CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

sábado, 11 de junio de 2016

Biodiversidad oculta en ambientes climaticos hiperaridos.

El equipo que dirige el investigador del CSIC Carlos Lado, publica en la revista científica Anales del Jardín Botánico de Madrid los resultados del primer estudio llevado a cabo sobre una nueva especie, Didymium peruvianum, descrita en zonas áridas costeras y andinas de Perú.  
 
Imagen Carlos Lado: Didymium Peruvianum.

La nueva especie viene a sumarse al cada vez más extenso grupo de Myxomycetes de ambientes extremos neotropicales. Los resultados del primer estudio realizado sobre los Myxomycetes de las regiones hiperáridas de Perú, elaborado por un equipo internacional de científicos dirigido por Carlos Lado, investigador del Real Jardín Botánico de Madrid (CSIC), acaban de ser publicados en la revista Anales del Jardín Botánico de Madrid.

"Es el momento de empezar a pensar en los desiertos como posibles 'hotspots' de biodiversidad oculta", asegura el Dr. Lado.
Imagen Carlos Lado: El Didymium Peruvianum ha sido descrito en zonas hiperáridas del litoral marítimo de los Andes (Perú).
Este estudio forma parte del proyecto MYXOTROPIC (www.myxotropic.org) y recoge el trabajo realizado por este equipo durante tres años consecutivos en 96 localidades peruanas situadas entre 0 y 1.500 metros de altitud, en el denominado desierto costero. Es la región más árida de este país andino y continúa, de modo natural, el desierto chileno de Atacama.
Durante este trienio, han obtenido 723 colecciones de Myxomycetes pertenecientes a 6 órdenes, 23 géneros y 78 especies diferentes. La diversidad y abundancia de especies ha sido sorprendentemente alta para un ambiente tan hostil. "Los resultados muestran que las zonas áridas, a pesar de sus condiciones climáticas extremas, son ricas en Myxomycetes, y que cada área tiene un conjunto único de especies", apunta el científico Carlos Lado quien añade que, "las plantas endémicas, dominantes en las formaciones de lomas, tuvieron una relevancia especial como sustrato para los Myxomycetes".
El trabajo ahora publicado está lleno de novedades, y además de la citada nueva especie, dos especies más de Myxomycetes se han encontrado por primera vez en la región Neotropical, cuatro son nuevos registros para América del Sur y cuarenta y una especies se desconocían de Perú, con lo que se ha incrementado en un 50% las especies conocidas de este país. A la vista de estos resultados comenta el Dr. Lado, "es el momento de empezar a pensar en los desiertos como posibles 'hotspots' de biodiversidad oculta".
Predominio de los representantes del orden Physarales.
Pero el estudio no se ha limitado a la catalogación de las especies, también se han analizado aspectos ecológicos, el Dr. Lado destaca el hecho "del predominio de los representantes del orden Physarales caracterizados por sus estructuras calcáreas, lo que refuerza resultados previos, así como la importancia que las nieblas costeras, las denominadas garúas, tienen como único aporte hídrico que las especies reciben para sobrevivir".
En este estudio publicado en la revista Anales por los investigadores Carlos Lado y Diana Wrigley de Basanta, del Real Jardín Botánico-CSIC; Arturo Estrada Torres, del Centro de Investigación en Ciencias Biológicas de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, en México; y Steven L. Stephenson, del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de Arkansas, se incluyen comentarios de las especies más inte­resantes o poco comunes, así como fotografías realizadas con microscopio electrónico de barrido, una evaluación estadística de los resultados y un análisis de posibles patrones de distribución de las especies.
Fuente: Real Jardín Botánico de Madrid (CSIC).
Carlos Lado, Diana Wrigley de Basanta, Arturo Estrada-Torres y Steven L. Stephenson. E032 2016. Myxomycete diversity in the coastal desert of Peru with emphasis on the lomas formations. Anales del Jardín Botánico de Madrid.