CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

lunes, 22 de junio de 2015

Desionizacion capacitiva transversal por aerogeles de carbono.

Una tecnología patentada por la Universidad de Stanford podría revolucionar el mundo del tratamiento de agua. Se trata de la desionización capacitiva transversal, un sistema económico inteligente capaz de conseguir unos ahorros energéticos de entre el 20% y el 40% respecto de los sistemas tradicionales de desionización de agua por resinas intercambiadoras de ion.

Raul Falcón, fundador de Brinergy, es el ingeniero seleccionado por la NASA para llevar a cabo el aprovechamiento de la patente a nivel industrial, de la mano de la empresa fundada por él; Brinergy, la cual ha resultado ganadora de los Premios Emprendedor XXI de La Caixa en Canarias, gracias a los cuales participará en el curso de aceleración del negocio en la Universidad de Cambridge Ignite Fast Track.
El ingeniero mecánico canario acumulaba una experiencia de ocho años en las tecnologías de la desalinización, conocía el funcionamiento de las plantas, controlaba la gestión de las compañías, y disponía de una amplia red de contactos en el sector; justo lo que buscaba la universidad norteamericana, para el relanzamiento comercial de la patente, la cual había sido vendida a una 'spin off' de Silicon Valley, a través de la organización sin ánimo de lucro LatIPnet, ubicada en las instalaciones de la NASA.
Con ello, Brinergy afronta el reto de construir un prototipo real para comercializarlo mundialmente.

domingo, 21 de junio de 2015

Corrosion y salud. Camaras climaticas salinas.

Si tenemos en cuenta que la corrosión es un fenómeno por el cual los metales se desintegran como consecuencia de reacciones químicas electrolíticas, liberando partículas microscópicas de metales y sus cationes, al medio en que se encuentran, no ha de extrañar la evidencia de que dichas partículas metálicas se encuentren por doquier, tanto en medios sólidos, como líquidos y gaseosos y sean absorbidas por los animales y vegetales, pudiendo llegar al hombre, tanto por vía respiratoria como alimentaria. 

La niebla ácida, y la contaminación atmosférica (que pueden recorrer miles de kilómetros), la elaboración de los alimentos y el envasado metálico de los mismos, y el suministro de agua potable a través de tuberías de plomo y cobre, son algunos ejemplos, a los cuales hay que añadir la utilización de los utensilios de cocina.
Llegado a este punto nos vamos a referir a las sartenes, cazuelas, cazos, etc., o incluso el polvo de aluminio que puede acompañar al papel de envasar alimentos.
Por ejemplo, dado que el oxido de aluminio es de color blanco grisáceo y por tanto muy poco escandaloso y de difícil visualización, su presencia suele pasar desapercibida, pero dada su utilización a alta temperatura, en presencia de sustancias diversas, se puede asegurar su incorporación a la cadena alimentaria, de forma lenta pero constante.

El problema de la incorporación de los metales al organismo es la bioacumulación por absorción metabólica no eliminable, lo cual hace que se vaya depositando en determinados y diferenciados lugares del cuerpo, con el consecuente riesgo de efectos adversos para la salud.
Si bien los metales pesados son los más peligrosos para la salud (Pb, Cd, Cu, As, Cr, Hg....etc.) existen serios estudios clínicos que vienen sospechando la influencia del aluminio en la depresión y en enfermedades neurológicas tales como el Alzheimer.
Así, en un trabajo publicado por la revista Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry, relativo a una investigación realizada por un equipo de neurólogos del Reino Unido sobre un grupo de 20.000 personas probablemente afectadas por una contaminación de aluminio en el agua, se hace referencia a los resultados de la autopsia realizada a una mujer británica, Carole Cross, fallecida con 58 años y que sufría una forma muy poco habitual de Alzheimer, con demencia progresiva muy rápida y desenlace fatal, se evidenció la presencia de elevadas cantidades de aluminio en todas las regiones del cerebro afectadas por dicha enfermedad. 
A nuestro entender, sería interesante ensayar la velocidad de corrosión del menaje de hogar, con especial dedicación al aluminio, simulando los diversos factores implicados en los procesos de cocción alimentaria, y entre tanto cabría sugerir la utilización de recipientes de cocina con recubrimientos qumícamente estables a las elevadas temperaturas, tales como los tratamientos superficiales de porcelana, titanio, diamante, etc., los cuales se pueden aplicar sobre acero y otros soportes.
Los recubrimientos orgánicos, tales como los antiadherentes (teflón, etc.,) son peligrosos porque se desprenden con el uso y pueden liberar sustancias peligrosas para la salud.
Para ensayar la velocidad de corrosión de los metales y estudiar la solvencia de los recubrimientos superficiales, se utilizan las cámaras de corrosión alternativa por inmersión en soluciones de diversas composiciones químicamente activas, tales como las cámaras climáticas de niebla salina.
Este tipo de cámaras de ensayos son utilizadas por las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial, universidades diversas y centros tecnológicos, etc.

Influencia de los insectos en los cultivos vegetales.

"Los insectos: ¿amigos o enemigos de nuestros cultivos?" es el título de la conferencia impartida por Elisa Garzo y Arancha Moreno del Instituto de Ciencias Agrarias (ICA, CSIC).

Los cultivos agrícolas  pueden verse afectados por distintas plagas y enfermedades que afectan a su producción, originando grandes pérdidas económicas.

Definimos como “Plaga Agrícola” a los organismos cuya densidad de población excede un umbral preestablecido por el ser humano, ocasionando grandes pérdidas en la cosecha y con ello un perjuicio económico. Por ejemplo, algunos insectos como los pulgones, moscas blancas y los trips, ocasionan daños directos (al competir por los nutrientes de la planta y produciendo melazas que favorecen el desarrollo de hongos sobre las plantas) y daños indirectos (actuando como vectores de patógenos vegetales).

Para controlar estos insectos podemos utilizar la estrategia del Manejo Integrado de Plagas (MIP) que es un método eficaz, respetuoso con el medio ambiente y que se basa en la combinación de diferentes métodos de control (químico, físico y biológico).

Pero no todos los insectos son perjudiciales. También existen “Insectos Beneficiosos” como los enemigos naturales (parasitoides y depredadores) que son insectos que se utilizan para el control biológico de los insectos plaga.


Además hay que resaltar a los insectos polinizadores de las plantas (abejas, sírfidos, abejorros y escarabajos) que son esenciales para mejorar la productividad y calidad de  algunos cultivos como el melón, tomate, naranjas, kiwis, calabaza, calabacín, judías, cebollas etc.


Para estudiar a escala de laboratorio la influencia de los insectos en los cultivos, se emplean sistemas climáticos de simulación ambiental.

Fuente: ICA CSIC (22-05-2015)

Respirocitos. Nano robots para vivir sin respirar.

Respirocito es el nombre de un nano robot diseñado por el Dr. Robert Freitas, investigador del Instituto de Fabricación Molecular de California, que podría sustituir la función de los glóbulos rojos.
 
Se trataría de un sistema artificial semejante a un glóbulo rojo del tamaño de una micra (semejante al de una bacteria) y que podría realizar la función de la hemoglobina, pero con una capacidad de producir hasta 240 veces más cantidad de oxígeno por unidad de volumen que un glóbulo rojo  natural. 

El respirocito tendría la capacidad de producir cerca de veinte mil millones de átomos de oxígeno y aportarlos al sistema pulmonar de los seres humanos de forma médicamente programada.

Imagen: Recreación de respirocitos.

Los respirocitos incluyen sensores químicos y de presión ultrasensibles que podrán ser activados o desactivados a criterio médico mediante ultrasonidos. 

“Una inyección de respirocitos permitiría salvar vidas en circunstancias extremas: Permanecer bajo el agua durante largos periodos de tiempo,  vivir con el corazón parado durante horas, salvar a víctimas de incendios o que hayan sufrido intoxicación respiratoria, etc., etc.”, asegura Freitas.

Además, el equipo de R. Freitas está trabajando en el desarrollo de otros nano robots denominados microbívoros, semejantes a los respirocitos pero capaces de sustituir a los glóbulos blancos. Estos nano robots serían capaces de fagocitar cualquier microorganismo patógeno de nuestro torrente sanguíneo, curando enfermedades o reforzando el sistema inmunológico.

Fuente: CSIC (FECYT 2008). Nanociencia y nanotecnología. Entre la ciencia ficción del presente y la tecnología del futuro.

domingo, 14 de junio de 2015

Corrosion de automoviles. Camaras de niebla salina.

De todos los sectores relacionados directa o indirectamente con los medios de transporte, como es el caso de la industria militar, naval, ferroviaria, aeronáutica, construcción, electrodomésticos, etc., o de aquellos otros en los cuales los transportes son parte fundamental para el ejercicio de sus actividades, habremos de destacar el sector automovilístico como el que más esfuerzos ha realizado y continua realizando para luchar contra la corrosión.
Inversiones no solo en la adquisición de cámaras de ensayos de laboratorio, sino también en personal científico para investigación y control de calidad.
Es tal el grado de preocupación de los fabricantes de automóviles por la corrosión, que podemos decir que es el sector que más ha aportado históricamente al desarrollo de los medios de protección y al establecimiento de normativas propias, pudiendo definirlo como la punta de lanza de la lucha contra la corrosión.
Y no es para menos, porque de todos los medios de transporte existentes, el automóvil acapara la máxima atención, no solo por el volumen de negocio que mueve, sino porque en él la calidad, la seguridad y el marketing, son aspectos íntimamente unidos.
Dado su uso masivo en todos los entornos ambientales, el automóvil está sometido a múltiples riesgos de corrosión, sobre todo cuando existen erosiones, ralladuras en las carrocerías, desgastes por fricción, fatiga térmica, etc. Así, las circunstancias corrosivas más significativas son las siguientes:
- Exposición al ambiente marino en todas sus variantes bonancibles o tormentosas.
- La circulación en áreas de montaña sobre hielo con alto contenido en sal.
- La exposición a las atmósferas ácidas urbanas e industriales.
- Los efectos corrosivos de las máquinas de lavado (aguas ácidas, detergentes en caliente, abrasión, etc.).
Para investigar la resistencia a la corrosión de los componentes de automoción se utilizan las cámaras de ensayos de laboratorio, como la cámara climática de niebla salina.

Induccion climatica y vida extraterrestre. Paradoja de Fermi.

Enrico Fermi fue un físico italiano considerado como uno de los científicos más destacados del siglo XX. Desarrolló el primer reactor nuclear y la teoría cuántica, la física nuclear y de partículas, y la mecánica estadística. En 1938 Fermi recibió el Premio Nobel de Física por sus trabajos sobre radiactividad inducida.

Además también es conocido por la famosa “Paradoja de Fermi” respecto de la existencia de vida extraterrestre: La creencia común de que el Universo posee numerosas civilizaciones avanzadas tecnológicamente, combinada con nuestras observaciones que sugieren todo lo contrario es paradójica, sugiriendo que nuestro conocimiento o nuestras observaciones son defectuosas o incompletas.
Pensemos que, solo en nuestra Vía Láctea hay 400 mil millones de estrellas, y tantas estrellas en nuestra galaxia como galaxias hay en el universo observable; en otras palabras, existen tantas galaxias como estrellas en nuestra Vía Láctea. Solo ello induce a pensar que no parece creíble que estemos solos en este inmenso universo.
Imagen Hubble: Buscando planetas.

La formulación de la paradoja surgió en una época en la que Fermi estaba trabajando en el Proyecto Manhattan cuyo fin era el desarrollo de la bomba atómica estadounidense. La respuesta de Fermi a su paradoja es que toda civilización avanzada en la galaxia, desarrolla con su tecnología el potencial de exterminarse tal y como percibía que estaba ocurriendo en su época. El hecho de no encontrar otras civilizaciones extraterrestres implicaba para él un trágico final para la humanidad.
En un intento por responder a la paradoja de Fermi, el profesor Robin Hanson propuso en 1996 la idea del Gran Filtro como una de las opciones para explicar la paradoja, tales como  que la inteligencia necesaria para alcanzar a crear tecnología avanzada puede ser muy rara, o que la Tierra es un planeta complejo.
Una de las hipótesis formuladas últimamente acerca de por qué no hemos contactado con otras formas de vida extraterrestre podría estar relacionado con un factor  ambiental. 
Según las cifras de los investigadores, las temperaturas de la Tierra deberían haber aumentado hasta 100 grados centígrados. De ser así, la única respuesta al hecho de que todavía existamos  podría ser debido a la aparición de las plantas hace 400 millones de años, propiciando la generación de una atmósfera que  ha logrado reflejar el calor externo hacia el exterior del planeta,  enfriándose la atmósfera hasta  conservar el agua líquida sin perderse. 
Bajo esta hipótesis, habríamos  sobrevivido gracias a un factor simplemente climático.
De ser así, si otros planetas sufrieron procesos semejantes al nuestro, siendo capaces de conservar agua con un clima propicio, durante el tiempo suficiente como para que desarrollase la vida inteligente, entonces otras formas de vida semejantes a la nuestra podrían ser posibles. Otra cosa es encontrarlas.

sábado, 13 de junio de 2015

Peligro por corrosion en edificacion. Camaras de niebla salina y carbonatacion.

El fenómeno de la carbonatación del hormigón es un aspecto muy preocupante dadas las graves consecuencias que puede acarrear, derivadas de la corrosión de las armaduras responsables de la sustentación de las estructuras de las edificaciones.

Son diversos los factores que influyen en la corrosión de las armaduras, especialmente climáticos (oxígeno, temperatura,humedad, pH, etc.) pero la contaminación, en forma de liberación masiva de CO2 a la atmósfera, juega un papel predominante en la conexión electrolítica para la activación del proceso destructivo.
Si bien los hidróxidos de calcio, sodio y potasio, disueltos en el componente acuoso del hormigón, son los responsables del elevado pH que actúa como protector del acero, cuando el CO2 penetra en el hormigón se produce una reacción entre los hidróxidos de la fase líquida intersticial y los compuestos hidratados del cemento, de tal manera que cuando todo el Ca(OH)2, Na(OH) y K(OH) presentes en los poros han sido carbonatados, el pH empieza a decrecer, dando como resultado un medio ácido que produce un constante y progresivo efecto corrosivo en el acero.
Para investigar los fenómenos relacionados con la corrosión de las armaduras por efecto del CO2, se utilizan las cámaras de carbonatación desarrolladas por CCI.
Con este tipo de cámaras es posible investigar la velocidad de corrosión en función de distintas humedades relativas (40, 80 y 98%HR) y diversas concentraciones de anhídrido carbónico, a temperatura controlada.
Las cámaras de corrosión por carbonatación se fabrican bajo la certificación AENOR y son utilizadas por las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Instituto Eduardo Torroja (CSIC), etc.

Camara criogenica de simulacion climatica espacial 5 VF-5.

La primera prueba de resistencia de los sistemas funcionales de las naves espaciales se realiza a escala de laboratorio mediante cámaras de simulación de condiciones climáticas extremas, tales como las que se pueden encontrar en las diversas orbitas  de las vastas extensiones con las que tendrán que enfrentarse.

El centro de investigación  Glenn Research Center de la NASA en Cleveland tiene muchas cámaras de este tipo, pero la cámara 5 VF-5 es muy especial. 
Esta cámara fue diseñada como  apoyo a la evaluación de resistencia funcional de los sistemas de propulsión, de energía eléctrica y de bombeo hidráulico de las naves espaciales, siendo considerada como la de más altas prestaciones del mundo.

Los paneles criogénicos en la parte superior y posterior de la cámara están diseñados para soportar temperaturas próximas al cero absoluto, mediante helio líquido al vacio. A su vez, los  exteriores se enfrían con nitrógeno líquido para reducir las pérdidas.

La mayoría de los dispositivos de propulsión eléctricos, tales como el Pasillo de Propulsores, utilizan xenón como propulsor, que es muy caro, pero lo consiguen recuperar  mediante el helio,  y reutilizarlo, con el consecuente ahorro de costes, tanto para la NASA como para los  clientes que solicitan los servicios de ensayo.

Las bombas de difusión de aceite a lo largo de la parte inferior del tanque cubiertas por tapas circulares utilizan un aceite de silicona de baja presión de vapor para concentrar pequeñas cantidades de gas hasta el punto donde puede ser bombeada mecánicamente desde la cámara.

La cámara VF-5 seguirá proporcionando un entorno de pruebas espaciales avanzadas indispensables  para las futuras expediciones de astronautas al  espacio profundo, incluyendo el planeta Marte.

Fuente: NASA
Michelle M. Murphy (Wyle Information Systems, LLC)

miércoles, 10 de junio de 2015

Corrosion por acidos organicos. Camaras de niebla salina.

Cuando se habla de la corrosividad de los ácidos, se tiene una cierta tendencia a pensar en los ácidos fuertes, si bien existe una importantísima evidencia del protagonismo de los ácidos débiles en la corrosión de metales tales como el cobre, el aluminio y sus aleaciones.

La corrosión por ácidos orgánicos está ocasionada por determinadas atmósferas contaminadas existentes en el interior de espacios cerrados o zonas industriales mal reguladas medioambientalmente.

Dentro de este tipo de atmósferas corrosivas, la más habitual está formada por la existencia de vapores de ácido acético (CH3COOH) en presencia de determinados valores de humedad relativa, a temperaturas controladas. La velocidad de corrosión de este tipo de ambientes es proporcional a la riqueza de ácido disociada en el componente húmedo del aire.
Para la realización de este tipo de ensayos se utilizan las cámaras de ensayos de corrosión acelerada por niebla acética.

Estas cámaras de ensayos de corrosión acelerada y de simulación son utilizadas por los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica, Instituto de Calidad de la Edificación Eduardo Torroja, etc.

CSIC salva la extincion del Hippocampus.

Científicos del Instituto de Investigaciones Marinas, pioneros en el mundo en la cría de caballitos de mar, han conseguido salvar esta especie en peligro de extinción.

El hipocampo, el caballito de mar, es un pez amenazado en todos los mares del planeta. No sólo por ser muy sensible a la contaminación. También, porque es utilizado como amuleto o en la medicina oriental. Científicos del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo (CSIC) han logrado criarlo y reproducirlo en acuarios. Un avance pionero en el mundo que garantiza su supervivencia y tiene, además, una aplicación comercial. 
Más información en: 

martes, 9 de junio de 2015

Corrosion carbonica. Camaras de climas contaminados.

Se define como corrosión carbónica a la producida por el ácido generado como consecuencia de la liberación a la atmósfera de gas CO2 procedente de la combustión de los derivados petrolíferos, el cual, en contacto con el agua o la humedad del aire produce ácido carbónico (CO2 + H2O = CO3H2), el cual, si bien es considerado de carácter débil, ejerce un efecto corrosivo de notoria consideración sobre los metales y determinados recubrimientos, debido a la formación de sales carbónicas de los iones involucrados.
 
Los ensayos de corrosión carbónica, se realizan mediante cámaras de ensayos de laboratorio diseñadas conforme a las normativas internacionales vigentes adoptadas por cada país de aplicación, también denominadas cámaras de climas contaminados, de ensayos Kesternich, o de corrosión por carbonatación.
En ellas lo que se hace es simular un ambiente climático químicamente activo capaz de recrear las condiciones ambientales descritas, las cuales se encuentran en lugares contaminados, tales como las zonas urbanas con gran tráfico de vehículos, calefacciones, etc., o polígonos industriales.
Estas cámaras de ensayos de corrosión acelerada son utilizadas por los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica, Instituto de Calidad de la Edificación Eduardo Torroja, etc.

Ecopoiesis: La camara climatica marciana.

La "ecopoiesis" es un concepto acuñado por Robert Haynes que hace referencia a la obtención de  un ecosistema apto para la vida humana. Desde el punto de vista extraterrestre, se referiría a  la "fabricación de un ecosistema sostenible sobre un planeta actualmente sin vida; un planeta estéril". En base a ello, se trataría de una forma de ingeniería planetaria cuya primera etapa sería la de terraformación; es decir, la siembra inicial de vida microbiana para acercarla a las condiciones de la Tierra. Todo ello pasaría por la producción de plantas,lo que haría posible la producción de oxígeno y su viabilidad para soportar la vida animal.
 
Para ello, Eugene Boland Saaid, director científico de Techshot Inc. de Greenville (Indiana) está investigando con una especie de cámara climática marciana capaz de simular la presión atmosférica del planeta rojo, los cambios de temperatura día-noche y la radiación solar que cae sobre la superficie del planeta.
Cámara climática de simulación marciana. 

Dentro de ella, Boland y su equipo están poniendo a prueba la viabilidad de utilización de organismos pioneros de los ecosistemas mediante el uso de oxígeno del regolito marciano, el hielo subterráneo, la siembra de plantas y, como consecuencia, la obtención de oxígeno y nitrógeno respirables. 
"Esta es una posible forma de apoyar una misión humana a Marte sin tener que enviar botellas pesadas de oxigeno," dice Boland. "Vamos a enviar los microbios y dejar que ellos hagan el trabajo pesado por nosotros."
Boland y sus colegas prevén instalar bancos de pruebas a bordo de un futuro rover, como el Curiosity,  en los lugares marcianos cuidadosamente seleccionados, mediante pequeños dispositivos plantados solo a unos pocos centímetros de profundidad. A continuación, los organismos terrestres seleccionados (extremófilos como ciertas cianobacterias) interactuarían con el suelo de Marte que ha sido capturado dentro del contenedor.

Proyecto NIAC.

El trabajo, financiado por NIAC se dedica a abrir la puerta a una solución biológica para evitar  el envío de cilindros de aire respirable a Marte a un gran costo, dice Boland. Es otra alternativa a un problema conocido del consumo de oxígeno para los exploradores humanos que NASA planea enviar a Marte, añade.
"Soy biólogo e ingeniero, y quiero aportar ambas disciplinas para conseguir un ecosistema apto para favorecer la vida animal en Marte, " Concluye Boland.
Fuente: NASA

lunes, 8 de junio de 2015

Radiacion UV marciana revela atmosfera de oxigeno respirable.

Algún día, cuando los seres humanos vayan a Marte, quizás descubran que, en ciertas ocasiones, el Planeta Rojo tiene cielo de color verde.

Hacia finales de diciembre de 2014, la nave espacial MAVEN (Mars Atmosphere and Volatile Evolution) de la NASA, detectó evidencia de auroras diseminadas en el hemisferio norte de Marte. Las “luces de Navidad”, como las llamaron los investigadores, rodearon el globo y descendieron tan cerca del ecuador marciano que, si se hubieran producido en la Tierra, se hubieran ubicado por encima de lugares como Florida y Texas. 

Un mapa de las detecciones de auroras sobre la superficie de Marte. El mapa fue confeccionado por el Espectrógrafo de Imágenes Ultravioleta (Imaging Ultraviolet Spectrograph o IUVS, por su acrónimo en idioma inglés), deMAVEN en diciembre de 2014 y muestra que la aurora esta diseminada en el hemisferio norte y no confinada a ninguna ubicación geográfica. La aurora fue detectada en todas las observaciones que se llevaron a cabo durante 5 días. Crédito: Universidad de Colorado.

“Es verdaderamente asombroso”, dice Nick Schneider, investigador jefe del Espectrógrafo de Imágenes Ultravioleta (Imaging Ultraviolet Spectrograph o IUVS, por su acrónimo en idioma inglés), en la Universidad de Colorado. “Las auroras de Marte parecen abarcar más que lo que alguna vez imaginamos”. 
Esta no es la primera vez que una nave espacial detecta auroras en Marte. Hace diez años, la nave Mars Express, de la Agencia Espacial Europea, descubrió un brillo ultravioleta que provenía de “paraguas magnéticos”, ubicados en el hemisferio sur. 
A diferencia de la Tierra, Marte no tiene un campo magnético global que envuelva al planeta entero. Por el contrario, el Planeta Rojo posee campos magnéticos con forma de paraguas que “brotan” del suelo como si fueran hongos, a un lado y al otro, pero principalmente se encuentran en el hemisferio sur. Estos paraguas son restos de un antiguo campo global que se descompuso hace miles de millones de años. 
“Los ‘toldos’ que forman los paraguas son los sitios donde esperamos encontrar auroras marcianas”, dice Schneider. “Pero MAVEN las está viendo fuera de estos paraguas; de modo que esto es algo nuevo”. 
Tanto en Marte como en la Tierra, las auroras se producen cuando las partículas energéticas del espacio caen en forma de lluvia sobre la atmósfera superior. En la Tierra, estas partículas son dirigidas hacia los polos por el campo magnético de nuestro planeta. Es por ello que las auroras se ven con más frecuencia alrededor del Ártico y de la Antártida. En Marte, en cambio, no hay un campo magnético planetario organizado que guíe a las partículas hacia el norte o hacia el sur; entonces, pueden ir hacia cualquier lado. 
“Las partículas parecen precipitarse hacia la atmósfera, por donde lo deseen”, afirma Schneider. “Los campos magnéticos del viento solar se extienden sobre Marte, e incluso sobre su atmósfera, y las partículas cargadas simplemente siguen esas líneas del campo hacia la atmósfera, que se encuentra abajo. 
De acuerdo con los datos proporcionados por la nave espacial MAVEN, las partículas solares que dieron origen a las “luces de Navidad” penetraron profundamente en la atmósfera marciana produciendo así las auroras ubicadas a menos de 100 km de la superficie. Eso es más bajo que las auroras que se producen en la Tierra, cuya altura oscila entre 100 kilómetros y 500 kilómetros. 
Al igual que la nave Mars Express hace 10 años, MAVEN posee una cámara ultravioleta; de modo que no está viendo lo mismo que ven los ojos de los seres humanos. ¿Qué vería un ser humano?
Schneider no está seguro. “Todavía estamos haciendo física”, señala, “pero tenemos algunas hipótesis fundamentadas”. 
A pesar de que la atmósfera de Marte está formada principalmente por CO2, contiene algo de oxígeno y esa es la clave para el color de las auroras. Los átomos de oxígeno excitados de la atmósfera marciana probablemente producirían la luz de color verde. 
“Un brillo verde difuso parece ser bastante posible en el cielo de Marte; al menos cuando el Sol está expulsando partículas energéticas”, dice Schneider. 
MAVEN llegó a Marte en septiembre de 2014 en una misión destinada a investigar un misterio planetario: Hace miles de millones de años, Marte estaba cubierto de una capa de aire lo suficientemente masivo como para calentar al planeta y permitir que el agua líquida fluyera sobre su superficie. La vida podría haber prosperado en un medio ambiente como este. En la actualidad, sin embargo, solo queda una pequeña fracción de ese antiguo aire, lo que hace que Marte sea un páramo seco.
¿A dónde fue la atmósfera marciana? Una de las teorías preferidas señala a la erosión provocada por el viento solar. Como Marte ya no posee un campo magnético global que lo proteja, el viento solar podría remover el material de las capas superiores de la atmósfera. La observación de las auroras podría ayudar a los científicos de la misión MAVEN a conocer más sobre este proceso. 
Fuente: NASA

sábado, 6 de junio de 2015

Corrosion acetica. Camaras de niebla salina acida.

Definimos como cámara de ensayos de corrosión acética a una cámara de niebla salina ácida destinada a la simulación del ambiente marino mediante la atomización de soluciones de ClNa a pH neutro, si bien, con la particularidad de que el pH de las soluciones empleadas ha de ser esencialmente descendido a carácter ácido mediante el empleo del ácido acético orgánico (CH3COOH) a pH3.

La resultante de esta solución química, en contacto con los metales involucrados, produce una reacción electrolítica responsable de la corrosión, habida cuenta de la formación de sales diversas tales como las formadas por los iones Cl- y CH3COO- (cloruros y acetatos), con su consecuente desintegración de los metales base.
Con la denominación de AASS, existen diversas normas de aplicación internacional para la realización de los ensayos de niebla acética, entre las que caben destacar: DIN 50.0221, ASTM G1-90, ASTM B-117-95, etc.
Este tipo de cámaras se han de caracterizar por su resistencia a los ácidos y a las altas temperaturas.
Estas cámaras de ensayos de corrosión acelerada y de simulación climática se utilizan para investigación y control de calidad en las entidades de la máxima relevancia y los centros de investigación más prestigiosos existentes en la actualidad, tales como el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas (CENIM), Empresa Nacional Siderúrgica (ENSIDESA), Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), AIRBUS, fabricantes de automóviles, etc.

Polvo del desierto y cambio climatico.

El desierto del Sahara es uno de los climas más inhóspitos de la Tierra. Sus áridas mesetas, sus picos rocosos y sus arenas en constante movimiento envuelven una tercera parte del norte de África, que tiene muy poca lluvia, vegetación y vida.

Mientras tanto, del otro lado del océano Atlántico, prospera el bosque lluvioso más grande del mundo. La exuberante y vibrante cuenca amazónica, situada en el noreste de América del Sur, posee una amplia red de inigualable diversidad ecológica.
Un nuevo video de ScienceCast examina un inverosímil vínculo entre dos continentes. Reproducir el video en idioma inglés: https://www.youtube.com/watch?v=s7lVGhTPQAY&feature=youtu.be
Entonces, ¿qué tienen en común estos climas aparentemente tan diferentes? Están íntimamente conectados por un río de polvo atmosférico intermitente de casi 17.000 kilómetros (10.000 millas) de longitud.
Cada año, intensos vientos del Sahara envían enormes nubes de polvo en un viaje transatlántico hacia la cuenca del Amazonas. Este polvo, en gran parte originario del lecho de un antiguo lago en Chad, es rico en fósforo. Cuando llega al bosque lluvioso, los restos de los organismos del Sahara muertos hace mucho tiempo proporcionan nutrientes cruciales para la flora viva del bosque lluvioso. El fósforo, que es esencial para el crecimiento de las plantas, escasea en el Amazonas. El polvo del desierto que se deposita en el bosque cada año ayuda a reducir este déficit.
Investigadores de la NASA estudian este polvoriento vínculo entre el Amazonas y el Sahara con el propósito de entender cómo funciona y cómo puede verse afectado por el cambio climático.
“Sabemos que el polvo es muy importante en muchos aspectos complejos”, dice Hongbin Yu, un científico atmosférico de la Universidad de Maryland, quien trabaja en el Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center), de la NASA, ubicado en Greenbelt, Maryland. “El polvo afecta al clima y, al mismo tiempo, el cambio climático afecta al polvo”.
“Como investigadores”, añade, “nos hacemos dos preguntas básicas: ‘¿Cuánto polvo se transporta? y ¿Cómo afecta el cambio climático a la cantidad de polvo que viaja a través del Atlántico?’”.
Los datos obtenidos mediante el satélite CALIPSO, de la NASA, el cual fue lanzado en el año 2006, pueden proporcionar las respuestas. Por primera vez, CALIPSO ha cuantificado la cantidad de polvo que realiza el viaje transcontinental; y los números son impresionantes: de las 182 millones de toneladas de polvo (o una cantidad equivalente a casi 700.000 camiones) que abandonan el Sahara cada año, 27,7 millones de toneladas, o el 15% del total, se encuentran dispersas en la cuenca del Amazonas.
CALIPSO, que es la sigla en idioma inglés de “Observaciones de nubes y aerosoles mediante los satélites LIDAR y Pathfinder con sensor infrarrojo” (Cloud-Aerosol Lidar and Infrared Pathfinder satellite observation), utiliza un telémetro láser o LIDAR para analizar la atmósfera de la Tierra y conocer de este modo la distribución vertical del polvo y de otros aerosoles. Rastrea de manera regular el penacho de polvo que viaja desde el Sahara hasta el Amazonas.
Una de las cosas que CALIPSO ha revelado es la variabilidad de la conexión, que ha cambiado hasta alcanzar un 86 por ciento entre 2007 y 2011. ¿Por qué? La respuesta podría estar en el Sahel, que es la larga franja de tierras semiáridas ubicadas en la frontera sur del Sahara. Yu y sus colegas han encontrado una conexión posible entre las lluvias en el Sahel y la cantidad de polvo que se desplaza sobre el Atlántico. Cuanto mayor es la lluvia en el Sahel, menor es el volumen de polvo.
Se desconoce la razón exacta de esta correlación, pero Yu tiene algunas ideas. Es posible que el incremento de las lluvias produzca el crecimiento de más vegetación en el Sahel, dejando así menos arena expuesta a los fuertes vientos. Otra posibilidad se concentra en el viento. La cantidad de lluvia se correlaciona con los patrones de viento que pueden barrer polvo del Sahara y del Sahel hacia la atmósfera superior, lo cual constituye básicamente una supercarretera hacia el Amazonas.
Gracias a las observaciones sin precedentes, en tres dimensiones (3D), del polvo atmosférico, las cuales fueron proporcionadas por CALIPSO, los científicos pueden comenzar a crear modelos destinados a predecir cómo el polvo puede tener un impacto sobre el clima en el futuro; y cómo nutre los frondosos bosques de América del Sur en la actualidad.
Fuente: NASA

Younger Dryas. Historia climatica pirenaica.

Un estudio internacional liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha reconstruido la historia climática del Pirineo durante el Younger Dryas, un episodio de enfriamiento severo que vivió el hemisferio norte hace unos 12.800 años, en la transición al actual periodo interglacial.  Los resultados, publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), describen dos etapas diferenciadas: una muy fría y árida y otra, a partir de hace 12.500 años, con mayor disponibilidad de agua. 
 
Imagen: Cueva de Seso (Huesca)/. Jaume Mas Moiset.
“El Younger Dryas supone una vuelta a condiciones glaciares en un momento en el que la temperatura del planeta estaba aumentando, en la transición de un periodo glacial a uno interglacial. Esa vuelta a las condiciones glaciares ocurrió de forma muy rápida, por lo que consideramos que su estudio es muy interesante por las analogías que existen con el cambio climático actual”, explica el investigador del CSIC Miguel Bartolomé, del Instituto Pirenaico de Ecología.
El cambio que supuso el Younger Dryas tuvo lugar en el transcurso de pocas décadas y tuvo gran repercusión en los ecosistemas terrestres y marinos, así como en los modos de vida y patrones de ocupación de los grupos humanos cazadores-recolectores. Aunque el mecanismo desencadenante aún no está del todo claro, los investigadores creen que el origen de ese cambio climático podría haber estado relacionado con una ralentización de la circulación termohalina en el Atlántico Norte, lo que habría provocado un marcado descenso en el transporte de calor a escala planetaria.
Este estudio constata que el Pirineo es la zona más meridional del hemisferio norte donde se han podido reconstruir estas dos fases climáticas del Younger Dryas. Además, la transición de una etapa a otra se habría producido antes y de forma más gradual allí que en regiones más al norte.
Cueva de Seso 
Los resultados derivan del análisis de los isótopos de una estalagmita de la Cueva de Seso, en Boltaña (Huesca), dentro del Geoparque del Sobrarbe. Estas formaciones permiten estudiar las condiciones ambientales del pasado porque su composición isotópica depende en gran parte del clima en el que se formaron. “Los indicadores analizados en la estalagmita del Seso permiten reconstruir de modo independiente la temperatura media anual y la cantidad de lluvia, y así determinar, sin lugar a dudas, cómo era el clima en el Pirineo durante el Younger Dryas”, añade la investigadora Ana Moreno, del Instituto Pirenaico de Ecología. 
Fuente: CSIC 12/05/2015 
Miguel Bartolomé, Ana Moreno, Carlos Sancho, Heather Stoll, Isabel Cacho, Christoph Spötl,Ánchel Belmonte, R. Lawrence Edwards, Hai Cheng, and John Hellstrom. Hydrological change in Southern Europe responding to increasing North Atlantic overturning during Greenland Stadial 1. Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). DOI: 10.1073/pnas.1503990112