CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

jueves, 29 de diciembre de 2016

Taller de alta temperatura y corrosión en geotermia, petróleo y gas en USA.

Se trata de un taller realizado por la Sociedad de Ingenieros Petroleros (SPE) y el Consejo de Recursos Geotérmicos (GRC) en Alta Temperatura y Corrosión en Perforación y Producción – Explorando las Sinergias entre la Geotermia y la industria del Gas y Petróleo, que se llevará a cabo del 21 al 22 de Marzo de 2017, en el hotel Marriott Courtyard Mission Valley en San Diego, California, EE.UU.

Imagen: Pozo petrolero en North Dakota (fuente: flickr/ Tim Evanson, creative commons).

Los pozos geotérmicos se pueden encontrar con una serie de condiciones agresivas que incluyen alta  salinidad y  bajo pH en el recurso geotérmico en Salton Sea; gas ácido en la zona de Geyser; y fluidos bifásicos ácidos en Indonesia y Filipinas.
Alrededor del “anillo de fuego” y de otras zonas como en Islandia y Kenia, se encuentran pozos geotérmicos en condiciones de alta agresividad, altas presiones, altas temperaturas y corrosión. Estas condiciones de alta temperatura y alta presión, son análogas a las condiciones experimentadas en los proyectos de exploración y producción de gas y petróleo (E&P). Al mismo tiempo, existe una variedad de técnicas de perforación avanzadas, control de escalamiento y corrosión desarrolladas en la industria de E&P que serían beneficiosas en aplicaciones geotérmicas. 
Para mostrar estas sinergias naturales, SPE y GRC se han unido para desarrollar un Taller de Tecnología Aplicada en alta temperatura y corrosión en perforación y producción. Este workshop conjunto, juntará a investigadores, ingenieros, técnicos de campo relacionados aguas arriba con E&P, corrosión y energía geotérmica. La exploración de temas comunes relacionados al campo, a través de estudios de casos y aplicaciones, este evento espera mejorar la habilidad para desarrollar los recursos subterráneos de forma segura y eficiente.
Los temas de discusión incluyen:
Técnicas de perforación en alta temperatura.
Tecnologías de alcance de pozo.
Cementos y encapsulado para condiciones extremas.
Medición de pozo y herramientas de caracterización de yacimientos.
Desafío de corrosión y escalamiento – Aplicación química innovadora.
Optimización de Equipo y opciones.
Opciones de generación de energía; procesos y materiales. 
Técnicas de control aguas abajo y extracción de minerales.
Los avances en la reducción de H2S.
Tecnologías de pozos de reinyección.
Fuente:ThinkGeoEnergy
Publicado 27 Dec 2016 Carlos Jorquera.

martes, 20 de diciembre de 2016

La sequia climatica ha desertificado un 20% de España.

Un trabajo liderado por investigadores del CSIC constata que un 1% del territorio está degradándose. La simulación realizada indica que los cultivos herbáceos afectados por erosión son el paisaje más proclive a desertificarse.

Imagen: Olivares afectados por la erosión, en Córdoba. / Foto: José Alfonso Gómez Calero.
Un 20% del territorio español ya se ha desertificado, y un 1% está degradándose, según concluye un estudio liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Los resultados, basados en la actualización de dos sistemas de medición, se han publicado en la revista Science of the Total Environment. Con este trabajo se contribuye al establecimiento de un Sistema Integrado de Evaluación y Vigilancia de la Desertificación, objetivo primordial del Programa de Acción Nacional contra la Desertificación, publicado en 2008.
En este trabajo, liderado por investigadores de la Estación Experimental de Zonas Áridas, en Almería, se han desarrollado dos herramientas: un mapa de condición de la tierra que permite conocer la situación de degradación del territorio y sus tendencias, y un conjunto de modelos de simulación sobre cada paisaje de desertificación detectados en el programa, para estimar el riesgo de desertificación de cinco casos representativos y establecer la jerarquía de los factores que intervienen en el proceso.
“Los primeros modelos de simulación implementados revelan que los cultivos herbáceos afectados por erosión son el paisaje más proclive a desertificarse. Además, en cada uso del suelo considerado, los factores dominantes son los climáticos por encima de los socioeconómicos”, explica el director del estudio, Jaime Martínez Valderrama, investigador del CSIC en la Estación Experimental del Zonas Áridas. El trabajo ha sido elaborado con el apoyo de la Universidad Politécnica de Madrid y el Instituto de Economía, Geografía y Demografía, del Centro de Ciencias Humanas y Sociales.
El investigador advierte, sin embargo, que “es necesario estudiar más casos para cubrir la casuística que ofrece el territorio español y que permita reproducir los análisis en distintos lugares. Hasta que se complete dicha tarea no será posible obtener conclusiones robustas y generalizar los resultados expuestos”.
La Convención de las Naciones Unidas de lucha contra la desertificación entró en vigor el 26 de diciembre de 1996. En la actualidad ha sido firmada por 191 países, entre ellos España. Todos los países signatarios tienen la obligación de elaborar y ejecutar un Programa de Acción Nacional contra la Desertificación, que es el principal compromiso contraído con este acuerdo. España publicó su plan en 2008, gracias la centralización de diversos esfuerzos promovidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. La Estación Experimental de Zonas Áridas ha participado desde el principio en su elaboración y redacción.
Fuente: Estación Experimental Zonas Aridas (CSIC 19/05/2016)
Jaime Martínez-Valderrama, Javier Ibáñez, Gabriel del Barrio, María E. Sanjuán, Francisco J. Alcalá, Silvio Martínez-Vicente, Alberto Ruiz, Juan Puigdefábregas. Present and future of desertification in Spain: Implementation of a surveillance system to prevent land degradation. Science of the Total Environment. Doi: 10.1016/j.scitotenv.2016.04.065.

lunes, 19 de diciembre de 2016

EmDrive: Propulsor espacial por microondas.

Aunque parezca ciencia-ficción, la compañía británica Satellite Propulsion Research Ltd (SPR Ltd), una pequeña empresa con sede en el Reino Unido, ha desarrollado una nueva tecnología de propulsión espacial, capaz de revolucionar los sistemas actuales de propulsión por combustión. 

EmDrive (también denominado propulsor de cavidad resonante RF) es un propulsor experimental  inventado por el ingeniero británico Roger Shawyer en el año 2000, que utiliza tecnología de microondas patentada para convertir directamente la energía eléctrica en empuje sin emplear ningún tipo de combustible.  El empuje se produce por la amplificación de la presión de radiación de una onda electromagnética propagada a través de un conjunto de guía de ondas resonantes.
«El EmDrive funciona igual que cualquier otro motor», dice el Dr. Arto Annila, profesor de física en la Universidad de Helsinki y autor principal del artículo. «Su “propelente” son los fotones de entrada en longitudes de microondas». Los investigadores sugieren que los fotones que salen de la máquina interfieren entre sí, de modo que el efecto general parece como si nada estuviera allí.
«En la cavidad de entrada los fotones rebotan hacia atrás y adelante, e invariablemente algunos de ellos van a interferir destructivamente por completo. La tecnología se ha denominado “motor warp”, por su similitud con la planta de energía de la serie de ficción Star Trek». La idea es la misma que las ondas de agua viajando juntas, en el momento exacto en que una cresta alta coincide con un el punto más bajo; las olas se anulan entre sí.
«Los fotones emparejados sin campo electromagnético neto escaparán de la cavidad», dijo el Dr. Annila. «Este flujo de salida de fotones emparejados es el escape de EmDrive. Cuando la cavidad es asimétrica, como el cono cónico, el flujo de salida de fotones emparejados también es asimétrico. Por lo tanto, la pérdida de impulso realizado por los fotones emparejados es desigual. En otras palabras, el empuje no es cero».
Al Dr. Annila se le ocurrió la idea junto con el Dr. Erkki Kolehmainen, un profesor de química orgánica en la Universidad de Jyväskylä, y Patrick Grahn, un multiphysicist de la firma de software de ingeniería Comsol.
«El empuje sin escape es imposible, por supuesto», escribieron los autores. Sin embargo, ciertas cavidades resonantes, cuando se alimentan con microondas, tienen fuerza de empuje sin aparente empuje de escape. Su teoría sugiere que el escape producido por el EmDrive está ahí, pero simplemente no se puede ver.
Si se comprueba que esta tecnología funciona, podría usarse para propulsar vehículos en cualquier forma de viaje, incluyendo transporte terrestre, marítimo, submarino, aéreo y espacial.
Fuente: EmDrive
Mas información en: sprltd@emdrive.com

La humedad y el clima quimico en la vida microbiana marciana.

Curiosity Encuentra Más Minerales Favorables Para Albergar Vida en Marte.

El rover Curiosity de NASA está escalando una montaña marciana con capas, y buscando pruebas de como los lagos antiguos y ambientes húmedos subterráneos cambiaron hace miles de millones de años, creando ambientes químicos más diversos que afectaron su capacidad para la vida microbiana. Image Credit: NASA/JPL-Caltech.
La hematita, los minerales de arcilla y el boro son algunos de los ingredientes que se ha descubierto que son más abundantes en las capas más altas, comparadas con capas inferiores, más antiguas, examinadas anteriormente en la misión. Los científicos están discutiendo qué nos indican estas y otras variaciones sobre las condiciones bajo las cuales fueron inicialmente depositados los sedimentos y cómo el agua subterránea que se desplazó más tarde a través de las capas acumuladas alteró y transportó los ingredientes.
Los efectos de este movimiento del agua subterránea son más evidentes en las venas minerales. Las venas se formaron donde las grietas en las capas estaban llenas de productos químicos que habían sido disueltos en el agua subterránea.
"Una cuenca sedimentaria como esta es un reactor químico", dijo John Grotzinger de Caltech. "Los elementos son redistribuidos. Se forman minerales nuevos y los viejos se disuelven. Los electrones se redistribuyen. En la Tierra, estas reacciones alimentan la vida".
Si alguna vez existió vida en Marte todavía no se conoce. No se ha encontrado ninguna evidencia convincente para ello. Cuando Curiosity aterrizó en el Cráter Gale en Marte en 2012, el principal objetivo de la misión era determinar si esa zona alguna vez ofreció un entorno favorable para los microbios.
El principal atractivo del cráter para los científicos son las capas geológicas expuestas en la parte inferior de su montículo central, el Monte de Sharp. Estas exposiciones ofrecen acceso a las rocas que mantienen un registro de las condiciones ambientales de muchas etapas de la historia del Marte primitivo. La misión tuvo éxito en su primer año, encontrando que un antiguo lago marciano tenía todos los ingredientes químicos clave necesarios para la vida. Ahora, el rover está subiendo la parte más baja del Monte Sharp para investigar cómo cambian las condiciones ambientales antiguas en el tiempo.
A medida que el rover está escalando esta parte del Monte Sharp, los científicos han programado una serie de perforaciones con el taladro del rover para recoger y analizar muestras de esa zona de suelo marciano. Esta técnica de escalado y recogida de muestras cuesta arriba permite al equipo científico obtener muestras de capas progresivamente más jóvenes que revelan la historia antigua ambiental del Monte Sharp.

Fuente: NASA/JPL-Caltech.

domingo, 18 de diciembre de 2016

IceBridge: El hielo artico y el drama de la temperatura climatica.

No sabemos si por ignorancia, o por intereses económicos, todavía quedan negacionistas que se obstinan en posicionarse en contra de la evidencia del cambio climático.; entre ellos el nuevo presidente electo de los Estados Unidos de América, Donald Trump.
 
Si bien es verdad que para la gente común no es sencillo acceder a datos científicos que demuestren el calentamiento global del planeta, y el precipitado cambio climático que está sufriendo el planeta, no hay más que seguir las noticias de la NASA para evidenciar signos verdaderamente alarmantes de esta realidad.
La NASA mantiene en vuelo aeronaves de investigación climática, como es el caso del proyecto “IceBridge”, con la misión de analizar el impacto de las crecientes temperaturas que están afectando a las masas de hielo de los polos terrestres.
Así, el fotógrafo Mario Tama se incorporó al proyecto, tomando imágenes aéreas de la Antártida Occidental sobre el hemisferio Sur, obteniendo múltiples imágenes impactantes, tales como la grieta que apareció ante el objetivo de su cámara.
Foto: Mario Tama, Getty Images.
Gracias a estas imágenes, científicos de NASA y la Universidad de California, Irvine han podido confirmar el retroceso de glaciares más acusado de la historia de la Antártida.
Tras ello, un estudio publicado el 25 de octubre, basado en datos de IceBridge, concluye que la elevación de la temperatura del agua está derritiendo las masas de hielo que sostienen los glaciares, lo cual hace que estén desprendiéndose a alarmante velocidad.
"Por momentos parecía que volaba sobre otro mundo; como si estuviera sobre la superficie lunar o sobre el planeta Venus". Tal es la sensación experimentada por Mario Tama al observar los cambios experimentados por la geografía antártica.
Es tal la tragedia que está evidenciándose, que si no empezamos a tomar acciones drásticas inmediatamente, habremos de lamentar desastres climáticos y gravísimas e irreversibles consecuencias para la sostenibilidad de la vida sobre nuestro planeta.
El drama está servido. 

viernes, 16 de diciembre de 2016

Agricultura neolitica: Primer cultivo vegetal de la historia.

Hace 10.500 años empezó esta práctica, fundamental para el desarrollo de la agricultura. El hallazgo se realizó en el yacimiento Tell Qarassa Norte, situado en el sur de Siria, cerca de la ciudad de Sweida. La investigación, dirigida por el CSIC, aparece publicada en el último número de la revista “PNAS”. 

Hace 10.500 años, en un poblado de Siria empezó una práctica que cambiaría para siempre la forma en la que el hombre se relaciona con su entorno: iniciaron la domesticación de los cereales y, con ello, el origen de la agricultura. Los hallazgos, realizados en el yacimiento sirio de Tell Qarassa Norte, situado cerca de la ciudad de Sweida, son la prueba más antigua de domesticación de tres especies de cereales: la cebada y dos tipos de trigos (la escaña y el farro).
El equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y las Universidades de Cantabria y País Vasco, dirigidos por el investigador del CSIC Juan José Ibáñez, excavó en la zona entre 2009 y 2010. El estudio, en el que colaboran también investigadores de las Universidades de Copenhague y Londres, se publica en el último número de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).
El hombre del Neolítico del que hablamos vivió en un momento de grandes cambios. Recogía trigo y cebada salvaje y, poco a poco, empezó su proceso de domesticación. Es decir, empezaron a crear una economía local basada en el control de la reproducción de los alimentos que consumían.
Los orígenes de la agricultura
Aunque se sabía ya que la domesticación de cereales tuvo lugar en Próximo Oriente, se desconocía si los primeros cereales domésticos habían aparecido en una sola región o en varias simultáneamente y, en el primer caso, de qué región se trataba. "Este proceso se inició cuando las poblaciones de cazadores recolectores comenzaron a recolectar cereales silvestres y más adelante, los cereales silvestres fueron cultivados y cosechados segándolos con hoces. Esta manipulación humana llevó a la selección genética de los granos de cereal. Progresivamente, los caracteres domésticos se fueron haciendo dominantes”, detalla Ibañez.
Precisamente, el estudio en Tell Qarassa ha permitido identificar muestras de cereales que se encuentran en el inicio de este proceso de domesticación. Entre los cereales que se cultivaron en el yacimiento, cerca del 30% muestra caracteres domésticos, mientras que el resto siguen presentando características propias de los silvestres.
”Hemos descubierto que los cereales de Tell Qarassa se sembraban en otoño y se segaban sobre febrero o marzo, cuando no estaban plenamente maduros, para evitar que se desprendieran las espigas en el momento de la siega. El corte se realizaba cerca del suelo, para aprovechar también la paja y una vez cosechado, se procesaba en los patios de las casas y se almacenaba en su interior. Antes de consumirlo, se machacaba en morteros y se molía en molinos de mano”, detalla el investigador del CSIC.
Los datos obtenidos en Tell Qarassa demuestran el avanzado desarrollo técnico de estas primeras comunidades agrícolas y que la domesticación de cereales se llevó a cabo con distinto ritmo en las diferentes regiones de Próximo Oriente. “Queda por saber si la posterior aparición de cereales domésticos en estas regiones se debió al uso de los cereales originarios del sur de Siria que hemos estudiado o si se produjeron otros procesos de domesticación independientes”, concluye Ibañez.
Este proyecto se ha financiado con subvenciones del ministerio de Economía, Industria y Competitividad y el de Educación, Cultura y Deporte, el Gobierno Vasco y la Generalitat de Cataluña, además ha contado con fondos procedentes de tres Fundaciones privadas, la Shelby White-Leon Levy, la Gerda Henkel y Palarq.
Fuente: CSIC 07/12/2016.
Amaia Arranz-Otaeguia, Sue Colledge, Lydia Zapata, Luis Cesar Teira Mayolinic, Juan José Ibañez. Regional diversity on the timing for the initial appearance of cereal cultivation and domestication in southwest Asia. PNAS.

La zona mas fria de Marte procede de CO2 ultracongelado.

La NASA ha ofrecido a los medios la imagen del paisaje más espectacular jamás captado del lugar más gélido del planeta rojo

Espectacular paisaje del lugar más frío de Marte. Image Credit: NASA/JPL-Caltech/Univ. of Arizona.
La imagen fue captada por la cámara HiRISE a bordo de la sonda espacial Mars Reconnaissance Orbiter, MRO, de la NASA.
 
Muchos paisajes marcianos contienen características que son familiares a los que encontramos en la Tierra, como valles de ríos, acantilados, glaciares y volcanes.
Sin embargo, Marte también tiene un lado exótico, con paisajes que son extraños a los terrestres. Esta imagen muestra uno de estos lugares exóticos en el Polo Sur. El casquete polar está hecho a partir de dióxido de carbono (hielo carbónico seco), lo que no ocurre de forma natural en la Tierra. Los pozos circulares son agujeros en esta capa de hielo seco que se expanden unos pocos metros cada año marciano.
Nuevo hielo seco es añadido constantemente a este paisaje mediante la congelación directamente de la atmósfera de dióxido de carbono o al caer en forma de nieve. El congelamiento de la atmósfera limita el frío de la superficie que puede llegar al punto de congelación de -130 ºC. En ninguna parte de Marte puede llegar a hacer más frío, haciendo de este paisaje el más gélido que se puede encontrar tanto en la Tierra como en Marte.

jueves, 15 de diciembre de 2016

Bioestimulantes fitopatogenos para cultivos sostenibles.

Los microorganismos fitopatógenos emiten compuestos que fomentan el crecimiento de las plantas. 
 
Investigadores del CSIC demuestran que una amplia gama de microorganismos nocivos para las plantas producen compuestos volátiles bioestimulantes.  El hallazgo podría aplicarse en la mejora de los rendimientos de los cultivos de manera sostenible.
 
A la izquierda, plantas-control cultivadas en ausencia de compuestos volátiles microbianos. A la derecha, plantas crecidas en presencia de compuestos volátiles emitidos por un hongo fitopatógeno. / CSIC
Una amplia gama de microorganismos, incluyendo hongos y bacterias fitopatógenos, son capaces de emitir compuestos volátiles que fomentan el crecimiento de las plantas, la floración y la acumulación de sustancias de reserva, según ha demostrado un estudio dirigido por investigadores del Instituto de Agrobiotecnología de Navarra (centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Universidad Pública de Navarra y el Gobierno de Navarra).
El hallazgo podría aplicarse en la mejora de los rendimientos de los cultivos de manera sostenible y como una alternativa a los tratamientos agroquímicos convencionales y al fomento de la interacción entre plantas y un reducido número de cepas de microorganismos beneficiosos. Los resultados se publican dos artículos en las revistas Plant Cell and Environment y Plant Physiology.
“Este estudio propone por primera vez el concepto de Bad little critters, beneficial workers, según el cual los microorganismos no beneficiosos constituyen una inexplorada y prometedora cantera de sustancias bioestimulantes de elevado potencial biotecnológico”, explica Javier Pozueta, investigador del CSIC en el Instituto de Agrobiotecnología.
Los artículos recogen además los resultados de los estudios realizados sobre los mecanismos bioquímicos y moleculares implicados en la respuesta “positiva” de las plantas a compuestos volátiles emitidos por microorganismos que, desde un punto de vista antropocéntrico, son considerados como “negativos” o “no beneficiosos”.
Tales estudios demuestran que los compuestos microbianos ejercen un efecto positivo sobre la capacidad de la planta de convertir el CO2 del aire en biomasa. El trabajo es consistente con la idea de que los organismos están relacionados o comunicados entre sí a través de infoquímicos o sustancias mensajeras.
El hallazgo supone una provechosa vía de estudio ante la demanda creciente de alimentos surgida como consecuencia del incremento de la población mundial, así como la progresiva reducción de las superficies cultivables.
El trabajo ha sido realizado en colaboración con investigadores del Centre of the Region Haná for Biotechnological and Agricultural Research de la Universidad de Palacký (República Checa) dentro del marco de colaboración del proyecto internacional I-LINK 0939 del programa i-LINK+, financiado por el CSIC, para la promoción de la colaboración científica internacional.
Fuente: Instituto de Agrobiotecnología de Navarra/CSIC  22/11/2016 
Ángela María Sánchez-López, Marouane Baslam, Nuria De Diego, Francisco José Muñoz, Abdellatif Bahaji, Goizeder Almagro, Adriana Ricarte-Bermejo, Pablo García-Gómez, Jun Li, Jan F. Humplík, Ondřej Novák, Lukáš Spíchal, Karel Doležal, Edurne Baroja-Fernández & Javier Pozueta-Romero. Volatile compounds emitted by diverse phytopathogenic microorganisms promote plant growth and flowering through cytokinin action. Plant Cell and Environment. Doi: 10.1111/pce.12759 Sánchez-López, A.M., Bahaji, A., De Diego, N., Baslam, M., Li, J., Muñoz, F.J., Almagro, G., García-Gómez, P, Ameztoy, K., Ricarte-Bermejo, A., Novák, O, Humplík, J.F., Spíchal, L., Doležal, K., Ciordia, S., Mena, M.C., Baroja-Fernández, E., Pozueta-Romero, J. Arabidopsis responds to Alternaria alternata volatiles by triggering plastid phosphoglucose isomerase-independent mechanisms. Plant Physiology. Doi: 10.1104/pp.16.00945.

Bio Hesperides: Nueva campaña climatica desde la Antartida.

Con un presupuesto de siete millones de euros, el Hespérides, con una dotación de 70 científicos, ha zarpado desde su base de Cartagena, para realizar una nueva misión  científica en la Antártida de casi un año de duración centrada en el cambio climático.
 
El Hespérides es un buque de investigación oceanográfica que pertenece a la Armada española y que tiene su base en Cartagena (Murcia), donde fue construido y botado el 12 de marzo de 1990. 

Su dotación es también de la Armada, quien a su vez es responsable de su mantenimiento. La Unidad de Tecnología Marina (UTM) del CSIC es la responsable del mantenimiento del equipamiento científico del buque y aporta el personal técnico de apoyo para la realización de las campañas oceanográficas.
La investigación que en él se realiza está fundamentalmente dirigida y financiada por el Plan Nacional de I+D+i con evaluación científica por parte de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva. La instrumentación y los laboratorios con los que cuenta le permiten investigar los recursos naturales, la atmósfera, el clima, los recursos marinos, el cambio global, la biodiversidad marina y los riesgos naturales.
El Hespérides ha realizado numerosas campañas de investigación, recorriendo más de 300.000 millas náuticas y acogiendo a más de un millar de investigadores extranjeros. Su casco está reforzado para navegar en las zonas polares de la Antártica y el Ártico, por lo que, además, sirve de apoyo logístico a las bases españolas del Polo Sur.
En esta nueva campaña de casi un año de duración que comienza hoy, y con un presupuesto de siete millones de euros, el buque, al mando del  comandante Aurelio Fernández  y  con una dotación de 70 científicos, desarrollará diversas investigaciones conforme a  los acuerdos del Tratado Antártico, entre las que destacan las siguientes:
1) Evolución de la temperatura en los suelos que se encuentran permanentemente congelados (permafrost) y su progresiva descongelación como indicador de ese calentamiento del planeta.
2) Análisis del espesor de hielo de los glaciares en la isla de Livingston y las descargas de hielo al océano en forma de iceberg y su contribución al aumento del nivel del mar.
3) Búsqueda de especies de plantas especialmente resistentes a situaciones de estrés ambiental.
4) Estudio de la disminución de krill en el océano a través del comportamiento de los pingüinos, que se alimentan de esa sustancia.
5) Investigaciones sobre especies de flora invasoras.
6) Registros del campo magnético terrestre en función de las mediciones históricas, series meteorológicas, o mantenimiento de las series temporales geodésicas, geotérmicas y oceanográficas en las islas Decepción y Livingston. 

Entre otras.
Fuente: Unidad de Tecnología Marina/ UTM-BIO Hespérides.

lunes, 12 de diciembre de 2016

Las supergalaxias emergen de un cosmos ultracongelado.

Un equipo liderado por el CSIC ha descubierto una enorme reserva de gas frío a 10.000 millones de años luz. El hallazgo, publicado en ‘Science’, abre la puerta a estudiar cómo se formaron las supergalaxias en los inicios del Universo.

Recreación artística del océano de gas helado descubierto en el corazón de un cúmulo de galaxias situado a unos 10.000 millones de años luz (modified from ESO Science Release 1431. ESO/M. Kornmesser. This figure is licensed under CC BY 4.0 International License -https://creativecommons.org/licenses/by/4.0-) 

Las galaxias más grandes del Universo, enormes esferas muy masivas repletas de estrellas, parecen emerger de fríos océanos de gas frío. Este hallazgo, liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y publicado en el último número de la revista Science, apunta a que la formación de las supergalaxias es un proceso muy distinto en el Universo lejano y en el más próximo.
La agrupación de cientos o miles de galaxias da como resultado la formación de cúmulos, cuyo centro es ocupado por las supergalaxias. “Pensábamos que, en el Universo lejano, estas enormes galaxias se formaron a partir de otras más pequeñas, las cuales se fundieron unas con otras impulsadas por la acción de su propia gravedad, tal y como ocurre en el Universo próximo. Sin embargo, hemos visto que todo es mucho más complicado”, asegura el investigador del CSIC Bjorn Emonts, que trabaja en el Centro de Astrobiología, un centro mixto del CSIC y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial.
Los investigadores han empleado radiotelescopios situados en Australia y Estados Unidos para explorar un cúmulo situado a unos 10.000 millones de años luz. En su centro, una supergalaxia, MRC 1138-262, apodada Spiderweb (tela de araña), está formándose inmersa en una enorme nube de gas frío.
“Este océano de gas, que contiene 100.000 millones de veces la masa del Sol, está compuesto mayormente de moléculas de hidrógeno, el material a partir del cual se forman las estrellas y galaxias”, precisa la investigadora del CSIC en el Centro de Astrobiología Montserrat Villar-Martín.
Reciclaje cósmico
Más que observar directamente el hidrógeno que compone este océano, los astrónomos han seguido la pista de un gas traza, el monóxido de carbono, más fácil de detectar. “Ahora sabemos cómo y dónde mirar para buscar reservas gigantes de gas frío en las que crecen las galaxias más grandes del Universo. Con este resultado la tecnología astronómica más puntera tomará impulso para encontrar sistemas similares”, agrega Villar-Martín.
Los científicos desconocen aún la procedencia de ese gas frío. “El monóxido de carbono que hemos detectado está hecho de elementos químicos sintetizados en el interior de estrellas de una generación previa, lo que apunta a una especie de reciclaje cósmico, pero no sabemos con seguridad de dónde proviene el gas o cómo llegó a acumularse en el centro del cúmulo. Para averiguarlo tendremos que mirar hacia este y otros cúmulos lejanos con mayor detalle y adentrarnos así en la infancia del Universo”, concluye Emonts.
Fuente: NASA. 
B.H.C. Emonts, M.D. Lehnert, M. Villar-Martín, R.P. Norris, R.D. Ekers, G.A. van Moorsel, H. Dannerbauer, L. Pentericci, G.K. Miley, J.R. Allison, P. Guillard, E.M. Sadler, C.L. Carilli, M.Y. Mao, H.J.A. Röttgering, C. De Breuck, N. Seymour, B. Gullberg, D. Ceverino, P. Jagannathan, J. Vernet, B.T. Indermuehle. Molecular Gas in the Halo Fuels the Growth of a Massive Cluster Galaxy at High Redshift. Science. DOI: 10.1126/science.aag0512.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Una crisis climatica pudo acabar con el Imperio Romano en España.

Un equipo de investigación en paleoclimatología liderado por el CSIC, en el que han intervenido el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN), el Instituto Pirenaico de Ecología (IPE) y el Instituto de Física Química Rocasolano (IQFR), ha realizado un trabajo de investigación, en virtud del cual, la climatología pudo influir en el declive de la presencia romana en la Península Ibérica.

Imagen: Acueducto romano de Segovia. 

Los investigadores han logrado reconstruir fases negativas de la Oscilación del Mediterráneo durante los últimos tres milenios, un patrón climático determinado por el gradiente de presión entre el este y el oeste del Mediterráneo y que controla las lluvias en el sur de Europa, de tal manera que cuando la Oscilación del Mediterráneo es negativa llueve más en la Península Ibérica.

“Este detallado registro paleoclimático del oeste mediterráneo, realizado en los fondos  sedimentarios del lago Montcortés de Lleida, nos muestra que los periodos de sequias han sido una tónica bastante habitual durante los últimos 3000 años del Holoceno” , según manifiesta  el investigador del MNCN Gerardo Benito.

La reconstrucción, que va desde el año 763 a.C. al 2012, no solo ha ayudado a entender las fluctuaciones del clima mediterráneo, sino que ha permitido a los investigadores calcular con precisión los diferentes periodos de retorno de las tormentas en el pasado. “Gracias a las características del lago, el registro sedimentario es muy detallado por lo que podemos determinar hasta la estación del año en la que se produjeron las tormentas”, explicó el investigador del IQFR Juan Pablo Corella.

La investigación refleja que entre los años 370 y 670, la península Ibérica vivió una etapa climatológica caracterizada por ausencia de lluvias y bajada drástica de las temperaturas, lo cual provocó un periodo de procesos migratorios en Europa y la consecuente influencia socio-económica que pudo probablemente desencadenar  el declive final del Imperio Romano en España.

Fuente: MNCN/IQFR.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Nasa lanza minisatelites de observacion climatica.

Antes de que acabe el año, la NASA lanzará seis pequeños satélites de nueva generación para observar la Tierra, demostrar nuevos enfoques innovadores y estudiar los cambios climáticos de nuestro planeta.

Estos pequeños satélites varían en tamaño desde una barra de pan a una pequeña lavadora y pesan desde unos pocos a 180 kilos. Su pequeño tamaño mantiene los costos de desarrollo y lanzamiento bajos, ya que a menudo hacen un viaje al espacio como una "carga secundaria" en el cohete de otra misión - proporcionando una vía económica para probar nuevas tecnologías y ciencia.
 
"La NASA está utilizando cada vez más satélites pequeños para abordar importantes problemas científicos", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington. "También nos dan la oportunidad de probar nuevas innovaciones tecnológicas en el espacio y ampliar la participación de estudiantes e investigadores para obtener experiencia práctica con los sistemas espaciales".
La tecnología de pequeños satélites ha llevado a innovaciones en cómo los científicos abordan las observaciones de la Tierra desde el espacio. Estas nuevas misiones, cinco de las cuales están programadas para lanzarse durante los próximos meses, estrenarán nuevos métodos para medir los huracanes, el balance energético de la Tierra, los aerosoles y el clima.
Programado para ser lanzado este mes, RAVAN (Radiometer Assessment using Vertically Aligned Nanotubes) es un CubeSat que demostrará una nueva tecnología para detectar ligeros cambios en el balance energético de la Tierra en la parte superior de la atmósfera - mediciones esenciales para comprender los efectos de los gases de efecto invernadero sobre el clima.
En la primavera de 2017, dos CubeSats están programados para lanzarse a la Estación Espacial Internacional para una observación detallada de las nubes. Serán IceCube, que utilizará un nuevo radiómetro de microondas de alta frecuencia para medir el hielo de las nubes y HARP, que medirá las partículas en el aire y la distribución de tamaños de las gotas de nubes con un nuevo método que mira a un objetivo desde múltiples perspectivas.
A principios de 2017, la misión MiRaTA está programada para lanzarse al espacio con el satélite polar conjunto System 1 del NOAA. MiRaTA reúne muchas de las capacidades de un gran satélite meteorológico en una nave espacial del tamaño de una caja de zapatos, según el investigador principal Kerri Cahoy del Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge. Los sensores miniatura de MiRaTA recolectarán datos sobre temperatura, vapor de agua y nubes de hielo que se pueden utilizar en la predicción del tiempo y el seguimiento de tormentas.
CYGNSS será la primera constelación de satélites de ciencia de la Tierra de la NASA. Ocho satélites idénticos volarán en formación para medir la intensidad del viento sobre el océano, proporcionando nuevos conocimientos sobre los ciclones tropicales. Su enfoque novedoso utiliza reflexiones de señales GPS de la superficie del océano para monitorear los vientos superficiales y las interacciones aire-mar en la rápida evolución de los ciclones, huracanes y tifones en todo el trópico. CYGNSS será lanzado el 12 de diciembre desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, en Florida.
A principios de este año la NASA anunció el inicio de una nueva misión para estudiar el interior de los huracanes con una constelación de 12 CubeSats. TROPICS utilizará instrumentos de radiómetro basados en el cubesat MiRaTA que realizará mediciones frecuentes de perfiles de temperatura y vapor de agua durante el ciclo de vida de las tormentas individuales.
Las pequeñas naves espaciales y satélites de la NASA están ayudando a avanzar en la exploración científica y humana, a reducir el coste de las nuevas misiones espaciales, y a ampliar el acceso al espacio. A través de la innovación tecnológica, los pequeños satélites permiten totalmente nuevas arquitecturas para una amplia gama de actividades en el espacio con la posibilidad de saltos exponenciales en la ciencia transformadora.
Fuente: NASA

domingo, 4 de diciembre de 2016

Invernadero de multicultivo climatico La Rinconada.

La compañía Pioneer ha construido en La Rinconada la mayor área de invernaderos dedicados a investigación climática para el cultivo de girasol del mundo. En total 10.000 m2 de instalaciones equipadas con la última tecnología de refrigeración, calefacción, riego por goteo y tecnología de extensión de la duración del día, localizada en la zona de mayor acumulación de radiación solar anual en Europa. El centro cuenta también con 700 m2 de laboratorios dotados con el más avanzado de los equipamientos.

DuPont Pioneer ha invertido casi 9 millones de euros en la construcción de este centro, que cuenta con la mayor área de invernaderos dedicados a la investigación de girasol del mundo. La colaboración de las Administraciones, Junta de Andalucía y Ayuntamiento de La Rinconada, con esta empresa ha hecho posible este proyecto pionero
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, el vicepresidente de DuPont Pioneer, Alejandro Muñoz, y el alcalde, Javier Fernández, han inaugurado recientemente en el municipio de La Rinconada el Centro Tecnológico de Investigación Multicultivo más avanzado de Europa y el más importante de estas características para girasol en el mundo.
Este proyecto ha supuesto una inversión cercana a 9 millones de euros y una vez en pleno rendimiento, favorecerá la creación de más de 150 puestos de trabajo, entre directos e indirectos. La adecuada cualificación de los trabajadores de la zona, además de las características climatológicas y geográficas, fueron determinantes para la elección de La Rinconada como sede de este centro.
Tras la visita ha tenido lugar el acto inaugural en el que Susana Díaz ha destacado que “La Rinconada es uno de los municipios más innovadores del país y es ejemplo de que Andalucía es y será vanguardia en muchos campos. Somos potencia en el sector agroalimentario, de tal modo que la cuarta parte de la producción de este sector es andaluza. Desde el Gobierno andaluz vamos a seguir cuidándolo y mimándolo, vamos a seguir apoyando este tipo de proyectos pioneros, porque tenemos claro que en la innovación y la investigación está la clave del desarrollo agrícola en Andalucía”.
Por su parte, Javier Fernández, ha señalado que para el municipio “este proyecto significa lo que queremos que sea La Rinconada en el presente y en el futuro, apostamos por el sector aeronáutico con datos muy positivos de empleo y facturación, y apostamos por el sector agroalimentario. Nuestro municipio dispone de 12.000 hectáreas de tierra rústica, en una situación privilegiada como es la Vega del Guadalquivir y no vamos a renunciar a ser un referente en la agroalimentación y prueba de ello es este centro que se inaugura hoy. Sólo hay 5 en toda Europa y uno de ellos está aquí”. Además el alcalde ha hecho hincapié en los 35 años de relación de La Rinconada con Pioneer que ha pasado por diferentes etapas y que “espero que sea de muchos años más de crecimiento conjunto y aporte mutuo”.
Durante su intervención, el vicepresidente de DuPont Pioneer ha afirmado que “este centro tecnológico de vanguardia representa el siguiente paso para continuar construyendo nuestro éxito en el sector y para garantizar un aumento del rendimiento sostenible de los agricultores”.
En cooperación con los centros de investigación de Pioneer en Europa y el resto del mundo, el Centro Tecnológico de La Rinconada se centrará en acelerar de forma significativa y hacer más preciso el proceso de desarrollo de variedades de girasol, estas tecnologías avanzadas que mejorar tanto la velocidad como la precisión de los procesos de mejoramiento genético se aplicarán además a otros cultivos.

Fuente: Junta de Andalucía.

jueves, 1 de diciembre de 2016

Temperatura climatica. Descongelación del hielo polar.

La Capa de Hielo Invernal en el Ártico alcanza otro mínimo histórico.

El hielo del Ártico parece haber llegado a un máximo invernal que es el más bajo en los registros por segundo año consecutivo, según un estudio llevado a cabo por científicos del Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve (NSIDC) y la NASA.
Cada año, la capa de agua de mar congelada flotando en la superficie del Océano Ártico y sus mares vecinos se derrite durante la primavera y el verano y vuelve a crecer en los meses de otoño e invierno, alcanzando su punto máximo anual entre febrero y abril. El 24 de marzo, la extensión del hielo marino en el Ártico alcanzó un máximo de 14,52 millones de kilómetros cuadrados, una nueva extensión máxima de invierno que es la más reducida desde que comenzaron los registros por satélite en 1979. 
Es un poco más pequeña que el anterior récord de 14,54 millones de kilómetros cuadrados que se produjo el año pasado. Los 13 máximos más pequeños en los registros por satélite han ocurrido en los últimos 13 años.

Imagen: La extensión del hielo marino en el Ártico alcanzó un máximo de 14,52 millones de kilómetros cuadrados, una nueva extensión máxima de invierno que es la más reducida desde que comenzaron los registros por satélite en 1979. Image Credit: NASA/Goddard.
El nuevo mínimo histórico sigue a temperaturas elevadas récord en diciembre, enero y febrero en todo el mundo y en el Ártico. El calor atmosférico probablemente contribuyó a esta medida máxima más baja, con temperaturas de hasta 6 grados centígrados por encima de la media en los bordes de la bolsa de hielo marino, donde es más delgado, dijo Walt Meier, científico del hielo marino en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.
Los patrones de viento en el Ártico durante enero y febrero también fueron desfavorables para el crecimiento del hielo porque trajeron el aire caliente desde el sur y frenaron la expansión de la cobertura de hielo. Pero en última instancia, lo que probablemente va a jugar un papel más importante en la evolución futura de la extensión máxima del Ártico es el calentamiento de las aguas oceánicas, dijo Meier. "Es probable que vamos a seguir viendo máximos invernales más pequeños en el futuro, porque, además de un ambiente más cálido, el mar también se ha calentado. Esto no permitirá que el borde del hielo se amplíe hasta el sur como solía ", dijo Meier.
"Aunque el alcance máximo del hielo marino puede variar mucho cada año dependiendo de las condiciones climáticas del invierno, estamos viendo una tendencia descendente significativa, y que en última instancia está relacionada con el calentamiento de la atmósfera y los océanos." Desde 1979, esa tendencia ha dado lugar a una pérdida de una capa de hielo marino en invierno de más de 1.605.700 kilómetros cuadrados, que es más del doble del tamaño de Texas.
Fuente: NASA

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Bacterias en el inicio de la vida microbiana.

Reconstruido el proceso de creación rápida de nuevas especies de bacterias en la naturaleza. Nuevos datos apoyan la teoría de que tras la aparición de la vida en la Tierra la diversificación microbiana fue muy rápida. El estudio del CSIC, en colaboración con el Instituto de Craig Venter, ha sido publicado en la revista "The ISME Journal". 
 
Un estudio internacional liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha podido reconstruir al detalle el proceso de creación de una nueva especie de bacteria en la naturaleza. El trabajo, publicado en la revista The ISME Journal y realizado en colaboración con la Instituto de Craig Venter y la Universidad de Pennsylvania, ha tomado como modelo de estudio a las bacterias verdes del azufre que viven en los fondos sin oxígeno del lago de Banyoles (Girona). 
Imagen: CNB/CSIC(Célula infectada por Salmonella. En rojo bacterias de Salmonella).  
El proceso que permite a los microbios desarrollar resistencia a antibióticos y transformar cepas bacterianas inocuas en otras más peligrosas, es un mecanismo de diversificación que tiene lugar mediante el intercambio de material genético entre bacterias. “En nuestro estudio hemos podido observar in situ cómo este intercambio condiciona el éxito o el fracaso de una población de bacterias en la colonización de nuevos ambientes y cómo, mediante segregación ecológica, aparece una nueva especie rápidamente”, explica el investigador del CSIC Emilio Casamayor, del Centro de Estudios Avanzados de Blanes.
Estas especies exitosas en la naturaleza suelen resistirse a ser domesticadas y estudiadas en cultivos de laboratorio. Los investigadores responsables de este estudio han salvado esa dificultad aplicando técnicas de metagenómica en el ADN extraído de las aguas más profundas del lago de Banyoles y mediante reconstrucción bioinformática.
“Una vez purificado, fragmentado y secuenciado el ADN, reconstruimos mediante simulación por ordenador las piezas específicas del genoma de esta bacteria exitosa. No disponemos del organismo en sentido estricto, pero sí hemos podido acceder a los secretos que esconde su código genético y entender las estrategias de su éxito”, añade Casamayor.
Ese éxito radica en los genes que las bacterias han ido tomando prestados de otras especies mediante mecanismos naturales, posiblemente virus infecciosos que también han sido identificados en el estudio, y que les permiten mejorar sus estrategias de captación de luz y poder vivir en el fondo del lago rico en azufre y casi a oscuras.
“La gran capacidad de dispersión de las bacterias y sus números astronómicos junto a estos mecanismos de sexualidad generan un sinfín de combinaciones posibles de acceso a fragmentos de material genético que aceleran extraordinariamente la evolución microbiana”, concluye el investigador.
Las bacterias verdes del azufre fueron una de las primeras formas de vida en la Tierra que desarrollaron la capacidad de realizar la fotosíntesis con ácido sulfhídrico (H2S) y de fijar dióxido de carbono con la energía de la luz. Ahora, con los resultados obtenidos por este estudio, Casamayor y el resto del equipo de investigadores apoyan la teoría que una vez que la vida apareció en la Tierra, la diversificación de la vida microbiana pudo ser muy rápida.
Fuente: CSIC, 10 de noviembre de 2016  
Tomàs Llorens–Marès, Zhenfeng Liu, Lisa Zeigler Allen, Douglas B Rusch, Matthew T Craig, Chris L Dupont, Donald A Bryant, and Emilio O Casamayor. Speciation and ecological success in dimly lit waters: horizontal gene transfer in a green sulfur bacteria bloom unveiled by metagenomic assembly. The ISME Journal. DOI: 10.1038/ismej.2016.93

Pilas de corrosion sulfhidrica en la industria petroquimica.

En todos los procesos derivados de la industria petroquímica, tanto de extracción como de refino, transporte y almacenamiento, existen afectaciones por corrosión en todos los materiales involucrados, interiores de equipos tecnológicos, oleoductos y tanques, debido a la alta agresividad de los medios que se manejan. 
 
El agua que acompaña a los hidrocarburos interviene de modo sustancial en la corrosión derivada del petróleo, ya que contiene sales que aumentan su conductividad y propician el funcionamiento de las “pilas de corrosión”; sulfuro de hidrógeno (H2S), que actúa como depolarizador catódico aumentando la velocidad de corrosión, así como el dióxido de carbono (CO2), cloruros y otras sustancias químicamente activas, que por sí solas, o en interacción con otras, inciden en los procesos corrosivos. 
Imagen: Tratamiento anticorrosivo de depósitos.
Las principales sustancias corrosivas, tanto miscibles como inmiscibles existentes en el agua, citando de forma relevante el dióxido de carbono y el sulfuro de hidrógeno, son algunas de las que actúan como catalizadoras desencadenantes de la reacción de corrosión. Lo anterior, unido a que estas aguas por lo general son salobres, agrava las afectaciones por corrosión al aumentar su conductividad. El proceso corrosivo produce depósitos de sulfuro de hierro que tampoco son deseables para las instalaciones, al margen de la propia desintegración del acero.
La investigación del CIP tiene como objetivo evaluar mediante técnicas electroquímicas el comportamiento del acero CT-3 y el acero 15 para la construcción y reparación de tanques El trabajo concluye que los espectros de impedancia y las curvas de polarización demuestran que el acero 15 presenta mejor resistencia a la corrosión en el agua salobre acompañante del crudo.
Los principales métodos de protección contra la corrosión en interior de tanques son los recubrimientos, protección catódica y en algunos casos inhibidores de corrosión por lo que se plantea como objetivo la búsqueda de soluciones alternativas para proteger el fondo de, por ejemplo, los tanques de almacenamiento de crudo mediante métodos de protección catódica e inhibidores de corrosión utilizando técnicas electroquímicas.

Fuente: Centro de Investigaciones del Petróleo, La Habana (Cuba). A. Cueli Corugedo, Y. Adames Montero y J. Davis Harriet.

Fotobiorreactores LED para cultivo de microalgas por columna de burbujeo.

Un equipo de la Universidad de Almería, formado por Asterio Sánchez Mirón, Francisco García Camacho y Lorenzo López Rosales se han sumado a la tecnología optoelectrónica para la investigación del cultivo de microalgas.
 
Investigadores del Grupo de Biotecnología de Microalgas Marinas de la Universidad de Almería, en colaboración con la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Massey de Nueva Zelanda, han desarrollado un nuevo dispositivo de cultivo de microalgas a escala piloto, cuya principal novedad es la utilización de diodos como fuente de iluminación. El sistema ha sido utilizado para la producción de dinoflagelados, un grupo de microorganismos marinos que generan sustancias bioactivas con diferentes aplicaciones farmacológicas.
El sistema de iluminación diseñado resulta muy barato y permite simular cualquier régimen de iluminación ideado por el usuario. Además, es aplicable a cultivos de una gran variedad de microalgas para volúmenes que pueden ocupar desde unos pocos mililitros hasta miles de litros. A través del nuevo modelo, el metabolismo de las microalgas puede ser dirigido hacia la síntesis de sustancias de interés. También puede imitarse la iluminación solar con la finalidad de evaluar el potencial de cultivo de cualquier especie bajo distintas condiciones.
“La iluminación usando luces de diodo es particularmente atractiva ya que consume menos energía y genera menos calor que las lámparas incandescentes y tubos fluorescentes, usados tradicionalmente en la producción de biomasa a partir de microalgas. Además, los LED pueden ser seleccionados para suministrar luz a cualquier longitud de onda”, explica a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Almería, Francisco García Camacho, responsable de la investigación.
Imagen: Fotobiorreactor en columna de burbujeo con iluminación LED. Dispositivo utilizado en los ensayos.

Tras las investigaciones realizadas, tanto a escala de laboratorio, como a nivel piloto han publicado en la revista Bioresource Technology un artículo titulado ‘Pilot-scale bubble column photobioreactor culture of a marine dinoflagellate microalga illuminated with light emission diodes’, en el que confirman la eficiencia productiva del nuevo sistema.
Nuevas vías de producción
Los dispositivos utilizados en las pruebas son cerrados en columna de burbujeo. Se denominan así porque mantienen al cultivo totalmente aislado del medio ambiente exterior. Su forma en columna ayuda a distribuir la luz y puede ser cilíndrica o rectangular. El burbujeo permite que el cultivo se pueda mezclar con la corriente de aireación.
El dinoflagelado utilizado para esta investigación, Karlodinium veneficum, es uno de los más sensibles a la turbulencia que se genera en los fotobiorreactores y, por lo tanto, requiere un mayor estudio para su explotación a nivel industrial. Además, según indica García Camacho, esta microalga está reconocida como productora de compuestos con potencial aplicación como anticancerígenos y tratamiento del colesterol. Actualmente, otras microalgas de este tipo están siendo evaluadas en fotobiorreactores con iluminación LED construidos por los investigadores del grupo.
“Los dinoflagelados tienen un enorme potencial para descubrir nuevas sustancias que pueden usarse para mejorar la vida de las personas, pero antes debemos conocer cómo lograr producirlos a un coste razonable, actuando sobre todas las partes del proceso, entre ellas, la fuente de iluminación”, concluye el investigador almeriense.
Este sistema mantiene al cultivo aislado del medio ambiente exterior, permite la distribución de la luz y la mezcla con la corriente de aireación.
El trabajo forma parte del proyecto titulado ‘Biotecnología de dinoflagelados marinos. Producción y valorización de su biomasa a escala piloto’, financiado por el Programa Nacional de I+D+i. Con los investigadores de la Universidad de Almería colabora estrechamente el grupo de investigación Productos Naturales Marinos de la Universidad de La Laguna con el objetivo de contribuir a potenciar el uso de dinoflagelados y sus productos derivados como una parte de la bioeconomía basada en la Biotecnología Azul.
Fuente: FUNDACIÓN DESCUBRE 
Francisco García Camacho, Asterio Sánchez Mirón, Elisa Martín Beato, Emilio Molina Grima, Yusuf Chisti, Lorenzo López Rosales: ‘Pilot-scale bubble column photobioreactor culture of a marine dinoflagellate microalga illuminated with light emission diodes’. Bioresource Technology.

Luz atomica: Congelacion de atomos de oro a -260°C.

Un equipo internacional con participación del CSIC ha creado la lente más pequeña del mundo, capaz de focalizar la luz en espacios del tamaño de un único átomo. Los investigadores han utilizado nanopartículas de oro, que permiten ver enlaces químicos individuales en las moléculas.

Composición artística sobre la localización de la luz desde una bombilla a las dimensiones atómicas. Foto: NanoPhotonics Cambridge/Bart deNijs.

Durante siglos, los científicos han creído que la luz no podía ser enfocada por debajo de un tamaño inferior a su longitud de onda, del orden una millonésima de metro. Ahora, un equipo internacional de investigadores con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Cambridge ha creado la lente más pequeña del mundo, capaz de focalizar la luz en espacios mil millones de veces más ajustados, del tamaño de un único átomo. Los resultados han sido publicados en la revista Science. 

“Esta investigación ha utilizado este efecto de atrapamiento de la luz en las proximidades de un átomo para activar e interaccionar con las vibraciones de una molécula situada en sus proximidades. Este efecto se denomina interacción optomecánica, y es muy parecido a tocar una guitarra en la escala molecular. En este caso, en lugar de un dedo percutiendo las cuerdas de una guitarra, es la luz la que hace vibrar los enlaces de una molécula”, señala el profesor Javier Aizpurua, que lidera los esfuerzos teóricos de esta investigación en el Centro de Física de Materiales de San Sebastián, centro mixto del CSIC y la Universidad del País Vasco. Sus investigaciones han permitido entender el confinamiento y la interacción de la luz con las vibraciones moleculares en escalas tan pequeñas.
“Es una interacción optomecánica molecular, y puede utilizarse para conmutar señal óptica, es decir para tocar "notas" específicas y particulares de nuestra "guitarra" molecular: cierta luz hace tocar unas notas, y otra luz no es capaz de activarlas, por lo que existe la posibilidad de conmutar la señal molecular con luz en la escala más pequeña: la atómica”, añade.
“Hemos utilizado oro altamente conductor para fabricar la cavidad óptica más pequeña del mundo que contiene una única molécula, generando de esta forma una nueva manera de estudiar la interacción entre luz y materia”, explica el profesor Jeremy J. Baumberg, de la Universidad de Cambridge. “Esta cavidad –denominada pico-cavidad– está formada por la protrusión de un único átomo en una estructura de oro, y confina la luz a una distancia inferior a una mil millonésima de metro”, añade.
“La construcción de nanoestructuras con control de átomos aislados es tremendamente exigente, y requiere la refrigeración de las muestras a -260°C para congelar los escurridizos átomos de oro”, detalla Aizpurua. Los investigadores iluminaron con luz láser las muestras de oro para construir las pico-cavidades, lo que les ha permitido observar los efectos de átomos aislados en movimiento en tiempo real. "Aunque nadie había atrapado la luz de esta manera con anterioridad, nuestras predicciones teóricas sugerían que esto sería posible, como así ha sido ahora", asegura Aizpurua.
Los átomos de oro se comportan como diminutas cestas conductoras que atrapan la luz, y presentan el potencial de abrir nuevas perspectivas en el campo de las reacciones químicas catalizadas por luz (por ejemplo, en la industria del tratamiento de aguas contaminadas) que permitirán construir complejos moleculares desde componentes más simples, así como desarrollar nuevos dispositivos optomecánicos. Estos dispositivos permiten refrigerar iluminando con luz y pueden ser utilizados en el campo de la información cuántica para tratar estados fotónicos cuánticos para ser utilizados como qubits.
Esta investigación ha sido financiada como parte del proyecto del programa estatal de investigación científica y técnica de excelencia del Ministerio de Economía y Competitividad de España, así como por Consejo de Investigación en Ciencias Físicas del Reino Unido, y el programa Winton de Física para la sostenibilidad.
Fuente: CSIC 11/11/2016 
Felix Benz, Mikolaj K. Schmidt, Alexander Dreismann, Rohit Chikkaraddy, Yao Zhang, Angela Demetriadou, Cloudy Carnegie, Hamid Ohadi, Bart de Nijs, Ruben Esteban, Javier Aizpurua, Jeremy J. Baumberg. Single-molecule optomechanics in ‘pico-cavities’. Science. Doi: 10.1126/science.aah5243.