CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

jueves, 14 de enero de 2016

Cultivo climatico de bacterias rojas del azufre.

Las bacterias rojas del azufre, también conocidas como bacterias púrpuras del azufre, son microorganismos autofotosintéticos (capaces de realizar por sí mismas la fotosíntesis). 

Este tipo de bacterias se encuentran principalmente en lagos y manantiales sulfhídricos de origen volcánico, cuya atmósfera circundante tiene carencia de oxígeno; de ahí que sean catalogadas como anaerobias o microoxigénicas. Esto hace que no utilicen agua como medio reductor, sino el propio anhídrido sulfuroso (SH2) del medio.
Imagen: Bacterias púrpuras del azufre del estanque de la casa de La Grossa, en Calders (Barcelona).
Su fotosíntesis es estimulada mediante el espectro solar de longitud de onda visible (luz día) con predominio del rojo; de ahí que tengan color rojizo debido a su contenido en carotenoides.
Hay que añadir, no obstante, que estas bacterias rojas pueden coexistir en lechos profundos con otras de color verde, en ausencia de luz (de hecho se han encontrado en fumarolas marinas a gran profundidad).
Los lagos más idóneos para el crecimiento de las bacterias rojas son aquellos en los que el agua sedimentaria salina del fondo, rica en azufre, no se mezcla con el agua más dulce de la superficie (debido a su diferencia de densidad), produciéndose un flujo ascendente de gases sulfurosos. En este escenario nos encontramos con que, en el fondo anóxico, las bacterias púrpuras del azufre pueden formar masas densas de células llamadas floraciones.
Debido a que las aguas de esta naturaleza suelen estar influenciadas por actividades volcánicas, la temperatura juega un papel relevante en la producción de este tipo de bacterias.
A escala de laboratorio se pueden cultivar este tipo de bacterias por medio de frascos erlenmeyer de vidrio pyrex con tapón hermético (para evitar la entrada de oxígeno) en cámaras climáticas con control de temperatura y radiación lumínica de longitud de onda selectiva para la fotosíntesis de los carotenoides.