EL PORTAL DE LAS CIENCIAS CLIMATICAS AL SERVICIO DE LA INVESTIGACION, LA SOSTENIBILIDAD DEL PLANETA, LA VIDA Y LA TECNOLOGIA.

sábado, 14 de abril de 2018

HARSHLAB: Laboratorio flotante offshore de ensayos de corrosion.

HARSHLAB, la nueva apuesta del Gobierno Vasco por el sector de Energías Marinas. Se trata de un laboratorio flotante diseñado para la experimentación real del envejecimiento generado por el medio marino, bien sea por la inmersión total o parcial en el mar, como por el ambiente climático. Este laboratorio marino permite llevar a cabo, tanto ensayos estáticos, como dinámicos, en los que se reproducen las condiciones funcionales reales de los sistemas, mecanismos e infraestructuras generalmente expuestas a la corrosión marina.



La nueva infraestructura HARSHLAB permitirá la prestación de nuevos servicios de ensayo y validación de productos en el área de testeo bimep (Biscay Marine Energy Platform), propiedad del Ente Vasco de la Energía. Se trata de una estructura flotante de diseño modular que permite ensayar el comportamiento de productos para instalaciones de eólica offshore, de energía marina y de Oil&gas offshore. Se estima una inversión necesaria de 1,4 millones de euros en el periodo 2017-2019, de los cuales el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras aportará 325.000€ en la primera fase, con una partida procedente del Fondo de Innovación.



En Euskadi hay más de 150 empresas con actividad en estos sectores, con una facturación conjunta de 11.000 millones de € y un empleo próximo a 10.000 personas. Los equipos y servicios offshore son segmentos con un gran potencial de crecimiento tanto en eólica como en oil&gas, además de ser inherente a toda actividad en el ámbito de energía de las olas, de carácter más emergente, pero donde Euskadi cuenta con un claro posicionamiento internacional. El laboratorio offshore permitirá llevar a cabo experimentos in situ durante las etapas de desarrollo de esos productos y servicios, un aspecto clave para el desarrollo tecnológico del sector. El laboratorio supondrá una ventaja diferencial para las empresas vascas que podrán incrementar su oferta de valor en temas como corrosión, fabricación avanzada, operación y mantenimiento, al contar con una mayor garantía por haber probado sus productos en un entorno real, mejorando así su posicionamiento internacional.
El desarrollo de la infraestructura de ensayo y validación de productos para el entorno offshore tiene un horizonte temporal de 2 años con una intensa labor previa de identificación de problemáticas y necesidades. El desarrollo se abordará en dos fases, fondeando en 2018 un primer prototipo que servirá para realizar los primeros ensayos y extraer lecciones para el diseño definitivo.

El diseño conceptual y la ingeniería básica de HARSHLAB se están desarrollando en el marco de un proyecto de colaboración entre 11 empresas del ámbito offshore (Vicinay Cadenas, Vicinay Sestao, Tubacex, Glual, Hine, Sasyma, Blug, Erreka, Ditrel, NEM Solutions y Navacel), la Corporación Tecnológica Tecnalia, el Cluster de Energía del País Vasco y el Foro Marítimo Vasco. Existe un importante compromiso por parte de las empresas fabricantes como futuros usuarios de esta infraestructura, así como de Tecnalia, que asumirá una parte importante de la inversión y la operación y desarrollo de servicios y proyectos de I+D asociados a la misma.

HARSHLAB está directamente alineada con los objetivos del piloto de Energía de Fabricación Avanzada de la iniciativa europea Vanguard, co-liderada por Escocia y Euskadi. Asimismo, ya se han identificado varias convocatorias de programas europeos que encajan con las actividades que se desarrollarán en torno a HARSHLAB. Se estima que la puesta en marcha de la infraestructura puede suponer la atracción de fondos europeos por valor de 9M€.

Fuente: Cluster de Energía del Gobierno Vasco.