CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

sábado, 20 de mayo de 2017

Corrosion caustica y corrosion por oxigeno en calderas de vapor.

Tanto las calderas de vapor como las de agua caliente se ven comúnmente afectadas por deterioros debidos a la corrosión.  Una de las medias para  evitarla es el uso de sistemas de dosificación.
En función de la causa que desencadene el fenómeno de la corrosión, distinguimos dos clases de corrosión: la Corrosión por Oxígeno, también conocida como “pitting”, y la Corrosión Cáustica. 
 
Corrosión por oxígeno
La Corrosión por Oxígeno ocurre cuando el oxígeno disuelto en el agua con los componentes reacciona con los componentes metálicos de la caldera, provocando su disolución o conversión en óxidos insolubles.
Corrosión Cáustica
La Corrosión Cáustica se produce por una sobreconcentración local en zonas de elevadas cargas térmicas de sales alcalinas como el hidróxido sódico, comunmente conocido como sosa cáustica. Este tipo de corrosión se manifesta en forma de cavidades profundas localizadas en aquellas zonas de la caldera en las cuales la temperatura es m´ñas elevada.

Prevención por dosificación química.
Con los sistemas de dosificación química se puede prevenir la corrosión, ya que se neutraliza la acción químicamente activa ácido-base. Gracias a ello es posible mantener el agua de la caldera en unas condiciones adecuadas de PH, oxígeno y conductividad, evitando también con ello que se precipiten sales en forma de incrustaciones.
Para que el proceso sea efectivo, los sistemas de dosificación deben actuar en el estanque de almacenamiento de agua. 
En el caso de los secuestrantes de oxígeno, la dosificación es más efectiva cuanto mayor es su tiempo de permanencia en el agua antes de llegar a la caldera, mientras que en el caso de los dispersantes, anti-incrustantes y tratamientos para las líneas de retorno de condensados, es más efectiva cuando se realiza directamente en el propio flujo de caudal de alimentación de agua.
El sistema de protección de las calderas de vapor y agua caliente, mediante los procedimientos de dosificación mencionada, representa un procedimiento muy eficaz para garantizar su funcionalidad y  durabilidad, así como para reducir riesgos de accidentes y efectos colaterales muy costosos.
Fuente: Ingeniería Arquigráfico.