CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

domingo, 14 de junio de 2015

Corrosion de automoviles. Camaras de niebla salina.

De todos los sectores relacionados directa o indirectamente con los medios de transporte, como es el caso de la industria militar, naval, ferroviaria, aeronáutica, construcción, electrodomésticos, etc., o de aquellos otros en los cuales los transportes son parte fundamental para el ejercicio de sus actividades, habremos de destacar el sector automovilístico como el que más esfuerzos ha realizado y continua realizando para luchar contra la corrosión.
Inversiones no solo en la adquisición de cámaras de ensayos de laboratorio, sino también en personal científico para investigación y control de calidad.
Es tal el grado de preocupación de los fabricantes de automóviles por la corrosión, que podemos decir que es el sector que más ha aportado históricamente al desarrollo de los medios de protección y al establecimiento de normativas propias, pudiendo definirlo como la punta de lanza de la lucha contra la corrosión.
Y no es para menos, porque de todos los medios de transporte existentes, el automóvil acapara la máxima atención, no solo por el volumen de negocio que mueve, sino porque en él la calidad, la seguridad y el marketing, son aspectos íntimamente unidos.
Dado su uso masivo en todos los entornos ambientales, el automóvil está sometido a múltiples riesgos de corrosión, sobre todo cuando existen erosiones, ralladuras en las carrocerías, desgastes por fricción, fatiga térmica, etc. Así, las circunstancias corrosivas más significativas son las siguientes:
- Exposición al ambiente marino en todas sus variantes bonancibles o tormentosas.
- La circulación en áreas de montaña sobre hielo con alto contenido en sal.
- La exposición a las atmósferas ácidas urbanas e industriales.
- Los efectos corrosivos de las máquinas de lavado (aguas ácidas, detergentes en caliente, abrasión, etc.).
Para investigar la resistencia a la corrosión de los componentes de automoción se utilizan las cámaras de ensayos de laboratorio, como la cámara climática de niebla salina.