CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

martes, 14 de febrero de 2017

Respuestas biologicas al cambio climatico.

Es de esperar que el cambio climático altere los procesos biológicos, manifiestan los científicos del CREAF:
 
En el CREAF llevamos a cabo diversos estudios en los que abordamos estas alteraciones en los últimos miles de años, en los últimos siglos y en las últimas décadas. Hemos visto cómo las especies están avanzando su actividad en el tiempo (la primavera biológica llega antes) y se desplazan en el espacio hacia mayores altitudes, y que no todas las especies responden igual. Los efectos de estos cambios específicos sobre el funcionamiento de los ecosistemas pueden ser sustanciales.
El efecto invernadero está produciendo, y parece que ha de seguir produciendo, un aumento de la temperatura y de la sequía en nuestra zona. El estudio de los efectos que estos cambios climáticos pueden tener sobre los ecosistemas lo abordamos con: (1) el estudio paleoecológico de cilindros sedimentarios de los últimos 10.000 años; (2) el estudio del material de herbario y museístico de los últimos siglos; (3) el estudio de los cambios ecofisiológicos y demográficos de la vegetación mediterránea en respuesta a las cambiantes condiciones climáticas naturales; (4) el estudio experimental de la vegetación bajo condiciones más o menos controladas, que simulan de los cambios previstos para las próximas décadas por los modelos climáticos; y (5) la modelización de los cambios pasados y futuros.
Entre los numerosos resultados de estos estudios destaca el hallazgo de que el reciente calentamiento global -entre 0,6 y 1,0 °C en los últimos 50 años- ha alterado fenómenos biológicos como el crecimiento de las plantas, la floración, la salida y la caída de las hojas y de los frutos, y las épocas de migración de los animales. Por ejemplo, en Cardedeu (Barcelona) las hojas de diferentes especies de árboles caducifolios salen en promedio 16 días antes y caen 13 días más tarde que hace 50 años. Cambios similares se han observado en todo el hemisferio norte. Los datos de teledetección desde los satélites (series temporales de NDVI) durante las últimas dos décadas, analizadas por distintos centros y también por el CREAF, confirman a una mayor escala espacial este alargamiento del periodo de crecimiento vegetativo.
El conocido aumento en la oscilación estacional de la concentración atmosférica de CO2, que sugiere una actividad creciente de la biosfera terrestre, sería debido, en parte, a este alargamiento. Los cambios en los ritmos de actividad de las distintas especies pueden afectar a sus habilidades competitivas, y, por lo tanto, a su ecología y conservación, con un impacto difícil de predecir en la estructura de las comunidades y el funcionamiento de los ecosistemas. Por ejemplo, se producen asincronías entre las actividades de algunas plantas y sus herbívoros o sus polinizadores.
Entre los efectos que pueden producir estos cambios conviene destacar también los que afectan directamente a los humanos, por ejemplo en aspectos sanitarios como los derivados de la aparición y cantidad de polen (alergias) o de la distribución y población de los agentes que propagan enfermedades, o en aspectos agrícolas como la elección de los cultivos adecuados.
Fig. Ecological effects of phenological changes caused by climate change.

En otro de nuestros estudios, hemos observado notables desplazamientos hacia mayores altitudes de las hayas (70 metros hasta llegar a la cima) y de las encinas (hasta llegar a 1400 m) en el Montseny en las últimas décadas, en una muestra más de los efectos del cambio climático, en este último caso con gran interacción con los cambios en los usos del suelo.
Fuente: CREAF 
Peñuelas J, Filella I (2001). Responses to a warming world. Science 294:793-795.
Peñuelas J, Filella I, Comas P (2002). Changed plant and animal life cycles from 1952 to 2000 in the Mediterranean region. Global Change Biology 8:531-544.
Peñuelas J, Boada M (2003). A global change-induced biome shift in the Montseny mountains (NE Spain). Global Change Biology 9:131-140. 
http://www.creaf.uab.es