CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

domingo, 31 de enero de 2016

Investigacion para nuevas aplicaciones cientificas del grafeno.

Una película de grafeno, del tamaño de hasta una sábana y de un átomo de espesor, dura y flexible, con alta sensibilidad a la luz, y además capaz de conducir la electricidad, representa un cosmos de posibilidades científicas de aplicaciones inmensas. No es de extrañar que la Academia de Ciencias Sueca concediera el Premio Nobel de física a sus descubridores en el 2010.

El grafeno es capaz de transformar la  luz en electricidad a una escala de femtosegundos (o milésimas de una billonésima de segundo). “La rapidez es esencial en todas las aplicaciones relacionadas con las comunicaciones, como las de móviles y ordenadores”, explicó  Koppens, investigador del IFCO a la revista Nature Nanotechnology.
Frank Koppens y Gerasimos Konstantatos del Instituto de Investigaciones Fotónicas (IFCO) desarrollan dispositivos avanzados tales como cámaras dotadas de visión nocturna que podrán hacer buenas fotos y filmar buenos vídeos incluso sin luz, parabrisas que aumentarán la luminosidad de la carretera y el paisaje cuando se conduzca de noche, etc., entre otros múltiples usos.
Todo ello es posible gracias al grafeno, el material más delgado y resistente que se ha descubierto y que está formado por una hoja de átomos de carbono ordenados en un plano.
La clave de este invento ha sido situar una capa cristalina de puntos cuánticos (la especialidad de Konstantatos) sobre la hoja de grafeno (la especialidad de Koppens). Los puntos cuánticos son esferas de 5 nanómetros de diámetro que absorben la luz con gran eficiencia, de este modo, se ha podido superar el obstáculo que planteaba la baja capacidad de absorción de luz que tiene el grafeno.
Los resultados de la investigación concluyen la viabilidad de multiplicar por mil millones la sensibilidad del grafeno a la luz, lo cual abre la vía a crear innovadores productos de fotodetección de bajo coste, como las cámaras de visión nocturna y detectores de moléculas (basados en el análisis espectroscópico de la luz que reflejan) para el diagnóstico médico o la industria farmacéutica entre otras muchas nuevas aplicaciones.
Si bien es cierto que desarrollar estas aplicaciones requerirá hacer flexibles también otros componentes estructurales y de control de los equipos y sus sistemas, también lo es que ya se está trabajando para lograrlo, manifestó Koppens.
Fuente: Grafeno