CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

viernes, 20 de noviembre de 2015

Corrosion metales pasivos. Camaras de niebla salina.

Generalmente, la corrosión es un fenómeno maligno que cursa con la destrucción de los metales como consecuencia de los procesos electroquímicos que se producen en presencia de sustancias  químicamente activas con el propio metal, pero a veces, los procesos electroquímicos  superficiales son beneficiosos para la protección de las estructuras metálicas.
 
Los metales pasivos son aquellos cuyos productos de la corrosión en su superficie, forman una capa protectora que impide que avance el proceso de deterioro metalúrgico. Es el caso del zinc, como ejemplo de tratamiento de “pasivación”.
Los recubrimientos de zinc aplicados sobre los aceros (cincado electrolítico) cumplen dicha función. 
Si observamos una gran variedad de farolas, barreras de protección de autovías y columnas de señalización viaria protegidas mediante recubrimientos metálicos tales como la galvanización, observaremos que superficialmente se ha producido un ligero cambio de apariencia, pasando de una tonalidad brillante inicial a un acabado mas mate y blanquecino, típico del oxido de zinc, que actúa como agente protector del avance de la corrosión.
Para estudiar la resistencia frente a la corrosión de los metales tratados por este método, se utilizan las cámaras de niebla salina capaces de simular los ambientes climáticos representativos del ambiente marino, cuya concentración de ClNa es altamente corrosiva.