EL PORTAL DE LAS CIENCIAS CLIMATICAS AL SERVICIO DE LA INVESTIGACION, LA SOSTENIBILIDAD DEL PLANETA, LA VIDA Y LA TECNOLOGIA.

miércoles, 4 de julio de 2018

Evolucion climatica marciana. Pasado y presente.

El 19 de mayo del año 2013, el robot Curiosity se situó en el cráter Gale con el propósito de investigar vestigios de agua y posible existencia de vida biológica en el pasado marciano. Para ello, procedió a perforar, la roca Cumberland; un orificio de 1,6 cm de diámetro y 6,6 cm de profundidad.
Imagen: NASA JPL Caltech. (Perforación roca Cumberland).

Gracias a tales experimentos, y a otros posteriores, se ha llegado a conocer bastante sobre la climatología marciana.

El clima marciano actual es frío y seco y es difícil que en las condiciones de presión y temperatura de la superficie exista agua líquida, encontrándose ésta en depósitos de hielo subterráneo, en los casquetes polares y en minerales hidratados.

Pero no siempre parece haber sido así. La evidencia geológica apunta a que el agua corrió en algún momento por su superficie en grandes cantidades, lo que significa que hubo un tiempo en que la atmósfera marciana fue mucho más densa, favoreciendo un clima más cálido y húmedo.
Aunque sólo fuese durante pequeños intervalos de unos pocos miles a millones de años, los impactos del bombardeo al que estuvo sometido el planeta pudieron crear las condiciones atmosféricas que permitieron la existencia de grandes cantidades de agua líquida y quizá algunas formas primordiales de vida marciana.
El Marte primitivo pudo recrear la Tierra primigenia que vio nacer las primeras formas de vida.
La única forma de saberlo es la datación del suelo Marciano, única forma de  ayudarnos a discriminar entre las diferentes hipótesis planteadas por los científicos.
Fuente: NASA
Catling, David C 2006, Atmospheric Evolution of Mars. In: V. Gornitz (ed.) Encyclopedia of Paleoclimatology and Ancient Environments, Springer, Dordrecht, 2009, pp. 66-75, [preprint]