CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

jueves, 3 de marzo de 2016

Cultivo de arabidopsis thaliana en condiciones climaticas extremas.

La Arabidopsis thaliana, conocida simplemente como arabidopsis, es una planta herbácea de pequeño tamaño, aparentemente considerada como una “mala hierba” a juzgar por su crecimiento en cunetas o cualquier lugar fuera de control. Pero nada más lejos de la realidad científica.

Imagen: CSIC.

Esta humilde planta, de la familia de las crucíferas, ha despertado la curiosidad de la comunidad científica internacional; tanto es así que ya fue incorporada como objeto de investigación en el laboratorio hace casi medio siglo, y actualmente se cuentan por  miles los investigadores que intentan descubrir los secretos de su cultivo y desarrollo, especialmente en el campo de la agrigenómica.
Es de destacar que, por primera vez en el año 2000 se obtuvo la secuencia de su genoma secuenciado, llegando a ser en la actualidad uno de los más importantes vehículos para el estudio de muchos aspectos de la biología de las plantas.
Sus características únicas ofrecen una serie de ventajas a la hora de considerarla como modelo de investigación.
Actualmente, la estrategia más utilizada por los investigadores para prevenir las grandes pérdidas económicas que originan las enfermedades de los vegetales alimentarios es la incorporación de estos genes de resistencia frente a las plagas.
Por lo tanto, la clonación y caracterización de genes de resistencia de Arabidopsis que condicionan resistencia para diversos patógenos, es una de las más frecuentes herramientas de trabajo en fitopatología molecular, ya que de esta manera genes de resistencia clonados en Arabidopsis podrían ser transferidos a otras crucíferas relacionadas para su uso directo, o emplearse como sonda para la búsqueda y el aislamiento de genes homólogos de especies comerciales importantes tales como trigo, patata o tomate.
Un aspecto muy importante para el estudio de la Arabidopsis es la evaluación de su desarrollo frente a condiciones climáticas extremas, tales como la temperatura, la humedad o la radiación solar.
Para ello se utilizan las cámaras climáticas de cultivo, capaces de simular cualquier tipo de condición ambiental extrema que pueda producirse en cualquier superficie de la Tierra.
Fuente: CSIC