CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

martes, 7 de marzo de 2017

Efectos de la actividad humana en el cambio climatico.

El Museo de Ciencias Naturales presentó “Antropoceno: la era del cambio global”. Una exposición representativa de los efectos de la actividad humana sobre el planeta.

El Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) es el protagonista de la exposición "Antropoceno: la era del cambio global", un recorrido sobre los efectos de la actividad humana en el planeta. A través de los cambios en el clima y en otros proceso clave, la muestra explica el pasado y presente de nuestra huella en la Tierra, a la vez que propone soluciones para el futuro.

“Con esta exposición queremos poner de manifiesto que las implicaciones de nuestra actividad van más allá del cambio climático. Nuestro impacto en el funcionamiento del planeta empezó a ser significativo a medida que nos concentramos en las ciudades y despegó con la revolución industrial; y está generando ahora un ritmo de cambio ambiental sin precedentes en la historia geológica de la Tierra”, explica Fernando Valladares, investigador del MNCN-CSIC y comisario de la exposición.
La muestra incluyó una estalagmita en la que se observan los cambios climáticos que ha habido en la península ibérica desde hace más de 2000 años, ejemplares de las colecciones del MNCN-CSIC que ilustran la pérdida de biodiversidad que estamos viviendo y maquetas geológicas que explican aspectos del cambio global como la dilatación de los océanos y la subida del nivel del mar. “Tratamos de transmitir por qué se están produciendo grandes cambios ambientales y qué podemos hacer cada uno para mitigar sus efectos, sin entrar en un alarmismo que solo conseguirá paralizarnos”, comenta Valladares.
Esta muestra ha sido posible gracias a la colaboración entre el MNCN-CSIC, LINCGlobal –un proyecto del CSIC, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad Federal de Río de Janeiro para investigar las causas y consecuencias del cambio global en Iberoamérica, y difundir ese conocimiento a la sociedad– y Greenpeace, que ha aportado su experiencia y materiales audiovisuales sobre los efectos de este fenómeno en el Ártico.
Cinco protagonistas
El recorrido de la muestra está guiado por cinco personajes. La mujer neandertal Nhu explica los cambios climáticos abruptos que se vivieron durante el Holoceno, la era geológica en la que se expandieron los humanos modernos, Homo sapiens. Aunque todavía de manera muy limitada, a principios de esta era ya se perciben cambios ambientales importantes que produjeron la caza, el uso del fuego, la agricultura o el establecimiento de los primeros asentamientos.
Carolina, un personaje inspirado en la astrónoma Caroline Herschel, que vivió en plena revolución industrial, introduce al visitante en el comienzo de la nueva era geológica en la que estamos inmersos, el Antropoceno. Es el inicio del modelo de desarrollo actual, que se caracteriza por el aumento de la población humana y el desequilibrio de importantes ciclos biogeoquímicos como el del carbono, debido a la demanda de energía y la explotación de combustibles fósiles.
Alex, un científico del siglo XXI, es el encargado de mostrarnos cómo el desarrollo de mega ciudades y grandes infraestructuras, la sobreexplotación de los recursos naturales y la presión agraria, obligada a alimentar a una población cada vez mayor, han acelerado el cambio global. Todas estas acciones tienen un reflejo en el aumento de la temperatura del planeta, la esencia del cambio climático.
La proyección del mundo que nos espera para 2050 la hace Nyaring, una niña sudanesa que, debido a la escasez de agua y alimentos, se ve obligada a migrar junto a su familia en busca de una nueva oportunidad.
El quinto y último ámbito lo protagonizan los visitantes de la muestra. Frenarlos efectos del cambio global implica tomar medidas estratégicas contundentes. El final de la exposición trata de hacer partícipe al público no solo del problema sino también de su solución.
Fuente: MNCN-CSIC: Antropoceno CULTURA CIENTÍFICA. 12/12/2016.