EL PORTAL DE LAS CIENCIAS CLIMATICAS AL SERVICIO DE LA INVESTIGACION, LA SOSTENIBILIDAD DEL PLANETA, LA VIDA Y LA TECNOLOGIA.

jueves, 1 de febrero de 2018

Camaras climaticas para entomologia.

En el campo de la entomología, podemos decir que los insectos sin lugar a dudas, son los animales más diversos y abundantes de la Tierra; pudiendo asegurar que, hasta el momento, hay aproximadamente unas 700.000 especies descritas, y aún quedan muchas por descubrir. Algunos ejemplos de insectos son los escarabajos, mariposas, avispas, hormigas, polillas, cucarachas, pulgas, piojos, chinches, moscas, mosquitos, etc.,etc.
Muchas veces se confunde a otros animales con insectos, por ejemplo: no son insectos las arañas, ciempiés y garrapatas, entre otros.
En todo el mundo podemos encontrar muchos insectos beneficiosos para el hombre, el más conocido son las abejas, pero también podemos encontrar insectos dañinos para el hombre, ya que los insectos se adaptan a todos los medios, en algunas ocasiones puede aumentar tanto su número que se convierten en plagas.
Hoy en día el hombre busca optimizar y aumentar su producción de cultivos, esto nos lleva a grandes extensiones de tierra con un solo tipo de cultivo (monocultivos), lo cual provoca desequilibrios de los ecosistemas. Además, algunos también pueden afectar a la salud humana, como es el caso de los mosquitos, chinches, piojos, etc., capaces de transmitir enfermedades.
Este desequilibrio en muchos casos es usado a favor de los insectos los cuales logran reproducirse rápidamente y a gran escala provocando daños a la agricultura; por otro lado el hombre en su afán de controlar a los insectos crea insecticidas o plaguicidas para eliminarlos, lo que no es una buena solución, ya que estos también eliminan a su vez a otros insectos y animales beneficiosos, desequilibrando una vez más el medio y provocando un círculo vicioso, tal es el caso, por ejemplo de los insectos polinizadores o migración de aves.
Por otra parte, estudios muy recientes encaminan la cría masiva de insectos como una fuente de proteínas de consumo animal en piscifactorías, etc. Y por supuesto, los usos crecientes como recurso de consumo humano alimentario, considerándolo a veces como una exquisitez en algunas culturas suramericanas. Incluso hay quien piensa en los insectos como una solución para paliar el hambre en el mundo.
Otras aplicaciones químicas son apreciadas como colorantes, aditivos en cosmética, etc. 

Para estudiar su reproducción, sus ciclos de vida bajo diversas condiciones ambientales y los medios de control, se emplean las cámaras climáticas de laboratorio, las cuales permiten simular diversas condiciones de: temperatura (frío/calor), humedad (clima seco/clima húmedo), fotoperiodo lumínico,  contaminación atmosférica, etc.
Además, en función de su tamaño, pueden considerarse como verdaderas cámaras de cría para producción masiva selectiva.