CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

miércoles, 30 de marzo de 2011

Ensayo ambiental de piedra decorativa.

Cuando los materiales de construcción, sean naturales o artificiales, se ven sometidos a la acción del ambiente marino, este ejerce un efecto de envejecimiento sobre los mismos.

En efecto, el cloruro de sodio existente en la composición mayoritaria del agua de los mares y océanos de la Tierra, al impregnar este tipo de materiales, se produce una cristalización interna de dichas sales, que es la responsable de cambios físico-químicos estructurales profundos que desembocan en un deterioro progresivo de los mismos.

Para evaluar a escala de laboratorio la resistencia de los materiales de construcción, rocas naturales, materiales pétreos ornamentales, piedras decorativas, etc., se emplean las cámaras de niebla salina de laboratorio.

La diferencia entre las cámaras clásicas de corrosión por niebla salina y las cámaras de corrosión cíclica -también denominadas cámaras climosalinas- estriba en que, mientras en las cámaras de niebla salina convencionales se establecen condiciones estables de temperatura y spray acuoso con un contenido de cloruro sódico, en las cámaras de corrosión por climas mixtos se alternan, de forma totalmente automática, condiciones ambientales variables controladas, alternando fases secuenciadas de niebla salina, secado y clima húmedo, de manera repetitiva y precisa.

Existen multitud de normas que rigen este tipo de ensayos; desde las normativas privadas desarrolladas por compañías, hasta las exigibles por los propios países, como es el caso de las normas UNE, DIN, ASTM, PROHESION, MIL STD, etc.

En todas ellas, de lo que se trata es de reproducir las condiciones climatológicas típicas que se encuentran en las zonas del litoral marítimo, las cuales son las siguientes:

- Alta humedad y condensación nocturna con descenso de temperatura.
- Elevación de temperatura y descenso de la humedad a partir de la salida del sol.
- Deposición de niebla salina procedente de la dispersión por el oleaje y el viento.

Dado que los materiales que prestan sus funciones en dichas zonas, se verán necesariamente expuestos a tales cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica desarrolladas por CCI.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Ensayo de materiales petreos ornamentales.

Cuando los materiales de construcción, sean naturales o artificiales, se ven sometidos a la acción del ambiente marino, este ejerce un efecto de envejecimiento sobre los mismos.

En efecto, el cloruro de sodio existente en la composición mayoritaria del agua de los mares y océanos de la Tierra, al impregnar este tipo de materiales, se produce una cristalización interna de dichas sales, que es la responsable de cambios físico-químicos estructurales profundos que desembocan en un deterioro progresivo de los mismos.

Para evaluar a escala de laboratorio la resistencia de los materiales de construcción, rocas naturales, materiales pétreos ornamentales, piedras decorativas, etc., se emplean las cámaras de niebla salina de laboratorio.

La diferencia entre las cámaras clásicas de corrosión por niebla salina y las cámaras de corrosión cíclica -también denominadas cámaras climosalinas- estriba en que, mientras en las cámaras de niebla salina convencionales se establecen condiciones estables de temperatura y spray acuoso con un contenido de cloruro sódico, en las cámaras de corrosión por climas mixtos se alternan, de forma totalmente automática, condiciones ambientales variables controladas, alternando fases secuenciadas de niebla salina, secado y clima húmedo, de manera repetitiva y precisa.

Existen multitud de normas que rigen este tipo de ensayos; desde las normativas privadas desarrolladas por compañías, hasta las exigibles por los propios países, como es el caso de las normas UNE, DIN, ASTM, PROHESION, MIL STD, etc.

En todas ellas, de lo que se trata es de reproducir las condiciones climatológicas típicas que se encuentran en las zonas del litoral marítimo, las cuales son las siguientes:

- Alta humedad y condensación nocturna con descenso de temperatura.
- Elevación de temperatura y descenso de la humedad a partir de la salida del sol.
- Deposición de niebla salina procedente de la dispersión por el oleaje y el viento.

Dado que los materiales que prestan sus funciones en dichas zonas, se verán necesariamente expuestos a tales cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica desarrolladas por CCI.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Envejecimiento de rocas naturales.

Cuando los materiales de construcción, sean naturales o artificiales, se ven sometidos a la acción del ambiente marino, este ejerce un efecto de envejecimiento sobre los mismos.

En efecto, el cloruro de sodio existente en la composición mayoritaria del agua de los mares y océanos de la Tierra, al impregnar este tipo de materiales, se produce una cristalización interna de dichas sales, que es la responsable de cambios físico-químicos estructurales profundos que desembocan en un deterioro progresivo de los mismos.

Para evaluar a escala de laboratorio la resistencia de los materiales de construcción, rocas naturales, materiales pétreos ornamentales, piedras decorativas, etc., se emplean las cámaras de niebla salina de laboratorio.

La diferencia entre las cámaras clásicas de corrosión por niebla salina y las cámaras de corrosión cíclica -también denominadas cámaras climosalinas- estriba en que, mientras en las cámaras de niebla salina convencionales se establecen condiciones estables de temperatura y spray acuoso con un contenido de cloruro sódico, en las cámaras de corrosión por climas mixtos se alternan, de forma totalmente automática, condiciones ambientales variables controladas, alternando fases secuenciadas de niebla salina, secado y clima húmedo, de manera repetitiva y precisa.

Existen multitud de normas que rigen este tipo de ensayos; desde las normativas privadas desarrolladas por compañías, hasta las exigibles por los propios países, como es el caso de las normas UNE, DIN, ASTM, PROHESION, MIL STD, etc.

En todas ellas, de lo que se trata es de reproducir las condiciones climatológicas típicas que se encuentran en las zonas del litoral marítimo, las cuales son las siguientes:

- Alta humedad y condensación nocturna con descenso de temperatura.
- Elevación de temperatura y descenso de la humedad a partir de la salida del sol.
- Deposición de niebla salina procedente de la dispersión por el oleaje y el viento.

Dado que los materiales que prestan sus funciones en dichas zonas, se verán necesariamente expuestos a tales cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica desarrolladas por CCI.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Envejecimiento de piedra ornamental por niebla salina.

Cuando los materiales de construcción, sean naturales o artificiales, se ven sometidos a la acción del ambiente marino, este ejerce un efecto de envejecimiento sobre los mismos.

En efecto, el cloruro de sodio existente en la composición mayoritaria del agua de los mares y océanos de la Tierra, al impregnar este tipo de materiales, se produce una cristalización interna de dichas sales, que es la responsable de cambios físico-químicos estructurales profundos que desembocan en un deterioro progresivo de los mismos.

Para evaluar a escala de laboratorio la resistencia de los materiales de construcción, rocas naturales, materiales pétreos ornamentales, piedras decorativas, etc., se emplean las cámaras de niebla salina de laboratorio.

La diferencia entre las cámaras clásicas de corrosión por niebla salina y las cámaras de corrosión cíclica -también denominadas cámaras climosalinas- estriba en que, mientras en las cámaras de niebla salina convencionales se establecen condiciones estables de temperatura y spray acuoso con un contenido de cloruro sódico, en las cámaras de corrosión por climas mixtos se alternan, de forma totalmente automática, condiciones ambientales variables controladas, alternando fases secuenciadas de niebla salina, secado y clima húmedo, de manera repetitiva y precisa.

Existen multitud de normas que rigen este tipo de ensayos; desde las normativas privadas desarrolladas por compañías, hasta las exigibles por los propios países, como es el caso de las normas UNE, DIN, ASTM, PROHESION, MIL STD, etc.

En todas ellas, de lo que se trata es de reproducir las condiciones climatológicas típicas que se encuentran en las zonas del litoral marítimo, las cuales son las siguientes:

- Alta humedad y condensación nocturna con descenso de temperatura.
- Elevación de temperatura y descenso de la humedad a partir de la salida del sol.
- Deposición de niebla salina procedente de la dispersión por el oleaje y el viento.

Dado que los materiales que prestan sus funciones en dichas zonas, se verán necesariamente expuestos a tales cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica desarrolladas por CCI.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

martes, 29 de marzo de 2011

Camaras UV con panel de condensacion.

Son múltiples las normativas que contemplan los métodos de ensayo de exposición a la luz solar, y muchas las cámaras diseñadas para reproducir el espectro solar a escala de laboratorio para propósitos de investigación y control de calidad de materiales que han de ser expuestos a la intemperie.

Entre la extensa variedad de fundamentos empleados en la normativa existente, predomina por unanimidad el criterio por el cual la responsabilidad del deterioro fotoquímico recae en la longitud de onda del espectro ultravioleta emitido por el Sol, en sus tres bandas: UVC, UVB y UVA.

Si bien la mayoría de las normas solo contemplan la banda UVA, por ser la mayoritaria que llega a la superficie de la Tierra, en comparación con la minoritaria de las bandas UVC y UVB, existen algunas normas en las cuales los legisladores establecen criterios selectivos de cada una de las longitudes de onda, por separado.

Para conseguir las longitudes de onda selectivas UVA, UVB y UVC, existen dos procedimientos: Emplear lámparas de alta potencia conjuntamente con filtros selectivos, o utilizar tubos fluorescentes específicos de cada longitud de onda.

Pese a que los tubos fluorescentes emiten una irradiancia muy baja, cuestión que comporta el empleo de largos periodos de ensayo, para obtener unos mínimos resultados, dichas normas contemplan este tipo de emisores lumínicos.

En la mayoría de estos casos la radiación ultravioleta se alterna con periodos de condensación de humedad a temperatura controlada.

Para producir la condensación sobre las probetas, estas han de estar formadas por planchas planas situadas sobre bastidores formando un panel integral, no aislado térmicamente, con el fin de que la pared fría del mismo (temperatura ambiental del laboratorio) provoque la condensación de gotas de agua sobre las probetas. Es por ello que este tipo de cámaras se denominan cámaras de panel, dew panel (panel de rocio), UV panel, etc.

Entre las diversas normas existentes, podemos citar las siguientes: UNE-EN ISO 4892-3, ASTM G 53, ASTM G 154, JIS D 0205, JISK 5600 y un largo etc.

A este respecto, CCI desarrolla diversos modelos de cámaras de panel, tales como las CUVA Panel, CUVB Panel, y CUVC Panel, en las versiones de uno y dos haces de luz.




Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación solar por lámparas de xenón y de envejecimiento ultravioleta para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Camaras UV con panel de rocio.

Son múltiples las normativas que contemplan los métodos de ensayo de exposición a la luz solar, y muchas las cámaras diseñadas para reproducir el espectro solar a escala de laboratorio para propósitos de investigación y control de calidad de materiales que han de ser expuestos a la intemperie.

Entre la extensa variedad de fundamentos empleados en la normativa existente, predomina por unanimidad el criterio por el cual la responsabilidad del deterioro fotoquímico recae en la longitud de onda del espectro ultravioleta emitido por el Sol, en sus tres bandas: UVC, UVB y UVA.

Si bien la mayoría de las normas solo contemplan la banda UVA, por ser la mayoritaria que llega a la superficie de la Tierra, en comparación con la minoritaria de las bandas UVC y UVB, existen algunas normas en las cuales los legisladores establecen criterios selectivos de cada una de las longitudes de onda, por separado.

Para conseguir las longitudes de onda selectivas UVA, UVB y UVC, existen dos procedimientos: Emplear lámparas de alta potencia conjuntamente con filtros selectivos, o utilizar tubos fluorescentes específicos de cada longitud de onda.

Pese a que los tubos fluorescentes emiten una irradiancia muy baja, cuestión que comporta el empleo de largos periodos de ensayo, para obtener unos mínimos resultados, dichas normas contemplan este tipo de emisores lumínicos.

En la mayoría de estos casos la radiación ultravioleta se alterna con periodos de condensación de humedad a temperatura controlada.

Para producir la condensación sobre las probetas, estas han de estar formadas por planchas planas situadas sobre bastidores formando un panel integral, no aislado térmicamente, con el fin de que la pared fría del mismo (temperatura ambiental del laboratorio) provoque la condensación de gotas de agua sobre las probetas. Es por ello que este tipo de cámaras se denominan cámaras de panel, dew panel (panel de rocio), UV panel, etc.

Entre las diversas normas existentes, podemos citar las siguientes: UNE-EN ISO 4892-3, ASTM G 53, ASTM G 154, JIS D 0205, JISK 5600 y un largo etc.

A este respecto, CCI desarrolla diversos modelos de cámaras de panel, tales como las CUVA Panel, CUVB Panel, y CUVC Panel, en las versiones de uno y dos haces de luz.




Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación solar por lámparas de xenón y de envejecimiento ultravioleta para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Camaras UV con panel humedo.

Son múltiples las normativas que contemplan los métodos de ensayo de exposición a la luz solar, y muchas las cámaras diseñadas para reproducir el espectro solar a escala de laboratorio para propósitos de investigación y control de calidad de materiales que han de ser expuestos a la intemperie.

Entre la extensa variedad de fundamentos empleados en la normativa existente, predomina por unanimidad el criterio por el cual la responsabilidad del deterioro fotoquímico recae en la longitud de onda del espectro ultravioleta emitido por el Sol, en sus tres bandas: UVC, UVB y UVA.

Si bien la mayoría de las normas solo contemplan la banda UVA, por ser la mayoritaria que llega a la superficie de la Tierra, en comparación con la minoritaria de las bandas UVC y UVB, existen algunas normas en las cuales los legisladores establecen criterios selectivos de cada una de las longitudes de onda, por separado.

Para conseguir las longitudes de onda selectivas UVA, UVB y UVC, existen dos procedimientos: Emplear lámparas de alta potencia conjuntamente con filtros selectivos, o utilizar tubos fluorescentes específicos de cada longitud de onda.

Pese a que los tubos fluorescentes emiten una irradiancia muy baja, cuestión que comporta el empleo de largos periodos de ensayo, para obtener unos mínimos resultados, dichas normas contemplan este tipo de emisores lumínicos.

En la mayoría de estos casos la radiación ultravioleta se alterna con periodos de condensación de humedad a temperatura controlada.

Para producir la condensación sobre las probetas, estas han de estar formadas por planchas planas situadas sobre bastidores formando un panel integral, no aislado térmicamente, con el fin de que la pared fría del mismo (temperatura ambiental del laboratorio) provoque la condensación de gotas de agua sobre las probetas. Es por ello que este tipo de cámaras se denominan cámaras de panel, dew panel (panel de rocio), UV panel, etc.

Entre las diversas normas existentes, podemos citar las siguientes: UNE-EN ISO 4892-3, ASTM G 53, ASTM G 154, JIS D 0205, JISK 5600 y un largo etc.

A este respecto, CCI desarrolla diversos modelos de cámaras de panel, tales como las CUVA Panel, CUVB Panel, y CUVC Panel, en las versiones de uno y dos haces de luz.




Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación solar por lámparas de xenón y de envejecimiento ultravioleta para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

JIS K 5600

Son múltiples las normativas que contemplan los métodos de ensayo de exposición a la luz solar, y muchas las cámaras diseñadas para reproducir el espectro solar a escala de laboratorio para propósitos de investigación y control de calidad de materiales que han de ser expuestos a la intemperie.

Entre la extensa variedad de fundamentos empleados en la normativa existente, predomina por unanimidad el criterio por el cual la responsabilidad del deterioro fotoquímico recae en la longitud de onda del espectro ultravioleta emitido por el Sol, en sus tres bandas: UVC, UVB y UVA.

Si bien la mayoría de las normas solo contemplan la banda UVA, por ser la mayoritaria que llega a la superficie de la Tierra, en comparación con la minoritaria de las bandas UVC y UVB, existen algunas normas en las cuales los legisladores establecen criterios selectivos de cada una de las longitudes de onda, por separado.

Para conseguir las longitudes de onda selectivas UVA, UVB y UVC, existen dos procedimientos: Emplear lámparas de alta potencia conjuntamente con filtros selectivos, o utilizar tubos fluorescentes específicos de cada longitud de onda.

Pese a que los tubos fluorescentes emiten una irradiancia muy baja, cuestión que comporta el empleo de largos periodos de ensayo, para obtener unos mínimos resultados, dichas normas contemplan este tipo de emisores lumínicos.

En la mayoría de estos casos la radiación ultravioleta se alterna con periodos de condensación de humedad a temperatura controlada.

Para producir la condensación sobre las probetas, estas han de estar formadas por planchas planas situadas sobre bastidores formando un panel integral, no aislado térmicamente, con el fin de que la pared fría del mismo (temperatura ambiental del laboratorio) provoque la condensación de gotas de agua sobre las probetas. Es por ello que este tipo de cámaras se denominan cámaras de panel, dew panel (panel de rocio), UV panel, etc.

Entre las diversas normas existentes, podemos citar las siguientes: UNE-EN ISO 4892-3, ASTM G 53, ASTM G 154, JIS D 0205, JISK 5600 y un largo etc.

A este respecto, CCI desarrolla diversos modelos de cámaras de panel, tales como las CUVA Panel, CUVB Panel, y CUVC Panel, en las versiones de uno y dos haces de luz.




Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación solar por lámparas de xenón y de envejecimiento ultravioleta para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

JIS D 0205

Son múltiples las normativas que contemplan los métodos de ensayo de exposición a la luz solar, y muchas las cámaras diseñadas para reproducir el espectro solar a escala de laboratorio para propósitos de investigación y control de calidad de materiales que han de ser expuestos a la intemperie.

Entre la extensa variedad de fundamentos empleados en la normativa existente, predomina por unanimidad el criterio por el cual la responsabilidad del deterioro fotoquímico recae en la longitud de onda del espectro ultravioleta emitido por el Sol, en sus tres bandas: UVC, UVB y UVA.

Si bien la mayoría de las normas solo contemplan la banda UVA, por ser la mayoritaria que llega a la superficie de la Tierra, en comparación con la minoritaria de las bandas UVC y UVB, existen algunas normas en las cuales los legisladores establecen criterios selectivos de cada una de las longitudes de onda, por separado.

Para conseguir las longitudes de onda selectivas UVA, UVB y UVC, existen dos procedimientos: Emplear lámparas de alta potencia conjuntamente con filtros selectivos, o utilizar tubos fluorescentes específicos de cada longitud de onda.

Pese a que los tubos fluorescentes emiten una irradiancia muy baja, cuestión que comporta el empleo de largos periodos de ensayo, para obtener unos mínimos resultados, dichas normas contemplan este tipo de emisores lumínicos.

En la mayoría de estos casos la radiación ultravioleta se alterna con periodos de condensación de humedad a temperatura controlada.

Para producir la condensación sobre las probetas, estas han de estar formadas por planchas planas situadas sobre bastidores formando un panel integral, no aislado térmicamente, con el fin de que la pared fría del mismo (temperatura ambiental del laboratorio) provoque la condensación de gotas de agua sobre las probetas. Es por ello que este tipo de cámaras se denominan cámaras de panel, dew panel (panel de rocio), UV panel, etc.

Entre las diversas normas existentes, podemos citar las siguientes: UNE-EN ISO 4892-3, ASTM G 53, ASTM G 154, JIS D 0205, JISK 5600 y un largo etc.

A este respecto, CCI desarrolla diversos modelos de cámaras de panel, tales como las CUVA Panel, CUVB Panel, y CUVC Panel, en las versiones de uno y dos haces de luz.




Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación solar por lámparas de xenón y de envejecimiento ultravioleta para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

ASTM G 154.

Son múltiples las normativas que contemplan los métodos de ensayo de exposición a la luz solar, y muchas las cámaras diseñadas para reproducir el espectro solar a escala de laboratorio para propósitos de investigación y control de calidad de materiales que han de ser expuestos a la intemperie.

Entre la extensa variedad de fundamentos empleados en la normativa existente, predomina por unanimidad el criterio por el cual la responsabilidad del deterioro fotoquímico recae en la longitud de onda del espectro ultravioleta emitido por el Sol, en sus tres bandas: UVC, UVB y UVA.

Si bien la mayoría de las normas solo contemplan la banda UVA, por ser la mayoritaria que llega a la superficie de la Tierra, en comparación con la minoritaria de las bandas UVC y UVB, existen algunas normas en las cuales los legisladores establecen criterios selectivos de cada una de las longitudes de onda, por separado.

Para conseguir las longitudes de onda selectivas UVA, UVB y UVC, existen dos procedimientos: Emplear lámparas de alta potencia conjuntamente con filtros selectivos, o utilizar tubos fluorescentes específicos de cada longitud de onda.

Pese a que los tubos fluorescentes emiten una irradiancia muy baja, cuestión que comporta el empleo de largos periodos de ensayo, para obtener unos mínimos resultados, dichas normas contemplan este tipo de emisores lumínicos.

En la mayoría de estos casos la radiación ultravioleta se alterna con periodos de condensación de humedad a temperatura controlada.

Para producir la condensación sobre las probetas, estas han de estar formadas por planchas planas situadas sobre bastidores formando un panel integral, no aislado térmicamente, con el fin de que la pared fría del mismo (temperatura ambiental del laboratorio) provoque la condensación de gotas de agua sobre las probetas. Es por ello que este tipo de cámaras se denominan cámaras de panel, dew panel (panel de rocio), UV panel, etc.

Entre las diversas normas existentes, podemos citar las siguientes: UNE-EN ISO 4892-3, ASTM G 53, ASTM G 154, JIS D 0205, JISK 5600 y un largo etc.

A este respecto, CCI desarrolla diversos modelos de cámaras de panel, tales como las CUVA Panel, CUVB Panel, y CUVC Panel, en las versiones de uno y dos haces de luz.




Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación solar por lámparas de xenón y de envejecimiento ultravioleta para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

ASTM G 53.

Son múltiples las normativas que contemplan los métodos de ensayo de exposición a la luz solar, y muchas las cámaras diseñadas para reproducir el espectro solar a escala de laboratorio para propósitos de investigación y control de calidad de materiales que han de ser expuestos a la intemperie.

Entre la extensa variedad de fundamentos empleados en la normativa existente, predomina por unanimidad el criterio por el cual la responsabilidad del deterioro fotoquímico recae en la longitud de onda del espectro ultravioleta emitido por el Sol, en sus tres bandas: UVC, UVB y UVA.

Si bien la mayoría de las normas solo contemplan la banda UVA, por ser la mayoritaria que llega a la superficie de la Tierra, en comparación con la minoritaria de las bandas UVC y UVB, existen algunas normas en las cuales los legisladores establecen criterios selectivos de cada una de las longitudes de onda, por separado.

Para conseguir las longitudes de onda selectivas UVA, UVB y UVC, existen dos procedimientos: Emplear lámparas de alta potencia conjuntamente con filtros selectivos, o utilizar tubos fluorescentes específicos de cada longitud de onda.

Pese a que los tubos fluorescentes emiten una irradiancia muy baja, cuestión que comporta el empleo de largos periodos de ensayo, para obtener unos mínimos resultados, dichas normas contemplan este tipo de emisores lumínicos.

En la mayoría de estos casos la radiación ultravioleta se alterna con periodos de condensación de humedad a temperatura controlada.

Para producir la condensación sobre las probetas, estas han de estar formadas por planchas planas situadas sobre bastidores formando un panel integral, no aislado térmicamente, con el fin de que la pared fría del mismo (temperatura ambiental del laboratorio) provoque la condensación de gotas de agua sobre las probetas. Es por ello que este tipo de cámaras se denominan cámaras de panel, dew panel (panel de rocio), UV panel, etc.

Entre las diversas normas existentes, podemos citar las siguientes: UNE-EN ISO 4892-3, ASTM G 53, ASTM G 154, JIS D 0205, JISK 5600 y un largo etc.

A este respecto, CCI desarrolla diversos modelos de cámaras de panel, tales como las CUVA Panel, CUVB Panel, y CUVC Panel, en las versiones de uno y dos haces de luz.




Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación solar por lámparas de xenón y de envejecimiento ultravioleta para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

UNE-EN ISO 4892-3

Son múltiples las normativas que contemplan los métodos de ensayo de exposición a la luz solar, y muchas las cámaras diseñadas para reproducir el espectro solar a escala de laboratorio para propósitos de investigación y control de calidad de materiales que han de ser expuestos a la intemperie.

Entre la extensa variedad de fundamentos empleados en la normativa existente, predomina por unanimidad el criterio por el cual la responsabilidad del deterioro fotoquímico recae en la longitud de onda del espectro ultravioleta emitido por el Sol, en sus tres bandas: UVC, UVB y UVA.

Si bien la mayoría de las normas solo contemplan la banda UVA, por ser la mayoritaria que llega a la superficie de la Tierra, en comparación con la minoritaria de las bandas UVC y UVB, existen algunas normas en las cuales los legisladores establecen criterios selectivos de cada una de las longitudes de onda, por separado.

Para conseguir las longitudes de onda selectivas UVA, UVB y UVC, existen dos procedimientos: Emplear lámparas de alta potencia conjuntamente con filtros selectivos, o utilizar tubos fluorescentes específicos de cada longitud de onda.

Pese a que los tubos fluorescentes emiten una irradiancia muy baja, cuestión que comporta el empleo de largos periodos de ensayo, para obtener unos mínimos resultados, dichas normas contemplan este tipo de emisores lumínicos.

En la mayoría de estos casos la radiación ultravioleta se alterna con periodos de condensación de humedad a temperatura controlada.

Para producir la condensación sobre las probetas, estas han de estar formadas por planchas planas situadas sobre bastidores formando un panel integral, no aislado térmicamente, con el fin de que la pared fría del mismo (temperatura ambiental del laboratorio) provoque la condensación de gotas de agua sobre las probetas. Es por ello que este tipo de cámaras se denominan cámaras de panel, dew panel (panel de rocio), UV panel, etc.

Entre las diversas normas existentes, podemos citar las siguientes: UNE-EN ISO 4892-3, ASTM G 53, ASTM G 154, JIS D 0205, JISK 5600 y un largo etc.

A este respecto, CCI desarrolla diversos modelos de cámaras de panel, tales como las CUVA Panel, CUVB Panel, y CUVC Panel, en las versiones de uno y dos haces de luz.




Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación solar por lámparas de xenón y de envejecimiento ultravioleta para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Camaras de panel de condensacion con tubos fluorescentes.

Son múltiples las normativas que contemplan los métodos de ensayo de exposición a la luz solar, y muchas las cámaras diseñadas para reproducir el espectro solar a escala de laboratorio para propósitos de investigación y control de calidad de materiales que han de ser expuestos a la intemperie.

Entre la extensa variedad de fundamentos empleados en la normativa existente, predomina por unanimidad el criterio por el cual la responsabilidad del deterioro fotoquímico recae en la longitud de onda del espectro ultravioleta emitido por el Sol, en sus tres bandas: UVC, UVB y UVA.

Si bien la mayoría de las normas solo contemplan la banda UVA, por ser la mayoritaria que llega a la superficie de la Tierra, en comparación con la minoritaria de las bandas UVC y UVB, existen algunas normas en las cuales los legisladores establecen criterios selectivos de cada una de las longitudes de onda, por separado.

Para conseguir las longitudes de onda selectivas UVA, UVB y UVC, existen dos procedimientos: Emplear lámparas de alta potencia conjuntamente con filtros selectivos, o utilizar tubos fluorescentes específicos de cada longitud de onda.

Pese a que los tubos fluorescentes emiten una irradiancia muy baja, cuestión que comporta el empleo de largos periodos de ensayo, para obtener unos mínimos resultados, dichas normas contemplan este tipo de emisores lumínicos.

En la mayoría de estos casos la radiación ultravioleta se alterna con periodos de condensación de humedad a temperatura controlada.

Para producir la condensación sobre las probetas, estas han de estar formadas por planchas planas situadas sobre bastidores formando un panel integral, no aislado térmicamente, con el fin de que la pared fría del mismo (temperatura ambiental del laboratorio) provoque la condensación de gotas de agua sobre las probetas. Es por ello que este tipo de cámaras se denominan cámaras de panel, dew panel (panel de rocio), UV panel, etc.

Entre las diversas normas existentes, podemos citar las siguientes: UNE-EN ISO 4892-3, ASTM G 53, ASTM G 154, JIS D 0205, JISK 5600 y un largo etc.

A este respecto, CCI desarrolla diversos modelos de cámaras de panel, tales como las CUVA Panel, CUVB Panel, y CUVC Panel, en las versiones de uno y dos haces de luz.




Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación solar por lámparas de xenón y de envejecimiento ultravioleta para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Metodo de exposicion de fuentes luminosas.

Son múltiples las normativas que contemplan los métodos de ensayo de exposición a la luz solar, y muchas las cámaras diseñadas para reproducir el espectro solar a escala de laboratorio para propósitos de investigación y control de calidad de materiales que han de ser expuestos a la intemperie.

Entre la extensa variedad de fundamentos empleados en la normativa existente, predomina por unanimidad el criterio por el cual la responsabilidad del deterioro fotoquímico recae en la longitud de onda del espectro ultravioleta emitido por el Sol, en sus tres bandas: UVC, UVB y UVA.

Si bien la mayoría de las normas solo contemplan la banda UVA, por ser la mayoritaria que llega a la superficie de la Tierra, en comparación con la minoritaria de las bandas UVC y UVB, existen algunas normas en las cuales los legisladores establecen criterios selectivos de cada una de las longitudes de onda, por separado.

Para conseguir las longitudes de onda selectivas UVA, UVB y UVC, existen dos procedimientos: Emplear lámparas de alta potencia conjuntamente con filtros selectivos, o utilizar tubos fluorescentes específicos de cada longitud de onda.

Pese a que los tubos fluorescentes emiten una irradiancia muy baja, cuestión que comporta el empleo de largos periodos de ensayo, para obtener unos mínimos resultados, dichas normas contemplan este tipo de emisores lumínicos.

En la mayoría de estos casos la radiación ultravioleta se alterna con periodos de condensación de humedad a temperatura controlada.

Para producir la condensación sobre las probetas, estas han de estar formadas por planchas planas situadas sobre bastidores formando un panel integral, no aislado térmicamente, con el fin de que la pared fría del mismo (temperatura ambiental del laboratorio) provoque la condensación de gotas de agua sobre las probetas. Es por ello que este tipo de cámaras se denominan cámaras de panel, dew panel (panel de rocio), UV panel, etc.

Entre las diversas normas existentes, podemos citar las siguientes: UNE-EN ISO 4892-3, ASTM G 53, ASTM G 154, JIS D 0205, JISK 5600 y un largo etc.

A este respecto, CCI desarrolla diversos modelos de cámaras de panel, tales como las CUVA Panel, CUVB Panel, y CUVC Panel, en las versiones de uno y dos haces de luz.




Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación solar por lámparas de xenón y de envejecimiento ultravioleta para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Test dew panel UV.

Son múltiples las normativas que contemplan los métodos de ensayo de exposición a la luz solar, y muchas las cámaras diseñadas para reproducir el espectro solar a escala de laboratorio para propósitos de investigación y control de calidad de materiales que han de ser expuestos a la intemperie.

Entre la extensa variedad de fundamentos empleados en la normativa existente, predomina por unanimidad el criterio por el cual la responsabilidad del deterioro fotoquímico recae en la longitud de onda del espectro ultravioleta emitido por el Sol, en sus tres bandas: UVC, UVB y UVA.

Si bien la mayoría de las normas solo contemplan la banda UVA, por ser la mayoritaria que llega a la superficie de la Tierra, en comparación con la minoritaria de las bandas UVC y UVB, existen algunas normas en las cuales los legisladores establecen criterios selectivos de cada una de las longitudes de onda, por separado.

Para conseguir las longitudes de onda selectivas UVA, UVB y UVC, existen dos procedimientos: Emplear lámparas de alta potencia conjuntamente con filtros selectivos, o utilizar tubos fluorescentes específicos de cada longitud de onda.

Pese a que los tubos fluorescentes emiten una irradiancia muy baja, cuestión que comporta el empleo de largos periodos de ensayo, para obtener unos mínimos resultados, dichas normas contemplan este tipo de emisores lumínicos.

En la mayoría de estos casos la radiación ultravioleta se alterna con periodos de condensación de humedad a temperatura controlada.

Para producir la condensación sobre las probetas, estas han de estar formadas por planchas planas situadas sobre bastidores formando un panel integral, no aislado térmicamente, con el fin de que la pared fría del mismo (temperatura ambiental del laboratorio) provoque la condensación de gotas de agua sobre las probetas. Es por ello que este tipo de cámaras se denominan cámaras de panel, dew panel (panel de rocio), UV panel, etc.

Entre las diversas normas existentes, podemos citar las siguientes: UNE-EN ISO 4892-3, ASTM G 53, ASTM G 154, JIS D 0205, JISK 5600 y un largo etc.

A este respecto, CCI desarrolla diversos modelos de cámaras de panel, tales como las CUVA Panel, CUVB Panel, y CUVC Panel, en las versiones de uno y dos haces de luz.




Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación solar por lámparas de xenón y de envejecimiento ultravioleta para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Test de exposicion a la luz.

Son múltiples las normativas que contemplan los métodos de ensayo de exposición a la luz solar, y muchas las cámaras diseñadas para reproducir el espectro solar a escala de laboratorio para propósitos de investigación y control de calidad de materiales que han de ser expuestos a la intemperie.

Entre la extensa variedad de fundamentos empleados en la normativa existente, predomina por unanimidad el criterio por el cual la responsabilidad del deterioro fotoquímico recae en la longitud de onda del espectro ultravioleta emitido por el Sol, en sus tres bandas: UVC, UVB y UVA.

Si bien la mayoría de las normas solo contemplan la banda UVA, por ser la mayoritaria que llega a la superficie de la Tierra, en comparación con la minoritaria de las bandas UVC y UVB, existen algunas normas en las cuales los legisladores establecen criterios selectivos de cada una de las longitudes de onda, por separado.

Para conseguir las longitudes de onda selectivas UVA, UVB y UVC, existen dos procedimientos: Emplear lámparas de alta potencia conjuntamente con filtros selectivos, o utilizar tubos fluorescentes específicos de cada longitud de onda.

Pese a que los tubos fluorescentes emiten una irradiancia muy baja, cuestión que comporta el empleo de largos periodos de ensayo, para obtener unos mínimos resultados, dichas normas contemplan este tipo de emisores lumínicos.

En la mayoría de estos casos la radiación ultravioleta se alterna con periodos de condensación de humedad a temperatura controlada.

Para producir la condensación sobre las probetas, estas han de estar formadas por planchas planas situadas sobre bastidores formando un panel integral, no aislado térmicamente, con el fin de que la pared fría del mismo (temperatura ambiental del laboratorio) provoque la condensación de gotas de agua sobre las probetas. Es por ello que este tipo de cámaras se denominan cámaras de panel, dew panel (panel de rocio), UV panel, etc.

Entre las diversas normas existentes, podemos citar las siguientes: UNE-EN ISO 4892-3, ASTM G 53, ASTM G 154, JIS D 0205, JISK 5600 y un largo etc.

A este respecto, CCI desarrolla diversos modelos de cámaras de panel, tales como las CUVA Panel, CUVB Panel, y CUVC Panel, en las versiones de uno y dos haces de luz.




Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de simulación solar por lámparas de xenón y de envejecimiento ultravioleta para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

domingo, 27 de marzo de 2011

Camaras climaticas transitables.

Se denominan cámaras climáticas transitables, a las cámaras construidas mediante paneles modulares desmontables. Este tipo de estructura constructiva está diseñada para el desarrollo de recintos isotérmicos e isoclimáticos de grandes capacidades, los cuales no pueden ser fabricados de forma compacta, bien por razón de sus dimensiones, o bien por la existencia de impedimentos de acceso hasta el lugar definitivo de ubicación.

Por tanto, las ventajas de este tipo de construcción son su multiplicidad de configuraciones, pueden ser adaptadas a huecos y rincones, no existen limitaciones de tamaño, pueden ser desmontadas, ampliadas, reducidas, trasladadas fácilmente a otros lugares, etc., y no existe problema para accesos a través de puertas pequeñas, cuestión bastante común en aquellos laboratorios y empresas en las cuales escasea el espacio.

Los paneles se construyen con diversos materiales (acero inoxidable, PVC, etc.,), espesores diferentes en función de las temperaturas previstas, variados tipos de aislantes y diversos sistemas de estanqueidad en función de la aplicación.

En cuanto a los accesorios, existen posibilidades de instalación de puertas y ventanales de diferentes dimensiones, pasamuros de comunicación de diversos diámetros, soleras de rodadura múltiples, etc., etc.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

En el interior de estas cámaras se pueden simular condiciones climatológicas múltiples, tales como temperaturas ultra bajas mediante gases criogénicos o con maquinaria autónoma, altas temperaturas, programas climáticos con humedades diversas, concentraciones de gases tales como Ozono, CO2, Nitrógeno, Argón y otros gases inertes, etc., etc.

Sus aplicaciones son múltiples en todos los sectores de la industria y la investigación.

CCI viene desarrollando desde el año 1967 cámaras de ensayos climáticos y de simulación ambiental para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras climáticas para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en: www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

martes, 15 de marzo de 2011

Directivas de estabilidad ICH.

La Conferencia Internacional sobre Armonización (ICH) nació en el año 1990 en virtud de los esfuerzos realizados entre la Unión Europea, Japón y Estados Unidos, en colaboración con diversas asociaciones comerciales de la industria farmacéutica, con el propósito de llegar a un consenso multilateral para armonizar los criterios esenciales de calidad y seguridad que deben reunir los medicamentos y las sustancias farmacológicas activas para garantizar sus propiedades medicinales y su periodo de vida útil.

Entre los objetivos alcanzados se encuentra la necesidad de identificación de premisas y la eliminación de duplicidad de estudios, con el fin de satisfacer requerimientos regulatorios distintos, un uso más eficaz de recursos en el proceso de investigación y desarrollo y un acceso más rápido de los pacientes a nuevos medicamentos seguros y eficaces.

En el caso de nuevos productos existen directrices de calidad (tales como las de estabilidad Q1E, Q1F y comparabilidad biotécnica Q5E), de eficiencia (tales como la seguridad posterior a la aprobación E2D y planificación de farmacovigilancia E2E), diversas especificaciones establecidas para presentaciones electrónicas eCTD, y cuatro documentos de “Consideraciones” (3 sobre terapia genética y 1 sobre género y pruebas clínicas).

Como es sabido, la climatología es un factor que afecta a la calidad de los productos en general.

La cualidad de resistencia a la inalterabilidad en el tiempo bajo condiciones ambientales determinadas, se denomina estabilidad.

Si bien todas las sustancias están sujetas a la afectación climática, dos son los tipos de productos más comúnes cuya estabilidad debe ser determinada, entre otras razones para calcular su periodo de caducidad. Nos referimos a los medicamentos y las sustancias farmacológicas activas, aunque también se pueden adscribir los cosméticos, los alimentos, y los productos fitosanitarios.

Mientras la determinación de la estabilidad de medicamentos se rige por la normativa ICH, el resto de los productos mencionados todavía no disponen de estándares normativos de tal nivel.


Por estabilidad se entiende la inalterabilidad de composición, eficacia, aspecto, textura, color, etc., y en especial la permanencia de sus cualidades iniciales, tras determinados periodos de permanencia en condiciones climáticas variables.

Para llevar a cabo estas pruebas se utilizan las cámaras de ensayos climáticos de estabilidad. Este tipo de cámaras pueden ser de pequeño tamaño, para laboratorio experimental, o de gran tamaño para grandes cantidades de productos.

CCI viene desarrollando desde 1967 cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de estabilidad capaces de reproducir las condiciones ambientales más representativas de la climatología existente en nuestro planeta. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), industrias farmacéuticas, alimentarias, cosméticas y fitosanitarias, entre otras entidades relevantes y universidades diversas.

Información de cámaras de simulación climática, petición de ofertas y artículos técnicos, en: www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

lunes, 14 de marzo de 2011

Investigacion fitoquímica.

Definimos como cámaras de investigación fitoquímica a los recintos climatizados capaces de reproducir a voluntad, y en condiciones estables, cualquier valor de temperatura, radiación lumínica y humedad relativa compatibles con los diversos climas existentes en cualquier región geográfica de la Tierra, con el propósito de investigar las condiciones de supervivencia de especies vegetales en peligro de extinción.

Otras aplicaciones:
Simulación ambiental.
Envejecimiento acelerado.
Control de calidad.
Investigación de especies diversas.
Estabilidad de productos.
Acondicionamiento en húmedo.
Almacenamiento en condiciones controladas de temperatura y humedad.
Fotosíntesis botánica.
Germinación de semillas.

Características:
Diversas dimensiones y configuraciones.
Ejecución compacta o de construcción modular, en función del tamaño y aplicación.
Control preciso de temperatura y humedad relativa.
Posibilidad de controlar concentraciones diversas de CO2.
Posibilidad de simulación de ciclos climáticos.
Registro gráfico y almacenamiento de datos.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de humedad relativa y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Agricultura organica en laboratorio,

Definimos como cámaras de ensayos en agricultura orgánica a los recintos climatizados capaces de reproducir a voluntad, y en condiciones estables, cualquier valor de temperatura, radiación lumínica y humedad relativa compatibles con los diversos climas existentes en cualquier región geográfica de la Tierra, con el propósito de investigar las condiciones de supervivencia de especies vegetales en peligro de extinción.

Otras aplicaciones:
Simulación ambiental.
Envejecimiento acelerado.
Control de calidad.
Investigación de especies diversas.
Estabilidad de productos.
Acondicionamiento en húmedo.
Almacenamiento en condiciones controladas de temperatura y humedad.
Fotosíntesis botánica.
Germinación de semillas.

Características:
Diversas dimensiones y configuraciones.
Ejecución compacta o de construcción modular, en función del tamaño y aplicación.
Control preciso de temperatura y humedad relativa.
Posibilidad de controlar concentraciones diversas de CO2.
Posibilidad de simulación de ciclos climáticos.
Registro gráfico y almacenamiento de datos.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de humedad relativa y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Ensayos de germinacion de semillas.

Definimos como cámaras de germinación de semillas a los recintos climatizados capaces de reproducir a voluntad, y en condiciones estables, cualquier valor de temperatura, radiación lumínica y humedad relativa compatibles con los diversos climas existentes en cualquier región geográfica de la Tierra, con el propósito de investigar las condiciones de supervivencia de especies vegetales en peligro de extinción.

Otras aplicaciones:
Simulación ambiental.
Envejecimiento acelerado.
Control de calidad.
Investigación de especies diversas.
Estabilidad de productos.
Acondicionamiento en húmedo.
Almacenamiento en condiciones controladas de temperatura y humedad.
Fotosíntesis botánica.
Germinación de semillas.

Características:
Diversas dimensiones y configuraciones.
Ejecución compacta o de construcción modular, en función del tamaño y aplicación.
Control preciso de temperatura y humedad relativa.
Posibilidad de controlar concentraciones diversas de CO2.
Posibilidad de simulación de ciclos climáticos.
Registro gráfico y almacenamiento de datos.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de humedad relativa y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Pruebas de germinacion de especies exoticas.

Definimos como cámaras de germinación de especies exóticas a los recintos climatizados capaces de reproducir a voluntad, y en condiciones estables, cualquier valor de temperatura, radiación lumínica y humedad relativa compatibles con los diversos climas existentes en cualquier región geográfica de la Tierra, con el propósito de investigar las condiciones de supervivencia de especies vegetales en peligro de extinción.

Otras aplicaciones:
Simulación ambiental.
Envejecimiento acelerado.
Control de calidad.
Investigación de especies diversas.
Estabilidad de productos.
Acondicionamiento en húmedo.
Almacenamiento en condiciones controladas de temperatura y humedad.
Fotosíntesis botánica.
Germinación de semillas.

Características:
Diversas dimensiones y configuraciones.
Ejecución compacta o de construcción modular, en función del tamaño y aplicación.
Control preciso de temperatura y humedad relativa.
Posibilidad de controlar concentraciones diversas de CO2.
Posibilidad de simulación de ciclos climáticos.
Registro gráfico y almacenamiento de datos.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de humedad relativa y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

domingo, 13 de marzo de 2011

Corrosion inducida por contaminacion del agua.

El agua natural existente en nuestro planeta no está formada únicamente por moléculas simples de H2O, sino que se encuentra en una permanente actividad química, debida a los continuos procesos de disolución de las diversas sustancias químicas existentes en los minerales con los que interactúan formando cationes (Ca²+, Mg²+, Na+, Fe²+, etc.), aniones (HCO-3, CO23; SO24 Cl-, etc.) y gases disueltos (O2, CO2, etc., e incluso SH2 en el caso de aguas termales).

El potencial REDOX de un agua depende de su capacidad para conducir la corriente eléctrica. Un agua poco conductora tendrá una corrosividad baja, mientras que el agua de mar; cuya conductividad es muy alta por la gran cantidad de iones presentes, la actividad de los procesos de corrosión es tan alta, que en periodos de tiempo muy cortos, los aceros desprotegidos pueden sufrir deterioros irreversibles.

Entre el agua dulce normal y el agua marina, existen una gran variedad de aguas cuya agresividad frente a los metales varía en función de factores tales como la concentración de oxígeno disuelto, el pH, la temperatura, la composición de sales disueltas, su grado de agitación, etc.

El agua de mar se caracteriza por la gran estabilidad de sus propiedades fisicoquímicas, y sobre todo por su salinidad, la cual varía entre el 30% y el 37%, excepto en el Mar Muerto, que es muy superior. De forma general, el agua de mar posee una concentración media aproximada de sales formada por:
30% de Cloruro de sodio.
3% de Cloruro de magnesio.
2% de Sulfato de magnesio.
1% de Sulfato de calcio.
0.8% de Sulfato de potasio.
0,6% de Cloruro de potasio.
0,1% de Carbonato de calcio.
0,5% de Bromuros y fosfatos diversos.
De todas ellas, la más significativa, como se ve, es el Cloruro sódico.

Pero además, especialmente en la proximidad de algunas costas próximas a zonas industriales, puertos marítimos, etc., el agua de mar puede llegar a estar muy contaminada por multitud de sustancias químicamente activas, las cuales hacen elevar sustancialmente su potencial de corrosividad.

Para evaluar la resistencia de los metales frente a la corrosión, se emplean las cámaras de ensayos acelerados de laboratorio.

Las cámaras de corrosión actuales están adaptadas para cumplir todo tipo de normas nacionales e internacionales en vigor, tales como las ASTM- B 117, UNE- EN ISO 9227, DIN 50021, DIN 53167, DIN 50907, DIN 50017 y ISO 6270-2, etc., las cuales se pueden aplicar a todo tipo de materiales expuestos a ambientes corrosivos, como es el caso de la industria aeronáutica, naval, de automoción, etc. Todo ello considerado imprescindible para dar respuesta al requerimiento de selección de los materiales más apropiados para cada aplicación.

Dado que los materiales que prestan sus funciones en condiciones extremas, se verán necesariamente expuestos a cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica desarrolladas por CCI.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

La corrosividad de las aguas.

El agua natural existente en nuestro planeta no está formada únicamente por moléculas simples de H2O, sino que se encuentra en una permanente actividad química, debida a los continuos procesos de disolución de las diversas sustancias químicas existentes en los minerales con los que interactúan formando cationes (Ca²+, Mg²+, Na+, Fe²+, etc.), aniones (HCO-3, CO23; SO24 Cl-, etc.) y gases disueltos (O2, CO2, etc., e incluso SH2 en el caso de aguas termales).

El potencial REDOX de un agua depende de su capacidad para conducir la corriente eléctrica. Un agua poco conductora tendrá una corrosividad baja, mientras que el agua de mar; cuya conductividad es muy alta por la gran cantidad de iones presentes, la actividad de los procesos de corrosión es tan alta, que en periodos de tiempo muy cortos, los aceros desprotegidos pueden sufrir deterioros irreversibles.

Entre el agua dulce normal y el agua marina, existen una gran variedad de aguas cuya agresividad frente a los metales varía en función de factores tales como la concentración de oxígeno disuelto, el pH, la temperatura, la composición de sales disueltas, su grado de agitación, etc.

El agua de mar se caracteriza por la gran estabilidad de sus propiedades fisicoquímicas, y sobre todo por su salinidad, la cual varía entre el 30% y el 37%, excepto en el Mar Muerto, que es muy superior. De forma general, el agua de mar posee una concentración media aproximada de sales formada por:
30% de Cloruro de sodio.
3% de Cloruro de magnesio.
2% de Sulfato de magnesio.
1% de Sulfato de calcio.
0.8% de Sulfato de potasio.
0,6% de Cloruro de potasio.
0,1% de Carbonato de calcio.
0,5% de Bromuros y fosfatos diversos.
De todas ellas, la más significativa, como se ve, es el Cloruro sódico.

Pero además, especialmente en la proximidad de algunas costas próximas a zonas industriales, puertos marítimos, etc., el agua de mar puede llegar a estar muy contaminada por multitud de sustancias químicamente activas, las cuales hacen elevar sustancialmente su potencial de corrosividad.

Para evaluar la resistencia de los metales frente a la corrosión, se emplean las cámaras de ensayos acelerados de laboratorio.

Las cámaras de corrosión actuales están adaptadas para cumplir todo tipo de normas nacionales e internacionales en vigor, tales como las ASTM- B 117, UNE- EN ISO 9227, DIN 50021, DIN 53167, DIN 50907, DIN 50017 y ISO 6270-2, etc., las cuales se pueden aplicar a todo tipo de materiales expuestos a ambientes corrosivos, como es el caso de la industria aeronáutica, naval, de automoción, etc. Todo ello considerado imprescindible para dar respuesta al requerimiento de selección de los materiales más apropiados para cada aplicación.

Dado que los materiales que prestan sus funciones en condiciones extremas, se verán necesariamente expuestos a cambios climatológicos de forma sistemática, es por lo que se hace obligado realizar ensayos de laboratorio. Para ello resultan imprescindibles las cámaras de corrosión cíclica desarrolladas por CCI.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.