CAMARAS DE ENSAYOS CLIMATICOS Y DE ENVEJECIMIENTO AMBIENTAL ACELERADO
PARA REPRODUCCION Y SIMULACION EN LABORATORIO DE CLIMAS NATURALES O ARTIFICIALES
DISEÑO, INVESTIGACION Y DESARROLLO DESDE 1967

martes, 28 de octubre de 2008

Corrosion - Clasificacion y definiciones.

Por Miguel Angel Beteta Garmendia
Ingeniero Químico
Director técnico de CCI-CCILAB

En la terminología química, cuando hablamos de corrosión, no solo nos solemos referir a la corrosión de los metales, sino que dentro del léxico químico habitual solemos emplear expresiones tales como que el ácido fluorhídrico corroe el vidrio, o que el ácido sulfúrico es muy corrosivo para la materia orgánica, etc., (independientemente de las reacciones químicas implicadas, procesos de deshidratación existentes, etc.) de hecho en la etiqueta del envase de alguno de estos productos, aparece la advertencia de "corrosivo", acompañada de la imagen del esqueleto de una mano.

Pero generalmente, cuando empleamos términos derivados de la palabra corrosión, tales como resistencia a la corrosión, corrosivo/a, corrosividad, etc., siempre estamos pensando en la corrosión de los metales, tanto de elementos metálicos (recubiertos o no), como de recubrimientos metálicos sobre sustratos orgánicos o inorgánicos (plásticos, vidrio, composites, etc.) como los cromados y niquelados de accesorios diversos, espejos, tiradores y manetas de plástico, embellecedores de mobiliario y automóviles, etc.

De ser así, definiríamos la corrosión como: “El proceso de destrucción de los metales como consecuencia de factores ambientales externos químicamente incompatibles con su composición o estabilidad estructural”.

A continuación vamos a establecer una clasificación de las más comunes clases de corrosión existentes, las terminologías empleadas y sus definiciones, como sigue:

Corrosión húmeda:
Cuando el medio externo se encuentra en fase líquida (agua de mar, por ejemplo).
Corrosión seca:
Cuando el agente externo desencadenante no requiere específicamente la presencia de un agente líquido (par galvánico por contacto con otro metal, por ejemplo).
Corrosión uniforme:
Cuando se produce con igual intensidad en la totalidad de las piezas.
Corrosión Localizada:
Cuando solo se produce en un área concreta de las piezas.
Corrosión por inmersión contínua:
Cuando los materiales se sumergen en medios líquidos.
Corrosión urbana:
La generada por la contaminación procedente de los combustibles de los automóviles y las de las calefacciones en presencia de humedad.
Corrosión industrial:
La producida por la contaminación procedente de las emisiones de los procesos industriales en presencia de humedad (niebla ácida).
Corrosión salina neutra:
La producida por el ambiente marino sin presencia de componentes ácidos, (pH alrededor de 7)
Corrosión salina ácida:
La producida por ambientes activos en los cuales, además de la presencia de sales diversas tales como el ClNa, SO4Cu, etc., pueden existir concentraciones de ácidos, tales como el ácido acético procedente de las siliconas empleadas en la carpintería metálica del aluminio, ácido úrico en granjas, etc., por ejemplo.
Acción corrosiva de la humedad:
Producida por vapor de agua hiperoxigenado por microburbujeo de aire, y por aguas con exceso de catión H+ residual como consecuencia del empleo de sistemas de tratamiento iónico.
Corrosión a altas temperaturas:
Producida en los hornos como consecuencia de la emanación de gases oxidantes, hidrógeno procedente de moléculas de agua en estado de vapor, sulfatación, carburización, etc., a altas temperaturas.
Corrosión microbiológica:
Provocada por la contaminación de bacterias aerobias y anaerobias existentes en aguas con altas concentraciones salinas, típicas de los mares y océanos, lagos salados y fosas salinas. Las más significativas son las denominadas ferrobacterias.
Corrosión por interacción con metales líquidos o disueltos:
Cuando un metal líquido como el mercurio produce una migración del otro metal interaccionado en forma de amalgama. También puede producirse cuando los metales entran en contacto con soluciones líquidas que contienen otros metales disueltos.
Corrosión por Cavitación:
La cavitación es un tipo particular de corrosión por erosión y es, frecuentemente, la causa de picaduras en las paredes de los cilindros de los motores de explosión.
La cavitación de la pared del cilindro se produce cuando burbujas de aire en la superficie del mismo le quitan la película protectora de oxido.
Corrosión por irregularidades geométricas superficiales:
También conocida como “Crevice”, se genera en los poros, huecos o fisuras existentes en la superficie de los metales como consecuencia de burbujas o defectos de recubrimientos sobre dichas concavidades, de manera que en el interior de los mismos penetran soluciones liquidas las cuales actúan como un ánodo concentrado capaz de desarrollar el proceso corrosivo.
Corrosión por picado:
También conocida como corrosión por “pitting”, está caracterizada por la aparición de pequeños puntos de oxido fácilmente observables en áreas poco afectadas por la corrosión. Se produce por la aparición de microánodos, los cuales al interaccionar como par galvánico con la amplia superficie catódica de la pieza, producen la disolución puntualmente localizada del metal en dicho punto (picadura).
Corrosión por fricción:
También denominada “freeting” ocurre como consecuencia de la abrasión superficial generada por la fricción repetitiva entre metales como consecuencia del movimiento de mecanismos solidarios, de tal manera que al hacerse vulnerables las superficies, se genera óxido en las erosiones producidas.
Corrosión galvánica:
Se produce cuando dos metales, cuyos potenciales de oxidación-reducción son claramente diferenciados, se unen íntimamente en presencia de un electrolito. En estas condiciones se genera una auténtica pila galvánica en la cual el ánodo al oxidarse comienza a generar un flujo electrónico con el consecuente desprendimiento progresivo de la superficie del metal.
Corrosion bajo tension:
Se produce como consecuencia de la combinación de dos efectos simultáneos tales como un medio ambiente corrosivo, unido a una tensión mecánica tal como la producida por los efectos continuados de tracción, flexión y torsión, etc.
El deterioro superficial producido en tales condiciones aparece en forma de microrroturas tales como agrietamientos progresivos (fatiga por corrosión).
Corrosión Kesternich:
Es la misma que la corrosión industrial. Consiste en el ataque corrosivo producido por el SO2 en presencia de humedad saturada a condensación, bajo condiciones térmicas controladas.
Corrosión por inmersión alternativa:
Se produce cuando las superficies metálicas son periódicamente cubiertas por el agua de mar, por ejemplo, a intervalos repetitivos provocados por el oleaje, mareas, etc.
Corrosión climosalina:
También denominada de ciclos climáticos combinados con niebla salina.
De todos los ensayos de corrosión por simulación del ambiente marino, este es el más perfecto de todos, a nuestro entender, porque es el que representa más fielmente lo que sucede en la realidad con los ciclos nocturnos y diurnos, donde por la noche sube la humedad baja el punto de rocío(clima húmedo), al amanecer sube la temperatura y baja la humedad (secado), y alternadamente se producen las deposiciones de la niebla salina dispersada por el mar.



Catálogo en formato PDF y características técnicas en: www.cci-calidad.com

CCI viene desarrollando desde 1967, bajo la Certificación AENOR, cámaras de simulación climática, entre las que se encuentran las cámaras de ensayos de corrosión acelerada, en todas las versiones, capaces de reproducir cualquier ambiente marino, industrial o urbano, que pueda encontrarse en condiciones naturales o artificiales y acelerarlo a requerimiento. A este respecto es de destacar que CCI ha desarrollado este tipo de cámaras para el Centro Nacional de Investigaciones metalúrgicas CENIM, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Empresa Nacional Siderúrgica etc., y las compañías más relevantes del sector, entre otras entidades públicas y universidades diversas.

Para más información, petición de ofertas, artículos técnicos y lista de referencias, contactar directamente con el fabricante, en: www.cci-calidad.com