CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

viernes, 12 de mayo de 2017

Ensayos de resistencia climatica de madera "cold check".

Los requisitos exigidos por la reglamentación interna del Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines AIDIMA, hacen referencia a la ausencia de defectos superficiales tras la realización de los ensayos conocidos internacionalmente como “cold check test”.

La norma UNE 48025, editada por primera vez en 1979-12-15, versión que fue confirmada en 1999-10-01, hace referencia a los ensayos térmicos de recubrimientos de madera, y más específicamente a la “Resistencia a los ciclos de enfriamiento de los barnices nitrocelulósicos aplicados sobre madera”.

La metodología a seguir, consiste en colocar las probetas en un soporte porta-probetas que las mantenga en posición vertical, de forma que se garantice la libre circulación de aire entre ellas, con el fin de someterlas al siguiente ciclo de choques térmicos:
• 1 hora en una estufa de aire forzado a 60ºC.
• 1 hora en un refrigerador a -20ºC.
• 15 minutos en condiciones atmosféricas ambientales.
Después de cada ciclo se examinan las probetas en busca de cualquier tipo de deterioro (cuarteamientos, ampollas, grietas, cambios de color y/o brillo, etc.)
El ensayo continúa hasta completar un máximo de 40 ciclos, considerando como resultado final el número de ciclo tras el cual se observa la aparición de alguno de los deterioros mencionados.
Consideraciones:
Son muchas las normas de ensayo, aplicables a diversas aplicaciones, como es el caso, que hacen referencia a la utilización de ensayos de choques térmicos utilizando como medios de simulación una estufa y una cámara frigorífica.
El empleo de este método obliga a tener que actuar manualmente en los procesos puntuales de tiempos precisos de extracción de las muestras de un recinto, trasladarlas al otro, repetir los procesos, y sí de una forma reiterativa, cuestión que consideramos una auténtica esclavitud y error metodológico, tal que hasta los mismos auditores consideran que es totalmente incomprobable y de muy dudosa fiabilidad que se pueda asegurar estrictamente el cumplimiento del provedimiento en tiempo y forma, lo cual implica muy frecuentemente la no aprobación del método por parte de los auditores.
Lo correcto y fiable es utilizar cámaras automáticas, en las cuales no pueda intervenir el error o la indisponibilidad puntual humana del técnico en el laboratorio.
Para ello, el equipo más correcto es la bicámara automática de choque térmico de triple acción, formada por dos cámaras superpuestas dotadas de un ascensor porta muestras accionado automáticamente mediante un mecanismo robótico, de tal manera que las muestras pasan de la cámara fría a la cámara caliente y viceversa, con una función climática adicional de tránsito térmico ambiental intermedio mediante un grupo generador de clima ambiental.
El sistema de adquisición de datos y registro gráfico garantiza al auditor la verosimilitud del ensayo y la trazabilidad de los resultados, sin la incertidumbre aplicable al error humano que inhabilitaría el ensayo realizado con una estufa y un congelador.