CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

martes, 1 de noviembre de 2016

El carbono azul y el cultivo de vegetales submarinos.

El carbono azul se conoce como el CO2 capturado por los océanos y los ecosistemas costeros de todo el planeta, en especial los pastos marinos, los manglares y los corales.
 
Según el programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (2009), “de todo el carbono capturado anualmente en el mundo, aproximadamente el 55% es capturado por ecosistemas marinos”. Por lo tanto, el IPCC (Panel Internacional para el Cambio Climático) indica que la protección, la gestión y la rehabilitación de los sumideros de carbono azul evitaría la pérdida de hasta 450 millones de toneladas de carbono al año, lo que supone una reducción del 10 por ciento de las emisiones globales de CO2 estimadas para 2050.
Acción Verde® pone a su disposición la oportunidad de invertir en la restauración de ecosistemas costeros y marinos, para que mediante la siembra de corales, mangles y pastos marinos, se tomen acciones concretas para resolver la grave problemática de los océanos. Se trata de la conservación de ecosistemas marinos dentro del marco de la “Agenda Azul”, que lleven a la rehabilitación y restauración de estos hábitats estratégicos, pero seriamente degradados por las malas acciones del hombre.
Somos conscientes de la importancia de estos recursos. Nos unimos a la causa en la lucha para la conservación de los ecosistemas costeros y marinos, con Acciones de repoblamiento con árboles de mangle, colonias de coral y próximamente pastos marinos, que den inicio a un proceso de restauración ecológica y el incremento de la oferta de bienes y servicios aprovechables.
Conservar los sumideros de carbono azul es crucial para el establecimiento de las estrategias de adaptación basadas en ecosistemas que reduzcan la vulnerabilidad de las comunidades humanas costeras al cambio climático.
Detener la degradación de los ecosistemas oceánicos y costeros proporcionará mayores oportunidades económicas y de desarrollo para las poblaciones costeras, con beneficios a nivel mundial.
Fuente: Acción verde.