CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

martes, 30 de abril de 2013

Efecto de la corrosion en la fiabilidad de mecanismos. Camaras de niebla salina.


En la industria moderna cada vez es más exigente el requerimiento de obtener mecanismos, automatismos, equipos y sistemas, capaces de resistir con las máximas garantías, las condiciones ambientales más extremas, sin sufrir fallos funcionales durante toda la vida estimada del producto.
Podemos decir que la industria de automoción, como ejemplo emblemático, exige cada vez requisitos más exigentes para el ensayo de resistencia a la corrosión de los componentes en contacto con el motor, frente al agua salina caliente.
Efectivamente este tipo de componentes pueden estar expuestos, no solo a las salpicaduras de agua con sal existente en determinadas ocasiones en algunas carreteras y zonas marítimas, sino también a las elevadas temperaturas conducidas por el calor generado en los motores de combustión.
Una vez más, podemos reiterar que la industria del automóvil está siempre a la vanguardia de la normalización en materia de control de calidad, circunstancia que es aprovechada por otros sectores industriales cuyos componentes son expuestos a la intemperie bajo condiciones ambientales semejantes.
Antiguamente los ensayos de corrosión por niebla salina se realizaban a temperaturas de 35ºC. Posteriormente se añadieron fases de alta humedad y baja humedad con repetición de ciclos, y recientemente, en las nuevas normativas ya se empiezan a contemplar temperaturas de 70ºC e incluso de hasta 80º C.
Esta alternancia de las fases de niebla salina combinadas con periodos climáticos de altas y bajas humedades, en ciclos repetitivos, supone una economía de tiempo, de costes, y de mejoras de calidad tan considerables para la industria auxiliar de componentes, que los proveedores que ya han empezado voluntariamente a realizar este tipo de ensayos, se destacan de su competencia. Esto hace augurar que, en un futuro próximo, todos los fabricantes de automóviles se adaptarán a las normativas más exigentes.
Las cámaras de corrosión actuales están adaptadas para cumplir todo tipo de normas nacionales e internacionales en vigor, tales como las ASTM- B 117, UNE- EN ISO 9227, DIN 50021, DIN 53167, DIN 50907, DIN 50017 y ISO 6270-2, etc., las cuales se pueden aplicar a todo tipo de materiales expuestos a ambientes corrosivos, como es el caso de la industria aeronáutica, naval, de automoción, etc. Todo ello considerado imprescindible para dar respuesta al requerimiento de selección de los materiales más apropiados para cada aplicación.
Dado que los materiales que prestan sus funciones en condiciones extremas, se verán necesariamente expuestos a cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica por niebla salina.

Tension estructural por corrosion. Camaras de niebla salina.


Definimos como tensión estructural por corrosión, al proceso físico-químico a través del cual los metales, cuando están sometidos a esfuerzos mecánicos, simultaneados con una exposición a ambientes corrosivos, presentan una fatiga estructural que desemboca en la aparición de fisuras y grietas con resultado de una disminución de su resistencia intrínseca.
En la corrosión bajo esfuerzos no se suelen observar grandes extensiones afectadas, lo cual resulta bastante engañoso, y consecuentemente peligroso, debido a que las grietas formadas, aparentemente superficiales, tienen la particularidad de ser de contextura fina pero profunda, lo cual redunda en un elevado riesgo de rotura.
Las fisuras por tenso-corrosión se identifican por medios ópticos, observándose una extensa ramificación de las mismas a lo largo de los perfiles del grano metalográfico. También es posible apreciar el lugar en el que se inician las grietas por la aparición de filamentos de óxido.
El riesgo máximo de rotura se acentúa cuando, al avanzar el crecimiento de las grietas, se imprime un esfuerzo mecánico sobre los puntos críticos del material.
Dado que los materiales que prestan sus funciones en condiciones extremas, se verán necesariamente expuestos a cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica por niebla salina.


Rotura por corrosion. Camaras de niebla salina.


Definimos como rotura por corrosión, o corrosión bajo esfuerzos de tensión, al proceso físico-químico a través del cual los metales, cuando están sometidos a esfuerzos mecánicos, simultaneados con una exposición a ambientes corrosivos, presentan una fatiga estructural que desemboca en la aparición de fisuras y grietas con resultado de una disminución de su resistencia intrínseca.

En la corrosión bajo esfuerzos no se suelen observar grandes extensiones afectadas, lo cual resulta bastante engañoso, y consecuentemente peligroso, debido a que las grietas formadas, aparentemente superficiales, tienen la particularidad de ser de contextura fina pero profunda, lo cual redunda en un elevado riesgo de rotura.
Las fisuras por tenso-corrosión se identifican por medios ópticos, observándose una extensa ramificación de las mismas a lo largo de los perfiles del grano metalográfico. También es posible apreciar el lugar en el que se inician las grietas por la aparición de filamentos de óxido.
El riesgo máximo de rotura se acentúa cuando, al avanzar el crecimiento de las grietas, se imprime un esfuerzo mecánico sobre los puntos críticos del material.
Dado que los materiales que prestan sus funciones en condiciones extremas, se verán necesariamente expuestos a cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica por niebla salina.

Fatiga estructural por corrosion. Camaras de niebla salina.


Definimos como fatiga por corrosión, o corrosión bajo esfuerzos de tensión, al proceso físico-químico a través del cual los metales, cuando están sometidos a esfuerzos mecánicos, simultaneados con una exposición a ambientes corrosivos, presentan una fatiga estructural que desemboca en la aparición de fisuras y grietas con resultado de una disminución de su resistencia intrínseca.
En la corrosión bajo esfuerzos no se suelen observar grandes extensiones afectadas, lo cual resulta bastante engañoso, y consecuentemente peligroso, debido a que las grietas formadas, aparentemente superficiales, tienen la particularidad de ser de contextura fina pero profunda, lo cual redunda en un elevado riesgo de rotura.
Las fisuras por tenso-corrosión se identifican por medios ópticos, observándose una extensa ramificación de las mismas a lo largo de los perfiles del grano metalográfico. También es posible apreciar el lugar en el que se inician las grietas por la aparición de filamentos de óxido.
El riesgo máximo de rotura se acentúa cuando, al avanzar el crecimiento de las grietas, se imprime un esfuerzo mecánico sobre los puntos críticos del material.
Dado que los materiales que prestan sus funciones en condiciones extremas, se verán necesariamente expuestos a cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica por niebla salina.

Agrietamiento metalurgico por corrosion. Camaras de niebla salina.


Definimos como agrietamiento por corrosión, o corrosión bajo esfuerzos de tensión, al proceso físico-químico a través del cual los metales, cuando están sometidos a esfuerzos mecánicos, simultaneados con una exposición a ambientes corrosivos, presentan una fatiga estructural que desemboca en la aparición de fisuras y grietas con resultado de una disminución de su resistencia intrínseca.

En la corrosión bajo esfuerzos no se suelen observar grandes extensiones afectadas, lo cual resulta bastante engañoso, y consecuentemente peligroso, debido a que las grietas formadas, aparentemente superficiales, tienen la particularidad de ser de contextura fina pero profunda, lo cual redunda en un elevado riesgo de rotura.
Las fisuras por tenso-corrosión se identifican por medios ópticos, observándose una extensa ramificación de las mismas a lo largo de los perfiles del grano metalográfico. También es posible apreciar el lugar en el que se inician las grietas por la aparición de filamentos de óxido.
El riesgo máximo de rotura se acentúa cuando, al avanzar el crecimiento de las grietas, se imprime un esfuerzo mecánico sobre los puntos críticos del material.
Dado que los materiales que prestan sus funciones en condiciones extremas, se verán necesariamente expuestos a cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica por niebla salina.


Fisuracion metalica por corrosion. Camaras de niebla salina.


Definimos como fisuración por corrosión, o corrosión bajo esfuerzos de tensión, al proceso físico-químico a través del cual los metales, cuando están sometidos a esfuerzos mecánicos, simultaneados con una exposición a ambientes corrosivos, presentan una fatiga estructural que desemboca en la aparición de fisuras y grietas con resultado de una disminución de su resistencia intrínseca.
En la corrosión bajo esfuerzos no se suelen observar grandes extensiones afectadas, lo cual resulta bastante engañoso, y consecuentemente peligroso, debido a que las grietas formadas, aparentemente superficiales, tienen la particularidad de ser de contextura fina pero profunda, lo cual redunda en un elevado riesgo de rotura.
Las fisuras por tenso-corrosión se identifican por medios ópticos, observándose una extensa ramificación de las mismas a lo largo de los perfiles del grano metalográfico. También es posible apreciar el lugar en el que se inician las grietas por la aparición de filamentos de óxido.
El riesgo máximo de rotura se acentúa cuando, al avanzar el crecimiento de las grietas, se imprime un esfuerzo mecánico sobre los puntos críticos del material.
Dado que los materiales que prestan sus funciones en condiciones extremas, se verán necesariamente expuestos a cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica por niebla salina.