EL PORTAL DE LAS CIENCIAS CLIMATICAS AL SERVICIO DE LA INVESTIGACION, LA SOSTENIBILIDAD DEL PLANETA, LA VIDA Y LA TECNOLOGIA.

domingo, 4 de noviembre de 2018

Sarmiento de Gamboa: Ciencia en el puerto de Barcelona.


El buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa, una de las infraestructuras científico-técnicas singulares del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha llegado al puerto de Barcelona para presentar hoy el proyecto divulgativo Ciencia en el puerto, que acerca al gran público las investigaciones que se desarrollan a bordo. Al acto ha asistido el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, que se ha reunido a bordo con los rectores de las universidades de Cataluña. El proyecto partió de Cádiz la semana pasada, atraca ahora en Barcelona y, en los próximos días viajará a Vigo y nuevamente a Cádiz.
El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, en el puesto de mando del buque Sarmiento de Gamboa. / Foto: Mercè Fernández
En la visita, Pero Duque ha sido recibido por la subdelegada del Gobierno en Barcelona, Montserrat García Llovera; el vicepresidente de Ciencia y Tecnología del CSIC, Víctor Velasco; el delegado institucional del CSIC en Cataluña, Luis Calvo; y el director de la Unidad de Tecnología Marina, Jordi Sorribas.
El ministro ha visitado el puente de mando del buque y ha recorrido las diferentes instalaciones y equipamientos científicos del buque, guiado por Jordi Sorribas, director de la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, que gestiona el buque; y por Juan Carlos Hernández Bernal, capitán del buque. Tras la visita, el ministro se ha reunido con los rectores de universidades de Cataluña en una sala de reuniones del buque.
El proyecto divulgativo Ciencia en el Puerto quiere dar a conocer esta infraestructura al gran público, para lo cual se han organizado visitas a lo largo de varios días en Cádiz, Barcelona y Vigo.
El buque ‘Sarmiento de Gamboa’
El buque Sarmiento de Gamboa forma parte de la infraestructura científico-técnica singular que agrupa a todos los buques de investigación financiados por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Cuenta con las tecnologías más avanzadas en sistemas de navegación e instrumentación acústica y es el primer buque oceanográfico español que puede trabajar con vehículos autónomos submarinos a grandes profundidades. En activo desde el año 2007, cuando realizó su primera campaña, ha completado 73 misiones en proyectos científicos de distinta índole, cubriendo todo el espectro de disciplinas en ciencias marinas en proyectos de investigación tanto nacionales como internacionales. La Unidad de Tecnología Marina del CSIC, en Barcelona, es la responsable de la gestión del buque y del mantenimiento del equipamiento científico.
Con 70,50 metros de eslora y 15,50 metros de manga, el buque tiene una tripulación de 16 miembros y capacidad para llevar a 25 científicos y técnicos. Dispone de seis laboratorios que cubren casi todas las necesidades de análisis químico y biológico, y para mantener organismos marinos en condiciones iguales a su entorno natural.
Su cubierta puede alojar distintos contenedores ISO 5 a 20 pies para ampliar sus capacidades de laboratorio, talleres y carga. Posee dos quillas retráctiles que le permiten colocar y retirar, con el buque navegando, instrumentación acústica bajo la línea de flotación del buque de forma fácil. El buque también dispone de una góndola acústica fija en la proa, de 9 por 9 metros.
La cubierta principal, de 325 metros cuadrados, es la principal zona de trabajo del buque y en ella se pueden ubicar hasta 200 toneladas en materiales y equipamiento. Eso permite trabajar con instrumental diferente y de gran tamaño, que puede variar en función del proyecto, como los robots submarinos, los vehículos autónomos submarinos, o los enormes tambores con el cableado necesario para estudios sísmicos.
La instrumentación y los laboratorios con los que cuenta permiten la investigación en campos muy variados: recursos y riesgos naturales, cambio global, recursos marinos, circulación oceánica global y biodiversidad marina.
Algunas campañas destacadas
Entre las campañas del Sarmiento de Gamboa, se puede destacar el despliegue del primer laboratorio submarino, el Geostar, para alertas de tsunamis en el Golfo de Cádiz; la instalación del primer laboratorio submarino cableado de España, Obsea, en la costa catalana; la participación en el estudio del impacto del cambio global y la biodiversidad del océano en la expedición Malaspina; la obtención por primera vez de imágenes corticales de la zona de colisión de Eurasia/África empleando una ristra de hidrófonos de 6,0 kilómetros.
En 2014 fue elegido dentro del mayor consorcio de buques europeos de investigación, Eurofleets, para realizar el proyecto estrella sobre el estudio tomográfico del volcán Etna. En 2015 se corroboró su capacidad para operar vehículos submarinos de alta tecnología al realizar una microbatimetría de fallas en el Mar de Alborán, en el marco del proyecto Shake, empleando vehículos autónomos de altas profundidades del Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar.
En 2016 realizó cuatro campañas de investigación en el Mediterráneo y el Atlántico y actividades de apoyo logístico al proyecto de remodelación de la Base Antártica Española Juan Carlos I.
En 2017 finalizó su apoyo logístico a la Base Juan Carlos I y hasta el momento ha realizado tres campañas de investigación en aguas atlánticas. Las campañas de 2017 cubrieron diversas investigaciones, como el estudio de procesos ecológicos y demográficos de la merluza, el impacto antrópico en las zonas de pesca, la dinámica de las masas de aguas oceánicas o el estudio estructural de los fondos marinos.
Fuente: CSIC 02/10/2018