EL PORTAL DE LAS CIENCIAS CLIMATICAS AL SERVICIO DE LA INVESTIGACION, LA SOSTENIBILIDAD DEL PLANETA, LA VIDA Y LA TECNOLOGIA.

domingo, 6 de agosto de 2017

Bioindicadores climaticos.

Los insectos representan un excelente papel en la naturaleza, como bioindicadores climáticos, habida cuenta de que actúan como detectores del grado de afectación producida por el calentamiento global.
Imagen: CBMS.

La función polinizadora de los insectos, por otra parte, es la responsable de la sostenibilidad de muchas especies vegetales, cuestión por la cual, su desaparición, como sucede en el caso de las abejas, puede producir igualmente cambios muy importantes en la biodiversidad; de ahí la importancia de estudiar su evolución y costumbres.
Observando el comportamiento y los ciclos de vida de determinados insectos, se pueden extraer conclusiones muy importantes para comprender y estudiar las consecuencias del cambio climático.
En este sentido es de destacar que científicos de todo el mundo prestan sus colaboraciones en el intercambio de información respecto del comportamiento de especies que perviven en diversas latitudes, como es el caso de las mariposas diurnas, las cuales, con sus cortos ciclos de vida y su gran sensibilidad ante cambios en el hábitat y la temperatura, son considerados idóneos bioindicadores.
En España, el investigador Constantí Stefanescu es el responsable científico del plan de seguimiento de Catalunya (CBMS) el cual  coordina los  movimientos, tramo a tramo, de estos insectos en el transcurso del tiempo.
Una alteración, como el aumento de las temperaturas derivadas del cambio climático, hace que estas especies se vean muy afectadas por los cambios térmicos y se desplacen hacia zonas geográficas más favorables térmicamente, dando una idea de la evolución climática a nivel global.
Fuente: CBMS.