CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

miércoles, 29 de junio de 2011

Metales compuestos resistentes a la corrosión.

Salvo determinados metales, los cuales en estado puro son altamente resistentes a la corrosión, pero que son industrialmente imposibles de emplear debido a su alto coste, la mayoría de los metales resistentes a la corrosión están basados en aleaciones base acero, las cuales introducen en su composición otros metales que les hacen conferir la cualidad de resistencia a la corrosión.

Entre los metales resistentes a la corrosión, podemos citar: Rutenio, Tungsteno, Molibdeno, Tantalio, Circonio, Manganeso, Cromo, Niquel, y Molibdeno.

Las aleaciones de acero inoxidable comerciales más comunes, y sus aplicaciones, son:

Acero inoxidable extrasuave:
Contiene un 13% de Cr y un 0,15% de C. Se utiliza en la fabricación de: elementos de máquinas, álabes de turbinas, válvulas, etc. Tiene una resistencia mecánica de 80 kg/mm² y una dureza de 175-205 HB.

Acero inoxidable 16Cr-2Ni:
Tiene de 0,20% de C, 16% de Cr y 2% de Ni; resistencia mecánica de 95 kg/mm² y una dureza de 275-300 HB. Se suelda con dificultad, y se utiliza para la construcción de álabes de turbinas, ejes de bombas, utensilios de cocina, cuchillería, etc.

Acero inoxidable al cromo níquel 18-8:
Tiene un 0,18% de C, un 18% de Cr y un 8% de Ni Tiene una resistencia mecánica de 60 kg/mm² y una dureza de 175-200Hb, Es un acero inoxidable muy utilizado porque resiste bien el calor hasta 400 °C

Acero inoxidable al Cr-Mn:
Tiene un 0,14% de C, un 11% de Cr y un 18% de Mn. Alcanza una resistencia mecánica de 65 kg/mm² y una dureza de 175-200HB. Es soldable y resiste bien altas temperaturas. Es amagnético. Se utiliza en colectores de escape.

A todos los aceros inoxidables se les puede añadir un pequeño porcentaje de Molibdeno, Titanio, etc., para mejorar su resistencia a la corrosión por cloruros y otras propiedades, dando lugar a los aceros inoxidables AISI 316 L, AISI 316 Ti, etc., los cuales presentan las máximas prestaciones anticorrosivas a nivel selectivo industrial, sector náutico, etc.

No obstante, resulta imprescindible asegurar la resistencia a la corrosión de estas aleaciones, mediante la realización de ensayos con cámaras específicas.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los materiales metálicos se emplean las cámaras de ensayos de corrosión acelerada de laboratorio desarrolladas por CCI SL, en las cuales se pueden recrear todas las condiciones ambientales posibles.

Dentro de las condiciones ambientales potencialmente corrosivas, podemos citar las siguientes:

Corrosión salina neutra:
La producida por el ambiente marino sin presencia de componentes ácidos, (pH alrededor de 7).

Corrosión salina ácida:
La producida por ambientes activos en los cuales, además de la presencia de sales diversas tales como el ClNa, SO4Cu, etc., pueden existir concentraciones de ácidos, tales como el ácido acético procedente de las siliconas empleadas en la carpintería metálica del aluminio, ácido úrico en granjas, etc., por ejemplo.

Corrosión urbana:
La generada por la contaminación procedente de los combustibles de los automóviles y las de las calefacciones en presencia de humedad.

Corrosión industrial:
La producida por la contaminación procedente de las emisiones de los procesos industriales en presencia de humedad (niebla ácida).

Corrosión microbiológica:
Provocada por la contaminación de bacterias aerobias y anaerobias existentes en aguas con altas concentraciones salinas, típicas de los mares y océanos, lagos salados y fosas salinas. Las más significativas son las denominadas ferrobacterias.

Corrosión galvánica:
Se produce cuando dos metales, cuyos potenciales de oxidación-reducción son claramente diferenciados, se unen íntimamente en presencia de un electrolito. En estas condiciones se genera una auténtica pila galvánica en la cual el ánodo al oxidarse comienza a generar un flujo electrónico con el consecuente desprendimiento progresivo de la superficie del metal.

Corrosion bajo tension:
Se produce como consecuencia de la combinación de dos efectos simultáneos tales como un medio ambiente corrosivo, unido a una tensión mecánica tal como la producida por los efectos continuados de tracción, flexión y torsión, etc.
El deterioro superficial producido en tales condiciones aparece en forma de microrroturas tales como agrietamientos progresivos (fatiga por corrosión).

Corrosión Kesternich:
Es la misma que la corrosión industrial. Consiste en el ataque corrosivo producido por el SO2 en presencia de humedad saturada a condensación, bajo condiciones térmicas controladas.

Corrosión por inmersión alternativa:
Se produce cuando las superficies metálicas son periódicamente cubiertas por el agua de mar, por ejemplo, a intervalos repetitivos provocados por el oleaje, mareas, etc.

Corrosión climosalina:
También denominada de ciclos climáticos combinados con niebla salina. Es el que representa más fielmente lo que sucede en la realidad con los ciclos nocturnos y diurnos, donde por la noche sube la humedad baja el punto de rocío(clima húmedo), al amanecer sube la temperatura y baja la humedad (secado), y alternadamente se producen las deposiciones de la niebla salina dispersada por el mar.

Corrosión inducida:
Es la que no está causada de manera directa por el agente primario que interacciona con el metal en cuestión, sino por la influencia de los subproductos derivados de dichos agentes primarios. Este tipo de corrosión también se denomina corrosión influenciada. Es el caso de la acción de los microorganismos biológicos, los cuales generan derivados metabólicos que desprenden componentes ácidos, los cuales, influyen en la cinética del proceso de corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los metales y sus recubrimientos, se emplean las camaras de corrosión de laboratorio como la presentada en la imágen adjunta.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la Certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, en todas las versiones, capaces de reproducir cualquier ambiente marino, industrial o urbano, que pueda encontrarse en condiciones naturales o artificiales y acelerarlo a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas CENIM, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Empresa Nacional Siderúrgica etc., y las compañías más relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Compuestos organometalicos: Camaras de corrosion.

Se define como compuesto organometálico a aquel en el que se combinan metales con cadenas orgánicas, de manera que los átomos de carbono forman enlaces covalentes, es decir, comparten electrones con un átomo metálico; de ahí el calificativo de organometálico.

Aunque sus aplicaciones son diversas, citaremos las siguientes:

Aplicaciones médicas:

Los metales y las aleaciones metálicas son ampliamente usados en cirugía ortopédica debido a sus buenas propiedades mecánicas; estos metales tienen en común la formación de una película pasiva que disminuye su velocidad de corrosión. Dentro de los materiales metálicos implantables se encuentra el acero inoxidable 316 L (ASTM F138), las aleaciones de cobalto (principalmente ASTM F75 y F799) y las aleaciones de titanio, básicamente Ti6Al4V (ASTM F67 y F 136) como los más usados.

A pesar de que estas aleaciones metálicas son irreemplazables en aplicaciones ortopédicas, presentan problemas ligados a la resistencia a la corrosión, que condicionan su respuesta mecánica. La migración de iones metálicos puede causar una respuesta adversa en el huésped y desarrollar una serie de eventos que pueden culminar con la pérdida del implante. A su vez, los implantes metálicos no son capaces de generar unión natural al tejido óseo sin cementación o fijación externa.

La modificación superficial de los implantes metálicos por medio de recubrimientos inorgánicos cerámicos o vítreos resulta una estrategia capaz de mejorar el comportamiento del mismo. De este modo se pretende favorecer la unión del implante con los tejidos y limitar la difusión de iones metálicos y la aparición de productos de corrosión en el organismo.

Aplicaciones aeronáuticas:


La industria aeronáutica emplea aluminio desnudo, ensayado según la especificación ASTM B117, la cual sirve de excelente base para las pinturas y los adhesivos. Para ello es necesario emplear productos optimizados para su uso en aplicaciones de rociado o inmersión.

Los decapantes basados en compuestos organometálicos están diseñados para retirar los acabados e imprimaciones de pintura exteriores de los aviones en las inspecciones y/o al volver a pintar los aviones. Los recubrimientos de conversión son pulverizables y mejoran la adherencia de la pintura a las superficies metálicas.

A su vez, los recubrimientos organometálicos son libres de cromo 6 y están basados en un cromo trivalente más seguro, para proteger contra la corrosión y la adherencia de la pintura. Estos productos han sido ensayados según la especificación ASTM B117 proporcionando una elevada resistencia frente a la niebla salina y la corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los metales y sus recubrimientos, se emplean las camaras de corrosión de laboratorio como la presentada en la imagen adjunta.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la Certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, en todas las versiones, capaces de reproducir cualquier ambiente marino, industrial o urbano, que pueda encontrarse en condiciones naturales o artificiales y acelerarlo a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas CENIM, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Empresa Nacional Siderúrgica etc., y las compañías más relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Galvanizacion en caliente: Camaras de corrosion.

La galvanización en caliente es un proceso electrolítico que se viene utilizando desde hace más de un siglo para proteger el acero contra la corrosión.

El recubrimiento protector se produce al sumergir las piezas de acero en un baño de zinc fundido. La película de zinc que se forma sobre el acero lo protege de dos maneras, protección de barrera y protección galvánica (catódica). Es este último tipo de protección el que permite que el acero pueda permanecer sin corrosión durante décadas. Esto se explica porqué en presencia de ambientes húmedos corrosivos, el zinc actúa como ánodo y el acero como cátodo, de manera que el zinc se corroe como ánodo de sacrificio evitando que el acero se oxide.

Los recubrimientos orgánicos convencionales, tales como el pintado tradicional, tienen la desventaja que si la película protectiva se quiebra o desprende de alguna forma, el área de acero desprotegida se hará vulnerable y la pintura permitirá que la oxidación avance por debajo de la ruptura. En el caso del galvanizado esto no ocurre, ya que si la capa de protección se daña, el zinc adyacente al acero formará una sal insoluble de zinc sobre el acero expuesto, la cual actúa como recubrimiento continuo, protegiendo la superficie contra la corrosión.

Aunque el galvanizado se utiliza extensivamente en la fabricación de una gran variedad de productos que requieren protección contra la corrosión, sus usos principales están en el acero estructural utilizado en obras publicas, torres de transmisión de energía eléctrica y comunicaciones, señalización viaria, industrias químicas, construcción, etc., así como en otros sectores diversos tales como el de tratamiento de aguas, transporte, recreación, marino, tecnología agrícola, minería, etc.

El galvanizado presenta una serie de ventajas que no es posible encontrar en otros tipos de recubrimientos.

- Optima relación coste/vida útil.
- Bajo nivel de corrosión.
- Elevada adherencia del recubrimiento.
- Fácil de inspeccionar.
- Alta resistencia a agrasiones mecánicas.

Pese a todo, resulta imprescindible asegurar la resistencia a la corrosión de dichas superficies galvanizadas, mediante la utilización de cámaras de ensayos de corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los materiales metálicos se emplean las cámaras de ensayos de corrosión acelerada de laboratorio desarrolladas por CCI SL, en las cuales se pueden recrear todas las condiciones ambientales posibles.

Dentro de las condiciones ambientales potencialmente corrosivas, podemos citar las siguientes:

Corrosión salina neutra:
La producida por el ambiente marino sin presencia de componentes ácidos, (pH alrededor de 7).

Corrosión salina ácida:
La producida por ambientes activos en los cuales, además de la presencia de sales diversas tales como el ClNa, SO4Cu, etc., pueden existir concentraciones de ácidos, tales como el ácido acético procedente de las siliconas empleadas en la carpintería metálica del aluminio, ácido úrico en granjas, etc., por ejemplo.

Corrosión urbana:
La generada por la contaminación procedente de los combustibles de los automóviles y las de las calefacciones en presencia de humedad.

Corrosión industrial:
La producida por la contaminación procedente de las emisiones de los procesos industriales en presencia de humedad (niebla ácida).

Corrosión microbiológica:
Provocada por la contaminación de bacterias aerobias y anaerobias existentes en aguas con altas concentraciones salinas, típicas de los mares y océanos, lagos salados y fosas salinas. Las más significativas son las denominadas ferrobacterias.

Corrosión galvánica:
Se produce cuando dos metales, cuyos potenciales de oxidación-reducción son claramente diferenciados, se unen íntimamente en presencia de un electrolito. En estas condiciones se genera una auténtica pila galvánica en la cual el ánodo al oxidarse comienza a generar un flujo electrónico con el consecuente desprendimiento progresivo de la superficie del metal.

Corrosion bajo tension:
Se produce como consecuencia de la combinación de dos efectos simultáneos tales como un medio ambiente corrosivo, unido a una tensión mecánica tal como la producida por los efectos continuados de tracción, flexión y torsión, etc.
El deterioro superficial producido en tales condiciones aparece en forma de microrroturas tales como agrietamientos progresivos (fatiga por corrosión).

Corrosión Kesternich:
Es la misma que la corrosión industrial. Consiste en el ataque corrosivo producido por el SO2 en presencia de humedad saturada a condensación, bajo condiciones térmicas controladas.

Corrosión por inmersión alternativa:
Se produce cuando las superficies metálicas son periódicamente cubiertas por el agua de mar, por ejemplo, a intervalos repetitivos provocados por el oleaje, mareas, etc.

Corrosión climosalina:
También denominada de ciclos climáticos combinados con niebla salina. Es el que representa más fielmente lo que sucede en la realidad con los ciclos nocturnos y diurnos, donde por la noche sube la humedad baja el punto de rocío(clima húmedo), al amanecer sube la temperatura y baja la humedad (secado), y alternadamente se producen las deposiciones de la niebla salina dispersada por el mar.

Corrosión inducida:
Es la que no está causada de manera directa por el agente primario que interacciona con el metal en cuestión, sino por la influencia de los subproductos derivados de dichos agentes primarios. Este tipo de corrosión también se denomina corrosión influenciada. Es el caso de la acción de los microorganismos biológicos, los cuales generan derivados metabólicos que desprenden componentes ácidos, los cuales, influyen en la cinética del proceso de corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los metales y sus recubrimientos, se emplean las camaras de corrosión de laboratorio como la presentada en la imágen adjunta.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la Certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, en todas las versiones, capaces de reproducir cualquier ambiente marino, industrial o urbano, que pueda encontrarse en condiciones naturales o artificiales y acelerarlo a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas CENIM, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Empresa Nacional Siderúrgica etc., y las compañías más relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

La metalizacion: Camaras de corrosion.

La metalización es un proceso metalúrgico consistente en añadir a un metal capas del mismo material o de metales diferentes. La combinación resultante puede tener propiedades físicas y químicas mejoradas, tales como una mayor resistencia a la corrosión.

Un ejemplo es el llamado oro laminado, formado por un núcleo de latón o acero cuyo exterior se cubre de una capa de oro. Los componentes aeronáuticos metalizados pueden tener una capa gruesa de aleación de aluminio (muy resistente) en el centro y una delgada capa exterior de aluminio puro para protegerlos de la corrosión. Las diferentes capas de metal suelen calentarse y laminarse juntas.

Otros métodos de metalización son el fundido, la soldadura, la electrólisis y el vertido de metal fundido alrededor de un núcleo endurecido. Además de en forma de láminas, los metales chapados también se producen en forma de alambre, barras o tubos.
Otro capítulo importante de esta tecnología es la metalización de superficies plásticas aplicables a sectores tales como la automoción, herrajes de mobiliario y para fines decorativos.

La metalización de superficies plásticas está basada en el siguiente proceso:

1.- Tratamiento desoxidante de las superficies plásticas en condiciones moderadas.
2.- Tratamiento de las superficies plásticas con una solución de una sal metálica con contenido de cobalto, plata, estaño y plomo.
3.- Tratamiento de las superficies plásticas con una solución de sulfuro.
4.- Metalización final de las superficies plásticas mediante un baño del metal seleccionado.

En todos los casos es imprescindible asegurar la resistencia a la corrosión de dichas superficies metalizadas, mediante la utilización de cámaras de ensayos de corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los materiales metálicos se emplean las cámaras de ensayos de corrosión acelerada de laboratorio desarrolladas por CCI SL, en las cuales se pueden recrear todas las condiciones ambientales posibles.

Dentro de las condiciones ambientales potencialmente corrosivas, podemos citar las siguientes:

Corrosión salina neutra:
La producida por el ambiente marino sin presencia de componentes ácidos, (pH alrededor de 7).

Corrosión salina ácida:
La producida por ambientes activos en los cuales, además de la presencia de sales diversas tales como el ClNa, SO4Cu, etc., pueden existir concentraciones de ácidos, tales como el ácido acético procedente de las siliconas empleadas en la carpintería metálica del aluminio, ácido úrico en granjas, etc., por ejemplo.

Corrosión urbana:
La generada por la contaminación procedente de los combustibles de los automóviles y las de las calefacciones en presencia de humedad.

Corrosión industrial:
La producida por la contaminación procedente de las emisiones de los procesos industriales en presencia de humedad (niebla ácida).

Corrosión microbiológica:
Provocada por la contaminación de bacterias aerobias y anaerobias existentes en aguas con altas concentraciones salinas, típicas de los mares y océanos, lagos salados y fosas salinas. Las más significativas son las denominadas ferrobacterias.

Corrosión galvánica:
Se produce cuando dos metales, cuyos potenciales de oxidación-reducción son claramente diferenciados, se unen íntimamente en presencia de un electrolito. En estas condiciones se genera una auténtica pila galvánica en la cual el ánodo al oxidarse comienza a generar un flujo electrónico con el consecuente desprendimiento progresivo de la superficie del metal.

Corrosion bajo tension:
Se produce como consecuencia de la combinación de dos efectos simultáneos tales como un medio ambiente corrosivo, unido a una tensión mecánica tal como la producida por los efectos continuados de tracción, flexión y torsión, etc.
El deterioro superficial producido en tales condiciones aparece en forma de microrroturas tales como agrietamientos progresivos (fatiga por corrosión).

Corrosión Kesternich:
Es la misma que la corrosión industrial. Consiste en el ataque corrosivo producido por el SO2 en presencia de humedad saturada a condensación, bajo condiciones térmicas controladas.

Corrosión por inmersión alternativa:
Se produce cuando las superficies metálicas son periódicamente cubiertas por el agua de mar, por ejemplo, a intervalos repetitivos provocados por el oleaje, mareas, etc.

Corrosión climosalina:
También denominada de ciclos climáticos combinados con niebla salina. Es el que representa más fielmente lo que sucede en la realidad con los ciclos nocturnos y diurnos, donde por la noche sube la humedad baja el punto de rocío(clima húmedo), al amanecer sube la temperatura y baja la humedad (secado), y alternadamente se producen las deposiciones de la niebla salina dispersada por el mar.

Corrosión inducida:
Es la que no está causada de manera directa por el agente primario que interacciona con el metal en cuestión, sino por la influencia de los subproductos derivados de dichos agentes primarios. Este tipo de corrosión también se denomina corrosión influenciada. Es el caso de la acción de los microorganismos biológicos, los cuales generan derivados metabólicos que desprenden componentes ácidos, los cuales, influyen en la cinética del proceso de corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los metales y sus recubrimientos, se emplean las camaras de corrosión de laboratorio como la presentada en la imágen adjunta.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la Certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, en todas las versiones, capaces de reproducir cualquier ambiente marino, industrial o urbano, que pueda encontrarse en condiciones naturales o artificiales y acelerarlo a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas CENIM, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Empresa Nacional Siderúrgica etc., y las compañías más relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

martes, 28 de junio de 2011

Camaras para experimentacion de ecosistemas.

Para el estudio de cultivos de plantas, su crecimiento y su desarrollo evolutivo, germinación de semillas, etc., bajo diversas condiciones ambientales, se emplean las Cámaras climáticas de experimentación de ecosistemas.

En este tipo de cámaras, no solo se pueden simular condiciones ambientales variables de temperatura y humedad, sino también de radiaciones solares y atmósferas gaseosas modificadas (ozono, CO2, etc.,) en función de los entornos de investigación que se pretendan estudiar.

Los nuevos sistemas de iluminación fotosinteticamente activa, basados en la tecnología optoelectrónica, se seleccionan en base a clorofilas, carotenoides, etc., con controles precisos del espectro de la radiación y la intensidad, fotoperiodo y localización geográfica.

Este tipo de cámaras se desarrollan a criterio del usuario y sin límite de tamaño, formato y prestaciones.

Catálogo en formato pdf y características técnicas, en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de crecimiento ambiental capaces de reproducir las condiciones climatológicas más diversas. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), entre otras entidades relevantes y universidades diversas.

Información de cámaras de simulación climática, petición de ofertas y artículos técnicos, en: www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Camara de corrosion severa.

Las cámaras de corrosión severa permiten reproducir ambientes climáticos variables de forma cíclica y repetitiva, lo cual supone, desde el punto de vista de las reacciones REDOX, una considerable aceleración de los procesos corrosivos.

Así, un acero expuesto a los ciclos climáticos variables existentes en las zonas marítimas, sufrirán un proceso corrosivo más severo que si sometieran únicamente a la acción de la niebla salina por si sola.

Definición de cámara de corrosión cíclica:
Sistema de laboratorio capaz de reproducir las condiciones reales atmosféricas que se producen en las áreas marítimas durante los periodos nocturnos y diurnos, de forma cíclica y repetitiva.

Las condiciones climatológicas típicas que se encuentran en las zonas del litoral marítimo son las siguientes:

- Alta humedad y condensación nocturna con descenso de temperatura.
- Elevación de temperatura y descenso de la humedad a partir de la salida del sol.
- Deposición de niebla salina procedente de la dispersión por el oleaje y el viento.

Dado que los materiales que prestan sus funciones en dichas zonas, se verán necesariamente expuestos a tales cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica serie CCCA desarrolladas por CCI.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Camara de climas severos.

La simulación de climatologías adversas se realiza con los simuladores climaticos de laboratorio, también conocidos como cámaras de envejecimiento ambiental acelerado.

Las cámaras de climas severos permiten predecir el comportamiento de los materiales y los sistemas tras su exposición a las diversas condiciones atmosféricas adversas a las cuales puedan ser expuestas.

CCI fabrica cámaras de ensayos de resistencia a la intemperie capaces de generar climas múltiples, tanto naturales como artificiales, para propósitos de investigación a escala de laboratorio.

Las condiciones del desierto y zonas desertificadas, contaminación atmosférica y niebla ácida, vientos huracanados, concentraciones de ozono, radiaciones solares intensas, lluvia y oleaje, polvo y tormentas de arena, hielo, nieve y granizo, climas húmedos y climas secos, inundaciones, altas temperaturas y atmósferas volcánicas, etc., etc., son situaciones climatológicas las cuales pueden ser reproducidas a escala de laboratorio con las cámaras de simulación.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com


CCI viene desarrollando desde 1967 camaras climaticas de ensayos ambientales acelerados y simuladores climáticos de laboratorio, entre los que se encuentran las cámaras tipo METEOTRON, capaces de reproducir las condiciones climatológicas más adversas que se puedan encontrar en el universo accesible y acelerarlas a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), institutos y centros nacionales de energías renovables y compañías relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com


Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Estudio de la reproduccion de animales en entornos climaticos variables.

Para estudiar el comportamiento fisiológico de los animales bajo diversas condiciones climáticas, y en particular para estudiar la capacidad reproductiva del ganado cuando está sometido a situaciones de estrés climático y térmico, especialmente si las condiciones ambientales son adversas, se utilizan las cámaras climáticas de simulación.

Definimos como cámara climática de estrés a una cámara bioclimática capaz de recrear, a escala de laboratorio, cualquier condición natural o artificial que se pueda encontrar en cualquier tipo de entorno bajo cada una de las diversas circunstancias y formas posibles, dentro de su entorno vital.

No solo condiciones ambientales climatológicas tales como la temperatura, la humedad, el viento, las radiaciones solares, la lluvia, la altitud, la contaminación etc., sino también los sonidos, las imágenes y los olores. Es decir, cualquier factor sensorial capaz de afectar al comportamiento animal, a la estimulación de sus respuestas fisiológicas y de comportamiento.

Para ello, en este tipo de cámaras se pueden recrear las diversas condiciones microclimáticas seleccionadas, de modo que los animales puedan sentir estímulos y desarrollar sus respuestas en las mismas condiciones que las reales, u otras artirficiales, de forma totalmente monitorizada.

Las cámaras bioclimáticas de simulación de estrés no solo son un importante medio de investigación veterinaria para estudiar los condicionantes que pueden afectar al comportamiento animal bajo diversos entornos, sino también y en definitiva, para lograr el objetivo de obtener las óptimas condiciones de reproducción y rentabilidad.

A este respecto CCI desarrolla cámaras climáticas capaces de simular condiciones ambientales extremas cambiantes, con ciclos térmicos que varían de frío a calor en tiempos predeterminados, generación de presiones variables, atmósferas contaminantes, simulación de polvo, radiaciones solares intensas, altas y bajas temperaturas, viento, lluvia, ozono, hielo, etc., así como también bajo la recreación de olores, sonidos e imágenes adaptadas a cada ambiente.



A su vez, los animales pueden ser monitorizados desde el exterior mediante sensores inalámbricos "Pulse Oximeter" vía Bluetooth, además de permitir el registro informatizado de las constantes fisiológicas, tanto en condiciones de reposo como de estrés bajo condiciones climáticas variables.

Para obtener más información de cámaras climáticas de simulación y ensayos CCI, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante en: http://www.cci-calidad.com/



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Evaluacion del estres climatico del ganado.

Para realizar la evaluación veterinaria del comportamiento fisiológico de los animales bajo diversas condiciones climáticas, y en particular para estudiar la capacidad reproductiva del ganado cuando está sometido a situaciones de estrés climático y térmico, especialmente si las condiciones ambientales son adversas, se utilizan las cámaras climáticas de simulación.

Definimos como cámara climática de estrés a una cámara bioclimática capaz de recrear, a escala de laboratorio, cualquier condición natural o artificial que se pueda encontrar en cualquier tipo de entorno bajo cada una de las diversas circunstancias y formas posibles, dentro de su entorno vital.

No solo condiciones ambientales climatológicas tales como la temperatura, la humedad, el viento, las radiaciones solares, la lluvia, la altitud, la contaminación etc., sino también los sonidos, las imágenes y los olores. Es decir, cualquier factor sensorial capaz de afectar al comportamiento animal, a la estimulación de sus respuestas fisiológicas y de comportamiento.

Para ello, en este tipo de cámaras se pueden recrear las diversas condiciones microclimáticas seleccionadas, de modo que los animales puedan sentir estímulos y desarrollar sus respuestas en las mismas condiciones que las reales, u otras artirficiales, de forma totalmente monitorizada.

Las cámaras bioclimáticas de simulación de estrés no solo son un importante medio de investigación veterinaria para estudiar los condicionantes que pueden afectar al comportamiento animal bajo diversos entornos, sino también y en definitiva, para lograr el objetivo de obtener las óptimas condiciones de reproducción y rentabilidad.

A este respecto CCI desarrolla cámaras climáticas capaces de simular condiciones ambientales extremas cambiantes, con ciclos térmicos que varían de frío a calor en tiempos predeterminados, generación de presiones variables, atmósferas contaminantes, simulación de polvo, radiaciones solares intensas, altas y bajas temperaturas, viento, lluvia, ozono, hielo, etc., así como también bajo la recreación de olores, sonidos e imágenes adaptadas a cada ambiente.



A su vez, los animales pueden ser monitorizados desde el exterior mediante sensores inalámbricos "Pulse Oximeter" vía Bluetooth, además de permitir el registro informatizado de las constantes fisiológicas, tanto en condiciones de reposo como de estrés bajo condiciones climáticas variables.

Para obtener más información de cámaras climáticas de simulación y ensayos CCI, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante en: http://www.cci-calidad.com/



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Climas para ciclos de vida de insectos.

Dentro de la entomología, la bioclimatología, también denominada fitoclimatología, es la ciencia que estudia la supervivencia, la evolución, y el comportamiento de las especies animales, bajo las diversas condiciones climatológicas en que se desarrolla su ciclo vital.

Para investigar a escala de laboratorio la viabilidad de desarrollo de las diversas especies en las condiciones climáticas existentes en cada región o área geográfica estudiada, se utilizan las cámaras bioclimáticas, fitoclimáticas o de investigación entomológica.

En este tipo de cámaras es posible simular cualquier condición climatológica bajo parámetros variables tales como frío, calor, humedad, radiaciones solares, contaminación, contenido de oxígeno, altitud, etc.

La investigación de los ciclos de vida de los insectos, en condiciones ambientales adversas, es de una importancia vital en los momentos actuales, en los cuales el cambio climático y sus desastrosas consecuencias tales como la desertización, pueden dar lugar a la desaparición de variedades vegetales, dada la función polinizadora de los mismos, como es el caso de las abejas y su preocupante desaparición progresiva.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967 cámaras de ensayos climáticos y de simulación ambiental para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras climáticas para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Camaras de corrosion. Climas normalizados.

El concepto de cámara de corrosión de climas normalizados, tiene como significado el cumplimiento riguroso de todos los aspectos exigibles, al menos por una de las normas estipuladas por los legisladores, para la realización de las funciones prescritas.

Cuando decimos “la totalidad de los aspectos exigibles”, nos estamos refiriendo tanto a los aspectos constructivos, como a las especificaciones funcionales y a las variables de ensayo que habrán de ser garantizadas; como por ejemplo:

En camaras de niebla salina:
- Configuración geométrica y volumen interior.
- Ausencia de goteo sobre las probetas.
- Presión de trabajo.
- Concentración de ClNa en la solución salina.
- Pluviometría media y su ph.
- Temperatura de cuba.
- Temperatura de la torre de humidificación.
- Características de los ciclos climáticos.
- Tiempo de ensayo.
- Precisiones y tolerancias.
- Etc.



En cámaras Kesternich:
- Configuración geométrica y volumen interior.
- Ausencia de goteo sobre las probetas.
- Temperatura ambiental.
- Volumen de SO2 inyectado.
- Precisiones y olerancias.
- Tiempo de ensayo.
- Etc.


Siendo así se podrá asegurar que la cámara es normalizada y solvente internacionalmente, con lo cual, los ensayos realizados con este tipo de equipos tendrán valor comparativo, trazabilidad y relevancia legal.


Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión acelerada y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Ensayo de clima moderado.

El ensayo DIN 50014 es el considerado de clima moderado o de acondicionamiento en atmósfera normal cuyos parámetros ambientales son 65 ± 2 % RH y 20 ± 2 °C. Se trata de una condición climática típica de los centros de metrologia para garantizar la trazabilidad climática de las mediciones, para realizar pruebas de estabilidad de medicamentos, alimentos, cosméticos, etc., aunque también está contemplada en los ciclos de corrosión climosalina como fase de transición.

Esta condición típica se lleva a cabo en una cámara de clima moderado capaz de reproducir a voluntad, y en condiciones estables, valores de temperatura y humedad relativa compatibles con el diagrama psicrométrico y bajo condiciones normalizadas.

Aplicaciones:
Simulación ambiental.
Envejecimiento acelerado de productos.
Control de calidad.
Investigación de materiales y sistemas constructivos.
Estabilidad de productos.
Acondicionamiento en húmedo.

Características:
Diversas dimensiones y configuraciones.
Ejecución compacta o de construcción modular, en función del tamaño y aplicación.
Control preciso de temperatura y humedad relativa.
Posibilidad de simulación de ciclos climáticos.
Registro gráfico y almacenamiento de datos.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de humedad relativa y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Ciclos Kesternich.

La norma UNE-EN ISO 6988 contempla la realización de ensayos correspondientes a los ciclos descritos en la norma DIN 50018 y sus homólogas, respecto de las atmósferas saturadas de humedad en presencia de gas sulfuroso.

Definición:

Definimos como ensayo Kesternich al realizado en una cámara de prueba de laboratorio la cual permite determinar el grado de resistencia de los materiales a la corrosividad por atmósfera gaseosa, industrial o urbana, y de humedad condensada, conforme a los siguientes estándares:

En definitiva, el ensayo consiste en crear atmósferas artificiales normalizadas, formadas por composiciones gaseosas predeterminadas, en condiciones climáticas concretas, y someter los especímenes a dichos ambientes simulados.

Aplicaciones:
Control de calidad de los metales y los recubrimientos de protección contra la corrosión.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos Kesternich, de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

domingo, 26 de junio de 2011

Camaras de corrosión. Aguas residuales.

Las estructuras de hormigón armado y/o acero expuestas a las condiciones ambientales existentes en los alcantarillados, tienen un peligro real de sufrir problemas de corrosión, tanto para los metales revestidos, como para los integrados en la obra.

Es por ello que resulta esencial realizar pruebas de simulación a escala de laboratorio, con el fin de evaluar la resistencia a la permeación química y la adherencia de los recubrimientos protectivos.

Efectivamente, la protección contra la corrosión del acero y el hormigón por una capa protectora o revestimiento puede ser alterado por la exposición a los gases de alcantarilla y por la presencia de las sustancias químicas que se encuentran presentes en las aguas residuales.

La prueba de laboratorio conocida como S.W.A.T. (Severe Wastewater Analysis Test), se lleva a cabo en una cámara de ensayos de corrosión por inmersión en soluciones químicamente activas, alternadas por fases de exposición a atmósferas modificadas de SH2 a temperatura constante de 65,6ºC.

Las muestras de hormigón armado se sumergen en una solución acuosa y luego se exponen a una atmósfera de ácido sulfhídrico (SH2), que es el responsable de alterar las propiedades de las capas protectoras o revestimientos. La inmersión se realiza tres veces al día en fases de 15 minutos, seguidos de la exposición cíclica al gas de alcantarillado. Los ciclos se repiten durante un período de 28 días.



En las cámaras CCI, una microcomputadora comanda todos los automatismos de control, a través de los cuales se realizan las funciones de control de ciclos temporizados, temperatura de inmersión y de secado, rampas de tránsito, número de repeticiones y punto final. Todos los datos obtenidos son almacenados mediante sistemas de adquisición para ser procesados informáticamente. Para ello se dota a la unidad de un potente software el cual permite elaborar los protocolos documentales de ensayo y la presentación de informes técnicos.

CCI construye estas cámaras sin ninguna limitación de tamaño, desde los pequeños equipos para componentes (ver imagen adjunta), hasta las grandes cámaras para unidades completas.

CCI viene desarrollando desde el año 1967 cámaras de ensayos climáticos y de simulación ambiental para investigación de la resistencia de los materiales a la corrosión. A este respecto, es de destacar que CCI ha suministrado este tipo de cámaras climáticas a entidades tan prestigiosas como CENIM (Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas), INTA, AVE, los más relevantes fabricantes de automóviles, centros tecnológicos y universidades.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Camaras de corrosión. Ensayo S.W.A.T.

Las estructuras de hormigón armado y/o acero expuestas a las condiciones ambientales existentes en los alcantarillados, tienen un peligro real de sufrir problemas de corrosión, tanto para los metales revestidos, como para los integrados en la obra.

Es por ello que resulta esencial realizar pruebas de simulación a escala de laboratorio, con el fin de evaluar la resistencia a la permeación química y la adherencia de los recubrimientos protectivos.

Efectivamente, la protección contra la corrosión del acero y el hormigón por una capa protectora o revestimiento puede ser alterado por la exposición a los gases de alcantarilla y por la presencia de las sustancias químicas que se encuentran presentes en las aguas residuales.

La prueba de laboratorio conocida como S.W.A.T. (Severe Wastewater Analysis Test), se lleva a cabo en una cámara de ensayos de corrosión por inmersión en soluciones químicamente activas, alternadas por fases de exposición a atmósferas modificadas de SH2 a temperatura constante de 65,6ºC.

Las muestras de hormigón armado se sumergen en una solución acuosa y luego se exponen a una atmósfera de ácido sulfhídrico (SH2), que es el responsable de alterar las propiedades de las capas protectoras o revestimientos. La inmersión se realiza tres veces al día en fases de 15 minutos, seguidos de la exposición cíclica al gas de alcantarillado. Los ciclos se repiten durante un período de 28 días.



En las cámaras CCI, una microcomputadora comanda todos los automatismos de control, a través de los cuales se realizan las funciones de control de ciclos temporizados, temperatura de inmersión y de secado, rampas de tránsito, número de repeticiones y punto final. Todos los datos obtenidos son almacenados mediante sistemas de adquisición para ser procesados informáticamente. Para ello se dota a la unidad de un potente software el cual permite elaborar los protocolos documentales de ensayo y la presentación de informes técnicos.

CCI construye estas cámaras sin ninguna limitación de tamaño, desde los pequeños equipos para componentes (ver imagen adjunta), hasta las grandes cámaras para unidades completas.

CCI viene desarrollando desde el año 1967 cámaras de ensayos climáticos y de simulación ambiental para investigación de la resistencia de los materiales a la corrosión. A este respecto, es de destacar que CCI ha suministrado este tipo de cámaras climáticas a entidades tan prestigiosas como CENIM (Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas), INTA, AVE, los más relevantes fabricantes de automóviles, centros tecnológicos y universidades.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

sábado, 25 de junio de 2011

Desgaste por corrosion.

El desgaste por corrosión es un tipo de deterioro metalúrgico provocado por la acción desintegradora de atmósferas corrosivas, combinadas con efectos de fricción, abrasión o rozamiento.

El índice de la pérdida de material puede ser muy alto debido a que los productos desintegrables producidos por la corrosión se desprenden fácilmente por efecto mecánico, generándose un ciclo repetitivo continuo, en el cual el metal limpio vuelve a corroerse rápidamente de forma sucesiva con la consecuente desintegración progresiva.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los materiales metálicos se emplean las cámaras de ensayos de corrosión acelerada de laboratorio desarrolladas por CCI SL, en las cuales se pueden recrear todas las condiciones ambientales posibles.

Dentro de las condiciones ambientales potencialmente corrosivas, podemos citar las siguientes:

Corrosión salina neutra:
La producida por el ambiente marino sin presencia de componentes ácidos, (pH alrededor de 7).

Corrosión salina ácida:
La producida por ambientes activos en los cuales, además de la presencia de sales diversas tales como el ClNa, SO4Cu, etc., pueden existir concentraciones de ácidos, tales como el ácido acético procedente de las siliconas empleadas en la carpintería metálica del aluminio, ácido úrico en granjas, etc., por ejemplo.

Corrosión urbana:
La generada por la contaminación procedente de los combustibles de los automóviles y las de las calefacciones en presencia de humedad.

Corrosión industrial:
La producida por la contaminación procedente de las emisiones de los procesos industriales en presencia de humedad (niebla ácida).

Corrosión microbiológica:
Provocada por la contaminación de bacterias aerobias y anaerobias existentes en aguas con altas concentraciones salinas, típicas de los mares y océanos, lagos salados y fosas salinas. Las más significativas son las denominadas ferrobacterias.

Corrosión galvánica:
Se produce cuando dos metales, cuyos potenciales de oxidación-reducción son claramente diferenciados, se unen íntimamente en presencia de un electrolito. En estas condiciones se genera una auténtica pila galvánica en la cual el ánodo al oxidarse comienza a generar un flujo electrónico con el consecuente desprendimiento progresivo de la superficie del metal.

Corrosion bajo tension:
Se produce como consecuencia de la combinación de dos efectos simultáneos tales como un medio ambiente corrosivo, unido a una tensión mecánica tal como la producida por los efectos continuados de tracción, flexión y torsión, etc.
El deterioro superficial producido en tales condiciones aparece en forma de microrroturas tales como agrietamientos progresivos (fatiga por corrosión).

Corrosión Kesternich:
Es la misma que la corrosión industrial. Consiste en el ataque corrosivo producido por el SO2 en presencia de humedad saturada a condensación, bajo condiciones térmicas controladas.

Corrosión por inmersión alternativa:
Se produce cuando las superficies metálicas son periódicamente cubiertas por el agua de mar, por ejemplo, a intervalos repetitivos provocados por el oleaje, mareas, etc.

Corrosión climosalina:
También denominada de ciclos climáticos combinados con niebla salina. Es el que representa más fielmente lo que sucede en la realidad con los ciclos nocturnos y diurnos, donde por la noche sube la humedad baja el punto de rocío(clima húmedo), al amanecer sube la temperatura y baja la humedad (secado), y alternadamente se producen las deposiciones de la niebla salina dispersada por el mar.

Corrosión inducida:
Es la que no está causada de manera directa por el agente primario que interacciona con el metal en cuestión, sino por la influencia de los subproductos derivados de dichos agentes primarios. Este tipo de corrosión también se denomina corrosión influenciada. Es el caso de la acción de los microorganismos biológicos, los cuales generan derivados metabólicos que desprenden componentes ácidos, los cuales, influyen en la cinética del proceso de corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los metales y sus recubrimientos, se emplean las camaras de corrosión de laboratorio como la presentada en la imágen adjunta.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la Certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, en todas las versiones, capaces de reproducir cualquier ambiente marino, industrial o urbano, que pueda encontrarse en condiciones naturales o artificiales y acelerarlo a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas CENIM, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Empresa Nacional Siderúrgica etc., y las compañías más relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

viernes, 24 de junio de 2011

Camaras de corrosion CCISL

Para determinar la resistencia a la corrosión de los materiales metálicos se emplean las cámaras de ensayos de corrosión acelerada de laboratorio desarrolladas por CCI SL, en las cuales se pueden recrear todas las condiciones ambientales posibles.

Dentro de las condiciones ambientales potencialmente corrosivas, podemos citar las siguientes:

Corrosión salina neutra:
La producida por el ambiente marino sin presencia de componentes ácidos, (pH alrededor de 7).

Corrosión salina ácida:
La producida por ambientes activos en los cuales, además de la presencia de sales diversas tales como el ClNa, SO4Cu, etc., pueden existir concentraciones de ácidos, tales como el ácido acético procedente de las siliconas empleadas en la carpintería metálica del aluminio, ácido úrico en granjas, etc., por ejemplo.

Corrosión urbana:
La generada por la contaminación procedente de los combustibles de los automóviles y las de las calefacciones en presencia de humedad.

Corrosión industrial:
La producida por la contaminación procedente de las emisiones de los procesos industriales en presencia de humedad (niebla ácida).

Corrosión microbiológica:
Provocada por la contaminación de bacterias aerobias y anaerobias existentes en aguas con altas concentraciones salinas, típicas de los mares y océanos, lagos salados y fosas salinas. Las más significativas son las denominadas ferrobacterias.

Corrosión galvánica:
Se produce cuando dos metales, cuyos potenciales de oxidación-reducción son claramente diferenciados, se unen íntimamente en presencia de un electrolito. En estas condiciones se genera una auténtica pila galvánica en la cual el ánodo al oxidarse comienza a generar un flujo electrónico con el consecuente desprendimiento progresivo de la superficie del metal.

Corrosion bajo tension:
Se produce como consecuencia de la combinación de dos efectos simultáneos tales como un medio ambiente corrosivo, unido a una tensión mecánica tal como la producida por los efectos continuados de tracción, flexión y torsión, etc.
El deterioro superficial producido en tales condiciones aparece en forma de microrroturas tales como agrietamientos progresivos (fatiga por corrosión).

Corrosión Kesternich:
Es la misma que la corrosión industrial. Consiste en el ataque corrosivo producido por el SO2 en presencia de humedad saturada a condensación, bajo condiciones térmicas controladas.

Corrosión por inmersión alternativa:
Se produce cuando las superficies metálicas son periódicamente cubiertas por el agua de mar, por ejemplo, a intervalos repetitivos provocados por el oleaje, mareas, etc.

Corrosión climosalina:
También denominada de ciclos climáticos combinados con niebla salina. Es el que representa más fielmente lo que sucede en la realidad con los ciclos nocturnos y diurnos, donde por la noche sube la humedad baja el punto de rocío(clima húmedo), al amanecer sube la temperatura y baja la humedad (secado), y alternadamente se producen las deposiciones de la niebla salina dispersada por el mar.

Corrosión inducida:
Es la que no está causada de manera directa por el agente primario que interacciona con el metal en cuestión, sino por la influencia de los subproductos derivados de dichos agentes primarios. Este tipo de corrosión también se denomina corrosión influenciada. Es el caso de la acción de los microorganismos biológicos, los cuales generan derivados metabólicos que desprenden componentes ácidos, los cuales, influyen en la cinética del proceso de corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los metales y sus recubrimientos, se emplean las camaras de corrosión de laboratorio como la presentada en la imágen adjunta.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la Certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, en todas las versiones, capaces de reproducir cualquier ambiente marino, industrial o urbano, que pueda encontrarse en condiciones naturales o artificiales y acelerarlo a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas CENIM, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Empresa Nacional Siderúrgica etc., y las compañías más relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Camaras de corrosion. "Niebla salina ClNa"

Definimos como cámara de corrosión por niebla salina de ClNa a un equipo de laboratorio capaz de reproducir una atmósfera ambiental saturada de humedad, la cual a su vez contiene determinadas cantidades de sales tales como el cloruro sódico (ClNa).

Habida cuenta de que este tipo de niebla es altamente corrosiva para los metales, es preceptivo determinar su resistencia en condiciones de servicio.

Estas cámaras son sistemas capaces de simular fielmente las condiciones corrosivas existentes en ambientes climáticos tales como la niebla salina marina, la cual contiene una concentración media de 35 g/l de ClNa en agua.

Aplicaciones:
Ensayos de corrosión de metales.
Determinación de la calidad de los medios de protección superficial.

Características exigibles:
Homogeneidad de la densidad de niebla producida.
Programación automática de caudal de solución salina.
Mantenimiento de la tolerancia de pluviometría media.
Control de temperatura de precisión con apreciación de 0,1ºC.
Sistema automático de limpieza del interior.

Opciones:
Programación automática de ciclos climosalinos combinados.
Inmersión alternativa.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión múltiple y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Niebla salina.

Definimos como niebla salina a aquella atmósfera ambientale saturada de humedad, la cual a su vez contiene determinadas cantidades de sales disociadas químicamente activas.

Habida cuenta de que este tipo de niebla es altamente corrosiva para los metales, es preceptivo determinar su resistencia mediante cámaras de ensayos de laboratorio.

Estas cámaras se denominan cámaras de niebla salina, o cámaras de corrosión por niebla salina, y son sistemas capaces de reproducir las condiciones corrosivas existentes en ambientes climáticos tales como la niebla salina marina, la contaminación urbana o la contaminación industrial.

Aplicaciones:
Ensayos de corrosión de metales.
Determinación de la calidad de los medios de protección superficial.

Características exigibles:
Homogeneidad de la densidad de niebla producida.
Programación automática de caudal de solución salina.
Mantenimiento de la tolerancia de pluviometría media.
Control de temperatura de precisión con apreciación de 0,1ºC.
Sistema automático de limpieza del interior.

Opciones:
Programación automática de ciclos climosalinos combinados.
Inmersión alternativa.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión múltiple y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Camaras de corrosion UNE 112-17

De todos los metales existentes en la actualidad, por mucho que progrese la investigación metalúrgica, el acero es el metal más empleado en todo tipo de infraestructuras, construcciones, edificación, medios de transporte, etc., pudiendo decir que este metal, que se encuentra vinculado al hombre desde la Edad del Hierro, seguirá siendo protagonista de nuestra sociedad por muy largo tiempo.

No obstante; a su bajo coste, abundancia, alta resistencia mecánica y facilidad de mecanización, hay que añadir su enorme fragilidad frente a la corrosión, cuestión que hace imprescindible el empleo de recubrimientos eficaces de protección, tales como la galvanización.

La galvanización es un proceso electrolítico consistente en la deposición superficial de una película de zinc, que actua como ánodo de sacrificio, proporcionando una barrera de protección sobre el el acero de base, el cual actua como cátodo.

El hecho de emplear Zn no es porque este metal sea inoxidable, sino porque su resistencia a la corrosión es mucho mayor que la del acero. Por tanto, cuanto mayor es la capa aplicada, mayor es la vida del producto.

Cuando el metal resultante es expuesto a la intemperie, y comienza el primer proceso oxidativo, nos encontramos con la aparición de un polvo blanco, representativo de la presencia de óxido de zinc hidratado (ZnO x H2O) o hidróxido de zinc (Zn(OH)2) el cual es conocido como corrosión blanca.

Cuando la protección comienza a fallar y los poros comienzan a hacer accesible el acero, comienza la corrosión del mismo, dando lugar a la aparición del característico color rojo representativo del óxido férrico (03Fe2), conocido como corrosión roja.

Los ensayos de corrosión blanca y de corrosión roja, se realizan con las cámaras de niebla salina, de las cuales nuestra norma nacional es la UNE 112-17-92 la cual es trazable con todas sus homólogas internacionales.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com




Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

miércoles, 22 de junio de 2011

Cámara de corrosión:

Para determinar la resistencia a la corrosión de los materiales metálicos se emplean las cámaras de ensayos acelerados de laboratorio, en las cuales se pueden recrear todas las condiciones ambientales posibles.

Dentro de las condiciones ambientales potencialmente corrosivas, podemos citar las siguientes:

Corrosión salina neutra:
La producida por el ambiente marino sin presencia de componentes ácidos, (pH alrededor de 7).

Corrosión salina ácida:
La producida por ambientes activos en los cuales, además de la presencia de sales diversas tales como el ClNa, SO4Cu, etc., pueden existir concentraciones de ácidos, tales como el ácido acético procedente de las siliconas empleadas en la carpintería metálica del aluminio, ácido úrico en granjas, etc., por ejemplo.

Corrosión urbana:
La generada por la contaminación procedente de los combustibles de los automóviles y las de las calefacciones en presencia de humedad.

Corrosión industrial:
La producida por la contaminación procedente de las emisiones de los procesos industriales en presencia de humedad (niebla ácida).

Corrosión microbiológica:
Provocada por la contaminación de bacterias aerobias y anaerobias existentes en aguas con altas concentraciones salinas, típicas de los mares y océanos, lagos salados y fosas salinas. Las más significativas son las denominadas ferrobacterias.

Corrosión galvánica:
Se produce cuando dos metales, cuyos potenciales de oxidación-reducción son claramente diferenciados, se unen íntimamente en presencia de un electrolito. En estas condiciones se genera una auténtica pila galvánica en la cual el ánodo al oxidarse comienza a generar un flujo electrónico con el consecuente desprendimiento progresivo de la superficie del metal.

Corrosion bajo tension:
Se produce como consecuencia de la combinación de dos efectos simultáneos tales como un medio ambiente corrosivo, unido a una tensión mecánica tal como la producida por los efectos continuados de tracción, flexión y torsión, etc.
El deterioro superficial producido en tales condiciones aparece en forma de microrroturas tales como agrietamientos progresivos (fatiga por corrosión).

Corrosión Kesternich:
Es la misma que la corrosión industrial. Consiste en el ataque corrosivo producido por el SO2 en presencia de humedad saturada a condensación, bajo condiciones térmicas controladas.

Corrosión por inmersión alternativa:
Se produce cuando las superficies metálicas son periódicamente cubiertas por el agua de mar, por ejemplo, a intervalos repetitivos provocados por el oleaje, mareas, etc.

Corrosión climosalina:
También denominada de ciclos climáticos combinados con niebla salina. Es el que representa más fielmente lo que sucede en la realidad con los ciclos nocturnos y diurnos, donde por la noche sube la humedad baja el punto de rocío(clima húmedo), al amanecer sube la temperatura y baja la humedad (secado), y alternadamente se producen las deposiciones de la niebla salina dispersada por el mar.

Corrosión inducida:
Es la que no está causada de manera directa por el agente primario que interacciona con el metal en cuestión, sino por la influencia de los subproductos derivados de dichos agentes primarios. Este tipo de corrosión también se denomina corrosión influenciada. Es el caso de la acción de los microorganismos biológicos, los cuales generan derivados metabólicos que desprenden componentes ácidos, los cuales, influyen en la cinética del proceso de corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los metales y sus recubrimientos, se emplean las camaras de corrosión de laboratorio como la presentada en la imágen adjunta.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la Certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, en todas las versiones, capaces de reproducir cualquier ambiente marino, industrial o urbano, que pueda encontrarse en condiciones naturales o artificiales y acelerarlo a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas CENIM, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Empresa Nacional Siderúrgica etc., y las compañías más relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Camaras de corrosion ciclicas NS/CH/CS.

Definimos como cámara de corrosión cíclica NS/CH/CS, a un sistema de laboratorio capaz de reproducir las condiciones cambiantes atmosféricas que se producen en las áreas marítimas, durante los periodos nocturnos y diurnos, dentro de los cuales se generan condiciones climáticas alternas de niebla salina (NS), clima húmedo (CH) y clima seco (CS), de forma cíclica y repetitiva.

Las condiciones climatológicas típicas que se encuentran en las zonas del litoral marítimo son las siguientes:

- Alta humedad y condensación nocturna con descenso de temperatura.
- Elevación de temperatura y descenso de la humedad a partir de la salida del sol.
- Deposición de niebla salina procedente de la dispersión por el oleaje y el viento.

Dado que los materiales que prestan sus funciones en dichas zonas, se verán necesariamente expuestos a tales cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica serie CCCA desarrolladas por CCI.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.