CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

jueves, 30 de diciembre de 2010

Ensayo de aleaciones resistentes a la corrosion.

Cuando se tienen que construir elementos metálicos que hayan de estar expuestos a medios con riesgo potencial de corrosividad, lo más aconsejable es utilizar aleaciones cuya composición sea resistente a la corrosión.

Si bien existen múltiples tipos de aleaciones con diversos grados de resistencia a la corrosión, las más comunmente empleadas en la industria son de base cobre y acero. Entre ellas vamos a enumerar las siguientes:

Bronces:
Contienen las siguientes proporciones en peso: Aluminio entre 8.5 - 12.0%, Níquel 12.0 - 18.0 % , Hierro 1.0 -6.0 %, Manganeso 0.5 -6.0 %, Silicio 0.1 - 2.0 %, resto hasta el 100% Cobre.

Aceros:
Acero inoxidable de baja gama: contiene un 13% de Cr y un 0,15% de C. Se utiliza en la fabricación de: elementos de máquinas, álabes de turbinas, válvulas, etc.

Acero inoxidable gama media: 16Cr-2Ni: tiene de 0,20% de C, 16% de Cr y 2% de Ni. Se suelda con dificultad y se utiliza para la construcción de álabes de turbinas, ejes de bombas, utensilios de cocina, cuchillería, etc.

Acero inoxidable refractario: 0,18% de C, un 18% de Cr y un 8% de Ni. Es un acero inoxidable muy utilizado porque resiste bien el calor hasta 400 °C

Acero inoxidable alta gama al Cr- Mn: 0,14% de C, un 11% de Cr y un 18% de Mn. Es soldable y resiste bien altas temperaturas. Es antimagnético. Se utiliza en colectores de escape, industria náutica, etc.

Otros aceros más especiales, tales como el acero al titanio, son utilizados en medicina y en tecnología aeroespacial, entre otras aplicaciones específicas.

En cualquiera de los casos es imprescindible efectuar pruebas de resistencia con cámaras de ensayos acelerados de laboratorio.

Si bien existen diversos ensayos para verificar la resistencia a la corrosión, en función de las múltiples circunstancias ambientales de riesgo, las cuales están perfectamente tipificadas en función de las causas que las provocan y de las circunstancias en que se producen, aquí vamos a referirnos a aquellas que por su mayor frecuencia o virulencia son las que más preocupan en todos aquellos sectores en los cuales el acero es protagonista fundamental.

Así, podemos decir que las pruebas para verificar la corrosión más comunes que se pueden reproducir en los diversos modelos de cámaras de ensayos, son los siguientes:

Corrosión salina neutra:
La producida por el ambiente marino sin presencia de componentes ácidos, (pH alrededor de 7).

Corrosión salina ácida:
La producida por ambientes activos en los cuales, además de la presencia de sales diversas tales como el ClNa, SO4Cu, etc., pueden existir concentraciones de ácidos, tales como el ácido acético procedente de las siliconas empleadas en la carpintería metálica del aluminio, ácido úrico en granjas, etc., por ejemplo.

Corrosión urbana:
La generada por la contaminación procedente de los combustibles de los automóviles y las de las calefacciones en presencia de humedad.

Corrosión industrial:
La producida por la contaminación procedente de las emisiones de los procesos industriales en presencia de humedad (niebla ácida).

Corrosión microbiológica:
Provocada por la contaminación de bacterias aerobias y anaerobias existentes en aguas con altas concentraciones salinas, típicas de los mares y océanos, lagos salados y fosas salinas. Las más significativas son las denominadas ferrobacterias.

Corrosión galvánica:
Se produce cuando dos metales, cuyos potenciales de oxidación-reducción son claramente diferenciados, se unen íntimamente en presencia de un electrolito. En estas condiciones se genera una auténtica pila galvánica en la cual el ánodo al oxidarse comienza a generar un flujo electrónico con el consecuente desprendimiento progresivo de la superficie del metal.

Corrosion bajo tension:
Se produce como consecuencia de la combinación de dos efectos simultáneos tales como un medio ambiente corrosivo, unido a una tensión mecánica tal como la producida por los efectos continuados de tracción, flexión y torsión, etc.
El deterioro superficial producido en tales condiciones aparece en forma de microrroturas tales como agrietamientos progresivos (fatiga por corrosión).

Corrosión Kesternich:
Es la misma que la corrosión industrial. Consiste en el ataque corrosivo producido por el SO2 en presencia de humedad saturada a condensación, bajo condiciones térmicas controladas.

Corrosión por inmersión alternativa:
Se produce cuando las superficies metálicas son periódicamente cubiertas por el agua de mar, por ejemplo, a intervalos repetitivos provocados por el oleaje, mareas, etc.

Corrosión climosalina:
También denominada de ciclos climáticos combinados con niebla salina. Es el que representa más fielmente lo que sucede en la realidad con los ciclos nocturnos y diurnos, donde por la noche sube la humedad baja el punto de rocío(clima húmedo), al amanecer sube la temperatura y baja la humedad (secado), y alternadamente se producen las deposiciones de la niebla salina dispersada por el mar.

Corrosión inducida:
Es la que no está causada de manera directa por el agente primario que interacciona con el metal en cuestión, sino por la influencia de los subproductos derivados de dichos agentes primarios. Este tipo de corrosión también se denomina corrosión influenciada. Es el caso de la acción de los microorganismos biológicos, los cuales generan derivados metabólicos que desprenden componentes ácidos, los cuales, influyen en la cinética del proceso de corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los metales y sus recubrimientos, se emplean las camaras de corrosión de laboratorio como la presentada en la imágen adjunta.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la Certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, en todas las versiones, capaces de reproducir cualquier ambiente marino, industrial o urbano, que pueda encontrarse en condiciones naturales o artificiales y acelerarlo a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas CENIM, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Empresa Nacional Siderúrgica etc., y las compañías más relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Camaras climaticas para verificar la bondad de los materiales.

Para verificar que los materiales, equipamientos, sistemas diversos, automatismos y productos en general, no solo son adecuados a los usos a que se destinan, sino que además demuestran su bondad dando unos resultados satisfactorios en el tiempo, a lo largo de toda la vida útil esperada, es necesario someterlos a rigurosas pruebas funcionales bajo climas predeterminados.

Este tipo de ensayos se realiza con las cámaras climáticas de laboratorio, también conocidas como cámaras de envejecimiento ambiental acelerado., con las cuales es factible predecir el comportamiento de los materiales y los sistemas tras su exposición a las diversas condiciones atmosféricas adversas a las cuales puedan ser expuestas y estudiar su resistencia a la intemperie.

Las condiciones del desierto y zonas desertificadas, contaminación atmosférica y niebla ácida, vientos huracanados, concentraciones de ozono, radiaciones solares intensas, lluvia y oleaje, polvo y tormentas de arena, hielo, nieve y granizo, climas húmedos y climas secos, inundaciones, altas temperaturas y atmósferas volcánicas, etc., etc., son situaciones climatológicas las cuales pueden ser reproducidas a escala de laboratorio con las cámaras de simulación.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com


CCI viene desarrollando desde 1967 camaras climaticas de ensayos ambientales acelerados y simuladores climáticos de laboratorio, entre los que se encuentran las cámaras tipo METEOTRON, capaces de reproducir las condiciones climatológicas más adversas que se puedan encontrar en el universo accesible y acelerarlas a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), institutos y centros nacionales de energías renovables y compañías relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

Camara criogenica para verificar el funcionamiento en frio.

La determinación de la resistencia a la defomación mecánica y/o carga de rotura en frío de materiales, es una prueba de laboratorio consistente en determinar los límites de resistencia mecánica de rotura por impacto Charpy o Izod, tracción compresión, torsión, etc., cuando estos se encuentran a temperaturas frigoríficas extremas. Para someter los especímenes a tan bajas temperaturas se utilizan los arcones ultracriogénicos capaces de alcanzar valores térmicos de hasta -196ºC. Las probetas normalizadas, bien con sus correspondientes cordones de soldadura, o dotadas de las correspondientes entallas, se someten a temperaturas decrecientes y en cada escalonado térmico se efectúa la prueba de rotura con los aparatos de ensayos mecánicos.

Aplicaciones:
Tratamientos criogénicos.
Investigación de nuevos productos.
Ensayos de resiliencia.

Características exigibles:
Homogeneidad térmica.
Programación automática de temperatura.
Estructura constructiva capaz de soportar altos gradientes sin deformación.
Control de temperatura con apreciación de 0,1ºC.
Cestillos contenedores de muestras, extraibles.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, baños de inmersión, baños criogénicos y arcones congeladores para investigación, tratamientos térmicos y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

Influencia del clima en la resistencia de los materiales.

Cuando los materiales están sometidos a los efectos derivados de los cambios climáticos repetitivos en el tiempo, tanto de tipo natural como artificial, estos se ven afectados por variaciones estructurales, no solo superficiales, sino también estructurales.

La corrosión, la humedad y los cambios térmicos, por ejemplo, son unos buenos ejemplos de ello. Las variaciones en las temperaturas nocturnas y diurnas, o los bruscos saltos térmicos en las piezas del compartimento motor de los automóviles, o en los componentes aeronáuticos en función de la altitud, producen dilataciones y contracciones en las estructuras de la materia con consecuencias de debilitamiento por fatiga, además de las propias variaciones de la fragilidad en dependientes de las temperaturas.

Para evaluar los efectos del clima en la fatiga de los materiales se utilizan las cámaras climáticas combinadas con esfuerzos mecánicos y las cámaras de choques térmicos.

Definimos como cámara de choques térmicos a un sistema de pruebas de doble compartimento (cámara superior de calor y cámara inferior de frío), capaz de reproducir de forma acelerada en el laboratorio, los diversos cambios de temperatura que es posible encontrar en las diversas situaciones reales de servicio y con ello poder determinar el grado de resistencia de los materiales a los cambios térmicos súbitos, de forma instantánea y repetitiva.

Aplicaciones:
Determinación del grado de resistencia térmica de los materiales, equipos y sistemas.
Pruebas de fatiga térmica.
Estabilidad a las condiciones de servicio.
Control de calidad.
Investigación de nuevos productos.

Características:
Diversos rangos de frío y calor.
Programación automática de ciclos térmicos diversos.
Registro gráfico y almacenamiento de datos.
Software para tratamiento informático y elaboración de informes.
Fabricación con dos o tres compartimentos (imagen siguiente).



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos térmicos y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), CENER (CIEMAT), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Efecto del clima en la fatiga de los materiales.

Cuando los materiales están sometidos a los efectos derivados de los cambios climáticos repetitivos en el tiempo, tanto de tipo natural como artificial, estos se ven afectados por variaciones estructurales, no solo superficiales, sino también estructurales.

La corrosión, la humedad y los cambios térmicos, por ejemplo, son unos buenos ejemplos de ello. Las variaciones en las temperaturas nocturnas y diurnas, o los bruscos saltos térmicos en las piezas del compartimento motor de los automóviles, o en los componentes aeronáuticos en función de la altitud, producen dilataciones y contracciones en las estructuras de la materia con consecuencias de debilitamiento por fatiga, además de las propias variaciones de la fragilidad en dependientes de las temperaturas.

Para evaluar los efectos del clima en la fatiga de los materiales se utilizan las cámaras climáticas combinadas con esfuerzos mecánicos y las cámaras de choques térmicos.

Definimos como cámara de choques térmicos a un sistema de pruebas de doble compartimento (cámara superior de calor y cámara inferior de frío), capaz de reproducir de forma acelerada en el laboratorio, los diversos cambios de temperatura que es posible encontrar en las diversas situaciones reales de servicio y con ello poder determinar el grado de resistencia de los materiales a los cambios térmicos súbitos, de forma instantánea y repetitiva.

Aplicaciones:
Determinación del grado de resistencia térmica de los materiales, equipos y sistemas.
Pruebas de fatiga térmica.
Estabilidad a las condiciones de servicio.
Control de calidad.
Investigación de nuevos productos.

Características:
Diversos rangos de frío y calor.
Programación automática de ciclos térmicos diversos.
Registro gráfico y almacenamiento de datos.
Software para tratamiento informático y elaboración de informes.
Fabricación con dos o tres compartimentos (imagen siguiente).



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos térmicos y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), CENER (CIEMAT), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Efecto del clima en la estabilidad de los productos.

Como es sabido, la climatología es un factor que afecta a la calidad de los productos en general, con especial mención a los medicamentos.

La cualidad de resistencia a la inalterabilidad en el tiempo bajo condiciones ambientales determinadas, se denomina estabilidad, y está regida por las normativas ICH.

Si bien todos los materiales están sujetos a la afectación climática, cuatro son los tipos de productos más comúnes cuya estabilidad debe ser determinada, entre otras razones para calcular su periodo de caducidad. Nos referimos a: Medicamentos y sustancias farmacológicas activas, cosméticos, alimentos, y los productos fitosanitarios.

La determinación de la estabilidad de medicamentos se rige por la normativa ICH, mientras que el resto de los productos mencionados todavía no disponen de estándares normativos.


Por estabilidad se entiende la inalterabilidad de composición, aspecto, textura, color, etc., y en especial la permanencia de sus cualidades iniciales, tras determinados periodos de permanencia en condiciones climáticas variables.

Para llevar a cabo estas pruebas se utilizan las cámaras de ensayos climáticos de estabilidad Pharma. Este tipo de cámaras pueden ser de pequeño tamaño, para laboratorio experimental, o de gran tamaño para grandes cantidades de productos.

CCI viene desarrollando desde 1967 cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de estabilidad capaces de reproducir las condiciones ambientales más representativas de la climatología existente en nuestro planeta. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), industrias farmacéuticas, alimentarias, cosméticas y fitosanitarias, entre otras entidades relevantes y universidades diversas.

Información de cámaras de simulación climática, petición de ofertas y artículos técnicos, en: www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Pruebas para verificar la corrosion.

Si bien existen diversos ensayos para verificar la resistencia a la corrosión, en función de las múltiples circunstancias ambientales de riesgo, las cuales están perfectamente tipificadas en función de las causas que las provocan y de las circunstancias en que se producen, aquí vamos a referirnos a aquellas que por su mayor frecuencia o virulencia son las que más preocupan en todos aquellos sectores en los cuales el acero es protagonista fundamental.

Así, podemos decir que las pruebas para verificar la corrosión más comunes que se pueden reproducir en los diversos modelos de cámaras de ensayos, son los siguientes:

Corrosión salina neutra:
La producida por el ambiente marino sin presencia de componentes ácidos, (pH alrededor de 7).

Corrosión salina ácida:
La producida por ambientes activos en los cuales, además de la presencia de sales diversas tales como el ClNa, SO4Cu, etc., pueden existir concentraciones de ácidos, tales como el ácido acético procedente de las siliconas empleadas en la carpintería metálica del aluminio, ácido úrico en granjas, etc., por ejemplo.

Corrosión urbana:
La generada por la contaminación procedente de los combustibles de los automóviles y las de las calefacciones en presencia de humedad.

Corrosión industrial:
La producida por la contaminación procedente de las emisiones de los procesos industriales en presencia de humedad (niebla ácida).

Corrosión microbiológica:
Provocada por la contaminación de bacterias aerobias y anaerobias existentes en aguas con altas concentraciones salinas, típicas de los mares y océanos, lagos salados y fosas salinas. Las más significativas son las denominadas ferrobacterias.

Corrosión galvánica:
Se produce cuando dos metales, cuyos potenciales de oxidación-reducción son claramente diferenciados, se unen íntimamente en presencia de un electrolito. En estas condiciones se genera una auténtica pila galvánica en la cual el ánodo al oxidarse comienza a generar un flujo electrónico con el consecuente desprendimiento progresivo de la superficie del metal.

Corrosion bajo tension:
Se produce como consecuencia de la combinación de dos efectos simultáneos tales como un medio ambiente corrosivo, unido a una tensión mecánica tal como la producida por los efectos continuados de tracción, flexión y torsión, etc.
El deterioro superficial producido en tales condiciones aparece en forma de microrroturas tales como agrietamientos progresivos (fatiga por corrosión).

Corrosión Kesternich:
Es la misma que la corrosión industrial. Consiste en el ataque corrosivo producido por el SO2 en presencia de humedad saturada a condensación, bajo condiciones térmicas controladas.

Corrosión por inmersión alternativa:
Se produce cuando las superficies metálicas son periódicamente cubiertas por el agua de mar, por ejemplo, a intervalos repetitivos provocados por el oleaje, mareas, etc.

Corrosión climosalina:
También denominada de ciclos climáticos combinados con niebla salina. Es el que representa más fielmente lo que sucede en la realidad con los ciclos nocturnos y diurnos, donde por la noche sube la humedad baja el punto de rocío(clima húmedo), al amanecer sube la temperatura y baja la humedad (secado), y alternadamente se producen las deposiciones de la niebla salina dispersada por el mar.

Corrosión inducida:
Es la que no está causada de manera directa por el agente primario que interacciona con el metal en cuestión, sino por la influencia de los subproductos derivados de dichos agentes primarios. Este tipo de corrosión también se denomina corrosión influenciada. Es el caso de la acción de los microorganismos biológicos, los cuales generan derivados metabólicos que desprenden componentes ácidos, los cuales, influyen en la cinética del proceso de corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los metales y sus recubrimientos, se emplean las camaras de corrosión de laboratorio como la presentada en la imágen adjunta.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la Certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, en todas las versiones, capaces de reproducir cualquier ambiente marino, industrial o urbano, que pueda encontrarse en condiciones naturales o artificiales y acelerarlo a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas CENIM, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Empresa Nacional Siderúrgica etc., y las compañías más relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Ensayos para evaluacion de la corrosion.

Si bien existen diversos ensayos para evaluar la resistencia a la corrosión, en función de las múltiples circunstancias ambientales de riesgo, las cuales están perfectamente tipificadas en función de las causas que las provocan y de las circunstancias en que se producen, aquí vamos a referirnos a aquellas que por su mayor frecuencia o virulencia son las que más preocupan en todos aquellos sectores en los cuales el acero es protagonista fundamental.

Así, podemos decir que los ensayos de corrosión más comunes que se pueden reproducir en los diversos modelos de cámaras de ensayos, son los siguientes:

Corrosión salina neutra:
La producida por el ambiente marino sin presencia de componentes ácidos, (pH alrededor de 7).

Corrosión salina ácida:
La producida por ambientes activos en los cuales, además de la presencia de sales diversas tales como el ClNa, SO4Cu, etc., pueden existir concentraciones de ácidos, tales como el ácido acético procedente de las siliconas empleadas en la carpintería metálica del aluminio, ácido úrico en granjas, etc., por ejemplo.

Corrosión urbana:
La generada por la contaminación procedente de los combustibles de los automóviles y las de las calefacciones en presencia de humedad.

Corrosión industrial:
La producida por la contaminación procedente de las emisiones de los procesos industriales en presencia de humedad (niebla ácida).

Corrosión microbiológica:
Provocada por la contaminación de bacterias aerobias y anaerobias existentes en aguas con altas concentraciones salinas, típicas de los mares y océanos, lagos salados y fosas salinas. Las más significativas son las denominadas ferrobacterias.

Corrosión galvánica:
Se produce cuando dos metales, cuyos potenciales de oxidación-reducción son claramente diferenciados, se unen íntimamente en presencia de un electrolito. En estas condiciones se genera una auténtica pila galvánica en la cual el ánodo al oxidarse comienza a generar un flujo electrónico con el consecuente desprendimiento progresivo de la superficie del metal.

Corrosion bajo tension:
Se produce como consecuencia de la combinación de dos efectos simultáneos tales como un medio ambiente corrosivo, unido a una tensión mecánica tal como la producida por los efectos continuados de tracción, flexión y torsión, etc.
El deterioro superficial producido en tales condiciones aparece en forma de microrroturas tales como agrietamientos progresivos (fatiga por corrosión).

Corrosión Kesternich:
Es la misma que la corrosión industrial. Consiste en el ataque corrosivo producido por el SO2 en presencia de humedad saturada a condensación, bajo condiciones térmicas controladas.

Corrosión por inmersión alternativa:
Se produce cuando las superficies metálicas son periódicamente cubiertas por el agua de mar, por ejemplo, a intervalos repetitivos provocados por el oleaje, mareas, etc.

Corrosión climosalina:
También denominada de ciclos climáticos combinados con niebla salina. Es el que representa más fielmente lo que sucede en la realidad con los ciclos nocturnos y diurnos, donde por la noche sube la humedad baja el punto de rocío(clima húmedo), al amanecer sube la temperatura y baja la humedad (secado), y alternadamente se producen las deposiciones de la niebla salina dispersada por el mar.

Corrosión inducida:
Es la que no está causada de manera directa por el agente primario que interacciona con el metal en cuestión, sino por la influencia de los subproductos derivados de dichos agentes primarios. Este tipo de corrosión también se denomina corrosión influenciada. Es el caso de la acción de los microorganismos biológicos, los cuales generan derivados metabólicos que desprenden componentes ácidos, los cuales, influyen en la cinética del proceso de corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los metales y sus recubrimientos, se emplean las camaras de corrosión de laboratorio como la presentada en la imágen adjunta.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la Certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, en todas las versiones, capaces de reproducir cualquier ambiente marino, industrial o urbano, que pueda encontrarse en condiciones naturales o artificiales y acelerarlo a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas CENIM, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Empresa Nacional Siderúrgica etc., y las compañías más relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Ensayos para evaluar la corrosion.

Si bien existen diversos ensayos para evaluar la resistencia a la corrosión, en función de las múltiples circunstancias ambientales de riesgo, las cuales están perfectamente tipificadas en función de las causas que las provocan y de las circunstancias en que se producen, aquí vamos a referirnos a aquellas que por su mayor frecuencia o virulencia son las que más preocupan en todos aquellos sectores en los cuales el acero es protagonista fundamental.

Así, podemos decir que los ensayos de corrosión más comunes que se pueden reproducir en los diversos modelos de cámaras de ensayos, son los siguientes:

Corrosión salina neutra:
La producida por el ambiente marino sin presencia de componentes ácidos, (pH alrededor de 7).

Corrosión salina ácida:
La producida por ambientes activos en los cuales, además de la presencia de sales diversas tales como el ClNa, SO4Cu, etc., pueden existir concentraciones de ácidos, tales como el ácido acético procedente de las siliconas empleadas en la carpintería metálica del aluminio, ácido úrico en granjas, etc., por ejemplo.

Corrosión urbana:
La generada por la contaminación procedente de los combustibles de los automóviles y las de las calefacciones en presencia de humedad.

Corrosión industrial:
La producida por la contaminación procedente de las emisiones de los procesos industriales en presencia de humedad (niebla ácida).

Corrosión microbiológica:
Provocada por la contaminación de bacterias aerobias y anaerobias existentes en aguas con altas concentraciones salinas, típicas de los mares y océanos, lagos salados y fosas salinas. Las más significativas son las denominadas ferrobacterias.

Corrosión galvánica:
Se produce cuando dos metales, cuyos potenciales de oxidación-reducción son claramente diferenciados, se unen íntimamente en presencia de un electrolito. En estas condiciones se genera una auténtica pila galvánica en la cual el ánodo al oxidarse comienza a generar un flujo electrónico con el consecuente desprendimiento progresivo de la superficie del metal.

Corrosion bajo tension:
Se produce como consecuencia de la combinación de dos efectos simultáneos tales como un medio ambiente corrosivo, unido a una tensión mecánica tal como la producida por los efectos continuados de tracción, flexión y torsión, etc.
El deterioro superficial producido en tales condiciones aparece en forma de microrroturas tales como agrietamientos progresivos (fatiga por corrosión).

Corrosión Kesternich:
Es la misma que la corrosión industrial. Consiste en el ataque corrosivo producido por el SO2 en presencia de humedad saturada a condensación, bajo condiciones térmicas controladas.

Corrosión por inmersión alternativa:
Se produce cuando las superficies metálicas son periódicamente cubiertas por el agua de mar, por ejemplo, a intervalos repetitivos provocados por el oleaje, mareas, etc.

Corrosión climosalina:
También denominada de ciclos climáticos combinados con niebla salina. Es el que representa más fielmente lo que sucede en la realidad con los ciclos nocturnos y diurnos, donde por la noche sube la humedad baja el punto de rocío(clima húmedo), al amanecer sube la temperatura y baja la humedad (secado), y alternadamente se producen las deposiciones de la niebla salina dispersada por el mar.

Corrosión inducida:
Es la que no está causada de manera directa por el agente primario que interacciona con el metal en cuestión, sino por la influencia de los subproductos derivados de dichos agentes primarios. Este tipo de corrosión también se denomina corrosión influenciada. Es el caso de la acción de los microorganismos biológicos, los cuales generan derivados metabólicos que desprenden componentes ácidos, los cuales, influyen en la cinética del proceso de corrosión.

Para determinar la resistencia a la corrosión de los metales y sus recubrimientos, se emplean las camaras de corrosión de laboratorio como la presentada en la imágen adjunta.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la Certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, en todas las versiones, capaces de reproducir cualquier ambiente marino, industrial o urbano, que pueda encontrarse en condiciones naturales o artificiales y acelerarlo a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas CENIM, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Empresa Nacional Siderúrgica etc., y las compañías más relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Todas las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Camaras de estabilidad Pharma

Como es sabido, la climatología es un factor que afecta a la calidad de los productos en general, con especial mención a los medicamentos.

La cualidad de resistencia a la inalterabilidad en el tiempo bajo condiciones ambientales determinadas, se denomina estabilidad, y está regida por las normativas ICH.

Si bien todos los materiales están sujetos a la afectación climática, cuatro son los tipos de productos más comúnes cuya estabilidad debe ser determinada, entre otras razones para calcular su periodo de caducidad. Nos referimos a: Medicamentos y sustancias farmacológicas activas, cosméticos, alimentos, y los productos fitosanitarios.

La determinación de la estabilidad de medicamentos se rige por la normativa ICH, mientras que el resto de los productos mencionados todavía no disponen de estándares normativos.


Por estabilidad se entiende la inalterabilidad de composición, aspecto, textura, color, etc., y en especial la permanencia de sus cualidades iniciales, tras determinados periodos de permanencia en condiciones climáticas variables.

Para llevar a cabo estas pruebas se utilizan las cámaras de ensayos climáticos de estabilidad Pharma. Este tipo de cámaras pueden ser de pequeño tamaño, para laboratorio experimental, o de gran tamaño para grandes cantidades de productos.

CCI viene desarrollando desde 1967 cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de estabilidad capaces de reproducir las condiciones ambientales más representativas de la climatología existente en nuestro planeta. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), industrias farmacéuticas, alimentarias, cosméticas y fitosanitarias, entre otras entidades relevantes y universidades diversas.

Información de cámaras de simulación climática, petición de ofertas y artículos técnicos, en: www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Camaras climaticas para cultivo de legionella.

Los procesos de incubación de bacterias, tales como la legionella, a escala de laboratorio, requieren la utilización de vitrinas climatizadas fiables.

Definición:
Los armarios climáticos de laboratorio son recintos isotérmicos capaces de generar temperaturas negativas y humedades controladas hasta niveles tales que garantizan la conservación por climatización de productos y sustancias de alto valor documental.

Aplicaciones:
Tratamientos climatizados, conservación y congelación de productos, ensayos de control de calidad e investigación multidisciplinar.

Características exigibles:
Aislamiento térmico optimizado.
Programación automática de temperatura y humedad.
Mantenimiento de la tolerancia térmica.
Control de temperatura y humedad de precisión con apreciación de 0,1ºC.
Alarma de averías.
Parrillas y cajones diversos.
Opciones de CO2 y radiación lumínica, etc.



Catálogo de producto en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, armarios frigoríficos, arcones, cámaras frigoríficas, cámaras criogénicas por nitrógeno líquido y cámaras de congelación termodinámica mediante maquinaria autónoma para tratamientos, investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com


Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

martes, 28 de diciembre de 2010

Climatizacion de salas de ensayos.

La climatización de salas, laboratorios y recintos en general, se realiza con las instalaciones climáticas personalizadas.

La climatización de un recinto aislado consiste en dotar a dicho espacio de toda la instrumentación y maquinaria necesarias para el etablecimiento de condiciones climatizadas constantes, así como también para simular en su interior cualquier clase de clima, transformándolo en un sistema de ensayo de laboratorio.

El equipo de laboratorio así formado, permite tanto normalizar salas de ensayos, como simular climas preestablecidos con el fin de estudiar el comportamiento, tanto de los materiales y los sistemas, como de las especies animales y vegetales tras su exposición a las diversas condiciones atmosféricas adversas a las cuales puedan ser expuestas e investigar las condiciones de comportamiento de las mismas bajo climas críticos.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967 cámaras climáticas de ensayos ambientales acelerados y simuladores climáticos de laboratorio, entre los que se encuentran las cámaras tipo METEOTRON, capaces de reproducir las condiciones climatológicas más adversas que se puedan encontrar en el universo accesible y acelerarlas a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), institutos y centros nacionales de energías renovables y compañías relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Acondicionamiento climatico de recintos.

El acondicionamiento climático de salas, laboratorios y recintos en general, se realiza con las instalaciones climáticas personalizadas.

La climatización de un recinto aislado consiste en dotar a dicho espacio de toda la instrumentación y maquinaria necesarias para el etablecimiento de condiciones climatizadas constantes, así como también para simular en su interior cualquier clase de clima, transformándolo en un sistema de ensayo de laboratorio.

El equipo de laboratorio así formado, permite tanto normalizar salas de ensayos, como simular climas preestablecidos con el fin de estudiar el comportamiento, tanto de los materiales y los sistemas, como de las especies animales y vegetales tras su exposición a las diversas condiciones atmosféricas adversas a las cuales puedan ser expuestas e investigar las condiciones de comportamiento de las mismas bajo climas críticos.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967 cámaras climáticas de ensayos ambientales acelerados y simuladores climáticos de laboratorio, entre los que se encuentran las cámaras tipo METEOTRON, capaces de reproducir las condiciones climatológicas más adversas que se puedan encontrar en el universo accesible y acelerarlas a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), institutos y centros nacionales de energías renovables y compañías relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Acondicionamiento climatico de salas.

El acondicionamiento climático de salas, laboratorios y recintos en general, se realiza con las instalaciones climáticas personalizadas.

La climatización de un recinto aislado consiste en dotar a dicho espacio de toda la instrumentación y maquinaria necesarias para el etablecimiento de condiciones climatizadas constantes, así como también para simular en su interior cualquier clase de clima, transformándolo en un sistema de ensayo de laboratorio.

El equipo de laboratorio así formado, permite tanto normalizar salas de ensayos, como simular climas preestablecidos con el fin de estudiar el comportamiento, tanto de los materiales y los sistemas, como de las especies animales y vegetales tras su exposición a las diversas condiciones atmosféricas adversas a las cuales puedan ser expuestas e investigar las condiciones de comportamiento de las mismas bajo climas críticos.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967 cámaras climáticas de ensayos ambientales acelerados y simuladores climáticos de laboratorio, entre los que se encuentran las cámaras tipo METEOTRON, capaces de reproducir las condiciones climatológicas más adversas que se puedan encontrar en el universo accesible y acelerarlas a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), institutos y centros nacionales de energías renovables y compañías relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Acondicionamiento climatico de laboratorios.

El acondicionamiento climático de salas, laboratorios y recintos en general, se realiza con las instalaciones climáticas personalizadas.

La climatización de un recinto aislado consiste en dotar a dicho espacio de toda la instrumentación y maquinaria necesarias para el etablecimiento de condiciones climatizadas constantes, así como también para simular en su interior cualquier clase de clima, transformándolo en un sistema de ensayo de laboratorio.

El equipo de laboratorio así formado, permite tanto normalizar salas de ensayos, como simular climas preestablecidos con el fin de estudiar el comportamiento, tanto de los materiales y los sistemas, como de las especies animales y vegetales tras su exposición a las diversas condiciones atmosféricas adversas a las cuales puedan ser expuestas e investigar las condiciones de comportamiento de las mismas bajo climas críticos.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967 cámaras climáticas de ensayos ambientales acelerados y simuladores climáticos de laboratorio, entre los que se encuentran las cámaras tipo METEOTRON, capaces de reproducir las condiciones climatológicas más adversas que se puedan encontrar en el universo accesible y acelerarlas a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), institutos y centros nacionales de energías renovables y compañías relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Espacios climatizados.

El acondicionamiento climático de salas, laboratorios y recintos en general, se realiza con las instalaciones climáticas personalizadas.

La climatización de un recinto aislado consiste en dotar a dicho espacio de toda la instrumentación y maquinaria necesarias para el etablecimiento de condiciones climatizadas constantes, así como también para simular en su interior cualquier clase de clima, transformándolo en un sistema de ensayo de laboratorio.

El equipo de laboratorio así formado, permite tanto normalizar salas de ensayos, como simular climas preestablecidos con el fin de estudiar el comportamiento, tanto de los materiales y los sistemas, como de las especies animales y vegetales tras su exposición a las diversas condiciones atmosféricas adversas a las cuales puedan ser expuestas e investigar las condiciones de comportamiento de las mismas bajo climas críticos.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967 cámaras climáticas de ensayos ambientales acelerados y simuladores climáticos de laboratorio, entre los que se encuentran las cámaras tipo METEOTRON, capaces de reproducir las condiciones climatológicas más adversas que se puedan encontrar en el universo accesible y acelerarlas a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), institutos y centros nacionales de energías renovables y compañías relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

lunes, 27 de diciembre de 2010

Resistencia a la defomacion y/o rotura en frio.

La determinación de la resistencia a la defomación mecánica y/o carga de rotura en frío de materiales, es una prueba de laboratorio consistente en determinar los límites de resistencia mecánica de rotura por impacto Charpy o Izod, tracción compresión, torsión, etc., cuando estos se encuentran a temperaturas frigoríficas extremas. Para someter los especímenes a tan bajas temperaturas se utilizan los arcones ultracriogénicos capaces de alcanzar valores térmicos de hasta -196ºC. Las probetas normalizadas, bien con sus correspondientes cordones de soldadura, o dotadas de las correspondientes entallas, se someten a temperaturas decrecientes y en cada escalonado térmico se efectúa la prueba de rotura con los aparatos de ensayos mecánicos.

Aplicaciones:
Tratamientos criogénicos.
Investigación de nuevos productos.
Ensayos de resiliencia.

Características exigibles:
Homogeneidad térmica.
Programación automática de temperatura.
Estructura constructiva capaz de soportar altos gradientes sin deformación.
Control de temperatura con apreciación de 0,1ºC.
Cestillos contenedores de muestras, extraibles.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, baños de inmersión, baños criogénicos y arcones congeladores para investigación, tratamientos térmicos y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

Resistencia a la fatiga mecanica en frio.

La determinación de la resistencia a la fatiga mecánica en frío de materiales, es una prueba de laboratorio consistente en determinar los límites de resistencia mecánica de rotura por impacto Charpy o Izod, tracción compresión, torsión, etc., cuando estos se encuentran a temperaturas frigoríficas extremas. Para someter los especímenes a tan bajas temperaturas se utilizan los arcones ultracriogénicos capaces de alcanzar valores térmicos de hasta -196ºC. Las probetas normalizadas, bien con sus correspondientes cordones de soldadura, o dotadas de las correspondientes entallas, se someten a temperaturas decrecientes y en cada escalonado térmico se efectúa la prueba de rotura con los aparatos de ensayos mecánicos.

Aplicaciones:
Tratamientos criogénicos.
Investigación de nuevos productos.
Ensayos de resiliencia.

Características exigibles:
Homogeneidad térmica.
Programación automática de temperatura.
Estructura constructiva capaz de soportar altos gradientes sin deformación.
Control de temperatura con apreciación de 0,1ºC.
Cestillos contenedores de muestras, extraibles.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, baños de inmersión, baños criogénicos y arcones congeladores para investigación, tratamientos térmicos y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

Resistencia mecanica de piezas fundidas a temperaturas frigorificas.

La determinación de la carga de rotura de las piezas de fundición a bajas temperaturas, o el ensayo de resiliencia ultracriogénica, es una prueba de laboratorio consistente en determinar los límites de resistencia mecánica de rotura por impacto Charpy o Izod de los materiales, cuando estos se encuentran a temperaturas frigoríficas extremas. Para someter los especímenes a tan bajas temperaturas se utilizan los arcones ultracriogénicos capaces de alcanzar valores térmicos de hasta -196ºC. Las probetas normalizadas, bien con sus correspondientes cordones de soldadura, o dotadas de las correspondientes entallas, se someten a temperaturas decrecientes y en cada escalonado térmico se efectúa la prueba de rotura por impacto.

Aplicaciones:
Tratamientos criogénicos.
Investigación de nuevos productos.
Ensayos de resiliencia.

Características exigibles:
Homogeneidad térmica.
Programación automática de temperatura.
Estructura constructiva capaz de soportar altos gradientes sin deformación.
Control de temperatura con apreciación de 0,1ºC.
Cestillos contenedores de muestras, extraibles.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, baños de inmersión, baños criogénicos y arcones congeladores para investigación, tratamientos térmicos y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

Fundiciones. Carga de rotura a temperaturas criogenicas.

La determinación de la carga de rotura de las piezas de fundición a bajas temperaturas, o el ensayo de resiliencia ultracriogénica, es una prueba de laboratorio consistente en determinar los límites de resistencia mecánica de rotura por impacto Charpy o Izod de los materiales, cuando estos se encuentran a temperaturas frigoríficas extremas. Para someter los especímenes a tan bajas temperaturas se utilizan los arcones ultracriogénicos capaces de alcanzar valores térmicos de hasta -196ºC. Las probetas normalizadas, bien con sus correspondientes cordones de soldadura, o dotadas de las correspondientes entallas, se someten a temperaturas decrecientes y en cada escalonado térmico se efectúa la prueba de rotura por impacto.

Aplicaciones:
Tratamientos criogénicos.
Investigación de nuevos productos.
Ensayos de resiliencia.

Características exigibles:
Homogeneidad térmica.
Programación automática de temperatura.
Estructura constructiva capaz de soportar altos gradientes sin deformación.
Control de temperatura con apreciación de 0,1ºC.
Cestillos contenedores de muestras, extraibles.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, baños de inmersión, baños criogénicos y arcones congeladores para investigación, tratamientos térmicos y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

Soldaduras. Carga de rotura en frio.

La carga de rotura en frio, o ensayo de resiliencia ultracriogénica es una prueba de laboratorio consistente en determinar la carga de rotura por impacto de péndulo Charpy o Izod, caida de pesos, etc., de los materiales, cuando estos se encuentran a temperaturas frigoríficas extremas. Para someter los especímenes a tan bajas temperaturas se utilizan los arcones ultracriogénicos capaces de alcanzar valores térmicos de hasta -196ºC. Las probetas normalizadas, bien con sus correspondientes cordones de soldadura, o dotadas de las correspondientes entallas, se someten a temperaturas decrecientes y en cada escalonado térmico se efectúa la prueba de rotura por impacto.

Aplicaciones:
Tratamientos criogénicos.
Investigación de nuevos productos.
Ensayos de resiliencia.

Características exigibles:
Homogeneidad térmica.
Programación automática de temperatura.
Estructura constructiva capaz de soportar altos gradientes sin deformación.
Control de temperatura con apreciación de 0,1ºC.
Cestillos contenedores de muestras, extraibles.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, baños de inmersión, baños criogénicos y arcones congeladores para investigación, tratamientos térmicos y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

Soldaduras. Carga de rotura a temperaturas criogenicas.

El ensayo de resiliencia ultracriogénica es una prueba de laboratorio consistente en determinar la carga de rotura por impacto Charpy o Izod de los materiales, cuando estos se encuentran a temperaturas frigoríficas extremas. Para someter los especímenes a tan bajas temperaturas se utilizan los arcones ultracriogénicos capaces de alcanzar valores térmicos de hasta -196ºC. Las probetas normalizadas, bien con sus correspondientes cordones de soldadura, o dotadas de las correspondientes entallas, se someten a temperaturas decrecientes y en cada escalonado térmico se efectúa la prueba de rotura por impacto.

Aplicaciones:
Tratamientos criogénicos.
Investigación de nuevos productos.
Ensayos de resiliencia.

Características exigibles:
Homogeneidad térmica.
Programación automática de temperatura.
Estructura constructiva capaz de soportar altos gradientes sin deformación.
Control de temperatura con apreciación de 0,1ºC.
Cestillos contenedores de muestras, extraibles.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, baños de inmersión, baños criogénicos y arcones congeladores para investigación, tratamientos térmicos y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

Ensayo de rotura por impacto Charpy o Izod a bajas temperaturas.

El ensayo de resiliencia ultracriogénica es una prueba de laboratorio consistente en determinar la carga de rotura por impacto Charpy o Izod de los materiales, cuando estos se encuentran a temperaturas frigoríficas extremas. Para someter los especímenes a tan bajas temperaturas se utilizan los arcones ultracriogénicos capaces de alcanzar valores térmicos de hasta -196ºC. Las probetas normalizadas, bien con sus correspondientes cordones de soldadura, o dotadas de las correspondientes entallas, se someten a temperaturas decrecientes y en cada escalonado térmico se efectúa la prueba de rotura por impacto.

Aplicaciones:
Tratamientos criogénicos.
Investigación de nuevos productos.
Ensayos de resiliencia.

Características exigibles:
Homogeneidad térmica.
Programación automática de temperatura.
Estructura constructiva capaz de soportar altos gradientes sin deformación.
Control de temperatura con apreciación de 0,1ºC.
Cestillos contenedores de muestras, extraibles.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, baños de inmersión, baños criogénicos y arcones congeladores para investigación, tratamientos térmicos y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

Endurecimiento de aceros por criogenizacón.

El endurecimiento de los accesorios de acero empleados en la industria representa uno de los aspectos que más preocupa a los responsables de I+D relacionados con la metalurgia, las herramientas de corte y la mecánica de precisión. La durabilidad, especialmente en el caso de mecanismos automotrices que trabajan bajo fricción, herramientas sometidas a grandes esfuerzos, mecanismos de automoción, aeronáuticos, ferroviarios, navales y mineros, entre otros, todos ellos sometidos a grandes desgastes, es la característica fundamental a mejorar.

Desde hace ya más de 25 años se sabe que el temple criogénico de los aceros es un método efectivo para incrementar la vida útil de las herramientas, disminuir su esfuerzo residual, aumentar la fuerza de tensión, la tenacidad y la estabilidad dimensional consecuente. Pero lo más importante es que la resistencia al desgaste se incrementa hasta un 200% según el tipo de acero y método criogénico.

Según el NBS (Nacional Bureau of Standards), cuando la forma alotrópica del carbono se precipita, el esfuerzo interno de la martensita se reduce, con lo cual se minimiza la sensibilidad a las microfisuras. Además el enfriamiento criogénico permite la formación de carburos metálicos, debido al aumento de la compactación estructural, lo cual redunda en una mayor resistencia al desgaste con una disminución de la fricción y el calentamiento.

El tratamiento se realiza con cámaras de temple criogénico utilizando nitrógeno líquido a temperaturas de hasta -197ºC y gradientes de enfriamiento controlado. También se pueden utilizar cámaras de ciclado térmico criogénico con calentamientos y enfriamientos repetitivos.

La primera cámara de temple y ciclado térmico de alto impacto desarrollada por CCI hace 25 años permitía realizar choques térmicos desde una cámara superior a temperatura de 1000ºC y súbitamente descender a la cámara inferior que se encontraba a -190ºC, en dos segundos y viceversa, mediante sistemas neumáticos de desplazamiento automático de carga. El grupo investigador que adquirió el equipo en aquella época sacó importantes conclusiones relativas a la obtención de herramientas de metal de alta dureza.

Hoy en día se ha llegado a la conclusión de que puede ser suficiente con la criogenización de los metales para incrementar la dureza de determinado tipo de especímenes.



Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en: www.cci-calidad.com

Endurecimiento de metales por criogenizacion.

El endurecimiento de las piezas de metal empleadas en la industria representa uno de los aspectos que más preocupa a los responsables de I+D relacionados con la metalurgia, las herramientas de corte y la mecánica de precisión. La durabilidad, especialmente en el caso de mecanismos automotrices que trabajan bajo fricción, herramientas sometidas a grandes esfuerzos, mecanismos de automoción, aeronáuticos, ferroviarios, navales y mineros, entre otros, todos ellos sometidos a grandes desgastes, es la característica fundamental a mejorar.

Desde hace ya más de 25 años se sabe que el temple criogénico de los aceros es un método efectivo para incrementar la vida útil de las herramientas, disminuir su esfuerzo residual, aumentar la fuerza de tensión, la tenacidad y la estabilidad dimensional consecuente. Pero lo más importante es que la resistencia al desgaste se incrementa hasta un 200% según el tipo de acero y método criogénico.

Según el NBS (Nacional Bureau of Standards), cuando la forma alotrópica del carbono se precipita, el esfuerzo interno de la martensita se reduce, con lo cual se minimiza la sensibilidad a las microfisuras. Además el enfriamiento criogénico permite la formación de carburos metálicos, debido al aumento de la compactación estructural, lo cual redunda en una mayor resistencia al desgaste con una disminución de la fricción y el calentamiento.

El tratamiento se realiza con cámaras de temple criogénico utilizando nitrógeno líquido a temperaturas de hasta -197ºC y gradientes de enfriamiento controlado. También se pueden utilizar cámaras de ciclado térmico criogénico con calentamientos y enfriamientos repetitivos.

La primera cámara de temple y ciclado térmico de alto impacto desarrollada por CCI hace 25 años permitía realizar choques térmicos desde una cámara superior a temperatura de 1000ºC y súbitamente descender a la cámara inferior que se encontraba a -190ºC, en dos segundos y viceversa, mediante sistemas neumáticos de desplazamiento automático de carga. El grupo investigador que adquirió el equipo en aquella época sacó importantes conclusiones relativas a la obtención de herramientas de metal de alta dureza.

Hoy en día se ha llegado a la conclusión de que puede ser suficiente con la criogenización de los metales para incrementar la dureza de determinado tipo de especímenes.



Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en: www.cci-calidad.com

Endurecimiento metalografico por criogenia.

Uno de los factores de calidad que más preocupa a los responsables de I+D en los sectores industriales relacionados con la metalurgia, las herramientas de corte y la mecánica de precisión, es la durabilidad, especialmente en el caso de mecanismos automotrices que trabajan bajo fricción, herramientas sometidas a grandes esfuerzos, mecanismos de automoción, aeronáuticos, ferroviarios, navales y mineros, entre otros. Todos ellos sometidos a grandes desgastes.

Es por ello que cuando hablamos de herramientas de mecanización, la característica de calidad más valorada es la durabilidad, como característica definitoria de la resistencia al desgaste.

Desde hace ya más de 25 años se sabe que el temple criogénico de los aceros es un método efectivo para incrementar la vida útil de las herramientas, disminuir su esfuerzo residual, aumentar la fuerza de tensión, la tenacidad y la estabilidad dimensional consecuente. Pero lo más importante es que la resistencia al desgaste se incrementa hasta un 200% según el tipo de acero y método criogénico.

Según el NBS (Nacional Bureau of Standards), cuando la forma alotrópica del carbono se precipita, el esfuerzo interno de la martensita se reduce, con lo cual se minimiza la sensibilidad a las microfisuras. Además el enfriamiento criogénico permite la formación de carburos metálicos, debido al aumento de la compactación estructural, lo cual redunda en una mayor resistencia al desgaste con una disminución de la fricción y el calentamiento.

El tratamiento se realiza con cámaras de temple criogénico utilizando nitrógeno líquido a temperaturas de hasta -197ºC y gradientes de enfriamiento controlado. También se pueden utilizar cámaras de ciclado térmico criogénico con calentamientos y enfriamientos repetitivos.

La primera cámara de temple y ciclado térmico de alto impacto desarrollada por CCI hace 25 años permitía realizar choques térmicos desde una cámara superior a temperatura de 1000ºC y súbitamente descender a la cámara inferior que se encontraba a -190ºC, en dos segundos y viceversa, mediante sistemas neumáticos de desplazamiento automático de carga. El grupo investigador que adquirió el equipo en aquella época sacó importantes conclusiones relativas a la obtención de herramientas de metal de alta dureza.

Hoy en día se ha llegado a la conclusión de que puede ser suficiente con la criogenización de los metales para incrementar la dureza de determinado tipo de especímenes.



Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en: www.cci-calidad.com

Resiliencia ultracriogenica.

El ensayo de resiliencia ultracriogénica es una prueba de laboratorio consistente en determinar la carga de rotura por impacto Charpy o Izod de los materiales, cuando estos se encuentran a temperaturas frigoríficas extremas. Para someter los especímenes a tan bajas temperaturas se utilizan los arcones ultracriogénicos capaces de alcanzar temperaturas de hasta -196ºC.

Aplicaciones:
Tratamientos criogénicos.
Investigación de nuevos productos.
Ensayos de resiliencia.

Características exigibles:
Homogeneidad térmica.
Programación automática de temperatura.
Estructura constructiva capaz de soportar altos gradientes sin deformación.
Control de temperatura con apreciación de 0,1ºC.
Cestillos contenedores de muestras, extraibles.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, baños de inmersión, baños criogénicos y arcones congeladores para investigación, tratamientos térmicos y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Ensayo de resistencia a climas limite.

CCI fabrica cámaras de ensayos de resistencia a la intemperie capaces de generar climas múltiples, tanto naturales como artificiales, para propósitos de investigación a escala de laboratorio, entre las que cabe destacar las concernientes a la norma DIN 53387.

La simulación de climatologías adversas se realiza con los simuladores climaticos de laboratorio, también conocidos como cámaras de envejecimiento ambiental acelerado.

Estos equipos de laboratorio permiten predecir el comportamiento de los materiales y los sistemas tras su exposición a las diversas condiciones atmosféricas adversas a las cuales puedan ser expuestas y estudiar su resistencia a la intemperie.

Las condiciones del desierto y zonas desertificadas, contaminación atmosférica y niebla ácida, vientos huracanados, concentraciones de ozono, radiaciones solares intensas, lluvia y oleaje, polvo y tormentas de arena, hielo, nieve y granizo, climas húmedos y climas secos, inundaciones, altas temperaturas y atmósferas volcánicas, etc., etc., son situaciones climatológicas las cuales pueden ser reproducidas a escala de laboratorio con las cámaras de simulación.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com


CCI viene desarrollando desde 1967 camaras climaticas de ensayos ambientales acelerados y simuladores climáticos de laboratorio, entre los que se encuentran las cámaras tipo METEOTRON, capaces de reproducir las condiciones climatológicas más adversas que se puedan encontrar en el universo accesible y acelerarlas a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), institutos y centros nacionales de energías renovables y compañías relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com

Ensayo de ciclos Kesternich EN ISO 6988.

La norma UNE-EN ISO 6988 contempla la realización de ensayos correspondientes a los ciclos descritos en la norma DIN 50018 y sus homólogas, respecto de las atmósferas saturadas de humedad en presencia de gas sulfuroso.

Definición:

Definimos como ensayo Kesternich al realizado en una cámara de prueba de laboratorio la cual permite determinar el grado de resistencia de los materiales a la corrosividad por atmósfera gaseosa, industrial o urbana, y de humedad condensada, conforme a los siguientes estándares:

En definitiva, el ensayo consiste en crear atmósferas artificiales normalizadas, formadas por composiciones gaseosas predeterminadas, en condiciones climáticas concretas, y someter los especímenes a dichos ambientes simulados.

Aplicaciones:
Control de calidad de los metales y los recubrimientos de protección contra la corrosión.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos Kesternich, de corrosión por niebla salina y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Así mismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.

Ensayo de clima normal DIN 50014.

El ensayo de clima DIN 50014 es el considerado de clima constante o de acondicionado en atmósfera normal (65 ± 2 % RH y 20 ± 2 °C; DIN 50 % RH, 23 ± 2 °C). Se trata de una condición climática típica de los centros de metrologia para garantizar la estabilidad de las mediciones, entre otras, aunque también está contemplada en los ciclos de corrosión climosalina como fase de transición.

Definimos como cámara de clima constante a un sistema cerrado capaz de reproducir a voluntad, y en condiciones estables, valores de temperatura y humedad relativa compatible con el diagrama psicrométrico y bajo condiciones constantes.

Aplicaciones:
Simulación ambiental.
Envejecimiento acelerado de productos.
Control de calidad.
Investigación de materiales y sistemas constructivos.
Estabilidad de productos.
Acondicionamiento en húmedo.

Características:
Diversas dimensiones y configuraciones.
Ejecución compacta o de construcción modular, en función del tamaño y aplicación.
Control preciso de temperatura y humedad relativa.
Posibilidad de simulación de ciclos climáticos.
Registro gráfico y almacenamiento de datos.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en:
www.cci-calidad.com

CCI desarrolla desde el año 1967, bajo la certificación AENOR, cámaras de ensayos de humedad relativa y de simulación climática para investigación y control de calidad. A este respecto es de destacar que CCI ha fabricado este tipo de cámaras de ensayos para las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad.

Para más información, petición de ofertas y artículos técnicos, contactar directamente con el fabricante, en:
www.cci-calidad.com



Advertencia legal:
Las imágenes incluidas en este blog representan diseños exclusivos de CCI protegidos por acta notarial de declaración de propiedad industrial, documentada de forma gráfica y descriptiva, incluidos todos los aspectos diferenciadores, tales como los colores, distintivos, etiquetajes, etc. Asimismo se advierte de que todos los textos, frases, ideas, conceptos, e imágenes publicadas en este blog, son de la propiedad intelectual de CCI. Todo intento de imitación, usurpación, plagio, confusión, utilización, copia o reproducción, en cualquier tipo de medio y forma, sin el consentimiento expreso de sus propietarios, será perseguido por la Ley.