EL PORTAL DE LAS CIENCIAS CLIMATICAS AL SERVICIO DE LA INVESTIGACION, LA SOSTENIBILIDAD DEL PLANETA, LA VIDA Y LA TECNOLOGIA.

jueves, 12 de abril de 2018

Entrenamiento climatico deportivo inteligente.

Cuando un deportista va a competir bajo unas condiciones climáticas diferentes a las habituales en las que se encuentra, bien sea por cambios geográficos o estacionales, solo existen dos posibilidades: desplazarse al lugar de la competición para entrenar con suficiente antelación bajo dichas condiciones inhabituales, o entrenar en una cámara climática.

Condiciones tales como la altitud, el frio, el calor, la sequía, la elevada humedad, la contaminación, el polvo, la lluvia, la nieve, los choques térmicos nocturnos y diurnos, etc., son circunstancias que pueden afectar seriamente al rendimiento de los deportistas, sean cuales sean sus disciplinas que desarrollen;  desde un  partido de tenis, una regata oceánica, un partido de futbol, un rally en el desierto, una carrera ciclista, un salto en paracaídas o ala delta, una maratón, o escalar el Everest…..
Y es que la preparación física bajo control climático en las mismas condiciones ambientales extremas del escenario de la competición, va a marcar la clave del éxito o el fracaso de un equipo que ha desarrollado enormes esfuerzos para conseguir, tanto sus  añorados objetivos personales, como los de todo un país.
Esto lo saben muy bien los especialistas en medicina del deporte, tales como el Centro de Alto Rendimiento deportivo de Sant Cugat en Barcelona, que ya hace varios años que adquirieron la correspondiente cámara climática de entrenamiento inteligente, y de la cual salieron renombrados deportistas de élite.
Días pasados hemos escuchado las declaraciones del veterano ganador del Dakar 2018 Carlos Sainz, a la periodista Susana Griso del canal de televisión Antena 3.
Carlos Sainz se quita mérito así mismo porque dice que hace lo que le gusta y disfruta con ello, pero hace hincapié en la importancia del entrenamiento climático previo en las condiciones reproducidas de Dakar, cuestión que requiere una disciplina y dedicación enormes.
Las pruebas de esfuerzo en condiciones climáticas simuladas extremas, en forma de altas temperaturas, elevada altitud, y deficiencia de oxígeno (hipoxia), etc., son muy duras, pero esenciales porque son las condiciones que sabes que te vas a encontrar allí.
Cuando un deportista basa su entrenamiento diario en condiciones simuladas reproducidas, no existen sorpresas cuando ya te enfrentas al escenario real.
Esa ha sido la clave.
Ya Marc Coma atribuyó su éxito en el Dakar de motos antiguo al entrenamiento realizado en la cámara climática de esfuerzo del CAR (Centro de alto Rendimiento Deportivo de Sant Cugat en Barcelona), al igual que lo hicieron y lo hacen muy diversos deportistas internacionales de élite.