CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

martes, 26 de mayo de 2009

Fotosintesis de microalgas con fotobiorreactores.

Una de las fuentes de energía del futuro puede estar basada en la fotosíntesis de las microalgas marinas mediante fotobiorreactores.

Efectivamente, el mar puede representar una fuente inagotable de energía en forma de combustible líquido sustitutivo del petróleo, que ya viene denominándose "el oro verde marino", o simplemente "el oro verde".

Solo su denominación ya es sinónimo de ecología y sostenibilidad, si lo comparamos con la denominación de "oro negro", ya que según las más recientes investigaciones en biología marina, se estima que la reserva energética de la humanidad puede encontrarse en los océanos.

Ya hace casi dos siglos, Leo Lesquerox (considerado el padre de la paleobotánica), afirmó que el petróleo de Pennsylvania se había originado a partir de la fosilización de las algas marinas.

Actualmente, la obtención de biodiesel a partir de las algas marinas es ya una realidad. De hecho cada vez existen más países que disponen de extensos cultivos de algas dedicados a la obtención del preciado “oro verde” a escala industrial.

Para producir algas marinas, se necesitan los siguientes componentes esenciales: Radiación solar (la cual disponemos en abundancia), agua de mar (que de momento sobra, y anhídrido carbónico (que por desgracia abunda y es necesario consumir, para reducir el efecto invernadero), algún nutriente, y unos aparatos denominados fotobiorreactores.

Con los fotobiorreactores se producen algas, con las cuales se obtiene un biodiesel, que además de consumir CO2 (en lugar de producirlo), puede hacer que los agricultores vuelvan a dedicar sus cultivos a la alimentación, en lugar de volcarse indiscriminadamente en la producción de biodiesel agrícola, como está sucediendo en la actualidad con el maíz, la caña de azúcar, las naranjas, etc.

Como ejemplo comparativo, podemos decir que existen algas unicelulares capaces de producir 130.000 litros de biodiesel por hectárea, mientras que si se cultivase la misma superficie con girasol, solo se obtendrían 500 litros.

Con ello podemos decir que las algas marinas son la única fuente de biodiesel capaz de sustituir al petróleo.

CCI fabrica bajo proyecto diversos tipos de fotobiorreactores de laboratorio para investigación de crecimiento de algas a escala piloto, basados en:

- Tubos de estructura macromolecular de diferentes diámetros y longitudes.

- Tubos de vidrio pyrex, de diferentes diámetros y longitudes.

- Cámaras de placas macromoleculares de diversas capacidades.

- Cámaras de vidrio templado de diversas capacidades.

- Etc.



Los fotobiorreactores fabricados por CCI pueden ser instalados bajo condiciones ambientales externas, unidades móviles de diferentes capacidades, o en cámaras climáticas de simulación controlada.

Con los fotobiorreactores diseñados por CCI, es posible investigar el rendimiento productivo de los cultivos en las condiciones climatológicas existentes en las diversas regiones de la Tierra y en las diferentes estaciones del año, sin necesidad de realizar costosos desplazamientos. Con ello es posible determinar a escala de laboratorio la posible producción estimada en cada región geográfica del planeta.

En todos los casos la radiación lumínica fotosintéticamente activa, basada en tecnología optoelectrónica de larga vida (hasta 100.000 horas), es equivalente a la emitida por el sol, proporcionando una energía radiante de valor medio hasta 1.000 W/m2 por segundo, regulable en intensidad, y con software para control informático.

Información de fotobiorreactores, cámaras de ensayos, petición de ofertas y artículos técnicos, en:
www.cci-calidad.com