CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

viernes, 28 de febrero de 2014

Sensor viario contra la corrosion. Camaras de niebla salina.

Un equipo de ingenieros de la Universidad Carlos III de Madrid, dirigido por Marta Ruiz-Llata, profesora del departamento de Tecnología Electrónica, ha desarrollado  un sensor que permite evaluar la dosificación de sal viaria añadida  por las máquinas quitanieves para evitar la formación de hielo.
 
Hasta ahora, al no existir controles de adición, se añadían cantidades irregulares de sal  generalmente excesivas, cuando en realidad, con pequeñas cantidades podría ser suficiente para evitar la formación de la peligrosa escarcha.
Y es que un exceso de esta sustancia no solo puede provocar la corrosión prematura de  los vehículos y las infraestructuras viarias, sino también salinizar los acuíferos y perjudicar a los cultivos, de ahí la importancia de contar con un medio fiable de control.
Según la profesora Ruiz-Llata, este sensor óptico, basado en las propiedades de la luminiscencia del cloruro sódico, es capaz de detectar concentraciones inferiores a los 20 gramos de cloruro sódico por metro cuadrado de carretera, cantidad máxima recomendable.
Para estudiar a escala de laboratorio la resistencia a la corrosión de los metales se utilizan las cámaras de niebla salina normalizadas.

jueves, 27 de febrero de 2014

GPM. Prediccion climatica de lluvia, hielo y nieve.


Como comentó alguna vez Arthur C. Clarke: "Qué inapropiado es llamar a este planeta Tierra cuando con claridad es un Océano".
De hecho, la Tierra es un mundo de agua. El suelo seco que la mayoría de nosotros llamamos hogar, cubre menos de un tercio de la superficie del planeta. El agua se mueve alrededor de la Tierra con una circulación tan compleja como la del cuerpo humano. La evaporación, la condensación y la precipitación transportan calor y humedad de un lugar a otro, lo que hace posible la vida y crea las condiciones propicias para el tiempo y el clima.
“El ciclo del agua, que es tan familiar para todos los jóvenes científicos en edad escolar, es uno de los elementos más importantes y dinámicos de nuestros estudios de la Tierra”, dice John Grunsfeld, administrador adjunto del Directorio de Misiones Científicas de la NASA, en Washington, D.C. “Estamos por lanzar un nuevo satélite que nos brindará información decisiva sobre cómo funciona el ciclo del agua”.
Se llama Observatorio de Medición de la Precipitación Global (Global Precipitation Measurement Core Observatory o GPM, por su sigla en idioma inglés). Fue construido por la NASA y la JAXA, la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón. El lanzamiento del satélite está previsto para el 27 de febrero a la 1 de la tarde, hora oficial del Este, desde el Centro Espacial Tanegashima, en Japón.
El GPM volará a 407 kilómetros (253 millas) por encima de la Tierra, en una órbita con inclinación de 65 grados hacia el ecuador. Esta órbita permite que el satélite monitorice las precipitaciones desde el Ártico hasta la Antártida. Trabaja conectado en red con otros satélites, de los cuales algunos ya están en órbita y otros cuyo lanzamiento está planeado para el futuro. El GPM puede medir la lluvia y la nieve cada tres horas en cualquier lugar del mundo.
“El tipo de datos que recibiremos de la red del GPM no tiene precedentes”, dice Gail Skofronick-Jackson, un científico del proyecto GPM, en el centro Goddard. “Podremos observar características detalladas de los sistemas de lluvia y nieve que son extremadamente importantes para mejorar las predicciones meteorológicas y climáticas”.
Las operaciones normales comenzarán aproximadamente 60 días después del lanzamiento. Los datos serán transmitidos a través del Sistema de Satélites desde Seguimiento y Retransmisión de Datos (Tracking and Data Relay Satellite System, en idioma inglés), de la NASA, hacia el Centro de Procesamiento de Precipitaciones (Precipitation Processing Center , en idioma inglés), de la NASA, ubicado en Greenbelt, Maryland, donde serán procesados y distribuidos por Internet.
El GPM lleva dos instrumentos para medir la lluvia y la precipitación de nieve: un Radar de Precipitaciones de Frecuencia Dual y el Generador de Imágenes por Microondas del GPM. En comparación con los instrumentos que volaron con anterioridad en satélites de ciencias de la Tierra, el radar de precipitaciones y el generador de imágenes por microondas del GPM pueden ver más profundamente dentro de las nubes y detectar partículas más pequeñas de lluvia, hielo y nieve. Asimismo, el radar podrá formar perfiles de precipitación en 3D y revelar el funcionamiento interno de los sistemas de tormentas con nubes. Por su parte, el generador de imágenes por microondas no solo medirá lluvias intensas y moderadas, como lo hacen otros satélites, sino también lloviznas y nevadas leves (que son dos formas de precipitación importantes en las cordilleras y en las zonas de latitudes elevadas de América del Norte, Europa y Asia).
Grunsfeld llega a la conclusión de que lo que aprendamos de la red del GPM “nos ayudará a hacer frente a futuros fenómenos meteorológicos extremos y a manejar los recursos de agua dulce”, en un mundo cambiante.
Hagamos pues ese mundo de agua.
Fuente: NASA

miércoles, 26 de febrero de 2014

Camaras fotoclimaticas.

Los ensayos denominados fotoclimáticos hacen referencia al comportamiento de los productos objeto de estudio, tras su sometimiento a condiciones climáticas cambiantes con ciclos de fotoperiodo lumínico.

Las cámaras de envejecimiento acelerado están destinadas a la evaluación de la resistencia de los materiales, productos, equipamientos, automatismos y sistemas diversos, cuando se encuentran sometidos, en condiciones de servicio, a entornos climáticos adversos, en el más corto espacio de tiempo posible.

Los ensayos de envejecimiento ambiental acelerado facilitan a los equipos de investigación, ingenieros de calidad y de producción, una información valiosísima encaminada a localizar puntos débiles, estudiar nuevas formulaciones e incrementar la calidad de los productos, detectar fallos constructivos, optimizar tolerancias de mecanización o ensamblaje, mejorar los procesos de producción, corregir defectos incipientes, estudiar el grado de deterioro en el tiempo, etc., y sobre todo, eliminar incertidumbres relativas a asegurar la idoneidad del producto para poder desempeñar con total garantía las funciones asignadas.

En el caso de la determinación de la fecha de caducidad, o de estabilidad climática, los criterios son los de someter los productos perecederos a las condiciones a las que habrán de ser sometidos a lo largo de toda la vida esperada de los mismos en sus condiciones originales.

CCI fabrica cámaras de ensayos de resistencia a la intemperie capaces de generar climas múltiples, tanto naturales como artificiales, para propósitos de investigación a escala de laboratorio.

La simulación de climatologías adversas se realiza con los simuladores climáticos de laboratorio, también conocidos como cámaras de envejecimiento ambiental acelerado.

Las condiciones del desierto y zonas desertificadas, contaminación atmosférica y niebla ácida, vientos huracanados, concentraciones de ozono, radiaciones solares intensas, lluvia y oleaje, polvo y tormentas de arena, hielo, nieve y granizo, climas húmedos y climas secos, inundaciones, altas temperaturas y atmósferas volcánicas, etc., etc., son situaciones climatológicas las cuales pueden ser reproducidas a escala de laboratorio con las cámaras de simulación.

domingo, 23 de febrero de 2014

Ensayos de corrosion trazables. Camaras de niebla salina.

Los ensayos de corrosión trazables, tiene como característica fundamental el cumplimiento riguroso de todos los aspectos exigibles en la normativa internacional, su equivalencia y su intercomparación, independientemente del país o del laboratorio que lleve a cabo los ensayos.

Cuando decimos “la totalidad de los aspectos exigibles”, nos estamos refiriendo tanto a los aspectos constructivos, como a las especificaciones funcionales y a las variables de ensayo que habrán de ser garantizadas, como por ejemplo:

En cámaras de niebla salina:
- Configuración geométrica y volumen interior.
- Ausencia de goteo sobre las probetas.
- Presión de trabajo.
- Concentración de ClNa en la solución salina.
- Pluviometría media y su ph.
- Temperatura de cuba.
- Temperatura de la torre de humidificación.
- Características de los ciclos climáticos.
- Tiempo de ensayo.
- Precisiones y tolerancias.
- Etc.

En cámaras Kesternich:
- Configuración geométrica y volumen interior.
- Ausencia de goteo sobre las probetas.
- Temperatura de cuba.
- Temperatura de la torre de humidificación.
- Volumen de SO2 inyectado.
- Precisiones y tolerancias.
- Tiempo de ensayo.
- Etc.

Siendo así se podrá asegurar que la cámara es normalizada y solvente internacionalmente, con lo cual, los ensayos realizados con este tipo de equipos tendrán valor comparativo, trazabilidad y relevancia legal.


Esto solo es posible realizarlo con cámaras de alta fiabilidad contrastada, avalada por unos procedimientos de fabricación respaldados por entidades tales como AENOR.

Nuevo asfalto a base de plasticos y caucho reciclables. Camaras climaticas.


Una  investigación desarrollada por Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS), en colaboración con Acciona Infraestructuras, la Dirección General de Carreteras de la Comunidad de Madrid y bajo la coordinación de la Universidad de Cantabria, dentro del proyecto POLYMIX, ha permitido desarrollar un novedoso asfalto con altas prestaciones de resistencia al envejecimiento climático.
 
Según ha indicado el centro tecnológico, se trata de un asfalto a cuya composición se han añadido, de forma independiente, neumáticos fuera de uso (NFU), tapones de polipropileno (PP), envases de polietileno y perchas de poliestireno.
La mezcla ha sido ya experimentada en un tramo de carretera de dos kilómetros en la M-300 de Alcalá de Henares con extraordinarios resultados.
Según ha informado AIMPLAS, a la resistencia ambiental se suma una serie de respuestas favorables frente a las agresiones tales como la fatiga termomecánica del firme frente a los choques térmicos en condiciones extremas.
El estudio de viabilidad técnica y económica concluye que gracias a estos novedosos componentes las mezclas podrían fabricarse con un menor espesor por sus propiedades mejoradas, y reducir de esta forma el coste de producción.
Respecto a las ventajas de este asfaltado alternativo, AIMPLAS asegura que reduce el volumen de materia prima empleada en su fabricación, como los áridos naturales, y proporciona además nuevas vías de reutilización para grandes volúmenes de residuos plásticos a través de un método sencillo que se puede incorporar a cualquier planta asfáltica.
De esta manera, si su implantación se extendiera a todo el territorio nacional los residuos se podrían consumir prácticamente donde se generan, y se obtendrían además unas carreteras más sostenibles con un menor impacto ambiental,
Los resultados del proyecto de tecnología viaria POLYMIX (LIFE10 ENV/ES/000516), financiado con fondos europeos a través del programa Life+, han sido medidos mediante una serie de ensayos de monitorización realizados por el Centro de Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) del Ministerio de Fomento.
Es de destacar que los ensayos de este nuevo producto asfáltico se han ensayado en cámaras climáticas de simulación ambiental y envejecimiento climático acelerado bajo condiciones de frio, calor, humedad, lluvia, radiaciones solares UV y ozono. 
Fuente: IMPLAS

martes, 18 de febrero de 2014

Cambio climatico. Sequia extrema en California.


Se considera a California como el “Estado Dorado”. Imagine ese dorado de color marrón. Toda la costa este de Estados Unidos está cambiando de color con el avance de la peor sequía que se haya producido en más de un siglo. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos y con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, la condición de sequía se volvió extrema en más del 62% de la superficie californiana, con muy pocas señales de mejorar. 
 
“A lo largo y a lo ancho de California, desde Oregón hasta México, todo se ve tan seco como un hueso”, comenta el climatólogo Bill Patzert, del Laboratorio de Propulsión a Chorro. “Lo que hace las cosas aun peor es que la nieve acumulada en el almacenamiento de agua Sierras es un 20% inferior a lo normal para esta época del año”.

La sequía es tan severa que los satélites de la NASA pueden verla desde el espacio. El 18 de enero de 2014 (precisamente un día después de que el Gobernador de California Jerry Brown declaró el estado de emergencia), el satélite Terra, de la NASA, capturó una imagen desoladora del cordón montañoso Sierra Nevada. Donde tendría que haber miles de kilómetros cuadrados de nieve acumulada, solo había tierra y rocas desnudas.
En el Laboratorio de Propulsión a Chorro, un grupo de investigadores guiados por Tom Painter, se preparan para volar una aeronave Twin Otter sobre las Sierras e investigar la situación. Su “Observatorio de Nieve Aerotransportado” está equipado con un radar láser y un espectrómetro para medir la profundidad y la reflectividad de la nieve. Con esa información, es posible calcular el contenido de agua de las Sierras, en un rango del 5%, y también futuras tasas de deshielo con un margen de precisión similar.
“El Observatorio de Nieve Aerotransportado fue diseñado para momentos como este en los que realmente necesitamos saber el estado de la nieve”, dijo Painter. “Nuestro próximo vuelo será sobre la cuenca del río Tuolumne”. La cuenca del Tuolumne y su embalse, llamado Hetch Hetchy, son las principales fuentes de abastecimiento de agua para 2,6 millones de habitantes del área de la Bahía de San Francisco.
El cambio en el paisaje es tan dramático, que un grupo de estudiantes de ciencia de la escuela secundaria de California central voló en globos estratosféricos para fotografiarlo. Desde la estratosfera, Bishop, su ciudad natal, se parece a un asentamiento en el planeta Marte.
“La falta de nieve es realmente asombrosa”, dijo Amelia Koske-Phillips, de 17 años, presidente del club de ciencias denominado Earth to Sky Calculus. “Nunca vi un invierno tan marrón como este”, agrega Carson Reid, miembro del equipo de lanzamiento.
Para obtener actualizaciones, consulte el Monitor de Sequía de Estados Unidos.
Bill Patzert culpa, en parte, a la sequía en la Oscilación Decadal del Pacífico u “ODP” (por su sigla en idioma español), un patrón de lenta oscilación de las temperaturas de la superficie marina en el Océano Pacífico. Actualmente, la “ODP” está en su fase negativa; una condición históricamente ligada a la cuña anticiclónica que bloquea las tormentas de la Costa Este y genera inviernos muy duros en el Oeste Medio y en la Costa Este.
“A menudo me preguntan si esto es parte del calentamiento global”, dice Patzert. “Mi respuesta es que ‘aún no’. Lo que estamos experimentando ahora es una variabilidad natural que hemos visto muchas veces en el pasado. Aunque, en definitiva, el cambio climático podría provocar sequías mucho peores en el Oeste”.
Fuente: NASA

Corrosion del cobre. Camaras Kesternich.

La evaluación de la resistencia a la corrosión de las aleaciones base cobre se lleva a cabo con las cámaras de ensayos de laboratorio tipo Kesternich.

Definición:

Definimos como ensayo Kesternich al realizado en una cámara de prueba de laboratorio la cual permite determinar el grado de resistencia de los materiales a la corrosividad por atmósferas gaseosas modificadas, atmósferas industriales o urbanas, sustratos corrosivos y de humedad condensada, etc., conforme a los siguientes estándares:

a) Ensayos humidostáticos a temperatura controlada y con humedad saturada, según norma DIN 50.017 (y sus equivalentes).

b) Ensayos de corrosión mediante gas sulfuroso a temperatura controlada y con humedad saturada, según norma DIN 50.018 (y sus equivalentes).

c) Pruebas de niebla ácida o de simulación de atmósferas químicamente activas.

En definitiva, el ensayo consiste en crear atmósferas artificiales normalizadas, formadas por composiciones gaseosas predeterminadas, en condiciones climáticas concretas, y someter los especímenes a dichos ambientes simulados.

Aplicaciones:
Control de calidad de los metales y los recubrimientos de protección contra la corrosión.
Pruebas de deslaminación de sustratos y recubrimientos frente a la humedad saturada a condensación.
Ensayos de vidrios laminados empleados en seguridad y construcción.
Etc.


Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos Kesternich, de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

lunes, 17 de febrero de 2014

Diez años más de investigacion para la Estacion Espacial Internacional.

En los últimos años, la prestigiosa Estación Espacial Internacional ha estado llevando a cabo múltiples proyectos de investigación, generando resultados a un ritmo extraordinario, gracias a sus capacidades únicas:

1) Los ingenieros desarrollaron un brazo robot de precisión que ayuda a los cirujanos a extraer tumores del cerebro humano.

2) Los experimentadores aprendieron a encender fuego sin llama, una tecnología.anti-intuitiva que podría conducir a la fabricación de motores de automóviles súper eficientes.
3) Los físicos contaron cientos de miles de partículas de anti-materia entre los rayos cósmicos normales, lo que es un signo inequívoco de la misteriosa materia oscura.
4) Los investigadores unieron átomos en formas exóticas, creando así los bloques fundamentales de los materiales inteligentes del futuro.
Etc.
“Los logros de los últimos años son notables; especialmente considerando que la estación espacial todavía estaba en construcción”, destaca Julie Robinson, científica del programa para la EEI. “Ahora que la estación está terminada, nos han otorgado al menos 10 años más”.
En enero, el gobierno de Obama anunció una extensión de la misión de la Estación Espacial Internacional hasta, al menos, el año 2024. El tiempo adicional permite a la NASA y a otras agencias espaciales del mundo ir en busca de ciertos objetivos importantes.
Por un lado, la EEI es vital para los viajes de larga duración a través del espacio profundo. “Eso puede sonar irónico dado que la estación espacial nunca abandona la órbita de la Tierra”, dice Robinson, “pero hemos determinado que las investigaciones en la estación son necesarias para mitigar 21 de 32 riesgos para la salud humana asociados con las misiones espaciales de larga duración. La ruta hacia Marte pasa por la EEI”.
Ella agrega que las investigaciones médicas relacionadas con los astronautas ayudan a las personas en la Tierra también. Los tratamientos para la osteopenia y para el deterioro muscular, y los avances en la telemedicina, son apenas unos pocos de los beneficios indirectos que se han llevado a los hospitales desde que comenzó el programa de la EEI.
Durante los próximos 10 años, una colección de “organismos modelo” se unirá a los astronautas en la EEI para poder llevar a cabo estudios avanzados sobre ciencias biológicas. Los nuevos “miembros de la tripulación” incluyen algas, moscas de la fruta y roedores (todos ellos comparten una sorprendente cantidad de ADN con los seres humanos). “Al estudiar estos organismos en la microgravedad, aprenderemos mucho sobre nosotros mismos”, señala.
A pesar de que Robinson tiene un título universitario en biología, algunos de sus experimentos favoritos son los que están asociados al área de la física fundamental. Por ejemplo, dice, “el programa del Espectrómetro Magnético Alfa de la estación, dirigido por Samuel Ting (reconocido con un premio Nobel), está listo para realizar descubrimientos sobre la naturaleza de la materia oscura”. Otro proyecto emocionante es el Laboratorio de Átomos Fríos, cuyo lanzamiento está programado para el año 2016. “Vamos a crear el sitio más frío del universo conocido en el interior de la EEI”, dice. “Esto permitirá a los investigadores estudiar formas exóticas de la cuántica, como los condensados de Bose-Einstein”.
Los sensores que están en construcción, y cuyo lanzamiento está programado para los próximos años, incluyen instrumentos para la predicción de huracanes, estudios sobre el clima mundial y los peligros de los rayos. “La extensión de la misión de la estación espacial permite que los instrumentos científicos de la Tierra reúnan conjuntos de datos a más largo plazo”, destaca Robinson. “Algunos de los sensores que ya tenemos reunirán un 90% más de datos durante la década venidera”.
La extensión del programa de la estación por 10 años más también impulsa el desarrollo del programa espacial comercial de Estados Unidos. Las firmas SpaceX y Orbital Sciences Corp., que están contratadas para proveer cargamento a la estación, ahora pueden aspirar a competir por futuros contratos. SpaceX, Boeing y Sierra Nevada también están interesadas en enviar equipos a la estación para el año 2017. A medida que los proveedores comerciales brindan acceso a la órbita de la Tierra a un costo más bajo, nos estamos encaminando hacia el día en el cual los científicos viajarán al espacio para hacer sus propios experimentos, de primera mano.
Fuente: NASA
Información sobre las investigaciones que se llevan a cabo en la Estación Espacial Internacional, en: nasa.gov/station.

domingo, 16 de febrero de 2014

Causas climaticas hacen inaccesible el oceano a las especies migratorias.

Por su capacidad para reorganizar los sistemas naturales, el cambio climático “es una de las mayores amenazas a la biodiversidad de este siglo, ya que compromete la integridad de los sistemas vivos”. Esta y otras conclusiones se desprenden de un trabajo internacional con participación de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) centrado en la reorganización de la diversidad de las especies. Los científicos, que publican sus resultados en Nature, han empleado la velocidad del cambio climático para derivar la trayectoria de los nichos climáticos de 1960 a 2009 y hasta el año 2100.

Los nichos climáticos se definen como el conjunto de condiciones bióticas y abióticas con las cuales una especie es capaz de mantener estable su población. Según el estudio, las costas actúan de barreras que impiden el paso a las trayectorias de los nichos, mientras que las áreas templadas locales las atraen. Este proceso acaba en la creación de áreas que actúan como fuente de especies que migran con el cambio climático, áreas que funcionan como corredores por los que se desplazan en sus migraciones climáticas, y áreas que actúan como sumideros, donde quedan atrapadas.  
Según los datos rastreados entre 1960 y 2009, el 34% del océano es un área fuente y, por tanto, resulta inaccesible a las especies que migran por causas climáticas. Por otro lado, las áreas sumidero, donde las condiciones climáticas locales desaparecen, suponen el 1% del océano.
“Basándonos en esta aproximación hemos inferido los cambios en la distribución de las especies y hemos obtenido mapas regionales de la dirección y el ritmo esperado de las especies migratorias por causas climáticas. También sugerimos qué zonas sufrirán una pérdida de biodiversidad”, explica el investigador del CSIC Carlos Duarte. “Con ello es posible diseñar corredores que permitan las migraciones climáticas y anticipar cómo tendrán que reorganizarse las actuales áreas protegidas para que sigan desempeñando su función”, agrega.
La pérdida de especies tanto en áreas fuente como en áreas de hundimiento podría verse acelerada con el cambio climático. Las zonas con climas nuevos o aquellas que los han perdido sufrirán un mayor calentamiento. El trabajo ofrece un método rápido y global para cuantificar y mapear patrones de nichos termales cambiantes y marca cuáles son las regiones del planeta que podrían estar en riesgo por los efectos de las barreras a los migradores climáticos.
Fuente: CSIC 10/02/2014
Michael T. Burrows, David S. Schoeman, Anthony J. Richardson, Jorge Garcıía Molinos, Ary Hoffmann, Lauren B. Buckley, Pippa Moore, Christopher J. Brown, John F. Bruno, Carlos M. Duarte, Benjamin S. Halpern, Ove Hoegh Guldberg, Carrie V. Kappel,Wolfgang Kiessling, Mary I. O’Connor, John M. Pandolfi, Camille Parmesan,WilliamJ. Sydeman, Simon Ferrier, Kristen J. Williams & Elvira S. Poloczanska. Geographical limits to species-range shifts are suggested by climate velocity. Nature. DOI: 10.1038/nature12976.

Corrosion en entornos agresivos EN 12944. Camaras de niebla salina.

Los recubrimientos basados en el cumplimiento de la norma UNE-EN ISO 12944 llevan implícito una elevada resistencia a la corrosión bajo entornos ambientales altamente corrosivos.

Estos entornos se basan en experimentos que han medido el índice de pérdida de metal del acero sin ninguna clase de protección.

La clasificación de entornos hace referencia al acero estructural expuesto a las siguientes condiciones ambientales:

C1 Áreas rurales con bajo nivel de polución.
C2 Edificios con calefacción bajo atmósferas neutras.
C3 Atmósferas urbanas e industriales.
Niveles moderados de dióxido de azufre.
Zonas de producción con altos niveles de humedad.
C4 Zonas industriales y costeras.
Plantas de procesamiento químico.
C5I Zonas industriales con altos niveles de humedad y atmósferas agresivas.
C5M Zonas náuticas, alta mar, estuarios y áreas costeras con alto nivel de salinidad.

Para determinar el grado de resistencia de los revestimientos frente a la corrosión se emplean las cámaras de ensayos acelerados de laboratorio, las cuales han de estar certificadas para poder responder a aspectos normativos tales como:

En cámaras de niebla salina:
- Configuración geométrica y volumen interior.
- Ausencia de goteo sobre las probetas.
- Presión de trabajo regulable.
- Concentración de ClNa en la solución salina.
- Pluviometría media y su ph.
- Temperatura de cuba.
- Temperatura de la torre de humidificación.
- Características de los ciclos climáticos.
- Tiempo de ensayo.
- Precisiones y tolerancias.
- Etc.

En cámaras Kesternich:
- Configuración geométrica y volumen interior.
- Ausencia de goteo sobre las probetas.
- Temperatura de cuba.
- Temperatura de la torre de humidificación.
- Volumen de SO2 inyectado.
- Precisiones y tolerancias.
- Tiempo de ensayo.
- Etc.

Siendo así se podrá asegurar que la cámara es normalizada y solvente internacionalmente, con lo cual, los ensayos realizados con este tipo de equipos tendrán valor comparativo, trazabilidad y relevancia legal.


Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión acelerada y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

jueves, 13 de febrero de 2014

Materiales avanzados por biomimesis osea. Camaras climaticas.

Aunque ya lo hemos explicado anteriormente, recordemos que la biomímesis, también conocida como biomimética o biomimetismo, es la ciencia que estudia la naturaleza como fuente de inspiración de los científicos  para crear nuevos materiales, mecanismos inteligentes o tecnologías innovadoras, con el fin de mejorar los medios tecnológicos existentes,  o  de resolver aquellos problemas científicos  que la naturaleza ya ha resuelto por sí misma.

Son múltiples los ejemplos que podemos citar; como por ejemplo la observación de las aves para diseñar aeronaves, cefalópodos para proyectar submarinos, arañas para diseñar tejidos de alta resistencia, etc., etc.

En esta ocasión, un grupo de científicos  de la Universidad de Karlsruhe (Alemania) se han basado en la porosidad de la estructura ósea humana para desarrollar, a través de la tecnología láser y de impresoras 3D, un nuevo material que tiene una resistencia superior al acero, pero con una densidad menor que el agua.
El trabajo, publicado en la revista PNAS, ha sido realizado por el estudiante de doctorado Jens Bauer y sus compañeros, los cuales manifiestan que la relación fuerza-peso del material, podría ser la más altas conseguida hasta el momento. 

Al igual que en el caso de las estructuras de “nido de abeja” ya conocidas, este nuevo material podría tener una gran aplicación en aquellos sistemas aeronáuticos que requieran alta ligereza con elevadas solicitaciones de resistencia frente a los esfuerzos  mecánicos.
Con la tecnología laser y los medios informatizados para el diseño 3D, se pueden recrear geometrías únicas, capaces de aumentar la utilidad de materias primas de naturaleza muy diversa, tales como los composites, aleaciones metálicas ligeras, etc., para ponerlas a disposición de las tecnologías del futuro, imprescindibles  para alcanzar los nuevos retos de la humanidad, especialmente en la exploración de otros mundos.
Para ensayar este tipo de materiales, se emplean las cámaras de simulación climática espacial. 

martes, 11 de febrero de 2014

Corrosion polarizada. Camaras de niebla salina.

Definimos como corrosión electroquímica, o corrosión polarizada, al proceso de desintegración metalúrgica generado como consecuencia del flujo electrónico derivado de la diferencia de potencial existente entre dos zonas próximas de una superficie metálica las cuales actúan una como ánodo y otra como cátodo. El potencial de oxidación-reducción existente entre dichos cátodo y ánodo, en presencia de un electrolito, es directamente proporcional a la velocidad de corrosión provocada por el establecimiento de dicha célula galvánica.

Para ensayar la corrosión electroquímica o polarizada se utilizan las cámaras en las cuales se recrea el medio electrolítico ambiental objeto de estudio.

Así, una cámara de ensayos de corrosión por niebla salina, es un sistema capaz de reproducir las condiciones existentes en ambientes climáticos químicamente activos, tales como la niebla salina marina, la contaminación urbana o la contaminación industrial.

Aplicaciones:
Ensayos de corrosión de metales.
Determinación de la calidad de los medios de protección superficial.

Características exigibles:
Homogeneidad de la densidad de niebla producida.
Programación automática de caudal de solución salina.
Mantenimiento de la tolerancia de pluviometría media.
Control de temperatura de precisión con apreciación de 0,1ºC.
Sistema automático de limpieza del interior.

Opciones:
Programación automática de ciclos climosalinos combinados.
Inmersión alternativa.


Catálogo en formato PDF y características técnicas en: www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión múltiple y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en: www.cci-calidad.com

domingo, 9 de febrero de 2014

Ensayo de corrosion de reflectores fotovoltaicos. Camaras climaticas de gases corrosivos.


La evaluación de la resistencia a la corrosión de los componentes fotovoltaicos se determina a escala de laboratorio mediante cámaras climáticas de ensayos bajo métodos internacionalmente certificados.
 
Los ensayos de corrosión son de diversos tipos en función de los ambientes atmosféricos que se desean reproducir, tales como:
-        Clima marino: Niebla salina de cloruro sódico.
-        Clima urbano: Contaminación por SO2, y/o CO2.
-        Clima industrial: Contaminación por SO2, CO2, NOx, SH2.
-        Clima rural: Contaminación por NH3.
Así, la norma UNE-EN 60068-2 y todas sus homólogas, contemplan no solo los climas atmosféricos convencionales con temperaturas variables  entre -25ºC y 70ºC y con humedades desde el ambiente seco hasta la saturación, sino también con contenidos de gases contaminantes, los cuales, ionizados en el agua contenida en la atmósfera, son corrosivos.
De forma específica, la norma UNE-EN 60068-2-60 está diseñada para realizar pruebas de resistencia frente a la corrosión de los reflectores fotovoltaicos en las condiciones siguientes:
Duración: 21 días.
Humedad relativa: 75% HR
Temperatura: 25ºC
Concentración de gases contaminantes: 0,5 ppm SH2 y 1ppm SO2
Este ensayo se lleva a cabo con  cámaras climáticas especiales construidas con materiales resistentes a la corrosión, especialmente para proteger los sensores, intercambiadores, electroimpulsores de aire e intercambiadores térmicos frío/calor.