CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

sábado, 28 de mayo de 2016

Corrosion: La patologia de las conducciones sanitarias.

Podemos hablar de una patología por corrosión cuando se produce uniformemente y con la misma velocidad un deterioro sobre toda la superficie metálica. En tuberías de hierro, acero galvanizado y acero inoxidable normalmente da lugar a la formación de capas de hidróxidos que producen agua de color rojo; en tuberías de cobre, generalmente se forman carbonatos que aportan coloración verde al agua. Es el tipo de corrosión que produce normalmente un agua con carácter muy agresivo.
En conducciones de saneamiento, en función del material distinguimos dos tipos:
1.- Corrosión de las tuberías de hierro fundido. 
En las tuberías de hierro fundido pueden aparecer varios procesos:
Por inmersión. Es el más general, debido al contacto continuo de la tubería con el agua potable que debido a su alto contenido en oxígeno, facilita la aparición de corrosión al disolver los posibles depósitos de CO3Ca que aparecen en las paredes interiores de las tuberías. La lesión es continua y uniforme a lo largo de la tubería.
Por aireación diferencial. Este tipo de corrosión se debe al depósito de partículas extrañas, normalmente arrastradas por el agua, sobre la superficie metálica interna de las tuberías. El agua contiene una pequeña cantidad de oxígeno disuelta en ella. Este oxígeno provoca la oxidación de la superficie interna del tubo. Cuando dos metales distintos están en contacto directo, se produce una diferencia de potencial (micro pila).Cuando además del contacto directo existe agua entre los dos metales, se produce una reacción electroquímica que conduce a la corrosión del metal más débil, el cual siempre será el metal no oxidado.
El proceso de corrosión produce la disolución del material metálico situado bajo la partícula (zona anódica). Los productos generados en la corrosión van rodeando la partícula, dando lugar a la formación de óxidos que se acumulan en forma de pequeños montículos que irán creciendo en volumen a medida que la partícula avanza a través de la pared metálica del tubo.
Debido a un par galvánico, cuando existe contacto entre dos metales distintos. Suele ocurrir en uniones de tubos de hierro, o de acero galvanizado, con tubos de cobre, incluso aunque se introduzcan manguitos aislantes de plástico.
Cuando esto ocurre, el metal más activo (menos noble) se corroe de forma muy rápida. Utilizando metales distintos en una misma instalación, siempre debe instalarse el menos noble antes que el más noble. Así, si por ejemplo utilizamos acero galvanizado y cobre, siempre deberemos instalar el acero galvanizado antes que el cobre, ya que entonces las partículas de cobre que pueden desprenderse, irían al acero galvanizado, iniciando un fenómeno de corrosión galvánica, debido a la presencia de algas y lodos orgánicos en el agua.
2.- Corrosión de las tuberías de fibrocemento. 
En las tuberías de fibrocemento los ácidos procedentes de los deshechos fecales son capaces de disolver los álcalis del cemento y reducir la sección de las paredes, lo que con el tiempo produce, incluso, su desaparición.
Factores que influyen en la corrosión de las instalaciones sanitarias.
- pH del agua
- Sólidos disueltos en el agua (mineralización)
- Temperatura
- Contenido iónico
- Presencia de partículas sólidas en suspensión
- Mezcla de metales
- Presencia de oxigeno en el agua
- Exceso de anhídrido carbónico libre
- Velocidad de circulación del agua
- Presencia de cloro en exceso
- Calidad y características de los materiales
- Corrientes galvánicas
Para evaluar la resistencia a la corrosión de los materiales empleados en las instalaciones sanitarias, es necesario realizar ensayos de control de calidad,  especialmente con cámaras de ensayos de laboratorio.