corrosión por interacción con metales líquidos o disueltos:
Cuando un metal líquido como el mercurio produce una migración del otro metal interaccionado en forma de amalgama. También puede producirse cuando los metales entran en contacto con soluciones líquidas que contienen otros metales disueltos.

Corrosión por Cavitación:
La cavitación es un tipo particular de corrosión por erosión y es, frecuentemente, la causa de picaduras en las paredes de los cilindros de los motores de explosión.
La cavitación de la pared del cilindro se produce cuando burbujas de aire en la superficie del mismo le quitan la película protectora de óxido. 

Corrosión por irregularidades geométricas superficiales:
También conocida como “Crevice”, se genera en los poros, huecos o fisuras existentes en la superficie de los metales como consecuencia de burbujas o defectos de recubrimientos sobre dichas concavidades, de manera que en el interior de los mismos penetran soluciones liquidas las cuales actúan como un ánodo concentrado capaz de desarrollar el proceso corrosivo.

Corrosión por picado:
También conocida como corrosión por “pitting”, está caracterizada por la aparición de pequeños puntos de óxido fácilmente observables en áreas poco afectadas por la corrosión. 
Se produce por la aparición de microánodos, los cuales al interaccionar como par galvánico con la amplia superficie catódica de la pieza, producen la disolución puntualmente localizada del metal en dicho punto (picadura).

Corrosión por fricción:
También denominada “freeting” ocurre como consecuencia de la abrasión superficial generada por la fricción repetitiva entre metales como consecuencia del movimiento de mecanismos solidarios, de tal manera que al hacerse vulnerables las superficies, se genera óxido en las erosiones producidas. 

Corrosión galvánica:
Se produce cuando dos metales, cuyos potenciales de oxidación-reducción son claramente diferenciados, se unen íntimamente en presencia de un electrolito. En estas condiciones se genera una auténtica pila galvánica en la cual el ánodo al oxidarse comienza a generar un flujo electrónico con el consecuente desprendimiento progresivo de la superficie del metal.

Corrosion bajo tension:
Se produce como consecuencia de la combinación de dos efectos simultáneos tales como un medio ambiente corrosivo, unido a una tensión mecánica tal como la producida por los efectos continuados de tracción, flexión y torsión, etc.
El deterioro superficial producido en tales condiciones aparece en forma de microrroturas tales como agrietamientos progresivos (fatiga por corrosión).

Corrosión Kesternich:
Es la misma que la corrosión industrial. Consiste en el ataque corrosivo producido por el SO2 en presencia de humedad saturada a condensación, bajo condiciones térmicas controladas.

Corrosión por inmersión alternativa:
Se produce cuando las superficies metálicas son periódicamente cubiertas por el agua de mar, por ejemplo, a intervalos repetitivos provocados por el oleaje, mareas, etc.

Corrosión climosalina:
También denominada de ciclos climáticos combinados con niebla salina.
De todos los ensayos de corrosión por simulación del ambiente marino, este es el más perfecto de todos, a nuestro entender, porque es el que representa más fielmente lo que sucede en la realidad con los ciclos nocturnos y diurnos, donde por la noche sube la humedad baja el punto de rocío(clima húmedo), al amanecer sube la temperatura y baja la humedad (secado), y alternadamente se producen las deposiciones de la niebla salina dispersada por el mar.

La investigación de cada tipo de corrosión se realiza a escala de laboratorio mediante las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, como la presentada en la imagen adjunta, correspondiente a una cámara de ensayos de niebla salina para la simulación del ambiente marino.

Curiosity halla restos de vida organica marciana.

Si el metano es un gas que se desprende de actividades biológicas, y la materia orgánica existente en la atmósfera y en las rocas proviene de de alguna fuente emisora en el subsuelo, entonces podríamos aventurar que en el planeta rojo existen condiciones favorables para la existencia de vida; pasada o actual, es algo que queda por descubrir.

Curiosity, el vehículo explorador todo terreno de Marte, de la NASA, ha medido picos en los niveles de metano que llegaron a ser diez veces más altos que lo registrado anteriormente. El metano es un producto químico orgánico que se encuentra en la atmósfera que rodea al vehículo explorador, el cual detectó otras moléculas orgánicas en una muestra de polvo de roca que recolectó el taladro del laboratorio robótico. 
Imagen: NASA (Selfie de Curiosity).

“Este incremento temporal del metano (el cual aumenta abruptamente y luego vuelve a disminuir) nos dice que tiene que haber alguna fuente relativamente localizada”, dijo Sushil Atreya, de la Universidad de Michigan, Ann Arbor, que también es miembro del equipo científico de Curiosity. “Hay muchas fuentes posibles, biológicas o no biológicas, como la interacción del agua y las rocas”. 
Esta imagen ilustra posibles maneras en las cuales el metano podría sumarse a la atmósfera de Marte (fuentes) y por las que podría salir de dicha atmósfera (sumideros). Curiosity ha detectado fluctuaciones en la concentración de metano en la atmósfera, lo que implica que ambos tipos de actividad tienen lugar en Marte en la actualidad. Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/SAM-GSFC/Univ. de Michigan. 

Los investigadores usaron el laboratorio ubicado a bordo de Curiosity, llamado Laboratorio de Análisis de Muestras en Marte (Sample Analysis at Mars, o SAM), una docena de veces, en un período de 20 meses, con el propósito de rastrear metano en la atmósfera. Durante dos de los meses, a fines de 2013 y comienzos de 2014, cuatro mediciones promediaron las siete partes por mil millones. Antes y después de eso, las lecturas promediaron solamente una décima parte de ese nivel. 

Curiosity también detectó diferentes derivados químicos orgánicos marcianos en polvo, los cuales se obtuvieron al taladrar una roca apodada “Cumberland”, en lo que representa la primera detección definitiva de materia orgánica en la superficie de Marte. Estos productos orgánicos podrían haberse formado en Marte o podrían haber sido llevados hasta Marte por los meteoritos. 
Imagen: NASA (Taladro efectuado por Curiosity).

Las moléculas orgánicas, que contienen carbono y, generalmente, hidrógeno, son bloques químicos fundamentales para que haya vida, aunque pueden existir sin la presencia de la vida. Los hallazgos de Curiosity, a partir del análisis de muestras de la atmósfera y de polvo de rocas, no revelan si Marte alguna vez albergó microbios vivientes, pero los descubrimientos sí arrojan luz sobre un Marte moderno químicamente activo y sobre condiciones favorables para la vida en el antiguo Marte. 
Esta gráfica muestra un incremento, diez veces mayor, la cantidad de metano de la atmósfera de Marte que rodea a Curiosity, tal como se detectó a través de una serie de mediciones que llevó a cabo el Espectrómetro Láser Sintonizable (Tunable Laser Spectrometer), del laboratorio de Análisis de Muestras en Marte instalado en el explorador. Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech.

“Continuaremos trabajando en los acertijos que presentan estos hallazgos”, dijo John Grotzinger,  científico del proyecto Curiosity, en el Instituto de Tecnología de California (California Institute of Technology o Caltech), ubicado en Pasadena. “¿Podemos aprender más acerca de la química activa que causa esas fluctuaciones en la cantidad de metano que hay en la atmósfera? ¿Podemos elegir rocas como objetivo donde se han conservado materiales orgánicos identificables?” 

Los investigadores trabajaron durante muchos meses con el fin de determinar si algo del material orgánico detectado en la muestra tomada en Cumberland era verdaderamente marciano. El laboratorio SAM, de Curiosity, detectó en varias muestras algunos compuestos orgánicos de carbono que fueron, en verdad, transportados desde la Tierra en el interior del vehículo explorador todo terreno. Sin embargo, ensayos y análisis más exhaustivos hicieron que el equipo tenga ahora más confianza respecto de la detección de materia orgánica marciana. 
La identificación de los compuestos orgánicos marcianos que puede haber en la roca es complicada debido a la presencia de minerales de perclorato en las rocas y en el suelo de Marte. Al calentarlos en el interior de SAM, los percloratos alteran las estructuras de los compuestos orgánicos; entonces, todavía sigue sin conocerse la identidad del material orgánico marciano que hay en las rocas. 
“Esta primera confirmación de la presencia de carbono orgánico en una roca de Marte es más prometedora”, expresó el científico del proyecto Curiosity Roger Summons, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (Massachusetts Institute of Technology), en Cambridge. 
“Los compuestos orgánicos son importantes porque nos pueden decir cosas sobre las rutas químicas por las cuales se formaron y se conservaron. A su vez, nos enteramos de las diferencias entre la Tierra y Marte y si los ambientes en particular representados por las rocas sedimentarias del cráter Gale fueron o no más o menos favorables para la acumulación de materiales orgánicos. Ahora, el desafío es hallar otras rocas en el Monte Sharp que podrían tener acumulaciones diferentes y más extensas de compuestos orgánicos”. 

Asimismo, los investigadores informaron que el agua marciana que “probó” Curiosity, la cual se alojó en minerales del lecho de un lago en la roca Cumberland hace más de tres mil millones de años, indica que el planeta perdió gran parte de su agua antes de que ese lecho se formara y continuó perdiendo grandes cantidades posteriormente. 
SAM analizó los isótopos de hidrógeno de las moléculas de agua que habían estado en el interior de una muestra de roca durante miles de millones de años y que fueron liberados cuando SAM los calentó, lo que proporcionó información sobre la historia del agua marciana. 

La proporción de un isótopo de hidrógeno más pesado, el deuterio, respecto del isótopo de hidrógeno común puede brindar una pauta para realizar la comparación a través de las diferentes etapas de la historia de un planeta. 
“Es verdaderamente interesante que, usando Curiosity, nuestras mediciones de los gases extraídos de las antiguas rocas puedan contarnos sobre la pérdida de agua en Marte”, dijo Paul Mahaffy, quien es el principal investigador con el SAM, en el Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center), de la NASA, en Greenbelt, Maryland, y también es el principal autor de un informe publicado esta semana en Internet por la revista Science. 
La proporción de deuterio y de hidrógeno ha cambiado porque el hidrógeno, más liviano, escapa de la atmósfera superior de Marte mucho más rápidamente que el deuterio, que es más pesado. Para volver atrás en el tiempo y ver cómo cambió con el paso del tiempo la proporción deuterio/hidrógeno en el agua de Marte, los investigadores pueden observar la proporción en el agua de la atmósfera actual y en el agua atrapada en las rocas en diferentes momentos de la historia del planeta.
Los meteoritos marcianos hallados en la Tierra también brindan cierta información, pero este registro tiene algunas fisuras. Los meteoritos marcianos desconocidos son incluso casi de la misma edad que la roca estudiada en Marte, la cual se formó hace aproximadamente 3.900 millones a 4.600 millones de años, según las mediciones que llevó a cabo Curiosity. 
La proporción que Curiosity descubrió en la muestra de Cumberland es aproximadamente la mitad de la proporción hallada en el vapor de agua de la atmósfera actual de Marte, lo que sugiere que la mayor parte de la pérdida de agua del planeta tuvo lugar desde que la roca se formó. No obstante, la proporción medida es aproximadamente tres veces más alta que la proporción de agua original de Marte, tomando como base la suposición de que había una proporción similar a la medida en los océanos de la Tierra. Esto sugiere que gran parte del agua original de Marte se perdió antes de que la roca se formara. 
Fuente: NASA

Rosetta: El mayor logro cientifico del 2014.

Los medios de divulgación científica más importantes del planeta se han puesto unánimemente de acuerdo en definir la misión Rosetta de la Agencia Espacial Europea, como la hazaña científica más importante del año 2014. 

Imagen: ESA (Rosetta).

Las revistas “Science” y “Nature”, y agencias de prensa tan importantes como  Euronews, consideran como un hito sin precedentes la conquista humana de un asteroide por parte del módulo Philae.
Imagen: ESA (Philae aproximándose al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko).
Recordemos que la nave Rosetta de la ESA, tras una singladura espacial de diez años y casi 7.000  millones de kilómetros recorridos, el pasado mes de noviembre consiguió lanzar el módulo Philae y posarlo sobre la superficie  del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, un hecho sin precedentes en la historia de la humanidad.
Para las revistas “Science” y “Nature”, Rosetta, no sólo ha logrado el hito de  depositarse sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, sino también obtener datos de alta relevancia científica, tanto para el conocimiento de los orígenes del sistema solar, como para la búsqueda de nuevos lugares habitables.
Por su parte, "Euronews" ha elegido al equipo de científicos de la misión Rosetta como “uno de los personajes del año 2014”.

jueves, 25 de diciembre de 2014

Posible existencia de lagos en Marte.

Ha resultado una satisfacción volver a saber de las hazañas de nuestro ya querido Curiosity durante su periplo marciano.
 
El hallazgo es realmente muy importante de cara a la posible colonización humana del planeta rojo, considerado el más factible para albergar vida humana, no solo por su parecido con la Tierra, sino también por su proximidad, por su atmósfera con contenido en oxigeno (aunque solo sea menor al 1%), y por las evidencias de antiguos cursos de agua y su posible aprovechamiento futuro. 

La información enviada por Curiosity desde el cráter Gale parece evidenciar la existencia de un antiguo lago marciano de aproximadamente 150 km de diámetro.

Crédito NASA (Cráter actual y recreación del antiguo lago).

Las rocas sedimentarias encontradas en el fondo hacen aventurar que hace millones de años pudieron existir unas condiciones climáticas compatibles con vida biológica.

Los sedimentos se habrían ido petrificando con el tiempo, por acción de la erosión, tras un cambio climático, lo cual demostraría que el clima marciano anterior pudo ser cálido y húmedo en zonas bastante extensas, de forma muy similar a la Tierra.

 Crédito NASA (Rocas sedimentarias en el fondo del cráter).
 
Los experimentos que Curiosity ha venido realizando a lo largo de su recorrido, permiten deducir que los cursos fluviales fueron arrastrando arena y sedimentos de forma repetitiva a lo largo de los tiempos,  formando unos deltas semejantes a los que se forman en nuestro planeta.

Fuente: NASA

Desconocidas aeronaves espia. Posible nueva tecnologia aeronautica.

Tal como se han hecho eco múltiples medios informativos internacionales, misteriosas explosiones han venido siendo escuchadas en diversos lugares de Estados Unidos y Reino Unido por múltiples personas y colectivos, causando estupor y preocupación por su contundencia y excepcionalidad.
 
Tras descartar diversas teorías tales como fuegos artificiales, meteoritos, fenómenos meteorológicos, etc., expertos en tecnología aeronáutica han indicado que podría tratarse de aviones hipersónicos al romper la barrera del sonido, coincidiendo en reconocer que, de ser así, los alarmantes estampidos podrían provenir de miles de kilómetros de distancia, lo cual podría explicar el que las explosiones fueran escuchadas a ambos lados del Atlántico.

Tras el desmentido oficial de los ministerios de defensa norteamericanos y británicos, diversos medios han aventurado la hipótesis de que pudiera relacionarse con algún tipo de avión espía.

Bajo esta hipótesis, algunos medios especializados en temas armamentísticos, han asociado el fenómeno a la posibilidad de que pudiera tratarse de un proyecto norteamericano aprobado por el Pentágono en los años 80 relacionado con el desarrollo de un avión de la Lockheed Martin, derivado del modelo SR-71, que se correspondería con una nueva aeronave espía denominada Aurora, modelo SR-72.


Aunque todo ello entra dentro del terreno especulativo, lo que sí es cierto es que el fenómeno ha sido escuchado por centenares de personas, durante dos días, y en diversos lugares, desde EEUU hasta Europa.

La nueva geologia del asteroide Vesta.

Se han utilizado imágenes proporcionadas por la misión Dawn (Amanecer), de la NASA, para crear una serie de mapas geológicos en alta resolución del asteroide Vesta, de gran tamaño. Estos mapas revelan la variedad de rasgos de la superficie de Vesta con detalles sin precedentes y están incluidos en una serie de 11 artículos científicos que fueron publicados esta semana en una edición especial de la revista Icarus.

Este mapa de Vesta, en alta resolución, fue confeccionado a partir de datos que aportó la nave espacial Dawn. Crédito: NASA/JPL-Caltech/ASU.
 
El mapeo geológico es una técnica que se utiliza para conocer la historia geológica de un objeto planetario a partir de detallados análisis de la información sobre la morfología, topografía, color y brillo de la superficie. Un equipo de 14 científicos confeccionó un mapa de la superficie de Vesta usando los datos proporcionados por la nave espacial Dawn, cuyos científicos principales, patrocinados por la NASA, son: David A. Williams, de la Universidad Estatal de Arizona, en Tempe; R. Aileen Yingst, del Instituto de Ciencias Planetarias de Tucson, Arizona; y W. Brent Garry, del Centro Goddard para Vuelos Espaciales de la NASA en Greenbelt, Maryland.

“La campaña de mapeo geológico en Vesta llevó alrededor de dos años y medio y los mapas que se obtuvieron como resultado nos permitieron reconocer una escala de tiempo geológico de Vesta para poder compararla con la de otros planetas”, dijo Williams.

Los científicos descubrieron a través de estos mapas que los impactos de varios meteoritos grandes han dado forma a la historia de Vesta. Los asteroides como Vesta son remanentes de la formación del sistema solar, lo que brinda a los científicos una oportunidad para dar un vistazo a la historia. Los asteroides también podrían albergar moléculas fundamentales para la existencia de la vida y quizás revelar pistas sobre los orígenes de la vida en la Tierra.

El mapeo geológico de Vesta se pudo lograr gracias a las imágenes obtenidas por la cámara de encuadre proporcionada por el Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema, de la Sociedad Alemana Max Planck y del Centro Aeroespacial Alemán. Esta cámara toma imágenes pancromáticas e imágenes a siete bandas en color con filtro. Se utilizaron también fotografías estereográficas para crear modelos topográficos de la superficie, los que ayudan en la interpretación geológica.

La escala de tiempo geológico de Vesta está determinada por la secuencia de eventos de grandes impactos, principalmente los impactos que formaron los cráteres Veneneia y Rheasilvia, en la historia temprana de Vesta, y el impacto que formó el cráter Marcia, en su historia posterior. La corteza más antigua en Vesta es anterior al impacto que dio lugar al cráter Veneneia. La escala de tiempo relativa está complementada con edades absolutas basadas en modelos de dos enfoques diferentes que aplican las estadísticas relacionadas con los cráteres para dar cuenta de la edad de la superficie.

“Este mapeo fue crucial para poder conocer mejor la historia geológica de Vesta así como para brindar un contexto para la información, vinculada a la composición, que recibimos de otros instrumentos colocados en la nave espacial: el espectrómetro de mapeo que utiliza la luz visible e infrarroja y el detector de rayos gamma y de neutrones”, dijo Carol Raymond, la principal investigadora interina de la misión Dawn, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro, de la NASA, en Pasadena, California.

El objetivo de la misión Dawn, de la NASA, es clasificar los dos objetos más masivos que se encuentran en el cinturón de asteroides principal, entre Marte y Júpiter: Vesta y el planeta enano Ceres. La nave espacial fue lanzada en el año 2007. Se pensaba que Vesta, alrededor de cuya órbita giró la nave espacial Dawn entre julio de 2011 y septiembre de 2012, era el origen de un exclusivo conjunto de meteoritos basálticos llamados HEDs, y Dawn confirmó la conexión Vesta-HED.

En la actualidad, la nave espacial Dawn se encuentra camino a Ceres, el objeto más grande que existe en el cinturón de asteroides. Dawn llegará a Ceres en marzo de 2015.

Dawn usa la propulsión por iones en trayectorias espiraladas para viajar desde la Tierra hasta Vesta, así como para orbitar Vesta y luego continuar hacia la órbita del planeta enano Ceres. Los motores que se impulsan por medio de iones utilizan muy pocas cantidades de combustible a bordo, lo que permite llevar a cabo una misión que sería inviable o imposible de concretar sin ellos. 

Fuente: NASA

lunes, 15 de diciembre de 2014

Estudios CSIC de biofilms bacterianos y expresion genica en agroquimica.

Los proyectos de dos investigadores de un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), David Posé Padilla y Diego Romero Hinojosa, han sido seleccionados por el programa ERC Starting Grant de la Unión Europea. Los proyectos, financiados con 1.5 millones de euros cada uno, persiguen: “La mejora de la maduración y el sabor de las fresas mediante análisis masivos de expresión génica” y “El estudio del impacto de la formación de biofilms bacterianos en la agricultura sostenible y en la seguridad alimentaria”.

Imagen: Cienciatk.CSIC
Los investigadores trabajan en el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea La Mayora (IHSM), un instituto mixto entre la Universidad de Málaga y el CSIC creado en 2010 y en el que se abordan investigaciones relacionadas con la agricultura intensiva (tomate, fresa, melón) y la fruticultura subtropical (aguacate, mango, chirimoyo).

A esta convocatoria de excelencia científica han concurrido más de 3.200 proyectos, de los cuales 283 estaban liderados por investigadores españoles. Sólo el 10% del total de proyectos han resultado financiados. Desde que se inició el programa en 2007 se han financiado 4.036 proyectos, de los que 217 fueron de instituciones españolas. 
España ocupa el séptimo lugar por el número de proyectos concedidos detrás del Reino Unido (504), Dinamarca (325), Francia (317), Holanda (192), Suiza (147) e Italia (142). Cincuenta y dos institutos de investigación o universidades españolas han recibido estas ayudas, entre los que destaca el CSIC con 35 proyectos, la Universidad Pompeu Fabra (17) y la Universidad de Barcelona (14). 
El Starting Grant es un programa muy competitivo del European Research Council (ERC) que persigue apoyar a jóvenes científicos que quieran iniciar nuevas líneas de investigación basadas en la excelencia. El programa financia proyectos innovadores y ambiciosos con implicaciones tecnológicas o sociales en áreas de física, química, ingeniería, ciencias de la vida, ciencias sociales y humanidades.
En la convocatoria pueden participar doctores jóvenes que hayan finalizado su tesis doctoral en los últimos siete años. Para la adjudicación de los proyectos se valora la productividad científica de los candidatos que deben tener publicaciones en revistas científicas de alto impacto; la proyección de su currículum vitae científico, así como su madurez y capacidad de liderazgo científico.
Fuente: CSIC 10/12/2014

domingo, 14 de diciembre de 2014

Recubrimientos de CrN contra la corrosion. Camaras de niebla salina.

Los recubrimientos anticorrosivos de nitruro de cromo (CrN) se han venido utilizando en muchas aplicaciones anticorrosivas exigentes, debido a que sus propiedades mecánicas ofrecen ventajas significativas frente a otras más costosas tales como el TiN. Por ejemplo, se obtienen velocidades de deposición hasta 3 veces mayores que con TiN, lo que permite una mayor eficiencia, tiene menores esfuerzos residuales, y ofrece un mejor comportamiento a altas temperaturas, al presentar una mayor resistencia a la oxidación y corrosión.

El CrN puede reemplazar en algunas aplicaciones al cromo duro electroquímico, presentando una mayor dureza, una resistencia a la corrosión competitiva y teniendo además la ventaja de no necesitar intercapas de cobre o níquel, necesarias en depósitos de cromo duro. 
Además el CrN tiene mayor densidad, lo cual significa una mejor resistencia a la corrosión comparada con las capas galvánicas y mayor duración, al poder aportarse más material susceptible de desgaste.
La resistencia a la corrosión se puede evaluar con ensayos de polarización Tafel en una solución de 0,5M H2SO4 y 0,05M KSCN y con ensayos de impedancia electroquímica usando una solución de NaCl al 3%. En general, la configuración del campo magnético influye en la orientación preferencial de los recubrimientos. Las menores velocidades de corrosión se observan en las películas de CrN depositadas sobre acero inoxidable AISI 304.
Para simular las condiciones ambientales del clima marino, rico en ClNa, se utilizan las cámaras de ensayos acelerados de niebla salina, en las cuales se pueden reproducir todas las normas de ensayos publicadas por los organismos oficiales encargados de legislar en cada país: AENOR, ASTM, AFNOR, BS, DIN, ISO, etc.

viernes, 12 de diciembre de 2014

La I+D en medicina y farmacologia: Camaras climaticas de estabilidad.

La Conferencia Internacional sobre Armonización (ICH) nació en el año 1990 en virtud de los esfuerzos realizados entre la Unión Europea, Japón y Estados Unidos, en colaboración con diversas asociaciones comerciales de la industria farmacéutica, con el propósito de llegar a un consenso multilateral para armonizar los criterios esenciales de calidad y seguridad que deben reunir los medicamentos y las sustancias farmacológicas activas para garantizar sus propiedades medicinales y su periodo de vida útil.
 
Entre los objetivos alcanzados se encuentra la necesidad de identificación de premisas y la eliminación de duplicidad de estudios, con el fin de satisfacer requerimientos regulatorios distintos, un uso más eficaz de recursos en el proceso de investigación y desarrollo y un acceso más rápido de los pacientes a nuevos medicamentos seguros y eficaces.
En el caso de nuevos productos existen directrices de calidad (tales como las de estabilidad Q1E, Q1F y comparabilidad biotécnica Q5E), de eficiencia (tales como la seguridad posterior a la aprobación E2D y planificación de farmacovigilancia E2E), diversas especificaciones establecidas para presentaciones electrónicas eCTD, y cuatro documentos de “Consideraciones” (3 sobre terapia genética y 1 sobre género y pruebas clínicas).
Como es sabido, la climatología es un factor que afecta a la calidad de los productos en general, y especialmente a los productos perecederos con fecha de caducidad y de especial conservación.
La cualidad de resistencia a la inalterabilidad en el tiempo bajo condiciones ambientales determinadas, se denomina estabilidad.
Si bien todas las sustancias están sujetas a la afectación climática, dos son los tipos de productos más comunes cuya estabilidad debe ser determinada, entre otras razones para calcular su periodo de caducidad. Nos referimos a los medicamentos y las sustancias farmacológicas activas, aunque también se pueden adscribir los cosméticos, los alimentos, y los productos fitosanitarios.
Mientras la determinación de la estabilidad de medicamentos se rige por la normativa ICH, el resto de los productos mencionados todavía no disponen de estándares normativos de tal nivel.
Por estabilidad se entiende la inalterabilidad de composición, eficacia, aspecto, textura, color, etc., y en especial la permanencia de sus cualidades iniciales, tras determinados periodos de permanencia en condiciones climáticas variables.
Para llevar a cabo estas pruebas a escala de laboratorio se utilizan las cámaras de ensayos climáticos de estabilidad. 

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Corrosion de equipos fotograficos y de grabacion. Camaras de niebla salina.

Según hemos podido leer en  medios especializados y en diversos foros relacionados con el mundo de la fotografía, los equipos de grabación y las cámaras fotográficas, no solo no están exentas de los riesgos de corrosión derivados de los ambientes químicamente activos, tales como el ambiente marino, el clima urbano, el sudor, etc., sino que además en algunos casos pueden llegar a ocasionar problemas, derivados de situaciones o eventos irrepetibles que se confiaba poder plasmar gráficamente y que resultaron finalmente fallidas o defectuosas, con las consabidas decepciones e incluso con consecuencias especialmente graves en el caso de los sectores profesionales.

En este caso, aunque no sea relevante,  se trata de las cámaras del fabricante alemán Leica las que parece que están presentando problemas de corrosión en algunos modelos, específicamente en la protección del sensor de imagen.

Según ha informado Leica, no es posible realizar una limpieza con garantías, sino que se hace imprescindible cambiar el captador completo, cuestión que asumen responsablemente.

Y nosotros nos preguntamos: ¿No hubiese sido mucho más rentable realizar controles de calidad previos al lanzamiento del producto para poder evaluar el grado de resistencia a la corrosión a escala de laboratorio?

Como podemos ver, la corrosión no respeta ni sectores ni productos, con lo cual todos los fabricantes de equipamientos que lleven implícita la inclusión de componentes metálicos, se han de ver obligados a realizar ensayos de control de calidad, mediante el empleo de las cámaras climáticas de ensayos de corrosión acelerada, como las cámaras de niebla salina.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Agencia espacial japonesa JAXA rumbo al asteroide 1999 JU3.

La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) lanzó con éxito su misión Hayabusa 2 cuyo objetivo es encontrarse con un asteroide, hacer aterrizar en su superficie una pequeña sonda y tres mini vehículos exploradores, y luego recolectar muestras para traerlas a la Tierra. La NASA y la JAXA están cooperando en las tareas científicas de la misión. La NASA aportará las comunicaciones a través de la Red del Espacio Profundo y respaldará la navegación de la misión. A cambio recibirá una parte de las muestras recolectadas.
 
“Hayabusa 2”, el explorador de asteroides, es el sucesor de “Hayabusa MUSES-C", que reveló varias tecnologías nuevas y regresó a la Tierra en junio del año 2010. Crédito de la imagen: JAXA y Akihiro Ikeshita.

Hayabusa 2 se basa en las lecciones aprendidas de la misión Hayabusa inicial, de la JAXA, la cual recolectó muestras de un pequeño asteroide llamado Itokawa y las trajo a la Tierra en junio del año 2010. El objetivo de Hayabusa 2 es un asteroide de 870 metros de ancho, llamado 1999 JU3, en honor al año en el que fue descubierto por el Proyecto Lincoln para la Investigación de Asteroides Cercanos a la Tierra, patrocinado por la NASA. Se trata de un asteroide de tipo C que, se cree, contiene más material orgánico que otros asteroides. Los científicos esperan entender mejor cómo evolucionó el sistema solar estudiando muestras de estos asteroides.
“Creemos que los asteroides de tipo C sufren menos alteraciones que otros asteroides”, dice Lucy McFadden, científica planetaria del Centro Goddard para Vuelos Espaciales de la NASA. “Creo que va a ser muy interesante traer ese material a la Tierra y poder analizarlo”.
El 17 de noviembre, la NASA y la JAXA firmaron un Memorandum de Entendimiento para la cooperación en la misión Hayabusa2 y en la misión de la NASA denominada Nave Exploradora de Regolito con Capacidad de Interpretación Espectral y de Orígenes, Identificación de Recursos y Seguridad, para maximizar mutuamente los resultados de sus misiones. El lanzamiento de OSIRIS-REx está programado para el año 2016. Será la primera misión estadounidense que traerá a la Tierra muestras de un asteroide. Asimismo, OSIRIS-REx se encontrará con el asteroide Bennu, que mide 500 metros, en 2019, con el propósito de realizar un reconocimiento detallado y traer muestras a nuestro planeta en el año 2023.
Hayabusa2 y OSIRIS-REx estrecharán aún más los lazos entre las dos agencias espaciales en pos de la exploración de asteroides.
Las misiones también ayudarán a la NASA a elegir su objetivo para la primera misión que capturará y redireccionará un asteroide. En la década de 2020, la Misión para el Redireccionamiento de Asteroides de la NASA, ayudará a la entidad a poner a prueba nuevas tecnologías que serán necesarias para futuras misiones con seres humanos en los viajes a Marte.
Los cometas y los asteroides contienen material que se formó describiendo un disco alrededor de nuestro Sol. Los cientos de miles de asteroides conocidos son restos de material que no se unió para formar un planeta o una luna en el sistema solar interior. Los miles de cometas conocidos probablemente se formaron en el sistema solar exterior, lejos del calor del Sol, donde el agua existe bajo la forma de hielo.
Los objetos más grandes, como los planetas enanos Plutón y Ceres, también se formaron en el sistema solar exterior, donde el hielo de agua es estable. Plutón y Ceres pronto serán explorados por las misiones de la NASA New Horizons y Dawn, respectivamente. Los asteroides y los cometas son de particular interés para los científicos porque podrían albergar pistas sobre los orígenes de la vida en la Tierra.
Estas misiones han incrementado en gran medida el conocimiento científico sobre nuestro sistema solar y sobre la historia de nuestro planeta. Muchos científicos sospechan que podríamos encontrar material orgánico en asteroides y cometas, como aminoácidos (los pilares fundamentales para la vida, que podrían ayudar a responder preguntas sobre los orígenes de la vida en la Tierra). Estas preguntas nos motivan para continuar explorando los intrigantes asteroides y cometas de nuestro sistema solar.
Las múltiples misiones de la NASA y de socios internacionales que están trabajando en el espacio o en el desarrollo de nuevas tecnologías y conocimiento podrían llevarnos mucho más cerca de la respuesta y también podrían ayudarnos a identificar Objetos Cercanos a la Tierra que podrían representar un riesgo de impacto. Asimismo, dichas misiones quizás ayudarían a informar sobre opciones de desarrollo vinculadas con la defensa planetaria.
Fuete: NASA