CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

sábado, 2 de julio de 2016

Ozono: Degradacion superficial y afectacion climatica.

El ozono, como variedad alotrópica del oxígeno y de carácter hiperoxidante, tiene propiedades bactericidas, desodorantes, etc., y de protección para la vida humana sobre la Tierra por su capacidad de filtración de los rayos ultravioleta, pero también posee efectos nocivos.
 
Degradación superficial de materiales.
Cualquier doble enlace es altamente sensible a las reacciones cruzadas iniciadas por el ozono. La rotura de las cadenas hidrocarbonatadas da lugar a radicales que pueden ser posteriormente excitados fotoquímicamente para generar más radicales libres. Así se degradan polímeros naturales, como el caucho, el algodón, la celulosa o el cuero, junto a pinturas, elastómeros o plásticos. Sólo cuando los dobles enlaces están protegidos, pueden resistir el ataque.
Un efecto importante hace referencia a la disminución de la intensidad de los colores artísticos afectados por niveles significativos de ozono, entre otros productos. Las concentraciones del mismo en el aire en interiores pueden resultar similares y, a veces superiores, a las registradas en el exterior. Teniendo en cuenta que la humedad relativa del aire intensifica la acción oxidante sobre los colorantes, si las salas de exposición no disponen de mecanismos de climatización adecuados, la decoloración puede llegar a ser perceptible a partir de los tres meses. 
Afectación climática.
Imagen: CIEMAT
El ozono es uno de los llamados gases de efecto invernadero, ya que absorbe en capas bajas de la atmósfera parte de la radiación infrarroja que emite la superficie terrestre, provocando el aumento de la temperatura media del planeta y el consiguiente efecto en el clima. Con el calentamiento global se genera un círculo vicioso, ya que el aumento de temperatura lleva aparejado un aumento de las reacciones químicas y por tanto favorecerá el mecanismo de formación de foto-oxidantes. Así mismo, la temperatura influye en la evaporación de los hidrocarburos y otros compuestos volátiles (COV), que como ya se ha mencionado, son precursores del ozono. Por último, la amenaza de las llamadas olas de calor en los meses de verano, no hará más que agudizar los efectos perniciosos sobre la salud de la contaminación por ozono troposférico.
Acciones sobre la vegetación.
El ozono se encuentra entre los contaminantes atmosféricos más fitotóxicos, resultando más dañinos, o al menos de consecuencias más visibles, los episodios cortos a altas o medias dosis que las bajas exposiciones prolongadas en el tiempo. En ambos casos no obstante, la acción del ozono reduce la fotosíntesis neta y puede aumentar la senescencia prematura, provocando una disminución del rendimiento de los cultivos.