CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

lunes, 15 de mayo de 2017

Resistencia a la corrosion de aceros de intemperie: Durabilidad.

Definimos como durabilidad de los aceros de intemperie a la capacidad de las estructuras, equipamientos y sistemas, para conservar sus cualidades iniciales o mantener el desempeño de las funciones previstas durante el tiempo esperado para la vida útil de los mismos, incluso en las condiciones ambientales más adversas a las que se puedan someter, desde el inicio de la fabricación, hasta el final estimado del cumplimiento de su cometido, salvo en el caso de las grandes infraestructuras, las cuales no se puede permitir que caduquen.

Imagen: Goldengate.org.
 
Evidentemente, en el caso de las obras publicas singulares, no existe otra solución que asumir costes de mantenimiento muy elevados, no solo para garantizar su seguridad, sino por razones arquitectónicas y de simbolismo histórico.
    
Imagen: Goldengate.org.
 
Bajo estas premisas, resulta imprescindible realizar ensayos bajo condiciones climáticas extremas, como el ambiente corrosivo de la niebla salina marina, con el fin de delimitar las condiciones bajo las cuales, o bien se deterioran prematuramente los productos, o los materiales pierden sus cualidades físicas y químicas, o los equipamientos y sistemas comienzan a producir fallos estructurales o de funcionalidad.
Es necesario realizar las pruebas en condiciones mucho más agresivas que las reales de los escenarios normales de presencia de los especímenes, porque de lo contrario sería necesario esperar largos periodos de tiempo para poder establecer los periodos de caducidad o durabilidad. En otras palabras, se trata de acelerar las pruebas, para poder sacar las conclusiones que permitan extrapolar los resultados a la vida real.
En este sentido, existen diversos criterios de ensayo; por ejemplo, en el caso de la piecería metálica podemos decir que la resistencia a la corrosión salina se evalúa conforme a la norma UNE-EN ISO 9227 y sus equivalentes, es un método de prueba obligada. 
Para llevar a cabo este tipo de investigaciones se someten las muestras a la acción de las cámaras climáticas de laboratorio, tales como la prueba de resistencia a la corrosión por niebla salina marina.
Imagen: CCI.

Una vez realizadas las pruebas climáticas, se someten los especímenes a los análisis e inspecciones pertinentes para evaluar las variaciones resultantes entre las características iniciales y las finales, especialmente la velocidad de corrosión, tras lo cual se procede a la toma de decisiones respecto de las correcciones que sea necesario introducir, bien sea para mejorar las prestaciones, alargar la vida del producto o garantizar su correcto funcionamiento.