EL PORTAL DE LAS CIENCIAS CLIMATICAS AL SERVICIO DE LA INVESTIGACION, LA SOSTENIBILIDAD DEL PLANETA, LA VIDA Y LA TECNOLOGIA.

domingo, 9 de septiembre de 2018

Corrosión microbiologica por fouling.


Microrganismos biológicos marinos tales como percebes, mejillones, algas y otros tipos de moluscos se adhieren a los materiales de las estructuras sumergidas en agua de mar afectando a su integridad.

Imagen: Ingeniería Marítima.

Si la superficie es metálica, esta experimenta una secuencia de cambios químicos y biológicos que ocurren en la misma escala de tiempo.

Poco después de la inmersión las bacterias y las diatomeas que componen el microfouling, son muy numerosas y cubren la superficie metálica.


Posteriormente comienzan a adherir organismos de mayor tamaño que componen el macrofouling (moluscos, poliquetos, etc.).
El fouling es la principal causa de problemas técnicos y de pérdidas económicas de diversas industrias. Por ejemplo, las centrales termoeléctricas, sufren severos problemas por la formación de biopelículas en los tubos de los intercambiadores de calor.
Se estudió la corrosión microbiología y la formación de biopelículas sobre metales y aleaciones de internes industrial, tales como aceros inoxidables del tipo AISI (American Institute Stainless Iron) 304L, 316T y 430 y aleaciones de cuproniquel 70/30 y 90/10 durante diferentes periodos de exposición.
El gran reto de los científicos es la protección de este tipo de estructuras mediante recubrimientos antifouling resistentes a este tipo de corrosión microbiológica. También se pueden utilizar ánodos de sacrificio y generadores de corrientes galvánicas capaces de revertir el proceso de desintegración.