CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

sábado, 9 de enero de 2016

Cable electrico superconductor eco climatico.

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Autónoma de Barcelona  ensayaron con éxito el cable de distribución de energía eléctrica más potente del mundo, capaz de transportar hasta cinco veces más energía que los sistemas actuales. 

El prototipo, financiado por Endesa, permitiría alcanzar mejoras de más del 50% en la eficiencia de los sistemas, lo que no sólo supone un importante ahorro energético sino también una significativa reducción de emisión de CO2, ya que en la generación de electricidad se usa un alto porcentaje de combustibles fósiles.

El director del proyecto, Xavier Obradors, del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (CSIC), señaló su importancia: “El proyecto es imprescindible porque el sistema eléctrico actual, del que dependemos hasta límites insospechados, no está preparado para afrontar el previsible crecimiento de la demanda, mientras que un sistema eléctrico superconductor como el que desarrollamos facilitaría que pueda satisfacerse dicha demanda, a la vez que se disminuye la aportación de gases generadores de cambio climático”. 

El nuevo modelo de cable utiliza el nivel de corriente más alto hasta la fecha, 3.200 amperios frente a los 600 actuales, y su capacidad de transporte equivale a entre seis y ocho cables subterráneos convencionales de similar dimensión. Esta mayor densidad permitiría reducir el impacto ambiental de los tendidos eléctricos y supondría un ahorro de recursos urbanos gracias a la reducción de espacio. 

“Además, con los nuevos sistemas superconductores el sistema eléctrico será más seguro, eficiente y limpio, porque los transformadores serán ignífugos y se utilizarán limitadores de corriente para evitar la desconexión en cadena de transformadores y generadores”, añadió Obradors. “Estas desconexiones se producen generalmente en caso de averías y generan grandes pérdidas económicas además de molestias a la población”, explicó.
En la investigación y realización del prototipo participaron el CSIC, la Universidad Autónoma de Barcelona, Labein-Tecnalia, Nexans y Endesa. La financiación corrió a cargo de Endesa, que en 2007 concedió a la investigación el premio Novare de eficiencia energética, con una dotación de 500.000 euros.
Nuevos materiales superconductores
La tecnología superconductora no sólo se limita a los cables, sino que abarca también transformadores, motores, dispositivos de almacenamiento magnético y mecánico y limitadores de corriente.
En este sentido, la investigación también profundizó en los procesos de producción de materiales de segunda generación y bajo coste basados en métodos de deposición química (proceso químico para depositar capas delgadas de materiales sobre una superficie). Dicha tecnología fue desarrollada por los investigadores del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona del CSIC, que han conseguido densidades de corriente únicas en el mundo y avances significativos hacia su industrialización.
Una de las primeras aplicaciones de esta tecnología pudo verse en el marco del proyecto europeo Eccoflow, con participación del CSIC y Endesa, que llevaría a cabo las pruebas de campo del llamado SFCL (limitador superconductor de corriente de falta), un nuevo elemento de protección para redes de distribución cuya principal novedad es el uso de un recubrimiento de óxido de itrio, bario y cobre.
Fuente: CSIC 30/04/2010